Piden a IFAI que inicie investigación sobre vigilancia cibernética
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Piden a IFAI que inicie investigación sobre vigilancia cibernética

La organización ContingenteMx, que se agrupa en torno a las redes sociales y los derechos humanos, denuncia que el gobierno mexicano no informa a los ciudadanos sobre la adquisición de software especializado para vigilancia ciudadana.
Por Lilia Saúl Rodríguez
5 de julio, 2013
Comparte
Foto: AP.

//Foto: AP.

Con el pretexto de mantener la seguridad nacional del país, el gobierno mexicano no informa a los ciudadanos a quiénes espía, cuántos contratos paga al año para comprar software especializado ni quiénes son los funcionarios que se encargan de hacer este tipo de tareas. Así lo explica la representante del colectivo ContingenteMX, Paola Ricaurte Quijano, quien señaló a Animal Político la “difícil situación de indefensión” en la que deja el gobierno federal a los ciudadanos.

Por ello la organización de la cual ella forma parte presentó una denuncia ante el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), para que se investigue qué hace el gobierno mexicano con un nuevo software conocido como Finfisher y cuyo supuesto uso fue detectado por otros países.

Finfisher es un software que se instala maliciosamente y puede operar de manera remota en cualquier dispositivo, grabar en tiempo real, puede tomar caputras de pantalla, acceder a cuentas de correo, contraseñas, y operar equipos sin autorización del usuario.

“En el caso de México, el Estado sí cuenta con diversos programas de vigilancia. La Policía Cibernética existe desde 2002. Y dicen que vigilan a la delincuencia y también el terrorismo. Hay programas anteriores del CISEN que analizan mucha información de la red. El problema es que no se sabe qué empresas, ni quién ha hecho las contrataciones para hacer esta minería de datos de la red”, explicó Ricaurte.

“Desgraciadamente en México por los antecedentes que tenemos, desconfiamos de que el software esté siendo utilizado sólo para monitorear las redes criminales y por eso necesitamos que nos garanticen que se hagan bajo apego a la Constitución”.

La organización civil ya consiguió adeptos para empujar en el IFAI a que se discuta la viabilidad o no de que el Estado mexicano cuente con este tipo de programas que sirven para espiar y no siempre es en contra de los “malosos”, como dice Ricaurte.

La organización ya cuenta con el apoyo de Jacob Appelbaum de Torproject (@Torproject), creador de un software que protege a las personas para que no sepan qué dirección IP utilizas en tu computadora y así no puedan perseguirte. Este tipo de programas son utilizados por periodistas en zonas de riesgo.

El software malicioso que espía y que puede incluso grabar tus conversaciones vía Skype, tomar fotografías de una computadora en tiempo real o saber la ubicación de una persona o lo que hay de información en una máquina se llama Finfisher.

Propuesta Cívica y ContingenteMX son las dos organizaciones mexicanas que han impulsado la denuncia.

Esperan respuesta en el IFAI

Desde el 22 de junio las organizaciones presentaron una solicitud ante el IFAI para que se investigue a las empresas que han contratado el software espía.

Paola Ricaurte Quijano mencionó que el Instituto aún no les da respuesta pero seguirán atentos a lo que suceda.

“Lo positivo es que hemos tenido muy buena respuesta ciudadana, de apoyo de la gente a la solicitud. Es algo que no se puede dejar sin resolver.  El espionaje es histórico y el tema ahora es que las herramientas con las que se cuentan son de muchísimo mayor alcance. Antes era limitado por cuestiones físicas”, explicó Paola Ricaurte.

“Sabemos que el gobierno federal está contratando o contrató un programa mucho más especializado para vigilancia y tiene que ver con una inversión de 230 millones de pesos. Todos estos programas son costosísimos”, mencionó Ricaurte.

Sin embargo, este tipo de vigilancia se hace en personas que no son propiamente “El Chapo”, explicó Paola.

“Nosotros sí hemos tenido de miembros de integrantes de nuestro colectivo que han padecido de intervenciones telefónicas y directas. También los chicos del #YoSoy132 identificaron que habían sido vigilados, por decirlo así. El sistema de FinFisher está instaurado aquí, el tema aquí es que la cuestión de la seguridad no puede sobrepasar los derechos de los ciudadanos y los derechos parten de que se debe continuar con la libertad de expresión y la privacidad de nuestros datos personales.

“La forma en cómo se vigila y se protege debe ser transparente, debe estar expuesta a la ciudadanía las condiciones de cómo se monitorean las comunicaciones de tal manera que no se produzcan violaciones a los derechos humanos, que no se monitoree a las personas sin que exista una demanda judicial.  Eso es lo que tenemos que garantizar”, concluyó.

¿Qué es Finfisher?

  • Este software se instala maliciosamente y puede operar de manera remota en cualquier dispositivo, grabarte en tiempo real, puede tomar los screenshots de la pantalla, puede acceder a tu cuenta de correo, a todas tus contraseñas, puede operar tu equipo sin que tú lo sepas. 
  • Este software puede hacer lo que quiera con tu información. 
  • No se usa para desarticular las redes criminales o para identificar a las personas sino para controlar, para tener toda la información de activistas, periodistas y demás. 
  • Si tienes una videoconferencia vía skype ese software es capaz de videograbarla completa.

 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estampida en Seúl: los testimonios que relatan el pánico en la tragedia del festival de Halloween en Corea del Sur

Más de 150 personas murieron y más de 80 resultaron heridas este sábado en Seúl al registrarse una estampida en un evento masivo por las fiestas de Halloween.
30 de octubre, 2022
Comparte

Testigos han descrito escenas de pánico y caos total cuando las estrechas calles del popular distrito de Itaewon, en Seúl, se llenaron de gente hasta formar multitudes en las que costaba respirar y moverse.

“Había decenas de miles de personas, la mayor cantidad que he visto en mi vida, hasta el punto de que nos aplastaron contra el pavimento“, le dijo a la BBC el periodista independiente Raphael Rashid.

Miles de adolescentes y veinteañeros llegaron disfrazados a Itaewon, un distrito en el corazón de la capital conocido por su vibrante vida nocturna, emocionados de poder festejar tras dos años de restricciones por la COVID, en Corea del Sur.

Pero los videos de lo ocurrido reflejaron el desarrollo de una tragedia que un testigo comparó con una película de guerra.

Se han reportado más de 150 muertos y más de 80 heridos en el desastre que sucedió el sábado en la noche.

Las imágenes que se han difundido muestran multitudes tan apretadas que las personas apenas podían moverse.

Unos lograron salir a un lugar seguro, pero se vieron transeúntes desesperados que ayudaban a los paramédicos a dar reanimación cardiopulmonar (RCP) a los heridos y una larga fila de víctimas en bolsas para cadáveres en el pavimento.

Un callejón de pendiente pronunciada se convirtió en una trampa mortal, pues, al parecer, la multitud se abalanzó hacia delante y la gente de adelante se cayó y fue pisoteada por los que estaban atrás.

“Las personas en el medio”

En algunos videos que se han publicado en Twitter se ve a los rescatistas jalando desesperadamente a las personas para sacarlas de una multitud abarrotada.

Una persona bajita como yo ni siquiera podía respirar“, dijo una testigo citada por la agencia de noticias AFP.

Parientes desesperados esperan por noticias de sus seres queridos.

Kim Hong-ji/Reuters
Parientes desesperados esperan por noticias de sus familiares y amigos.

Contó que había sobrevivido porque estaba al borde del callejón, pero que “las personas en el medio sufrieron más”.

Raphael Rashid dijo que “nadie entendía realmente lo que estaba pasando” y algunos policías estaban “parados encima de sus patrullas tratando desesperadamente de decirle a la gente que abandonara la zona lo antes posible”.

El médico Lee Beom-suk le dijo a la emisora local YTN que había tratado de revivir a algunas víctimas con RCP, pero que “el número explotó poco después, superando en cantidad a los primeros en responder (a la emergencia) en el lugar”.

“Muchos transeúntes vinieron a ayudarnos con la RCP”.

También dijo que “los rostros de muchas víctimas estaban pálidos”.

“No podía tomarles el pulso ni la respiración y muchos de ellos tenían la nariz ensangrentada”.

Familiares en un centro comunitario

Kim Hong-ji/Reuters

Park Jung-hoon, de 21 años, le dijo a la agencia de noticias Reuters que la situación estaba “completamente fuera de control“.

Y Moon Ju-young, también de 21 años, señaló que “había demasiada gente”.

“Sé que los policías y los rescatistas están trabajando duro, pero diría que hubo una falta de preparación”.

Una residente de Itaewon, Lee Su-mi, de 53 años, le indicó a Reuters que “aquellos jóvenes que fueron llamados ‘generación covid’ finalmente pudieron celebrar Halloween como su primer festival”.

“Entonces nadie fue capaz de prever que el festival se convertiría en un desastre”.


“Murieron en sus manos”

Fan Wang, BBC News, Singapur

A Ana, una española de 24 años, se le pidió que ayudara a tratar de reanimar a las víctimas mediante RCP, a pesar de que nunca antes lo había hecho.

Ella y su amiga alemana, Melissa, de 19 años, estaban en un bar al lado de donde ocurrió la estampida.

Zona donde ocurrió la estampida

BBC

Cuando intentaban salir alrededor de las 23:00 hora local (14:00 GMT), vieron ambulancias y policías que corrían pidiendo a la gente que se apartara para abrir espacio para sacar a los muertos y heridos.

“Había tantas personas que necesitaban gente común para hacer RCP. Entonces todos comenzaron a participar y ayudar. Teníamos dos amistades que sabían hacer RCP y salieron a ayudar”, le dijo Ana a la BBC.

“Tres minutos después o tal vez más regresaron llorando y con trauma porque trataron de salvar a cinco o seis personas, pero todas murieron en sus manos”, añade la española.

Entonces fue cuando salió a ayudar a dos muchachas. Sin saber cómo realizar una RCP, seguía las instrucciones de otros.

“Me decían cómo sostener la cabeza y abrir la boca y cosas por el estilo. Estaba tratando de ayudar, pero ambas también estaban muertas. Debo decir que todas las personas que trajeron para hacer RCP, la mayoría de ellas ya no respiraba, por lo que no podían hacer nada. No pudimos hacer nada, ese fue el trauma principal”, dice Ana.


“La gente cayó como fichas de dominó”

Servicio Tailandés de la BBC

Jessi Jassicah estaba en un bar en la esquina del callejón donde ocurrió la tragedia.

Acababa de abrir una botella de champán cuando escuchó un grito y se volteó para mirar qué pasaba afuera.

Flores y velas en honor a las víctimas se han colocado en la zona donde ocurrió la tragedia.

Kim Hong-ji/Reuters
Flores y velas en honor a las víctimas se han colocado en la zona donde ocurrió la tragedia.

“La gente ya se había caído” -contó en un video que publicó en Facebook- “y se cayó como fichas de dominó”.

De acuerdo con Jassicah, la gente comenzó a luchar para ponerse de pie y el personal de seguridad trató de evitar que entraran al bar cuando intentaban escapar de la aglomeración.

“Estuve encerrada por un tiempo porque la seguridad no me permitía salir. Estaba aterrorizada cuando veía a la gente escupiendo sangre y cómo les hacían resucitación cardiopulmonar”, dijo.

Dice que cuando logró salir y caminó hacia el siguiente callejón, se sorprendió al ver que “los turistas todavía estaban bailando, todavía estaban tomando fotos”.

“Fue impactante porque mucha gente no había visto las noticias, todavía no sabía lo que estaba pasando”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.