Piden a IFAI que inicie investigación sobre vigilancia cibernética
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Piden a IFAI que inicie investigación sobre vigilancia cibernética

La organización ContingenteMx, que se agrupa en torno a las redes sociales y los derechos humanos, denuncia que el gobierno mexicano no informa a los ciudadanos sobre la adquisición de software especializado para vigilancia ciudadana.
Por Lilia Saúl Rodríguez
5 de julio, 2013
Comparte
Foto: AP.

//Foto: AP.

Con el pretexto de mantener la seguridad nacional del país, el gobierno mexicano no informa a los ciudadanos a quiénes espía, cuántos contratos paga al año para comprar software especializado ni quiénes son los funcionarios que se encargan de hacer este tipo de tareas. Así lo explica la representante del colectivo ContingenteMX, Paola Ricaurte Quijano, quien señaló a Animal Político la “difícil situación de indefensión” en la que deja el gobierno federal a los ciudadanos.

Por ello la organización de la cual ella forma parte presentó una denuncia ante el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), para que se investigue qué hace el gobierno mexicano con un nuevo software conocido como Finfisher y cuyo supuesto uso fue detectado por otros países.

Finfisher es un software que se instala maliciosamente y puede operar de manera remota en cualquier dispositivo, grabar en tiempo real, puede tomar caputras de pantalla, acceder a cuentas de correo, contraseñas, y operar equipos sin autorización del usuario.

“En el caso de México, el Estado sí cuenta con diversos programas de vigilancia. La Policía Cibernética existe desde 2002. Y dicen que vigilan a la delincuencia y también el terrorismo. Hay programas anteriores del CISEN que analizan mucha información de la red. El problema es que no se sabe qué empresas, ni quién ha hecho las contrataciones para hacer esta minería de datos de la red”, explicó Ricaurte.

“Desgraciadamente en México por los antecedentes que tenemos, desconfiamos de que el software esté siendo utilizado sólo para monitorear las redes criminales y por eso necesitamos que nos garanticen que se hagan bajo apego a la Constitución”.

La organización civil ya consiguió adeptos para empujar en el IFAI a que se discuta la viabilidad o no de que el Estado mexicano cuente con este tipo de programas que sirven para espiar y no siempre es en contra de los “malosos”, como dice Ricaurte.

La organización ya cuenta con el apoyo de Jacob Appelbaum de Torproject (@Torproject), creador de un software que protege a las personas para que no sepan qué dirección IP utilizas en tu computadora y así no puedan perseguirte. Este tipo de programas son utilizados por periodistas en zonas de riesgo.

El software malicioso que espía y que puede incluso grabar tus conversaciones vía Skype, tomar fotografías de una computadora en tiempo real o saber la ubicación de una persona o lo que hay de información en una máquina se llama Finfisher.

Propuesta Cívica y ContingenteMX son las dos organizaciones mexicanas que han impulsado la denuncia.

Esperan respuesta en el IFAI

Desde el 22 de junio las organizaciones presentaron una solicitud ante el IFAI para que se investigue a las empresas que han contratado el software espía.

Paola Ricaurte Quijano mencionó que el Instituto aún no les da respuesta pero seguirán atentos a lo que suceda.

“Lo positivo es que hemos tenido muy buena respuesta ciudadana, de apoyo de la gente a la solicitud. Es algo que no se puede dejar sin resolver.  El espionaje es histórico y el tema ahora es que las herramientas con las que se cuentan son de muchísimo mayor alcance. Antes era limitado por cuestiones físicas”, explicó Paola Ricaurte.

“Sabemos que el gobierno federal está contratando o contrató un programa mucho más especializado para vigilancia y tiene que ver con una inversión de 230 millones de pesos. Todos estos programas son costosísimos”, mencionó Ricaurte.

Sin embargo, este tipo de vigilancia se hace en personas que no son propiamente “El Chapo”, explicó Paola.

“Nosotros sí hemos tenido de miembros de integrantes de nuestro colectivo que han padecido de intervenciones telefónicas y directas. También los chicos del #YoSoy132 identificaron que habían sido vigilados, por decirlo así. El sistema de FinFisher está instaurado aquí, el tema aquí es que la cuestión de la seguridad no puede sobrepasar los derechos de los ciudadanos y los derechos parten de que se debe continuar con la libertad de expresión y la privacidad de nuestros datos personales.

“La forma en cómo se vigila y se protege debe ser transparente, debe estar expuesta a la ciudadanía las condiciones de cómo se monitorean las comunicaciones de tal manera que no se produzcan violaciones a los derechos humanos, que no se monitoree a las personas sin que exista una demanda judicial.  Eso es lo que tenemos que garantizar”, concluyó.

¿Qué es Finfisher?

  • Este software se instala maliciosamente y puede operar de manera remota en cualquier dispositivo, grabarte en tiempo real, puede tomar los screenshots de la pantalla, puede acceder a tu cuenta de correo, a todas tus contraseñas, puede operar tu equipo sin que tú lo sepas. 
  • Este software puede hacer lo que quiera con tu información. 
  • No se usa para desarticular las redes criminales o para identificar a las personas sino para controlar, para tener toda la información de activistas, periodistas y demás. 
  • Si tienes una videoconferencia vía skype ese software es capaz de videograbarla completa.

 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Las toxinas producidas por las algas en los pozos de agua causaron la muerte de 330 elefantes en Botsuana a principios de este año.
21 de septiembre, 2020
Comparte
Dos cuerpos de elefantes al costado de un pozo de agua.

Reuters
Más de 300 elefantes murieron este año en Botsuana.

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el trascurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Una foto compuesta muestra elefantes muertos en el delta del Okavango de Botsuana en mayo y junio de 2020.

Reuters
Las desgarradoras imágenes de elefantes muertos en Botsuana.

Cambio climático

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

El cuerpo de un elefante cerca de los arbustos.

Cortesía
Pese a que los resultados de laboratorio revelaron la causa de la muerte de los elefantes, los especialistas aún tienen dudas.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Elefante muerto en Botsuana en mayo de 2020.

Reuters
Los especialistas consideran que estas muertes fueron “sin precedente”.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.


¿Qué son las cianobacterias?

Algas verdiazules, vistas al microscopio.

Getty Images
Estas son las cianobacterias vistas con microscopio.
  • Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
  • Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
  • Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
  • Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
  • Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas.

Fuente: OMS


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.