close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿A dónde va lo recaudado con aumento a la gasolina?

La cifra es tan grande, que cuesta imaginarla: 97 mil 669 millones 400 mil pesos. Esa es la cantidad que, desde 2009 y hasta junio pasado, se ha recaudado por este impuesto especial
Por Rafael Cabrera
26 de agosto, 2013
Comparte
despachadoras_gasolina

Para los especialistas en movilidad, por lo menos una parte de lo recaudado debe etiquetarse para inversiones de alto valor social y ambiental. //Foto: Cuartoscuro.

La cifra es tan grande, que cuesta imaginarla: 97 mil 669 millones 400 mil pesos. Esa es la cantidad que, desde 2009 y hasta junio pasado, se ha recaudado por el aumento de la gasolina. Un impuesto cuyos fondos recaudados han ido a dar a las arcas de los 31 Estados y del DF, y que es imposible saber cómo se han usado.

Debido a que es una participación federal, cuyo destino no se etiqueta, los recursos han ingresado a las tesorerías estatales para gasto corriente.

El Estado de México, Veracruz, Jalisco, DF y Chiapas son las cinco entidades que mayor proporción reciben de estos recursos, de acuerdo con los informes públicos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

gasolinazo

En diciembre 2007, cuándo la Cámara de Diputados aprobó por primera vez este impuesto especial para apoyar a las finanzas de los Estados, se propuso que fueran para obras de medio ambiente e infraestructura. Sin embargo, un grupo de legisladores lo impugnó y la Suprema Corte de Justicia de la Nación les dio la razón, argumentando que no se podía violentar la autonomía de Estados y Municipios en el ejercicio de su gasto.

Si el Congreso no cambia de opinión, ya hay una fecha para el fin del aumento de la gasolina: el 1 de enero de 2015.

Para el especialista Xavier Treviño, del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), este impuesto debería compensar el “altísimo subsidio público al precio de la gasolina” y, además, mitigar el impacto ambiental y social del consumo de combustibles.

“No debería ser para gasto corriente. El destino de los recursos recaudados debe por lo tanto estar etiquetado al menos una parte para inversiones de alto valor social y ambiental, no dejarlos a la decisión de la estructura burocrática y política de los estados”, consideró.

El economista Gerardo Esquivel, de El Colegio de México, explicó que el aumento de la gasolina enfrenta falta de rendición de cuentas. “En un mundo ideal”, dijo, “deberían utilizarse los recursos en políticas más eficientes, las cuales pueden ser tipo política social o construcción  de infraestructura”.

Vidal Llerenas, diputado de la ALDF y ex Secretario de Finanzas local, explicó que el aumento de la gasolina surgió para sustituir la eliminación de la tenencia: “La idea es que acabara en 2012, pero se ha prolongado. Por ser una participación federal, no se etiqueta y digamos que entra al fondo general de cada Tesorería”.

¿En qué consiste el aumento de la gasolina?

En diciembre de 2007, el presidente Felipe Calderón envió a la Cámara de Diputados su iniciativa de presupuesto para el siguiente año, en la que apareció por primera vez la propuesta que fue bautizada como “gasolinazo”, aunque en realidad se conoce como Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para gasolinas y diesel.

Este gravamen buscó dar más recursos a los Estados del país y a la Ciudad de México, y quedó establecido en el artículo 2A, fracción II, de la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios.

La legislación planteó que el aumento por litro de combustible fuera gradual durante 18 meses, es decir, durante 2008 y hasta junio de 2009, hasta llegar al tope por litro de 36 centavos adicionales para Magna, 43 para Premium y 29 para Diesel.

Para Magna, por ejemplo, se aprobó que sumara un sobreprecio mensual de 2 centavos, hasta llegar a los 36 centavos en junio de 2009.

Estos montos, desde entonces, han estado fijos en el precio de cada litro, pero que son independientes de los aumentos que continúan cada mes y que son una reducción del subsidio que da el Gobierno.

La Ley de Coordinación Fiscal establece que los recursos del IEPS serán captados por el Gobierno estatal donde hayan sido generados.

El total se dividirá en once partes: nueve se darán a los Estados donde se obtuvieron los recursos y las otras dos partes irán a un Fondo de Compensación para poyar a las entidades que registran el menor Producto Interno Bruto (PIB) por no contar con actividad minera ni petrolera.

Los Estados que reciben el Fondo, son Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Zacatecas.

La Ley de Coordinación Fiscal establece que cada Estado destinará 20 por ciento a municipios y el 80 por ciento a sus propias finanzas. Y es ahí donde la transparencia enfrenta un obstáculo.

A través de solicitudes de información a todas las entidades, se solicitó conocer cómo se han usado estos recursos. El DF, la cuarta entidad que más recursos capta, señaló que es imposible identificar los rubros o programas a dónde se ha ido este dinero. Aguascalientes, por ejemplo, informó que ha dado el 23 por ciento a sus municipios y el resto ha ido a su gasto corriente. Otros Estados ni siquiera dieron el desglose municipal. Chihuahua fue el único que detalló el dinero destinado a cada municipio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo convertir tu celular Android en un control remoto para la televisión (y otros dispositivos)

Sea cuál sea la marca de tu televisor o de tu smartphone, existen distintas aplicaciones que pueden ayudarte a enlazar estos dos dispositivos, e incluso algunos más.
5 de agosto, 2019
Comparte
Hombre viendo la televisión.

Getty Images
Los dispositivos más famosos de “streaming” como el de Google (Chromecast), Amazon (Fire TV Stick) o Apple (Apple TV) necesitan un mando para poder usarse.

Convertir tu celular o tu tableta en un control remoto para la televisión es una de esas funcionalidades no tan conocidas que, sin embargo, puede hacerte la vida más fácil.

En BBC Mundo exploramos varias aplicaciones y formas para cambiar de canal con tu smartphone y sin moverte de tu asiento.

Lo primero que necesitas, sea cual sea la app que elijas, es enlazar tu teléfono a la misma wifi que la televisión y encender el bluethooth.

No te preocupes si la tuya no es una SmartTV y no está conectada a internet. Aún podrás cambiar de canales.

Android TV Remote Control, la aplicación lanzada por Google para su propio sistema operativo, parece la elección más natural.

Pero muchos de los usuarios que la han probado se quejan de que no se pueda subir el volumen o que no tenga un botón para apagar y encender.

Televisiones

Getty Images
Si la tuya no es una smart TV aún puedes usar tu celular como control remoto.

Lo cierto es que te servirá para cambiar entre plataformas de streaming, avanzar o retroceder la serie que estás viendo o pausar la película.

Es una opción básica y gratuita.

Una vez descargada la app, te mostrará los dispositivos que puedes enlazar.

Elige tu televisión e introduce el código que te habrá aparecido en la pantalla.

Así conseguirás sincronizar el móvil y que funcione como un mando a distancia.

La marca de tu televisión

Sin embargo, lo más sencillo es mirar la marca de tu televisor y bajar la propia aplicación del fabricante.

Las televisiones Samsung se pueden controlar con una aplicación llamada SmartThings y las de LG con LG TV Plus.

Si la tuya es una Sony, busca SideView en la tienda de Google Play.

TVRemote es para televisiones Philips y Panasonic TV Remote para esta marca.

Celular como mando

Getty Images
¿Quieres usar tu celular para controlar el aire acondicionado? Asegúrate de que tu modelo tiene infrarrojos.

Una opción universal

Pero si ninguna de estas opciones te conviene o te parecen difíciles de usar (algunas lo son), siempre puedes optar por una de las aplicaciones mejor valorada en este capítulo.

Se llama SURE Universal Remote.

La buena noticia es que esta app te permite enlazar muchos más dispositivos que la televisión.

El aire acondicionado, el sistema de sonido, cámaras de seguridad o la tele por cable no tienen secretos para esta.

SURE Universal Remote.

Google Play
SURE Universal Remote puede ser compatible con miles de dispositivos.

No en vano, la app presume de ser compatible con miles de dispositivos.

Y es gracias al puerto de infrarrojos que llevan incorporados muchos modelos de celulares de Samsung, Xiaomi, Huawei o LG.

Es gratuita con anuncios, pero si quieres evitarlos pero existe la opción de pagar US$2,64 al año.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=16AhQaStWxg

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8&t=118s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.