La tragedia de los ataques con ácido en el mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La tragedia de los ataques con ácido en el mundo

Los ataques con ácido que sufrieron esta semana dos jóvenes británicas en la isla de Zanzíbar, Tanzania, localizada en el este de África, vuelven a poner de manifiesto esta agresión que afecta a personas de diferentes nacionalidades, culturas y religiones.
Por BBC Mundo
12 de agosto, 2013
Comparte

Los ataques con ácido que sufrieron esta semana dos jóvenes británicas en la isla de Zanzíbar, Tanzania, localizada en el este de África, vuelven a poner de manifiesto esta terrible agresión que afecta a personas de diferentes nacionalidades, culturas y religiones. Pero, ¿con cuánta frecuencia ocurre este tipo de ataques?

Cualquier individuo que lance ácido en el rostro de una persona, busca dejarle una cicatriz de por vida.

“Es que si tú le das una puñalada a alguien es una herida y punto; un tiro, listo; pero la quemadura con ácido marca para toda la vida”, le dijo Viviana Hernández, una víctima de una agresión con ácido en Colombia al corresponsal de la BBC en ese país, Arturo Wallace.

“No quieren matar a la persona, no. La intención es dañar y dejarla dañada de por vida”, indicó Hernández en 2012.

Se trata de un delito marcado por el género. Expertos aseguran que mujeres y niñas son las víctimas en casi 80% de los ataques. De este porcentaje, alrededor del 30% son menores de 18 años.

Temor

Kirstie Trup y Katie Gee, las dos turistas británicas atacadas en Zanzíbar, caminaban por la calle cuando dos hombres les tiraron ácido en la cara, el pecho y las manos.

El director artístico del Ballet Bolshoi de Rusia, Sergei Filin, fue atacado con ácido en enero. Después de 18 operaciones, el artista sigue prácticamente ciego de acuerdo con la información que ha circulado.

Otro caso que tuvo resonancia fue el de Katie Piper, una modelo inglesa que fue víctima de un ataque con ácido orquestado por un novio celoso en 2008. Desde entonces, se ha sometido a casi 100 operaciones y se ha transformado en una activista que buscar crear conciencia sobre el sufrimiento de las víctimas de ataques con ácido.

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (National Health Service) no discrimina los ataques perpetrados con ácido. Entre 2011 y 2012, se registraron 105 admisiones a hospitales en Inglaterra debido a: “agresión con sustancia corrosiva”. Esta clasificación no se limita al acido, ya que incluye otras sustancias.

Cada año se registran 1.500 casos de ataques de este tipo en todo el mundo, de acuerdo con la Fundación Internacional de Sobrevivientes del Ácido (ASTI, por sus siglas en inglés: Acid Survivors Trust International).

“Es muy probable que una gran cantidad de casos no sean reportados. A la mayoría de las víctimas les da miedo denunciar lo que les pasó a la policía porque temen que haya represalias”, indicó Jaf Shah, director ejecutivo de la organización.

El mundo

Los primeros ataques con ácidos
  • El ácido de sulfúrico, históricamente conocido como “vitriolo” por los alquimistas europeos, se hizo ampliamente accesible en la Inglaterra de 1740. Su uso inicial fue en el sector de la manufactura.
  • El “vitriolo” comenzó a ser usado como un arma en Europa occidental y en EE.UU.
  • Una publicación en Glasgow, Escocia, escribió alrededor de 1830: “El crimen de lanzar vitriolo se ha convertido, y lo decimos afligidos, tan común en esta parte del país que se está transformando casi en una mancha del carácter nacional”.

La ausencia de estadísticas dificulta saber si los ataques con ácido se han incrementado a nivel mundial, comenta Shah.

Pero en India, estos eventos constituyen un problema que va en aumento. ASTI estima que 1.000 ataques con ácido se producen cada año.

Hace ocho semanas, la Corte Suprema de ese país criticó al gobierno por no hacer lo suficiente para resolver el problema.

Mohammad Jawad, un cirujano plástico que ayudó a reconstruir el rostro de Piper y que trabaja con víctimas en el sur de Asia, indicó que este tipo de acciones intentan destruir la identidad de la persona afectada.

“El agresor dice: ‘No la quiero matar, voy a hacer algo para deformarla’. Para las víctimas es como si estuvieran muertas en vida y desde la perspectiva legal, es una zona gris”.

Según el médico, no tiene que ver con la cultura o con la religión. “Los ataques ocurren en partes del mundo donde a las mujeres no se les respetan sus derechos. Es una forma extrema de violencia doméstica”.

Tratamiento

Jawad considera que es vital que las quemaduras con ácido se traten con rapidez.

“Las primeras horas son muy importantes”, indicó el doctor.

Cuando ocurren quemaduras térmicas, el daño se produce en ese instante. Pero en el caso del ácido, la quemadura continúa dañando la piel hasta que la sustancia se neutraliza.

Se reportó que Gee y Trup corrieron hacia el mar para quitarse el ácido antes de que el daño pudiese ser permanente. Aunque hay bacterias en el mar, la decisión que tomaron las dos jóvenes fue buena, de acuerdo con Jawad.

El agua salada en forma de salina hipertónica (salina muy salada) es usada para neutralizar el ácido. Agentes limpiadores pueden succionar el ácido y extraerlo del tejido a través de un proceso de ósmosis a la inversa, explicó Jawad.

Los ataques con ácido parecieran ser desproporcionadamente comunes en el sur de Asia. Así como ocurre en India, Shah cree que hay un número “muy alto” en Afganistán, pero no hay cifras oficiales. Bangladesh y Pakistán también tienen un número considerable de casos.

Leyes

Shah dijo que a diferencia de India, donde no hay un registro detallado de los ataques con ácido, en Pakistán y Bangladeh se están haciendo esfuerzos desde el punto de vista legislativo.

La principal motivación de los perpetradores es vengarse porque sus propuestas de matrimonio o insinuaciones sexuales fueron rechazadas.

En Bangladesh, los ataques denunciados disminuyeron desde que el gobierno hizo más estrictas las normas para vender ácido e introdujo la pena de muerte para los agresores en su código penal.

En 2002 hubo 492 ataques con ácido en ese país. El año pasado, se registraron menos de 75, dijo Shah.

Pakistán también modificó su legislación con respecto al tema.

En esa nación se registran entre 250 y 300 casos cada año. Una ley que entró en vigencia en diciembre de 2011 hizo que las denuncias aumentaran en 300%, explicó Shah.

Para el experto, el alto número de ataques en el sur de Asia puede explicarse por la facilidad con la que se consigue el ácido.

Esta sustancia química es ampliamente usada en las industrias textil, del plástico y de la joyería. Por esta razón, también se han registrado ataques en áreas de producción de plástico como las que hay en Camboya.

Un litro de ácido puede ser adquirido por un dólar o incluso por 50 céntimos de dólar, dijo Jawad.

El daño que producen los ataques con ácido en países en vías de desarrollo es mucho peor.

Encontrar agua puede ser difícil para alguien que busca desesperadamente quitarse el ácido. Unidades para quemados son pocas y muchas veces están ubicadas en áreas lejanas para las víctimas.

Shah recuerda cómo una mujer en Nepal tuvo que caminar “en agonía absoluta” por 24 horas antes de que pudiera recibir tratamiento.

El problema no es solo del sur de Asia. Ha habido casos en Irán y, el año pasado, en Colombia se registraron 150 incidentes de este tipo. Informes recientes señalan que el número de incidentes de este tipo en Italia va en aumento.

En Colombia

La colombiana Viviana Hernández, de 28 años, perdió el ojo izquierdo y sufrió graves quemaduras en el rostro, el pecho y una mano en un ataque perpetrado hace seis años.

“De pronto uno ve que viene ese líquido hacia la cara de uno y piensa que alguien se resbaló, que se cayó, no sé, que a uno lo quieren mojar”, dijo Hernández. “Pero uno nunca se imagina que eso le puede pasar”.

“Tenemos conocimiento de casos que no han sido denunciados por amenazas, por miedo, por presiones”, indicó Hernández, quien forma parte de un colectivo de víctimas que lucha contra la situación.

Aunque la violencia contra la mujer no es un fenómeno nuevo en Colombia, los ataques con ácido son considerados una de las más crueles formas de agresión.

Justicia

Incluso cuando las leyes se vuelven más estrictas, las condenas pueden ser difíciles de implementar en sociedades dominadas por los hombres.

En Pakistán, una mujer que murió de un ataque con ácido, dejó un video que grabó con su celular en el que denunciaba a sus agresores. Los sospechosos –su esposo y sus suegros- fueron absueltos.

Pueden pasar años para que las víctimas se recuperen, afirmó Shah. En muchos casos necesitan docenas de intervenciones quirúrgicas.

Además, está el trauma psicológico. “Si las víctimas han sido aisladas por sus familias, la exclusión se vuelve muy severa”, dijo Shah.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Soberana 02: qué se sabe de la vacuna que desarrolla Cuba contra el COVID

Cuba está tratando de desarrollar la primera vacuna contra COVID de América Latina y quiere inmunizar con ella a toda su población en 2021.
19 de febrero, 2021
Comparte
Cuba

Getty
Cuba podría ser el primer país de América Latina en crear su propia vacuna contra la covid-19.

Algunos países han centrado sus esfuerzos en importar las vacunas contra el coronavirus. Otros, como Cuba, están enfocados en producir sus propias vacunas.

Según los organismos científicos de ese país, actualmente trabajan en el desarrollo de al menos cuatro posibles vacunas contra la covid-19 que ya se están probando en humanos.

Quienes lideran esos estudios se han mostrado optimistas con los primeros resultados.

“Nuestro país será uno de los primeros que podrá inmunizar a toda su población“, dijo en el programa Mesa Redonda Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma, el grupo empresarial que lidera la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos en Cuba.

Las cuatro candidatas a vacunas están en las fases I y II de ensayos clínicos, en los que se mide su eficacia y seguridad en humanos.

Una de ellas, llamada Soberanda 02, podría entrar a fase III en marzo, con lo cual, si supera las pruebas, estaría más cerca de ser aprobada para su uso masivo.

Cualquier candidata debe superar la fase III, en las que se comprueba la eficacia y la seguridad de la vacuna en miles de personas.

Cuba.

Getty
Las autoridades de Cuba confían en que puedan vacunar a toda su población en 2021.

Si todo sale bien, Cuba espera producir 100 millones de dosis de Soberana 02 en 2021, con lo cual, además de inmunizar a sus más 11 millones de habitantes, también podría exportar su vacuna o la tecnología a otros países.

Los resultados de estos ensayos clínicos, sin embargo, aún no se han publicado en revistas especializadas revisadas por pares, por lo que expertos que no están involucrados en estos estudios piden cautela.

La Organización Panamericana de la Salud, por su parte, se ha mostrado optimista, pero advierte que las candidatas deben superar todas las pruebas.

Si Cuba logra sus objetivos con estas investigaciones, podría convertirse en el primer país de América Latina en desarrollar su propia vacuna contra la covid-19, y quizás, uno de los primeros en vacunar a toda su población.

Cuatro candidatas

Cuba trabaja paralelamente en cuatro posibles vacunas.

Por una parte están Soberana 01 y Soberana 02, desarrolladas por el Instituto Finlay de Vacunas.

Las otras dos son conocidas como Mambisa y Abdala, producidas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Vacunas

BBC

Estas cuatro vacunas funcionan de manera similar. Su acción se basa en un mismo tipo de antígeno que se usa en la zona de la espiga del virus, que es la llave con la que el virus ingresa a la célula.

Entonces, la idea es generar anticuerpos en esa zona para inhibir la entrada del virus a la célula, según explicó Martínez, de BioCubaFarma.

También tienen en común la ventaja de que, según sus creadores, solo requieren entre 8 °C y 2 °C de refrigeración.

La diferencia entre ellas radica en cada una tiene distintas formulaciones.

Las dos vacunas Soberana utilizan un antígeno obtenido de células de mamíferos en varias formulaciones; mientras que Mambisa y Abdala usan un antígeno tomado de levadura, también en varias formulaciones.

La Mambisa, por su parte, tiene la particularidad de ser un spray que se aplica por la nariz.

Además, contiene una porción de la proteína de espiga del coronavirus y una proteína del virus de la hepatitis B, con las que se estimula el sistema inmune, según explica el registro de candidatas a vacunas de la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés).

Soberana.

Getty
Cuba tiene las esperanzas puestas en su vacuna Soberana.

Soberana 02

En la carrera de las cuatro candidatas, Soberana 02 parece llevar la delantera.

Se trata de una vacuna conjugada. Eso significa que un antígeno se fusiona con una molécula portadora para reforzar su estabilidad y eficacia.

En este caso, lo que se hace es unir una toxina del tétano a la proteína con la que el virus se adhiere la célula.

De esa manera, cuando el virus intenta entrar a la célula usando esa proteína, se genera una reacción inmune contra la toxina que lleva la proteína, con lo cual se bloquea su entrada a la célula.

En la primera etapa de ensayos, los científicos cubanos han probado la aplicación de la vacuna en dos dosis, y en algunos casos añadiendo una tercera dosis de Soberana 01 como refuerzo.

La tecnología de Soberana 02 ya ha sido utilizada con éxito en otras vacunas fabricadas en Cuba.

“Están utilizando una tecnología segura“, le dice a BBC Mundo Andrés Vecino, médico especialista en sistemas de salud de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., quien no está involucrado en esas investigaciones.

Fase III

Hasta ahora, según los investigadores cubanos, Soberana 02 ha mostrado la capacidad de inducir anticuerpos y ahora están analizando la capacidad que esos anticuerpos tienen de inhibir el virus.

Tras comenzar los ensayos clínicos en noviembre, el Instituto Finlay aspira a entrar a la fase III en marzo, según lo indicó Vicente Vérez Bencomo, director general de la institución, en el programa Mesa Redonda de la televisión cubana.

Esta tercera fase, según Vérez Bencomo, tendría 42.600 participantes en la isla.

En enero, el Instituto Finlay anunció que había logrado un acuerdo con Irán para transferir la tecnología de Soberana 02 y realizar ensayos de fase III en ese país.

Ambas naciones enfrentan duras sanciones por parte de Estados Unidos, las cuales a menudo impiden que las compañías farmacéuticas extranjeras negocien con ellas, según explica la agencia Reuters.

Por eso, este tipo de colaboraciones son una forma de ser autosuficientes en la producción y abastecimiento de vacunas.

Además, Cuba y México están en conversaciones sobre la posibilidad de que en este último también se realicen ensayos de la fase III de Soberana 02, según informan el diario oficial Granma y la agencia Bloomberg.

Vérez Bencomo ha calificado los primeros resultados como “alentadores” y “muy importantes” y afirma que en abril Cuba podría producir su primer millón de vacunas.

Si todo sale bien, Cuba aspira a vacunar a toda su población antes de que acabe 2021.

Vicente Vérez Bencomo

Getty
Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay, dice que en abril Cuba podría producir un millón de vacunas.

Cautela

Los avances que reportan los investigadores cubanos son prometedores, pero expertos independientes recomiendan tener cautela.

Parte de ello se debe a que los resultados de las fases 1 y 2 no se han publicado en revistas científicas revisadas por pares, un estándar para verificar la validez de un estudio.

“No hay ninguna razón en particular para pensar que las cosas no funcionarían”, dice Vecino, pero “hay que esperar a que salgan los estudios y ellos los publiquen”.

Una opinión similar tiene Beate Kampmann, directora del Centro de Vacunas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Citada por el portal Business Insider, Kampmann dice que hasta que los datos relevantes de los ensayos no se hagan públicos, será imposible saber qué tan buena es la vacuna.

Esta crítica, según explica Vecino, es la misma que en su momento se les hizo a Rusia, China o la farmacéutica Pfizer por no publicar los resultados de sus estudios.

Kampmann y Vecino, sin embargo, también coinciden en que Cuba tiene una sólida tradición en la producción de vacunas.

“Hay que reconocer que Cuba siempre ha creado sus propias vacunas y le ha ido bien“, dice Vecino.

Kampmann añade que otra ventaja de una vacuna hecha en Cuba es que podría tener “un precio atractivo” para países de ingreso medio o bajo.

BBC Mundo contactó por correo electrónico al Instituto Finlay y a BioCubaFarma para indagar sobre la vacuna Soberana 02, pero no obtuvo respuesta inmediata.

Qué dice la OMS

“Soy optimista de los resultados, van bien”, dijo en enero José Moya, representante de OPS/OMS en Cuba.

La vacuna Soberana 02 aparece dentro del monitoreo de desarrollo de vacunas de la OMS.

En una rueda de prensa el 17 de febrero, el director asistente de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa, dijo que están al tanto de que en Cuba están concluyendo la fase 2.

Barbosa también indicó que todas las vacunas deben completar las tres fases y cumplir con las regulaciones de los países donde se va a utilizar.

Cuba.

Getty
Cuba había logrado contener la pandemia, pero recientemente los casos han aumentado.

Finalmente, Barbosa indicó que la OPS puso en contacto a Cuba con la Coalición para Innovaciones en Preparación ante Epidemias (CEPI), para que los investigadores puedan dar información a este organismo y así optar por fondos que entrega para el desarrollo de vacunas.

Según explica Will Grant, corresponsal de la BBC en Cuba, el país no tiene la capacidad de fabricar 100 millones de dosis de la vacuna sin algún tipo de asistencia internacional.

El covid-19 en Cuba

Hasta el 17 de febrero Cuba había reportado 40.765 casos de covid-19 y 277 muertes.

Esta cifra, aunque es baja comparada con otros países de la región como México o Brasil, es suficiente para ejercer presión sobre sistema de salud cubano, según reporta Grant.

Hacia mediados de 2020 Cuba había logrado contener el brote gracias a una combinación de una agresiva campaña de mitigación y al cierre de los aeropuertos.

Durante julio y agosto hubo varias semanas consecutivas con pocas muertes y baja transmisión del virus.

En los últimos días, sin embargo, por primera vez desde el comienzo de la pandemia, se han comenzado a reportar más de 1.000 casos al día.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.