Sedesol sólo ha gastado 12 mil pesos de los 400 millones para seguro de madres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Sedesol sólo ha gastado 12 mil pesos de los 400 millones para seguro de madres

En este año han fallecido 24 jefas de familia registradas en diferentes estados del país y hasta agosto sólo nueve menores recibieron apoyo económico.
Por Rafael Cabrera
8 de octubre, 2013
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Aunque la meta del programa Seguro de Vida para Jefas de Familia correspondiente a 2013 es ambiciosa –destinar 400 millones de pesos para apoyar a 15 mil niños y jóvenes cuyas madres fallecieron-, hasta agosto pasado la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) sólo había gastado 12 mil 300 pesos en ayudar a nueve menores. Aun así, el gobierno federal está pidiendo al Congreso que para el presupuesto del próximo año aumenten a mil 015 millones de pesos los recursos públicos para este programa, sin especificar su meta de cobertura.

El presidente Enrique Peña Nieto presentó el 13 de marzo –ante representantes de la Unicef y organizaciones civiles- el programa que “garantizará el ingreso suficiente para que en caso de faltar alguna jefa de familia, lamentablemente en caso de ausencia permanente, sus hijos estén bajo la tutela y protección del Estado mexicano”.

El primer informe de gobierno de Peña Nieto dice que este programa “tiene contemplado afiliar a 3 millones de madres de familia al cierre de 2013. Asimismo, se estima que al final del ejercicio 2013 se apoyará a 15 mil beneficiarios por encontrarse en estado de orfandad”.

Sin embargo, las cifras oficiales de la Sedesol, entregadas vía transparencia, muestran otra realidad: en este año han fallecido 24 jefas de familia registradas en diferentes estados del país y hasta agosto sólo nueve menores recibieron apoyo económico.

De los 400 millones de pesos destinados al programa este año, sólo 12 mil 300 pesos han sido entregados: mil 900 en abril y la misma cantidad en mayo, junio y julio, y 4 mil 700 en agosto. Las reglas de operación no detallan qué se hará con los recursos que no se gasten.

Los apoyos que ofrece este programa tienen diferentes montos mensuales según la escolaridad de los hijos: 300 pesos hasta preescolar; 500 para primaria; 700 para secundaria; 900 para media superior, y de mil a mil 850 para licenciatura, hasta que cumplan 23 años.

El registro de madres de familia quedó limitado a los 400 municipios seleccionados para la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que opera la Sedesol.

En su informe, Peña Nieto indicó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha elaborado una propuesta de Fideicomiso para operar los recursos del seguro:  “El Fideicomiso administrará y garantizará la correcta erogación y pago de los montos a sus beneficiarios durante la ejecución del programa”. No obstante, el fideicomiso no existe formalmente todavía.

¿Y la transparencia?

Sobre este tema, la diputada federal Malú Mícher, presidenta de la Comisión de Igualdad, es crítica: “Al Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) le fueron asignados los 400 millones del programa, pero desconocen cómo se están utilizando y ahora piden aumentar el presupuesto a más de mil millones”.

“¿En qué han gastado los 400 millones de pesos? No nos han sabido decir, quedaron de mandarnos después los datos. Es un tema peligroso, delicado, porque hay ausencia de rendición de cuentas: no sabemos cuántas mujeres están registradas ni cuántos niños reciben el apoyo, a la Cámara no han entregado nada”, señaló Mícher.

Desde el pasado 26 de septiembre y hasta el día de ayer, Animal Político realizó cuatro solicitudes de información y entrevistas al área de prensa de la Sedesol, pero no recibió respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: EPA

El escándalo de Amazon tras admitir que algunos de sus conductores orinan en botellas de plástico

El gigante de las compras online había afirmado falsamente que sus conductores no se veían obligados a realizar esta práctica.
Foto: EPA
Por BBC
4 de abril, 2021
Comparte

Amazon reconoció que parte de su personal orina en botellas de plástico, después de que surgieran pruebas que lo corroboran.

La compañía se disculpó con un político estadounidense por negar falsamente que los conductores se hubieran visto, en ocasiones, obligados a recurrir a esta práctica.

Mark Pocan, del partido demócrata de Wisconsin, EE.UU., hizo las acusaciones en Twitter, y ahora Amazon las ha dado por válidas.

“Le debemos una disculpa al representante (demócrata) Pocan”, dijo el gigante del comercio electrónico en un comunicado publicado en su sitio web.

“El tuit era incorrecto. No contemplaba nuestra gran población de conductores y, en cambio, se centraba erróneamente solo en nuestros centros de distribución”.

La empresa añadió que todos sus centros logísticos tienen decenas de aseos que los empleados pueden utilizar “en cualquier momento”.

Manifestantes Amazon

Reuters
Algunas voces acusan a Amazon de tratar de evitar que sus trabajadores formen un sindicato.

Además, Pocan criticó a Amazon por oponerse a los esfuerzos de los trabajadores para sindicalizar un importante centro en Alabama.

“Pagar a los trabajadores US$15 por hora no te convierte en un lugar de trabajo progresista cuando dificultas la formación de sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua”, escribió la semana pasada en un tuit.

Fue entonces cuando la cuenta oficial de Amazon respondió: “No se cree realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros”.

“Lo cierto es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y que reciben excelentes salarios y atención médica desde el primer día”.

Prácticas “despiadadas”

Varios medios de comunicación citaron entonces a numerosos empleados de Amazon que confirmaron que no les quedó otra opción que orinar en botellas de plástico mientras trabajaban.

También describieron prácticas de trabajo despiadadas, tanto en sus centros como entre el personal de reparto.

The Intercept también informó de que obtuvo documentos internos que sugerían que los ejecutivos de Amazon estaban al tanto de lo que ocurría.

Según los testimonios de los trabajadores y pruebas documentales recogidas por la publicación, la práctica de orinar en estas condiciones estaba “extendida” y se debía a “a la presión por cumplir las cuotas” que sus superiores establecían. En algunos casos, “los empleados incluso defecaban en bolsas”, señala el medio.

Por ejemplo, Halie Marie Brown, una mujer de 26 años residente en Manteca, California, que trabajó como conductora de reparto para un contratista de entregas de Amazon, le contó a The Intercept que esta situación “ocurre” porque hay una obligación “implícita” debido al ritmo de trabajo establecido.

“De lo contrario acabaremos perdiendo nuestros trabajos por demasiados paquetes como no entregados”.

La retractación de Amazon añade: “Sabemos que los conductores podrían tener, y tienen, problemas para encontrar baños debido al tráfico o a veces a las rutas rurales. Ese fue especialmente el caso durante la covid, cuando muchos baños públicos estuvieron cerrados”.

Amazon

Getty Images
La compañía asegura que en sus centros logísticos sí hay un número suficientes de baños para que los utilicen todos sus trabajadores.

La compañía afirmó que el problema es “una cuestión antigua en todo el sector” y aseguró que “les gustaría resolverlo”.

Pocan rechazó la disculpa el sábado, tuiteando: “No se trata de mí, sino de sus trabajadores, a los que no tratan con suficiente respeto ni dignidad. Empiecen por reconocer las inadecuadas condiciones de trabajo que crearon para TODOS sus trabajadores, luego arréglenlo para todos y, finalmente, dejen que se sindicalicen sin interferencias”.

Los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, votaron la semana pasada en una votación histórica para decidir si quieren ser representados por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes.

Amazon se opuso firmemente a esta iniciativa.

Amazon

Getty Images
Amazon luchó con éxito contra los esfuerzos sindicales en Estados Unidos, pero en Europa sí existen estos sindicatos en la empresa.

Los resultados no se esperan hasta la próxima semana. Si votan afirmativamente, se convertirá en el primer sindicato de Amazon en Estados Unidos.

Amazon luchó con éxito contra los esfuerzos sindicales en otros lugares de Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de sus instalaciones europeas están sindicalizadas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.