¿Por qué le importa al mundo si el gobierno de EU cierra?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué le importa al mundo si el gobierno de EU cierra?

Debido al cierre del gobierno y a la desaceleración de la economía China, Estados Unidos podría entrar a una crisis que eventualmente se sentiría más en México y Latinoamérica.
1 de octubre, 2013
Comparte

bbc_cierre

El viejo adagio dice que cuando Estados Unidos estornuda el mundo se resfría. El cierre parcial del gobierno estadounidense a raíz de la falta de acuerdo en el Congreso sobre el presupuesto es cuando menos un estornudo.

El estornudo puede conducir a algo mucho más grave si a mediados de octubre no se resuelven las diferencias entre demócratas y republicanos para subir el techo de la deuda estadounidense y evitar un cese de pagos de la mayor potencia económica del planeta.

Mientras tanto el impacto de un cierre de tres o cuatro semanas sería, según la agencia crediticia Moody´s, un recorte del 1,4% del crecimiento trimestral estadounidense.

El analista global del EIU (Unidad de Inteligencia del semanario “The Economist”), Joseph Lake, se mostró más optimista, pero alertó sobre los peligros de un impasse.

“Nosotros creemos que habrá acuerdo en cuestión de días no de semanas, sobre el presupuesto, de manera que, en el peor de los casos, estaríamos hablando de una breve postergación en el consumo de los hogares y las empresas. El gran problema es si no hay acuerdo a mediados de mes sobre el techo fiscal. Eso sí tendrá un fuerte impacto sobre la economía de Estados Unidos y del mundo”, señaló Lake.

La convaleciente economía mundial

El telón de fondo global es de enorme fragilidad. En la segunda mitad del año comenzó a haber un mayor optimismo mundial de la mano del crecimiento económico de los Estados Unidos, mejor datos de China y Japón, y hasta ciertos indicios de recuperación de la eurozona.

Es un optimismo mantenido con pulmotor. No bien la Reserva Federal estadounidense insinuó en julio un endurecimiento de la política monetaria se desató una tormenta en los países en desarrollo con estrepitosas caídas del valor de las monedas en Brasil, India, Tailandia, Sudáfrica, Turquía y Malasia que forzaron en septiembre una marcha atrás del presidente saliente del Banco Central Ben Bernanke.

La primera reacción de los mercados financieros a esta nueva crisis ha sido de relativa calma.

El pasado ha contribuido a quitar dramatismo a estos conflictos en el Congreso.

Desde 1981 ha habido diez cierres parciales a nivel gubernamental, el último en 1995-1996 que llevó a una pérdida de un 0,5% del crecimiento en el último trimestre de 1995.

El nerviosismo actual se centra en que los halcones fiscales del Tea Party republicano terminen jugándose a un todo o nada en el tema del techo de la deuda estadounidense.

“Esto puede crear una terrible incertidumbre en los mercados financieros. El dólar es la moneda de reserva a nivel mundial y Estados Unidos es el deudor más grande del planeta, así que si hay señales de que no va a poder pagar su deuda va a crear turbulencias”, indicó a BBC Mundo Joseph Lake.

El impacto en América Latina

La región ha atravesado con relativa solvencia la crisis económica mundial de los últimos cinco años.

Si bien no ha logrado “desacoplarse” de los vaivenes globales, ha recuperado los niveles de actividad perdidos con el estallido financiero de 2008 gracias al alto precio de las materias primas.

Pero esta década de oro del siglo XXI está tocando su fin por la desaceleración china.

Una crisis en Estados Unidos se montaría sobre este panorama menos promisorio.

Esta crisis se sentiría más en México y las economías centroamericanas que en Sudamérica, menos dependiente hoy de Estados Unidos, pero la región en su conjunto no podrá evitar un impacto indirecto generalizado: si la crisis se mantiene el efecto dominó recorrerá el planeta.

“En primer lugar está la volatilidad de las monedas. A diferencia de lo que pasó en los últimos meses en que se debilitaron ahora se fortalecerán y crearán problemas para las exportaciones. Las exportaciones sufrirán además el impacto de una menor demanda estadounidense y mundial”, indicó Lake a BBC Mundo.

El turismo

Por lo pronto el cierre parcial del gobierno afectará al turismo global.

Si en sus planes de visita de los Estados Unidos en estos días figuran los 401 parques nacionales o los 19 museos y galerías y el zoológico Nacional que operan la Institución Smithsonian, tendrá que cambiar de planes.

Los Servicios de los Parques Nacionales que tienen más de 700 mil visitantes diarios permanecerán cerrados.

Washington se verá especialmente afectado. La mayoría de los museos y galerías de la Institución Smithsonian, así como el gratuito Zoológico Nacional, se encuentran en la capital.

Otros planes que deberán ser archivados son la visita a uno de los símbolos más conocidos del país, la Estatua de la Libertad en Nueva York.

Pero la seguridad de los aeropuertos y el tráfico aéreo no se verá afectado. Según un comunicado de la Administración de la Aviación Federal continuarían “trabajando para mantener la seguridad del espacio aéreo nacional” considerado una “máxima prioridad”.

Los puestos fronterizos, considerados también esenciales, no serán afectados.

La libre circulación de los pasajeros quedaría garantizada. En cuanto a las visas, el Departamento de Estado ha indicado que en principio no habrá problemas porque las embajadas y los consulados de Estados Unidos se financian con las solicitudes de visas y no dependen de los fondos presupuestarios centrales.

Sin embargo, esto dependerá de que “haya suficientes solicitudes como para financiar la operación”.

En la última parálisis parcial gubernamental entre 20 y 30 mil solicitudes de visa no pudieron ser procesadas diariamente durante los 27 días que duró el cierre causando pérdidas de millones de dólares para el turismo estadounidense y las aerolíneas.

No es lo que necesitan la economía estadounidense o la del mundo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué una vacuna que no evita la infección de COVID-19 sigue siendo útil para frenar la pandemia

No se sabe aún si las vacunas contra la COVID solo previenen la enfermedad o también evitan la infección. Pero aún así, son vitales para limitar el alcance de la pandemia.
Getty Images
25 de enero, 2021
Comparte

Las vacunas son una maravilla de la medicina. Pocas intervenciones pueden atribuirse el haber salvado tantas vidas.

Pero quizás te sorprenda saber que no todas las vacunas brindan el mismo nivel de protección. Algunas evitan que contraigas los síntomas de la enfermedad, mientras que otras también evitan que te infectes. Estas últimas inducen lo que se conoce como “inmunidad esterilizante”.

Con la inmunidad esterilizante, el virus ni siquiera puede entrar en el cuerpo porque el sistema inmunológico impide que este penetre en las células y se replique.

Existe una diferencia sutil pero importante entre prevenir la enfermedad y prevenir la infección.

Es posible que una vacuna que “solo” prevenga la enfermedad no te impida transmitirla a otros, incluso si te sientes bien. Pero una vacuna que proporciona inmunidad esterilizante detiene el virus en seco.

En un mundo ideal, todas las vacunas inducirían inmunidad esterilzante. Pero en la realidad, es extremadamente difícil producir vacunas que detengan por completo la infección por un virus.

La mayoría de las vacunas que se utilizan de forma rutinaria en la actualidad no logran esto.

Por ejemplo, las vacunas contra el rotavirus, una causa común de diarrea en los bebés, solo pueden prevenir que la enfermedad se desarrolle de forma grave. Pero aún así, esto ha demostrado ser invaluable para controlar el virus.

Vacuna contra la covid-19

Getty Images
Aún no se sabe si las nuevas vacunas contra la covid-19 inducen en el cuerpo el tipo de inmunidad que evita que el virus penetre en las células y se replique.

En Estados Unidos, ha habido casi un 90% menos de casos de visitas hospitalarias asociadas al rotavirus desde que se introdujo la vacuna en 2006.

Una situación similar ocurre con las actuales vacunas contra el poliovirus, pero hay esperanzas de que este virus se pueda erradicar a nivel mundial.

Incógnita

Se ha demostrado que las primeras vacunas autorizadas contra el SARS-CoV-2 son muy eficaces para reducir la enfermedad.

A pesar de ello, todavía no sabemos si estas vacunas pueden inducir inmunidad esterilizante.

Se espera que los datos sobre esta incógnita (que provendrán de los ensayos clínicos de vacunas en curso) estén disponibles pronto.

Aunque incluso si se induce inicialmente inmunidad esterilizante, esto puede cambiar con el tiempo a medida que disminuye la respuesta inmunitaria y se produce la evolución viral.

Inmunidad a nivel individual

¿Qué significaría la falta de inmunidad esterilizante para aquellos vacunados con las nuevas vacunas contra la covid?

Gente contectada

Getty Images
Las vacunas son fundamentales para evitar la propagación del SARS-CoV-2.

En pocas palabras, significa que si te encuentras con el virus después de haber sido vacunado este puede infectarte, pero tú puedes no tener síntomas.

Esto se debe a que la respuesta inmune inducida por la vacuna no puede detener la replicación de cada una de las partículas virales.

Se necesita un tipo particular de anticuerpo conocido como “anticuerpo neutralizante” para generar inmunidad esterilizante.

Estos anticuerpos bloquean la entrada del virus en las células y evitan toda replicación. Sin embargo, el virus infectante podría tener que ser idéntico al virus de la vacuna para inducir el anticuerpo perfecto.

Afortunadamente, nuestra respuesta inmune a las vacunas involucra muchas células y componentes diferentes del sistema inmunológico.

Incluso si la respuesta de los anticuerpos no es óptima, otros aspectos de la memoria inmunológica pueden activarse cuando el virus invade el cuerpo.

Estos incluyen células T citotóxicas y anticuerpos no neutralizantes. La replicación viral se ralentizará y, en consecuencia, se reducirá la enfermedad.

Esto lo sabemos gracias a años de estudio sobre vacunas contra la influenza. Estas vacunas inducen típicamente protección contra la enfermedad, pero no necesariamente protección contra la infección.

Dibujo en 3D de un coronavirus

Getty Images
El sistema inmunitario tiene muchas otras herramientas además de los anticuerpos neutralizantes para combatir al virus que causa la covid-19.

Esto se debe en gran parte a las diferentes cepas de influenza que circulan, una situación que también puede darse con el SARS-CoV-2.

Es reconfortante observar que las vacunas contra la influenza, a pesar de no poder inducir inmunidad esterilizante, siguen siendo extremadamente valiosas para controlar el virus.

Inmunidad en la población

En ausencia de inmunidad esterilizante, ¿qué efecto podrían tener las vacunas contra el SARS-CoV-2 en la propagación de un virus a través de una población?

Si las infecciones asintomáticas son posibles después de la vacunación, existe la preocupación de que el SARS-CoV-2 simplemente continúe infectando a tantas personas como antes. ¿Es esto posible?

Las personas infectadas asintomáticas suelen producir virus en niveles más bajos.

Aunque no existe una relación perfecta, más virus equivale generalmente a más enfermedad.

Por lo tanto, las personas vacunadas tienen menos probabilidades de transmitir suficiente cantidad de virus como para causar una enfermedad grave.

Esto a su vez significa que las personas infectadas en esta situación transmitirán menos virus a la siguiente persona.

Esto se ha demostrado claramente de forma experimental utilizando una vacuna contra un virus diferente en pollos; cuando solo se vacunó una parte de una parvada, las aves no vacunadas sufrieron una enfermedad más leve y produjeron menos virus.

Por lo tanto, aunque la inmunidad esterilizante sea a menudo el objetivo final del diseño de una vacuna, rara vez se logra.

Afortunadamente, esto no ha impedido que muchas vacunas diferentes reduzcan sustancialmente el número de casos de infecciones por virus en el pasado.

Al reducir los niveles de enfermedad en las personas, también se reduce la propagación del virus a través de las poblaciones, y esto, con suerte, permitirá controlar la pandemia actual.

*Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original.

Sarah L Caddy is investigadora clínica en inmunología viral y cirujana veterinaria de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=17IOYOyeNf0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.