Presume la PGR arrestos de grandes capos, pero se niega a informar quiénes son

No es posible conocer los nombres, los cargos que se les imputan, la situación legal en la que se encuentran, la cárcel en la que están, cómo se les arrestó y, menos aún, porqué son considerados "delincuentes peligrosos", a pesar de que el propio presidente Enrique Peña Nieto ha presumido su arresto.

Presume la PGR arrestos de grandes capos, pero se niega a informar quiénes son
Balazos-PGR-3
Cuartoscuro.

La Procuraduría General de la República (PGR) decidió negar la información de quiénes son los 65 presuntos delincuentes que han sido detenidos en esta administración y que supuestamente forman parte de la lista de los 122 “objetivos más buscados” en la lucha contra el crimen organizado.

Gracias a esta decisión, no es posible conocer los nombres, los cargos que se les imputan, la situación legal en la que se encuentran, la cárcel en la que están, cómo se les arrestó y, menos aún, porqué son considerados “delincuentes peligrosos”, a pesar de que el propio presidente Enrique Peña Nieto ha presumido su arresto y ha usado estas supuestas detenciones como ejemplo de los avances en la lucha contra el crimen organizado.

La dependencia argumentó que el sólo dar la lista de nombres podría provocar “que se dieran a conocer información relativa a las líneas estratégicas de acción, tanto operativas como tácticas, utilizadas para combatir a las organizaciones delictivas, constituyendo un riesgo en las labores de inteligencia y persecución del delito”.

Asimismo detalla que “las circunstancias actuales que vive el país, así como la implementación de acciones para combatir a las organizaciones delictivas” impide dar a conocer los nombres y detalles de las capturas hechas por la actual administración.

Sin embargo en una solicitud de transparencia hecha a la PGR por Animal Político, sólo se solicita el nombre de los 65 delincuentes que refirió en su discurso del pasado 2 de septiembre el presidente Enrique Peña Nieto y en dónde dice que actualmente existen “122 presuntos delincuentes de los más buscados, de los cuales el Gobierno de la República ha logrado que 65 no sean una amenaza para población” pues fueron detenidos en los últimos meses.

Al hacer la solicitud de información al órgano de transparencia de la PGR se solicitan también los delitos por los cuáles fueron detenidos y el momento en el cual el gobierno federal decidió colocarlos en la lista de los más buscados.

Esa información, consideró la PGR, debe ser “clasificada como reservada” y para ello estableció tres condicionantes establecidas como presente, probable y especifico.

En el rubro de “presente” la PGR explica que no es posible revelar el nombre de los 65 delincuentes capturados “toda vez que el documento incluye datos de personas directamente relacionadas con la delincuencia organizada, y los roles que representan dentro de las organizaciones delictivas tienen un riesgo para su vida y su integridad física”, señala el documento elaborado por la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Jurídicos e Internacionales de la PGR.

En el rubro de “probable” la PGR establece que la información debe permanecer en la reserva debido que la información que se genera, es un insumo para la actividad de inteligencia criminal que conforman el sector de Seguridad Nacional en sus diferentes instancias, así como a nivel internacional: “Hacer públicos los datos que contiene el diagnostico puede ocasionar que estos sean utilizados por las organizaciones delictivas para evadir la acción de la justicia”, señala.

En contraste es de resaltarse que en el documento, la PGR no establece los criterios que se tiene para dar a conocer cierto número de capturas e incluso hacer conferencias de prensa para anunciar la captura de importantes delincuentes de “los más buscados”.

En el punto de “específico”, la PGR señala que proporcionar el nombre de estos 65 delincuentes representa una clara amenaza para la elaboración de las estrategias en materia de seguridad y combate a la delincuencia: “De proporcionarse la información se verían seriamente afectadas las labores de investigación, que repercuten directamente en la integración de las averiguaciones previas integradas en contra de miembros de grupos delictivos”, refiere.

Close
Comentarios