Redes sociales, útiles para descubrir el discurso de odio en una sociedad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Redes sociales, útiles para descubrir el discurso de odio en una sociedad

Christopher Tuckwood, creador del proyecto Hatebase que recolecta palabras y expresiones de odio en redes sociales, explica cómo éstas pueden ser la base para evitar agresiones y violencia contra con los que son diferentes
Por Tania L. Montalvo
13 de octubre, 2013
Comparte

10661-francia-proh-be-mencionar-twitter-y-facebook-en-tv-y-radioSin el espacio que dan actualmente las redes sociales sería complicado acceder al “verdadero discurso de odio” que prevalece en prácticamente cualquier sociedad, pues el anonimato y la aparente “absoluta libertad de expresión” en esos medios permite que los usuarios se expresen abiertamente contra lo que rechazan.

Pese a las consecuencias que puede tener cualquier discurso de odio, Christopher Tuckwood, director ejecutivo y co-fundador de Sentinel Project for Genocide Prevention (Proyecto Centinela para la Prevención del Genocidio), dice que con las redes sociales los mensajes discriminatorios y violentos quedan en un foro abierto que permite documentar las “deficiencias” de una sociedad específica y con ello generar políticas públicas que las atiendan.

Si no existieran las redes sociales no habría manera de acceder a un tipo de discurso de odio que manifiesta cierto sector de la sociedad que permanece en el anonimato. Con las redes sociales se puede establecer qué tipo de odios permean en una sociedad que por encima, puede parecer distinta, pero en el fondo, tiene un problema que atender”, dice Tuckwood en entrevista con Animal Político.

Sobre el caso específico de México, el especialista en redes sociales dice que no conoce a profundidad la experiencia, pero reconoce que hay un análisis pendiente sobre grupos indígenas, mujeres y en las reformas a favor de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual y si esto no ha incentivado un discurso de odio en redes sociales.

“En el proceso del discurso (de odio) se generan palabras comunes para dirigirse a un grupo específico, son palabras que alientan la agresión. Después de eso en las mismas redes sociales se sugieren acciones contra ese grupo todavía más violentas. Eso nos permite descubrir los discursos de odio en las sociedades”, explica Tuckwood, cuya organización civil lanzó apenas en marzo pasado el proyecto Hatebase, una especie de Wikipedia en la que invita a usuarios de redes sociales a registrar palabras y expresiones de odio que son típicas en sus comunidades o círculos cercanos.

En Hatebase actualmente México ocupa el noveno lugar como los países que más conceptos de odio ha registrado en diferentes ciudades, con el 5% de los 1,210 que se han dado de alta.

El 67.5% son palabras de odio en inglés, seguido por el 6% que se han registrado en español.

Según las estadísticas de estos primeros siete meses de Hatebase, cinco de cada diez palabras o frases de odio están vinculadas a la etnicidad, 26% a la nacionalidad, 6.85% a la religión y el resto a género, orientación sexual, discapacidad y clase.

Por región, en México las palabras de odio más registradas son las vinculadas a la etnicidad como “naco”, “indio” “chilango” o “mestizo”, junto con “puto” o “mayate”, que aunque varía dependiendo de la región, suele ser una expresión despectiva hacia los homosexuales. También hay menciones hacia términos como “retrasado mental” o “guajiro”.

¿Control o censura?

El Sentinel Project for Genocide Prevention actualmente estudia seis casos —Irán, Myanmar, Indonesia, Azerbayán, Kenya y Colombia— en donde el discurso de odio puede derivar en violencia como el genocidio.

Tuckwood explica que lo que han podido descubrir en estos países es que hay una “confusión generalizada” sobre los alcances de la libertad de expresión.

“Todavía hay personas que creen que la libertad de expresión es decir lo que sea, cuando sea, aunque sea violento y que incite al odio. El discurso de odio siempre trae consigo violencia y agresión y eso debe tener un control sin que se confunda con algún tipo de censura. Sí se debería poder tener alguna restricción cuando es evidente que tenemos un mensaje que incite al odio, a la violencia, a la agresión de otros por creerlos diferentes”.

Lo que esta organización con sede en Toronto busca es que los gobiernos tomen en cuenta las frases y palabras de odio más repetidas en sus comunidades para crear programas de capacitación y de sensibilización para funcionarios y la sociedad en general.

“Lo que debemos hacer es estudiar las redes sociales y educar sobre las deficiencias que vemos. No se trata de una regularización digital, las leyes podrán decirte y obligarte a no decir cosas discriminatorias o racistas pero jamás podrán controlar la manera en la que piensas y la manera en la que te sientes”.

En México, el mes pasado, Carlos Bravo Regidor, profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), recolectó varios mensajes publicados en Twitter vinculados a la protesta social que encabezaban los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la que instalaron un platón en el Zócalo de la Ciudad de México y realizaron diversos bloqueos viales.

Entre éstos, destacaban frases como “indios de la #CNTE vayan a bloquear su pueblo”, “pinches nacos de la #CNTE creen que con un supuesto movimiento van a llamar la atención, vayanse mejor a cultivar sus milpas pinches indios”, “ojala bañaran en gasolina y les aventaran un cerillo a los del #CNTE, malditos indios mediocres”, “los maestros del #CNTE vienen de estados costeños o sea prietos, apestosos y revoltosos”.

Al respecto, Christopher Tuckwood dice que es necesaria una estrategia persuasiva de los gobiernos estatales y federales que haga énfasis en “combatir las consecuencias del discurso de odio”.

“Educar contra esa deficiencia, educar para no fomentar el odio contra aquello a lo que nos oponemos o no coincidimos. Que el discurso de odio no sea nunca una opción ante el rechazo o la oposición, menos ante las diferencias”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: 5 claves para entender la última escalada de tensión en la región

El conflicto entre ambas naciones ha escalado al siguiente nivel: EU asegura que Rusia inició una invasión, Occidente prepara más sanciones mientras que Putin dice estar abierto al diálogo pero sin dejar de lado sus intereses.
23 de febrero, 2022
Comparte

Los ojos del mundo están puestos sobre Ucrania y Rusia.

Con la orden de Vladimir Putin de enviar tropas rusas a las regiones rebeldes de Donetsk y Luhansk, luego de reconocer la independencia de ambas, el conflicto entre ambas naciones ha escalado al siguiente nivel.

La reacción del mundo, especialmente de Occidente (con Estados Unidos a la cabeza), ha sido de rechazo. Putin asegura que no está intentando una invasión al país vecino, mientras que Europa teme una guerra que involucre a más países y EE.UU. insiste en que una posible invasión rusa está en marcha.

Se trata del último capítulo de un conflicto que se remonta al menos hasta 2014, cuando Rusia tomó el control del territorio ucraniano de Crimea y apoyó a las fuerzas separatistas prorrusas en las regiones de Donbás y Lugansk.

Te presentamos 5 claves para entender lo que está ocurriendo en esta región de Europa.

1. ¿Qué significa que Putin haya reconocido la independencia de dos regiones de Ucrania?

El lunes, Putin pronunció un discurso televisado en el que anunció que reconocía la independencia de dos áreas de Ucrania controladas por separatistas respaldados por Rusia.

También afirmó que Ucrania no tenía antecedentes de ser una nación real y acusó, sin pruebas, a las autoridades ucranianas de corrupción.

Poco después del anuncio, Putin firmó una orden para que las tropas realizaran “funciones de mantenimiento de la paz” en ambas regiones. El alcance de la misión aún no está claro, pero si las tropas cruzan la frontera, será la primera vez que los soldados rusos ingresen oficialmente al territorio controlado por los rebeldes.

Putin

Reuters
El presidente ruso, Vladimir Putin, firma un decreto que reconoce como independientes a dos regiones separatistas respaldadas por Rusia en el este de Ucrania.

En un discurso dirigido a los ucranianos a altas horas de la noche del lunes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo que su país quería la paz, pero declaró que “no tenemos miedo” y “no le daremos nada a nadie”. Kiev necesita ahora “acciones de apoyo claras y efectivas” de sus socios internacionales.

“Es muy importante ver ahora quién es nuestro amigo y socio, y quién seguirá asustando a la Federación Rusa solo con palabras”, dijo Zelensky.

El Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania declaró el estado de emergencia en todo el país el lunes. Más tarde, el miércoles, aprobó un anteproyecto para permitir a los ciudadanos tener armas de fuego y utilizarlas en defensa propia.

La decisión debe ser aprobada ahora por el Parlamento ucraniano.

Volodymyr Zelensky

Getty Images
Volodymyr Zelensky, presidente de Ucrania.

2. ¿Cuál ha sido la reacción de los diferentes países?

Occidente no dejó pasar mucho tiempo para reaccionar en contra de la medida de Putin.

Uno de los primeros fue el presidente estadounidense, Joe Biden, quien anunció el martes un paquete de sanciones. Estas incluyen “bloqueos totales” a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar ruso y el banco estatal; ambas se encargan de apoyar el desarrollo de la economía, gestionar la deuda del Estado y los fondos de pensiones.

Biden anunció sanciones complementarias para golpear la deuda soberana de Rusia, “lo que implica que estamos cortando al gobierno ruso de las finanzas occidentales”.

EE.UU. también está preparando sanciones a miembros de la familia de la élite rusa a partir del miércoles.

Biden

Getty Images
El presidente Joe Biden fue uno de los primeros mandatarios en reaccionar.

“Rusia no podrá hacer dinero de Occidente y no podrá negociar su deuda en nuestros mercados o en mercados europeos”, dijo Biden.

Otros países y organismos internacionales también mostraron su rechazo. La Unión Europea, Reino Unido y Canadá respondieron con planes para atacar a los bancos y a las élites, una medida a la que se suman Australia y Japón (fuera del bloque occidental), según informó Reuters.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, tuiteó que la acción de Rusia “es una violación explícita del derecho internacional” y “la integridad territorial de Ucrania”.

Mientras que Alemania congeló un importante proyecto de gasoducto de Rusia.

La secretaria de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss, al anunciar más medidas el miércoles, dijo que Gran Bretaña impediría que Rusia vendiera deuda soberana en Londres.

Pero, al igual que otros aliados de Estados Unidos, ha dicho que se impondrán más sanciones si Rusia lanza una invasión total de su vecino.

“Habrá sanciones aún más duras contra oligarcas clave, sobre organizaciones clave en Rusia, lo que limitará el acceso de Rusia a los mercados financieros, si hay una invasión a gran escala de Ucrania”, dijo Truss.

Ucrania

EPA
Vehículos blindados rusos en la región rusa de Rostov, cerca de la frontera con Ucrania

China, por su parte, dijo que nunca pensó que las sanciones fueran la mejor manera de resolver los problemas y llamó al diálogo y a la consulta, según un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Moscú está pidiendo garantías de seguridad, incluida la promesa de que Ucrania nunca se unirá a la OTAN.

3. ¿Qué se sabe de las tropas rusas?

La crisis comenzó en noviembre cuando Rusia empezó a desplegar grandes cantidades de tropas en áreas cercanas a la frontera con Ucrania.

Pero el 15 de febrero, con más de 100.000 soldados desplegados, Putin sugirió que habría una retirada parcial de las fuerzas rusas.

Sin embargo, Ucrania y sus aliados dijeron que no hubo una reducción en el número de tropas rusas en las zonas fronterizas.

Gr[afico

BBC

“Siempre han desplegado fuerzas de un lado a otro”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, un día después del anuncio de Rusia.

“Ha sido un gran (movimiento) hacia arriba y hacia abajo, de ida y vuelta, todo este tiempo; pero la tendencia en las últimas semanas y meses ha sido un aumento constante de las capacidades rusas cerca de las fronteras con Ucrania”.

El domingo, el Ministerio de Defensa de Bielorrusia dijo que 30.000 soldados rusos con base en el país permanecerán allí, incluso cuando debían regresar a sus bases en Rusia después de un ejercicio militar.

Según estimaciones de EE.UU., Rusia tiene ahora más de 190.000 soldados en la región, incluidas las fuerzas separatistas en las regiones de Donetsk y Lugansk.

4. ¿Cómo se llegó a esta situación?

En 2014, Rusia tomó el control de Crimea y apoyó a las fuerzas separatistas en el este de Ucrania.

El conflicto se ha cobrado hasta ahora unas 14.000 vidas. Los grupos rebeldes crearon repúblicas populares en Donetsk y Lugansk.

El 18 de febrero pasado, el servicio ucraniano de la BBC informó que la artillería pesada y los morteros disparados en la región fueron los más pesados en años.

En su último informe, los monitores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa informaron de cientos de violaciones del alto al fuego entre el 17 y el 18 de febrero.

Los líderes de las dos áreas disidentes respaldadas por Rusia anunciaron la evacuación de los residentes y dijeron que Ucrania había intensificado los bombardeos y planeaba un ataque.

Denis Pushilin, jefe de la República Popular de Donetsk (DNR), anunció una evacuación en un video supuestamente filmado el viernes. Sin embargo, un análisis de la BBC de los metadatos del video mostró que había sido grabado antes de que estallaran las hostilidades.

La corresponsal de la BBC en Europa del Este, Sarah Rainsford, tuiteó que la televisión rusa informa sobre acusaciones de una invasión inminente de las áreas rebeldes por parte de las fuerzas ucranianas.

En respuesta a acusaciones similares, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, tuiteó: “Rusia, detén tu fábrica falsa ahora“. También negó que Ucrania haya llevado a cabo un ataque contra áreas controladas por rebeldes o haya bombardeado o cruzado territorio ruso.

Estados Unidos ha advertido durante semanas que Rusia puede intentar provocar una crisis para justificar una acción militar (incluido el llamado ataque de bandera falsa ), aunque no ha proporcionado ninguna prueba específica que respalde estas afirmaciones.

5. ¿Hay alguna señal de solución diplomática?

Ninguna de las partes descarta una solución diplomática a un conflicto que va en aumento con el pasar de los días.

Putin dijo el miércoles que Rusia siempre estuvo abierta a la diplomacia, pero antepuso sus propios intereses de seguridad nacional y que continuaría fortaleciendo su ejército ante lo que llamó una situación internacional difícil.

“Nuestro país siempre está abierto a un diálogo directo y honesto y listo para buscar soluciones diplomáticas a los problemas más complicados”, dijo Putin.

“Pero quiero repetir que los intereses de Rusia y la seguridad de nuestro pueblo son incondicionales. Por lo tanto, continuaremos fortaleciendo y modernizando nuestro ejército y nuestra armada”.

Otras partes habían intentado irse por el camino de la diplomacia, como Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron sostuvo un encuentro con Putin el pasado 11 de febrero.

Alemania, además, había decidido no enviar artillería a Ucrania.

Putin

Getty Images
Putin dice estar abierto al diólogo, pero no lo antepone a los intereses de Rusia.

Pero incluso antes de que Rusia reconociera la independencia de las áreas de Ucrania, las partes en la crisis no estaban cerca de un acuerdo diplomático en las negociaciones.

A principios de febrero, Putin reiteró las demandas de Rusia: evitar la expansión de la OTAN, detener el despliegue de armas cerca de las fronteras de Rusia, y restaurar las instalaciones militares del bloque a sus posiciones de 1997 cuando el acuerdo entre la OTAN y Rusia fue firmado.

La OTAN dice que no limitará los despliegues militares solo a sus estados miembros y se niega a imponer restricciones sobre qué países pueden unirse a la alianza en el futuro.

Los países que no pertenecen a la OTAN han dicho que no quieren que Rusia pueda dictar quién puede unirse a la alianza militar, conformada principalmente por Europa, Reino Unido y EE.UU.

El sábado, el presidente de Ucrania pidió un “plazo claro y factible” para que su país se una a la alianza en una conferencia de seguridad en Munich, Alemania.

Aún no ha recibido respuesta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=apxTgY97o-Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.