El aborto en 26 historias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El aborto en 26 historias

Con el afán de romper estigmas, la New York Magazine publica un especial en el que relata las historias de 26 mujeres que han practicado (una o varias veces) la interrupción del embarazo.
12 de noviembre, 2013
Comparte
Protestas para despenalizar aborto

Foto: Cuartoscuro

Luego de décadas de debate, el aborto continúa siendo un tema polémico y estigmatizado, aunque sea una realidad cotidiana de  miles de mujeres que se lo practican alrededor del mundo.

Mientras que en nuestro país, el Distrito Federal continúa siendo la única entidad federativa donde el aborto es legal durante las primeras doce semanas de gestación, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) calcula que la tasa de abortos inducidos en 2009 en todo México fue de 38 por cada mil mujeres entre las edades de 15 y 44 años, lo que se traduce en números totales en  un millón 25 mil  669 abortos inducidos al año. Con esta cifra, México se ubica entre las tasas de aborto más altas del mundo.

En Estados Unidos, desde hace cinco décadas, el aborto ha sido un tema de amplio debate. Tan sólo en los últimos dos años, 26 de los 50 estados han aprobado 111 provisiones que restringen la interrupción del embarazo. Muy pocas mujeres comparten sus experiencias, lo que provoca que la realidad del aborto, así como las emociones que lo acompañan, se convierta en un testigo silente en la controversia.

Así, con el afán de romper dichos estigmas, The New York Magazine publicó un especial en el que relata las historias de 26 mujeres que han practicado (una o varias veces) la interrupción del embarazo.

Aquí una selección de los testimonios:

Lindsay, 35
Minnesota, 2012
Fui abusada por un hombre. Cuando la chica que atendía la clínica me presentó mis opciones, no pude contener el llanto. La sociedad está demasiado enfocada en que las mujeres seamos madres. Me sentí egoísta por no querer ser madre.

Rachel, 30
West Virginia, 2007
Sufro de trastorno esquizoafectivo. Estoy bien mientras tome mis medicinas, pero me daba miedo que pudiera lastimar a mis hijos como lo hicieron mis padres conmigo. Cuando entendí la historia de las enfermedades mentales en mi familia, mi esposo y yo dijimos “Vamos a ponerle fin al ciclo de abuso y no vamos a tener hijos.” Cuando me enteré que estaba embarazada, no podía parar de llorar. La doctora me pasó folletos de clínicas en distintos estados. No podía seguirme recentando mis medicamentos si estaba embarazada. Manejamos 4 horas hasta Maryland para poderme realizar el aborto en un día y así no tener que faltar al trabajo. Afuera de la clínica habían monjas rezando. Adentro de ella, tuve la sensación de volver a respirar. Opté por el procedimiento de aspiración. En una escala de uno a diez, el dolor llegó al nivel ocho. De camino a casa, tuve naúseas y sangrado leve. La familia de mi esposo nos dejó de hablar y así entendimos quien realmente nos apoyaba. Fue una intersección de estigmas- enfermedad mental y aborto. No puedo vivir sin mis medicamentos y honestamente puedo decir que si no hubiera abortado, ya estaría muerta.

Anya, 36
Nueva York y California, 2003 y 2006
Apoyo enormemente a Planned Parenthood por el trabajo que hace, pero a mi me tocó estar en la sala de espera durante horas y cuando fui atendida, fue por un doctor con la mirada en blanco que no me veía a los ojos. Me desperté en una camilla a la mitad de un pasillo, rodeada de caos. Nadie me explicaba lo que pasaba. Tres años más tarde, me enteré que estaba embarazada otra vez. Recordé que tenía seguro médico así que el procedimiento me costó un total de 30 dólares. De camino, a mi novio le dio un ataque de pánico y me preguntó “¿Qué tal que estás matando a mi hijo?”. Tuvimos que pararnos para que yo pudiera manejar. Respeto que haya sido una experiencia emotiva para él. Yo no lo pienso mucho. Cuando lo platico, y la gente me contesta con cara incrédula, les explico que no hay problema, que no me siento mal. Al final acabo consolándolos.

Para leer los demás testimonios haz click aquí.

Aquí algunas cifras sobre la Interrupción Legal del Embarazo en la Ciudad de México (De 2007 a septiembre de 2013)

Infografía aborto en la Ciudad de México by http://www.animalpolitico.com

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
CCTV

Escuela Lagena de China: el increíble traslado de un edificio escolar de 7,600 toneladas en Shanghái

Un equipo de ingenieros en China implementaron una novedosa técnica con patas robóticas para mover un edificio histórico de lugar.
CCTV
23 de octubre, 2020
Comparte

Un edificio de 7,600 toneladas fue puesto a “caminar” en Shanghái, China.

La escuela primaria Lagena, de cinco pisos y construida en 1935, debió ser reubicada para dar espacio a la construcción de un nuevo proyecto en las inmediaciones.

En lugar de derribar el edificio con valor histórico, los ingenieros optaron por levantar por completo la construcción y montarla sobre 198 patas robóticas especialmente diseñadas para este fin, informaron medios estatales.

Las miles de toneladas de construcción de hormigón se movieron en total 61.7 metros para literalmente “caminar” por la ciudad del este de China.

Según la cadena estatal CCTV, la maniobra fue completada en 18 días y finalizó el pasado 15 de octubre.

Ahora el edificio está siendo renovado para su preservación histórica.

La primaria Lagena siendo movida

CCTV
La escuela primaria Lagena, de cinco pisos, fue construida en 1935 en Shanghái, China.

Existen varios métodos para mover edificios, pero normalmente se emplean plataformas que se ponen sobre rieles, o grúas de enorme capacidad.

Pero la utilización de patas robóticas con ruedas, como las usadas con la escuela Lagena, ha sido una nueva estrategia aplicada por la ingeniería china.

Shanghái tiene cierta experiencia en este campo.

En 2017, un templo budista de 135 años de antigüedad y un peso de 2,000 toneladas fue movido unos 30 metros para prevenir incendios por la quema de incienso de los visitantes.

Luego de 15 días de pequeños movimientos, el histórico inmueble llegó a su destino final.

Este año, China también acaparó titulares con otra obra de infraestructuras: la construcción de un hospital con capacidad para 1,000 pacientes en tan solo 10 días.

La clínica fue levantada en Wuhan, la ciudad donde surgió el primer brote de SARS-CoV-2, que acabó derivando en pandemia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EGp_RvRpz28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.