Contra villanos y estereotipos, una nueva superheroína musulmana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Contra villanos y estereotipos, una nueva superheroína musulmana

Marvel Comics tiene un nuevo personaje: no sólo es mujer, también es musulmana y es hija de inmigrantes en EU. Además de malhechores, tendrá muchos enemigos que combatir.
7 de noviembre, 2013
Comparte
Tomada de BBC Mundo.

Tomada de BBC Mundo.

¿Es un ave? ¿Es un avión? ¿Es Súperman?… ¡No! ¡Es Kamala Khan!

Es la nueva superheroína musulmana que, a partir de febrero, adornará las portadas de una nueva serie de cómics de la editorial estadounidense Marvel.

Kamala, alias “Señorita Maravilla”, es una adolescente paquistano-estadounidense que vive en Nueva Jersey y que además de combatir a los villanos se enfrenta a los problemas típicos de crecer como joven musulmana en Estados Unidos.

Para esta guerra contra el mal -y contra los estereotipos- Kamala Khan contará con el superpoder de la metamorfosis.

Al menos eso es lo que, según sus creadoras, Sana Amanat y G. Willow Wilson, podrán leer los aficionados a los cómics en esta nueva historieta.

La idea

La idea del personaje, según contó Sana Amanat al diario The New York Times, surgió a partir de una conversación con el editor de Marvel, Steve Wacker, sobre su propia historia como hija de paquistaníes emigrados a Estados Unidos.

A Wacker entonces se le ocurrió convertir las aventuras de esa adolescente musulmana en un personaje de historieta. Y para crearlo llamaron a G. Willow Wilson, la reconocida escritora de novelas gráficas, también musulmana.

Así Kamala se convertirá en el primer personaje musulmán que cuenta con su propia serie en Marvel.

La superheroína, dicen sus creadoras, comenzará su historia “tratando de encontrar un equilibrio entre el combate de los villanos y los problemas que significa desarrollarse con un cuerpo que tiene poderes de metamorfosis”.

Y también deberá enfrentar las presiones de su propia familia conservadora.

Es el primer personaje musulmán de Marvel Comics.

“El Capitán Maravilla representa el ideal al que Kamala aspira”, le dijo Wilson a The New York Times. “Es fuerte, hermosa y no tiene ninguna carga emocional por ser paquistaní y ‘diferente'”.

Y agrega que la Señorita Maravilla “representará la experiencia universal de todas las adolescentes estadounidenses que se sienten algo aisladas y que están tratando de encontrar quiénes son”. Pero será “vista a través de la lente de lo que es ser una musulmana estadounidense con superpoderes”.

La familia Khan (Marvel Comics)

“Negatividad”

La propia G. Willow Wilson tiene, sin duda, muchas experiencias personales para inspirarse en esta nueva serie.

La autora estadounidense comenzó a crear historietas a los 17 años, cuando trabajaba como crítica musical para una revista semanal en Boston.

Posteriormente se convirtió al Islam, cuando estudiaba en la universidad. Vivió en Egipto trabajando como periodista cubriendo Medio Oriente y temas musulmanes para publicaciones como The New York Times y Atlantic Monhly.

Al mismo tiempo siguió desarrollando su carrera como novelista gráfica y ha sido nominada para diversos premios por su libro de cómics “El décimo aprendiz”, y la novela gráfica “Cairo”.

Kamala Khan (Marvel Comics)

Tanto Wilson como Amanat están conscientes de que Kamala Khan no sólo deberá combatir a los villanos que se presenten en su serie de cómics.

Lo más probable es que cuando salga a la venta el próximo año también enfrentará una ola de críticas y oposición no sólo de los “puristas” de las historietas, que suelen esperar que sus superhéroes sean hombres, blancos y fuertes, sino además de la propia comunidad conservadora musulmana.

“Esperamos cierta negatividad de las personas que son antimusulmanas y de los musulmanes que esperan un personaje representado de cierta forma”, afirma Amanat.

Pero tal como asegura Wilson, “no se trata de evangelizar”.

“Para mí lo más importante era representar a Kamala como alguien que está luchando contra su propia fe”.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
CCTV

Escuela Lagena de China: el increíble traslado de un edificio escolar de 7,600 toneladas en Shanghái

Un equipo de ingenieros en China implementaron una novedosa técnica con patas robóticas para mover un edificio histórico de lugar.
CCTV
23 de octubre, 2020
Comparte

Un edificio de 7,600 toneladas fue puesto a “caminar” en Shanghái, China.

La escuela primaria Lagena, de cinco pisos y construida en 1935, debió ser reubicada para dar espacio a la construcción de un nuevo proyecto en las inmediaciones.

En lugar de derribar el edificio con valor histórico, los ingenieros optaron por levantar por completo la construcción y montarla sobre 198 patas robóticas especialmente diseñadas para este fin, informaron medios estatales.

Las miles de toneladas de construcción de hormigón se movieron en total 61.7 metros para literalmente “caminar” por la ciudad del este de China.

Según la cadena estatal CCTV, la maniobra fue completada en 18 días y finalizó el pasado 15 de octubre.

Ahora el edificio está siendo renovado para su preservación histórica.

La primaria Lagena siendo movida

CCTV
La escuela primaria Lagena, de cinco pisos, fue construida en 1935 en Shanghái, China.

Existen varios métodos para mover edificios, pero normalmente se emplean plataformas que se ponen sobre rieles, o grúas de enorme capacidad.

Pero la utilización de patas robóticas con ruedas, como las usadas con la escuela Lagena, ha sido una nueva estrategia aplicada por la ingeniería china.

Shanghái tiene cierta experiencia en este campo.

En 2017, un templo budista de 135 años de antigüedad y un peso de 2,000 toneladas fue movido unos 30 metros para prevenir incendios por la quema de incienso de los visitantes.

Luego de 15 días de pequeños movimientos, el histórico inmueble llegó a su destino final.

Este año, China también acaparó titulares con otra obra de infraestructuras: la construcción de un hospital con capacidad para 1,000 pacientes en tan solo 10 días.

La clínica fue levantada en Wuhan, la ciudad donde surgió el primer brote de SARS-CoV-2, que acabó derivando en pandemia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EGp_RvRpz28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.