El número mágico al buscar trabajo es 50
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El número mágico al buscar trabajo es 50

Hoy, en el mundo de las redes sociales "conocemos" a mucha más gente que nunca y además podemos relacionarnos con la gente que nuestros "conocidos" conocen, lo cual tendría que facilitar encontrar trabajo, pero no siempre es así
24 de noviembre, 2013
Comparte

Oficina BBC“No es lo que sabes sino a quién conoces” dice un viejo refrán sobre la búsqueda de empleo.

Hoy, en el mundo de las redes sociales “conocemos” a mucha más gente que nunca y además podemos relacionarnos con la gente que nuestros “conocidos” conocen, lo cual tendría que facilitar encontrar trabajo, pero no siempre es así.

“Entender a la audiencia”

Hay muchas formas de socializar en internet y con creciente frecuencia los sitios más importantes, como Facebook, están siendo utilizados por compañías para reclutar empleados.

“Todo tiene que ver con entender a la audiencia”, dice, en conversación con la BBC, Michael Weiss, experto en redes sociales y director ejecutivo de figure18, una empresa que asesora a la gente para ser mejores “narradores”.

LinkedIn probablemente es el sitio más importante para buscar empleo. Aunque si usted es creativo, Pinterest e Instagram también son útiles. Y si es escritor o si desea tener más presencia pública entonces debe ir a Twitter.
LinkedIn se ha convertido en la plataforma favorita del mundo corporativo y en el principal sitio que usan los empleados para reclutamiento profesional.

“Para posiciones a nivel profesional, se espera que los solicitantes tengan un perfil robusto en LinkedIn que pueda mostrarle claramente sus calificaciones y experiencia al empleador potencial”, le asegura Alison Doyle, experta en búsqueda de empleo de About.com, a la BBC.

Secretos de LinkedIn

LinkedIn, basada en Sillicon Valley, California, acaba de cumplir 10 años. Tiene más de 259 millones de miembros, dos tercios de los cuales viven fuera de Estados Unidos.

¿Algún consejo sobre cómo establecer contactos en las redes sociales para mejorar los chances de encontrar empleo?

Básicamente la misión es establecer contactos para entablar relaciones profesionales con personas que pueden serle útiles. Además, ampliar su círculo de contactos para aparecer en el radar de las conexiones de sus conexiones.

“Sabemos que el número secreto de conexiones es el 50”, revela Erran Berger, un ingeniero de LinkedIn responsable de construir el sitio.

Berger afirma que lograr la cifra mágica de 50 es crucial para que ocurra el efecto de la onda expansiva.

“Se empieza con conexiones de primer grado. Por ejemplo, Ana es alguien que conozco porque trabaja conmigo y ella tiene decenas de contactos, uno de ellos es Jim. De pronto, mis conexiones de segundo grado aquí se vuelven realmente grandes”, explica en entrevista con la BBC.

“Jim quizás trabaja en una compañía que me interesa y quizás desempeña el trabajo que siempre he soñado. Puedo pedirle a Ana que me lo presente y puedo preguntarle qué necesito para conseguir un empleo en su compañía”.

Cuestión de modales

No obstante, el proceso de establecer nuevos contactos en línea plantea preguntas sobre la etiqueta de crear relaciones de trabajo. Solía pensarse que era inapropiado hacer “llamadas en frío” a extraños, incluso si eran contactos de nuestros colegas de trabajo, para pedirles consejo sobre un nuevo empleo.

“La regla general para relacionarse con personas en LinkedIn es que uno se conecta con las personas a las que conoce o podría conocer en el futuro, por ejemplo en una conferencia o un evento”, señala Caroline Gaffney, quien dirige la página de inicio y cronología de LinkedIn.

Y, gracias a su naturaleza, las relaciones de trabajo digitales pueden alimentarse mucho más fácilmente que cuando los nuevos contactos se reducían a un montón de tarjetas de presentación que terminaban apiladas en un cajón.

“Las interacciones son mucho más fluidas ahora y la gente es mucho más abierta a recibir mensajes de alguien que pueden o no conocer, siempre y cuando haya un contexto”, dice Gaffney.

Hasta los tímidos

Pero muchas personas todavía no se acostumbran a ese enfoque. No todos desean ser tan abiertos con su currículo en internet ni se sienten cómodas al llamar a extraños para que una nueva compañía les abra la puerta.

Para quienes son tan tímidos en línea como lo son en persona, Gaffney sugiere que “hay formas más ligeras de interactuar: se puede hacer clic en ‘me gusta’ o comentar en la participación de otros”.

“Por ejemplo, alguien con quien trabaja comparte un artículo sobre un nuevo producto, usted hace clic en ‘me gusta’ y eso es todo. Así hace que lo recuerden. Un ‘me gusta’ es algo muy ligero”.

Y añade que “a medida que gane confianza, quizás le den ganas de comentar sobre el artículo de otro y después graduarse compartiendo artículos. Verá que eso trae beneficios valiosos y lleva a crear más conexiones con gente que traerá oportunidades”.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Familia Chebrolu

Anika Chebrolu, la estudiante de 14 años que descubrió una molécula que ayuda a combatir la COVID

La estadounidense Anika Chebrolu acaba de ganar el premio de "mejor científica joven de Estados Unidos" otorgado por 3M tras hallar una molécula que podría impedir que el nuevo coronavirus penetre en nuestras células.
Familia Chebrolu
29 de octubre, 2020
Comparte

Tan solo tiene 14 años y ya trabaja en la carrera por encontrar una cura para el COVID-19.

Anika Chebrolu, una estudiante de secundaria de Frisco, Texas, descubrió una molécula que podría unirse al nuevo coronavirus e inhibir su capacidad para infectar a las personas.

Y este hallazgo científico le valió a la joven ganarse el título de mejor científica joven de Estados Unidos” en la competencia Young Scientist Challenge 2020, galardón dotado con US$25.000 y que entrega la multinacional 3M.

Se trata de un evento anual que cuenta con prestigio nacional y es recomendado por varias universidades para que los estudiantes de entre 10 y 14 años -y potenciales científicos- presenten un video corto que explique su solución a un problema cotidiano.

¿De qué se trata exactamente este descubriendo? ¿Y cómo lo logró?

Proteína clave

El SARS-CoV-2, el virus causante del COVID-19, posee un halo, una especie de corona que lo rodea y de donde le viene el nombre de coronavirus.

En esta corona existe una proteína con forma de espiga, la proteína S, que se une a los receptores de nuestras células para infectarlas.

Anika Chebrolu con su proyecto.

Gentileza 3M
Anika Chebrolu ganó US$25.000 por su descubrimiento.

Por eso, muchos laboratorios que trabajan en la vacuna contra la COVID-19 han elegido atacar esta proteína con el objetivo de impedir que el virus penetre nuestras células.

La investigación de Anika Chebrolu también se basó en esta proteína clave del virus.

“Descubrí una molécula que puede unirse a la proteína S en el virus y potencialmente cambiar su forma y función“, explica la joven en un correo electrónico a BBC Mundo.

Y esto es importante por su potencial para “evitar que el virus pueda adherirse a las células humanas y, por lo tanto, reducir o tratar una mayor infección en el cuerpo de una persona”, agrega.

La joven descubrió esta molécula con un método in-silico, es decir de simulaciones por computadora utilizando numerosas herramientas de software.

Para ello examinó millones de moléculas pequeñas en busca de propiedades como las de un fármaco de absorción, distribución, metabolismo y excreción (ADME).

Coronavirus.

Getty Images
Muchos laboratorios han elegido una proteína que se encuentra en la corona de virus como blanco para neutralizar sus efectos.

Tras ese estudio, Anika Chebrolu seleccionó la molécula con la mejor actividad farmacológica y biológica hacia la proteína S del virus SARS-CoV-2 que puede transformarse en un potencial fármaco para el tratamiento eficaz de la enfermedad.

Investigación previa

Anika Chebrolu comenzó su investigación en la escuela Nelson en Frisco cuando todavía no había noticias sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

“Hace unos años, investigué la pandemia de la gripe española de 1918 para un proyecto escolar y me fascinaron los virus y el descubrimiento de fármacos”, cuenta.

Mientras realizaba su investigación descubrió la metodología in-silico.

“Me asombró que podíamos utilizar métodos computacionales para identificar y desarrollar posibles moléculas similares a fármacos para combatir enfermedades”, relata.

Anika Chebrolu estudiando

Gentileza familia Chebrolu
Para su investigación, Anika Chebrolu utilizó un simulador de computadora.

Ella cuenta que el año pasado estaba usando el mismo método para identificar un compuesto principal que pudiera unirse a la proteína hemaglutinina del virus de la influenza cuando llegó la pandemia de la COVID-19.

“Después de investigar pandemias, virus y fármacos durante tanto tiempo ¡era una locura pensar que en realidad estábamos atravesando una pandemia!“, asegura.

Así que por la gravedad de la pandemia y el fuerte impacto que causó en el mundo en menos de un año, Anika describe que con la ayuda de su mentora Mahfuza Ali, científica de 3M, cambió la dirección de su proyecto inicial y apuntó a la proteína S del virus SARS-CoV-2.

Al 26 de octubre, la enfermedad COVID-19 ya se cobró la vida de más de 1,1 millones de personas en todo el mundo desde que se comenzaron a reportar los primeros casos en diciembre de 2019 en la localidad china de Wuhan.

Estados Unidos es el país que más muertos registra con más de 225.000, según datos la Universidad Johns Hopkins.

Más estudios

Desde el ámbito científico celebran los logros de Anika Chebrolu pero dicen que todavía se necesitan más estudios para saber si esta molécula es efectiva para hallar una cura para la COVID-19.

“Creo que es maravilloso que Anika Chebrolu haya hecho este análisis y su trabajo es ciertamente impresionante y sofisticado para su nivel de educación. Sin duda, tiene potencial para ser una científica destacada“, opina Angela Rasmussen viróloga de Columbia Mailman School of Public Health, la escuela de posgrado en salud pública de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Gráfico mostrando cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

“Sin embargo, es importante tener en cuenta que si bien estas estrategias son buenas para identificar compuestos con potencial terapéutico, no hay datos experimentales que respalden que la molécula que identificó realmente tenga un impacto en la entrada o replicación viral, o que incluso se una a la proteína S en condiciones reales”, señala la especialista a BBC Mundo.

“Se requiere la realización de estudios de laboratorio para caracterizar mejor el potencial de la molécula como terapéutica antiviral”, añade.

Del mismo modo, otros especialistas consultados por BBC Mundo advierten que este descubrimiento necesita más pruebas de laboratorio para saber si la molécula identificada puede unirse de manera efectiva a la proteína S del virus.

Si esto se comprueba con validaciones in vitro -normalmente en tejidos, órganos o células aislados- y más tarde in vivo, que significa pruebas en organismos vivos, esta molécula podría prevenir el primer paso de la infección del virus en el cuerpo.

Planes para el futuro

Anika dice que tiene planes concretos en los que invertirá el dinero que ganó del premio como mejor científica joven de Estados Unidos.

“Planeo usar los US$25.000 para continuar mi investigación y financiar mi organización sin fines de lucro, AcademyAid, que proporciona material y equipamiento a niños que lo necesitan para ayudarlos a seguir las carreras y oportunidades que desean”, asegura.

“También planeo ahorrar el resto del dinero para la universidad”, dice.

Anika Chebrolu bailando Bharatanatyam, baile clásico indio.

Gentileza familia Chebrolu
Cuando Anika no está investigando disfruta del Bharatanatyam, un baile clásico indio.

Al ser consultada sobre qué les diría a otros jóvenes que podrían estar interesados en la ciencia sobre su experiencia, ella recomendó no dejar de preguntar.

Recuerda siempre no dejar de hacer preguntas y tener confianza y fe en ti mismo. Asegúrate de aprovechar cualquier oportunidad que veas con tus mejores habilidades, ya que nunca sabes dónde podrías terminar”, concluyó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.