Julio Cortázar y Mercedes Sosa, en listas negras de la dictadura argentina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Julio Cortázar y Mercedes Sosa, en listas negras de la dictadura argentina

El gobierno argentino halló documentación de la última dictadura militar elaborada por los comandos de las Fuerzas Armadas que incluye listas negras de personalidades de la cultura, la venta de la única proveedora de papel de diario a los periódicos de mayor circulación, directivas sobre el uso del término "desaparecidos" y hasta un plan para perpetuarse en el poder hasta el año 2000.
5 de noviembre, 2013
Comparte
CORTAZAR

Cortázar aparece en la “lista negra” de 331 intelectuales, artistas y periodistas clasificados por los militares de acuerdo con su nivel de peligrosidad.

El gobierno argentino anunció ayer 4 de noviembre el hallazgo de documentación de la última dictadura militar (1976-1983) elaborada por los comandos de las Fuerzas Armadas que incluye listas negras de personalidades de la cultura, la venta de la única proveedora de papel de diario a los periódicos de mayor circulación, directivas sobre el uso del término “desaparecidos” y hasta un plan para perpetuarse en el poder hasta el año 2000.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, informó a la prensa sobre el hallazgo de 280 actas originales de la junta militar que gobernó el país entre 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.

El material fue encontrado en el subsuelo del edificio Cóndor, sede del comando de la Fuerza Aérea, el 31 de octubre pasado.

La Junta Militar estaba integrada por los jefes del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea y tenían reuniones periódicas para discutir las cuestiones cruciales del régimen, que según organismos de derechos humanos asesinó a 30 mil disidentes. Las cifras oficiales indican que fueron la mitad.

“No tenemos dudas que la información tiene un valor histórico relevante. La justicia decidirá si esta documentación tiene a su vez valor jurídico para las distintas causas que se están llevando adelante”, dijo Rossi.

El contenido de estos encuentros y la postura de cada uno de los comandantes sobre distintas cuestiones quedaron plasmados en más de 200 actas, indicó Rossi.

Una de ellas incluye la llamada “lista negra” con los apellidos de 331 intelectuales, artistas y periodistas clasificados por los militares de acuerdo con su nivel de peligrosidad.

Entre ellos figuraban los actores Norma Aleandro, Héctor Alterio, Federico Luppi, el escritor Julio Cortázar, la cantante Mercedes Sosa y la cantautora María Elena Walsh, entre otros. Los tres últimos ya fallecieron.

Según el ministro de Defensa, el material también reveló que los comandantes tenían especial interés en la operación de transferencia de acciones de la empresa Papel Prensa —en ese entonces la única proveedora de papel de diario en el país— a los diarios Clarín, La Nación y La Razón.

Los militares trataron en varias reuniones el arresto de los herederos del banquero David Graiver, dueño de Papel Prensa S.A, al mismo tiempo que decidían sobre el futuro de la compañía, según consta en 13 actas que van de septiembre de 1976 a diciembre de 1977.

La justicia investiga si la venta de la mayoría del 51% de las acciones de Papel Prensa en manos de los herederos de Graiver a los diarios de mayor circulación del país fue bajo coacción y amenazas. La denuncia fue impulsada hace cuatro años por la presidenta Cristina Fernández, en el marco de la disputa que mantiene con el Grupo Clarín.

La viuda de Graiver, Lidia Papaleo, declaró ante la justicia que fue secuestrada y amenazada de muerte para desprenderse de las acciones en su poder.

En otras actas se hace referencia a las instrucciones de los comandantes para acordar la cuestión de los “desaparecidos” ante los medios de comunicación y los organismos internacionales de defensa de los derechos humanos.

Rossi destacó otros dos hallazgos entre el material: la hipótesis de un plan de gobierno de la junta militar que incluía una primera parte fundacional hasta la década de 1990 y una segunda parte denominada “Nueva República” hasta el 2000.

También incluye una comunicación de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA) sobre aportes al “esquema de proyecto” de los militares y que según Rossi demuestra la complicidad de sectores civiles en el golpe de Estado de 1976.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El innovador y exitoso método nórdico para acabar con el acoso escolar

El acoso en la escuela suele dejar secuelas que la víctima puede llegar a experimentar por décadas. Pero hay metodologías que ayudan a cambiar el entorno escolar para evitar que esto ocurra.
2 de mayo, 2022
Comparte

Lady Gaga, Shawn Mendes, Blake Lively, Karen Elson, Eminem, Kate Middleton y Mike Nichols. Estas son solo algunas de las personas que han hablado de su experiencia como víctimas del acoso escolar y el dolor que esto les ha causado en la infancia y en etapas posteriores de su vida.

Cualquiera que haya sido victimizado de niño comprenderá los sentimientos de vergüenza que pueden generar este tipo de experiencias. Y las consecuencias no se quedan ahí.

Investigaciones recientes sugieren que los efectos del acoso infantil pueden persistir durante décadas, con cambios duraderos que pueden ponernos en mayor riesgo de enfermedades mentales y físicas.

Estos hallazgos están llevando a un número cada vez mayor de educadores a cambiar su punto de vista sobre el matoneo: de una situación inevitable del crecimiento a una violación de los derechos humanos de los niños.

“La gente solía pensar que el acoso escolar era un comportamiento normal y, en algunos casos, que incluso podría ser algo bueno, porque ayuda a fortalecer el carácter”, explica Louise Arseneault, profesora de psicología del desarrollo en el King’s College de Londres, en Reino Unido.

“Les tomó mucho tiempo comenzar a considerar este comportamiento como algo que puede ser realmente dañino”.

Con este cambio de mentalidad, muchos investigadores ahora están probando varios esquemas contra el acoso, con algunas estrategias nuevas y emocionantes para crear un entorno escolar más amable.

Cultura de tolerancia de la victimización

El Programa de Prevención del Acoso Olweus (Olweus Bullying Prevention Program) es uno de los esquemas que más se ha puesto a prueba.

Lady Gaga

Getty Images
Lady Gaga es uno de los personajes famosos que ha hablado abiertamente sobre su experiencia de acoso escolar.

Fue desarrollado por el fallecido psicólogo sueco-noruego Dan Olweus, quien encabezó gran parte de las primeras investigaciones académicas sobre la victimización infantil.

El programa se basa en la idea de que los casos individuales de acoso suelen ser producto de una cultura más amplia que tolera la victimización. Como resultado, intenta abordar todo el ecosistema escolar para evitar que prospere el mal comportamiento.

Como muchas otras intervenciones, el Programa Olweus comienza con un reconocimiento del problema. Por este motivo, los colegios deberían realizar una encuesta para preguntar a los alumnos sobre sus experiencias.

“Saber lo que está pasando en tu edificio es realmente importante y puede guiar tus esfuerzos de prevención del acoso escolar”, dice Susan Limber, profesora de psicología del desarrollo de la Universidad de Clemson, en Carolina del Sur, Estados Unidos.

El Programa Olweus alienta a la escuela a establecer expectativas muy claras para un comportamiento aceptable, y las consecuencias si se infringen esas reglas.

“ no deberían ser una sorpresa para el niño”, dice Limber. Los adultos deben actuar como modelos positivos a seguir, que refuercen los buenos comportamientos y muestren tolerancia cero ante cualquier forma de victimización.

También deben aprender a reconocer los lugares dentro de la escuela donde es más probable que ocurra la intimidación y supervisarlos regularmente.

Acoso escolar

Getty Images

“Todos los adultos de la escuela necesitan una formación básica sobre el acoso: las personas que trabajan en la cafetería, los conductores de autobuses, el conserje”, señala Limber

A nivel del aula, los propios niños organizan reuniones para discutir la naturaleza del acoso escolar y las formas en que pueden ayudar a los estudiantes que son víctimas de este comportamiento.

El objetivo, en todo ello, es conseguir que el mensaje anti-intimidación quede arraigado en la cultura de la institución.

Resultados positivos

Al trabajar con Olweus, Limber probó el esquema en varios entornos, incluida una implementación a gran escala en más de 200 escuelas en Pensilvania.

Sus análisis sugieren que el programa resultó en 2.000 casos menos de intimidación durante dos años. Es importante destacar que los investigadores también observaron cambios en la actitud general de la población escolar hacia el acoso, incluida una mayor empatía con las víctimas.

Los resultados de Limber no son los únicos que muestran que las campañas sistemáticas contra el acoso pueden generar un cambio positivo.

Comedor escolar

Getty Images
Todo el personal de la escuela debería estar alerta a las posibles señales de intimidación y matoneo.

Un metanálisis reciente, que examinó los resultados de 69 ensayos, concluyó que las campañas contra el acoso escolar no solo reducen la victimización sino que también mejoran la salud mental general de los estudiantes.

Curiosamente, la duración de los programas no pareció predecir sus posibilidades de éxito.

“Incluso unas pocas semanas de intervención fueron efectivas”, dice David Fraguas, del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, España, quien fue el autor principal del estudio.

Atentos a las señales

La intimidación no acaba en la escuela, y Limber argumenta que los padres y cuidadores deben estar atentos a las señales que indican que puede haber un problema. “Debes ser proactivo al hablar sobre el tema, no esperes a que surja”, dice.

“Puedes hacerlo como parte de una conversación del tipo: ‘¿Cómo van las cosas con tus amigos? ¿Tienes algún problema?'”.

Ella enfatiza que el adulto debe tomar en serio las preocupaciones del niño, incluso si parecen triviales desde una perspectiva externa, al mismo tiempo que debe mantener una mente abierta.

“Escucha atentamente y trata de controlar tus emociones mientras las escuchas”. El cuidador debe evitar hacer sugerencias apresuradas sobre cómo el niño puede manejar el problema, ya que esto a veces puede crear la sensación de que la víctima tiene la culpa de la experiencia.

Acoso escolar

Getty Images
Todos los sitios donde puede ocurrir el acoso dentro de la institución educativa deberían estar supervisados.

Si corresponde, el padre o tutor debe iniciar una conversación con la escuela, que debe elaborar un plan de inmediato para asegurarse de que el niño se sienta seguro. “Lo primero es centrarse en ese niño y sus experiencias”.

Crecer rara vez va a ser fácil: los niños y los adolescentes están aprendiendo a manejar las relaciones sociales y eso va a traer dolor y malestar.

Pero como adultos, podemos hacer un trabajo mucho mejor al enseñarles a los niños que ciertos tipos de comportamientos nunca son aceptables: no hay nadie a quien culpar sino a los mismos agresores.

Estas lecciones podrían tener un impacto generalizado en la salud y la felicidad de muchas generaciones venideras.

*Este artículo fue publicado en BBC Future. Haz clic aquí para leer la versión original en inglés.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZkQj6xbNUVA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.