La clave más segura: "¡Hola! ¿Eres tú?"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La clave más segura: "¡Hola! ¿Eres tú?"

La tecnología biométrica de voz, la grabación y el análisis de las impresiones vocales para la autentificación, es una de las últimas armas tecnológicas desplegadas en la guerra contra los que cometen fraude.
Por BBC Mundo.
18 de noviembre, 2013
Comparte

Las grandes empresas quieren escucharle y no para saber lo que opina, sino para combatir el fraude.

La tecnología biométrica de voz, la grabación y el análisis de las impresiones vocales para la autentificación, es una de las últimas armas tecnológicas desplegadas en la guerra contra los que cometen fraude, un delito por el que cada año la economía británica pierde al menos 52.000 millones de libras (más de US$83.000 millones), según la Autoridad del Fraude Británica (NFA, por sus siglas en inglés).

Se estima que sólo las compañías de servicios financieros británicas pierden cada año más de US$8.000 millones.

Pero esa cifra en realidad podría ser dos o tres veces superior, ya que muchos fraudes no se denuncian.

El robo de identidad y la intervención de cuentas son un problema grave y creciente, especialmente en la era digital, que se ha convertido en el terreno perfecto para los estafadores que encuentran muchas más maneras de recolectar datos personales.

Dinámico

Incluso gemelos idénticos, que comparten el mismo ADN, se pueden diferenciar por sus impresiones vocales, de forma que esta tecnología podría ser una prueba suficientemente contundente como para usar, por ejemplo, en los juzgados.

La voz es crucial porque los call centres o centros de atención de llamadas siguen siendo la principal forma mediante la cual interactuamos con las compañías, pese al aumento de la banca y el comercio en línea.

Las medidas tradicionales de autentificación, que incluyen la utilización de números de identificación personal (PIN), contraseñas y las respuestas a preguntas claves fáciles de recordar pueden fallar, principalmente porque el ser humano erra y solemos olvidar esas palabras o números claves.

Por ese motivo, solemos usar números PIN y contraseñas que son extraordinariamente fáciles de recordar para nosotros y por lo tanto muy fáciles de adivinar para los otros.

Quienes se dedican a investigar los fraudes encontraron que cerca del 10% de los números PIN de cuatro dígitos robados por defraudadores son simples 1-2-3-4.

Por otra parte, según los bancos, sus clientes erran en las respuestas de autentificación en sus llamadas al call centre entre en un 10% y un 20% de los casos porque no pueden recordar sus detalles de seguridad.

“No puedes olvidar tu voz”, afirma Levent Arslan, directora ejecutiva de Sestek, una asesoría tecnológica que ayudó a la compañía telefónica turca Avea a registrar un millón de registros vocales en un año.

La voz también es algo fácil de usar. “Es la forma más intuitiva de interactuar”, explica Filsjean.

Pruebas

Pese a que ningún sistema de seguridad biométrico es totalmente infalible, los defraudadores que usan grabaciones de alta definición de los teléfonos de una persona como contraseña deberían ser detectados, según las compañías de software biométrico de autentificación de voz, porque incluso las grabaciones de alta calidad usan algún tipo de compresión que distorsiona las frecuencias más altas y más bajas.

Eso hace que incluso la menor discordancia con los registros de voz del cliente provoque una prueba de conversación en vivo que sería muy difícil de burlar para los defraudadores, particularmente para aquellos que sólo tienen una grabación para usar.

La rama de banca privada de Barclays, Barclays Wealth, asegura haber tenido un gran éxito al implementar los sistemas de voz biométricos.

Antes de introducir la tecnología, encontraron que el 25% de las llamadas telefónicas fraudulentas a sus agentes eran capaces de pasar los sistemas de seguridad del banco. Los defraudadores que usaban técnicas de “ingeniería social”, o que cometían fraudes, eran capaces de obtener detalles de seguridad de los agentes.

El banco no reveló la cantidad de dinero que se perdió por ello.

Barclays asegura que ahora el número de llamadas fraudulentas es nulo porque usa la tecnología que hay detrás del sistema de reconocimiento de voz de Apple que usa Siri, Nuance, líder en ese campo.

Los registros de la voz de los supuestos defraudadores se guardan en una lista negra para que puedan ser identificados si intentan hacerse pasar por otra persona de nuevo.

Complicado

El banco eslovaco Tatra Bank está lanzando un sistema de voz biométrico que autentificará las identidades de los clientes cuando hablen con los agentes del call centre.

Entre 10 y 15 segundos de una conversación natural son suficientes para comprobar si la voz del cliente coincide con la que el banco tiene grabada.

El operador de celulares turco Turkcell tiene actualmente cerca de 10 millones de registros de voz de clientes en su base de datos.

“La mayoría de las instituciones financieras y los grandes proveedores de servicios del mundo están considerando activamente adoptar sistemas de voz biométricos”, afirma Almog Aley-Raz, director de tecnología biométrica de voz de Nuance.

La parte más complicada es incorporar a los clientes a ese esquema, ya que dependiendo de la jurisdicción existen distintas leyes que regulan las grabaciones de voz.

“En muchos casos, existe una ambigüedad en cuanto a la colecta y el uso de las técnicas de voz biométrica”, explica Aley-Raz. “Pero el mejor consejo a nuestros clientes es que obtengan el consentimiento para usar la tecnología”.

“Independientemente de si su jurisdicción tiene unas provisiones específicas para el uso de la biometría, los datos biométricos son personales, privados y deberían ser tratados con el mismo cuidado que cualquier otro tipo de datos”.

Sin embargo, los sistemas de voz biométricos no son por si solos suficientes para combatir el fraude. Otras tecnologías, como los análisis de datos de comunicación, deben entrar en juego.

“Profundo”

Todas las instituciones financieras británicas han tenido que grabar sus conversaciones telefónicas por años y esto ha llevado a tener cantidades ingentes de datos en servidores que han sido ignorados por mucho tiempo.

Pero ahora los sistemas de búsqueda de audio y video junto con las sofisticadas herramientas analíticas están haciendo que esta montaña de datos sea mucho más útil y accesible.

“Las tecnologías fuertemente sofisticadas que exploran la comunicación escrita están siendo sustituidas por el mundo hablado”, afirma Richard Newton, cofundador de OP3NVoice, una compañía tecnológica especializada en la búsqueda de audio y video.

“Esto tiene profundas implicaciones para la detección de fraude. Los análisis de emociones, estrés, sentimientos y significado son áreas de rápido desarrollo”.

Lo que dices, cómo lo dices, cuándo, dónde y a quién. Todo eso lo tienen en cuenta los algoritmos que aprenden a detectar patrones de comportamientos anómalos o extraños.

Para Glenn Perachio, especialista forense en la compañía contable Ernst & Young, “hay que adoptar técnicas como el aprendizaje mecánico, la agrupación de temas y la esquematización geoespacial para ayudar a reducir la búsqueda de las evidencias de fraude”.

Pero finalmente parece que la tecnología biométrica de la voz y el análisis del discurso están ofreciendo una realidad palpable y productiva.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viacrucis de Iztapalapa: la olvidada historia de cómo surgió esta representación de Semana Santa

Cada año en Ciudad de México hay una recreación de grandes proporciones de la Pasión de Cristo. Su origen se dio en un momento de gran necesidad para México.
15 de abril, 2022
Comparte

Hasta antes de la pandemia de coronavirus, cerca de dos millones de personas se congregaban en el sureste de Ciudad de México para presenciar la representación de la Pasión de Cristo.

Es uno de los rituales de Semana Santa más importantes y de maores proporciones del mundo, y se celebra en Iztapalapa, la alcaldía más poblada de la capital mexicana.

Curiosamente, el origen de esta tradición de casi 180 años está en otra enfermedad que se azotó México en el siglo XIX: una epidemia de cólera.

“La epidemia fue una situación límite, como la actual. Enfrentaron una mortandad tan grande que creían que iban a desaparecer“, explica a BBC Mundo la antropóloga Mariángela Rodríguez.

Este año, la Pasión de Cristo espera recuperar el esplendor que tenía hasta antes de la pandemia, con el regreso de cientos de miles de visitantes dado que Ciudad de México ha registrado un bajo nivel de contagios de covid-19 en los últimos meses.

Y como antes, unos 5.000 participantes, entre actores, organizadores y penitentes, volverán a las calles de Iztapalapa.

Pero ¿cómo surgió el fervor por la Pasión de Cristo en un antiguo barrio prehispánico?

La representación de la Pasión de Cristo de Iztapalapa

Getty Images

El “teatro evangelizador”

Si bien el ritual de los últimos días de la vida de Jesús, según la tradición católica, comenzó a escenificarse hace dos siglos en Iztapalapa, el cómo pasó a formar parte de la fe de la mayoría de los mexicanos viene de mucho antes.

El colonialismo y la instauración del catolicismo como única religión permitida desde el siglo XVI supuso el adoctrinamiento generalizado de los pueblos indígenas, los cuales tenían una diversidad de creencias y tradiciones que fueron prohibidas.

Una de las herramientas que más sirvió al clero fue el “teatro evangelizador”, explica Rodríguez, pues echó mano del arraigado gusto de los pueblos prehispánicos, como el mexica de Ciudad de México, por las puestas en escena teatrales.

La representación de la Pasión de Cristo de Iztapalapa

Getty Images

“Tenían que popularizar las creencias y no había manera de enseñarlas de manera oral o escrita. Y lo más útil fue usar imágenes”, explica Rodríguez.

En su tiempo, los dramaturgos prehispánicos eran los sacerdotes que componían comedias cortas representadas ante el público con temas religiosos o profanos. Los actores incluso eran profesionales, dedicándose casi exclusivamente a ello.

En las ceremonias y fiestas indígenas abundaba el sentido dramático, tanto en procesiones como en cantos, danzas, trajes y escenificaciones que tenían un alto contenido emotivo.

“Los mexicanos eran en especial sensibles a las formas teatrales, pues gustaban mucho de la farsa y la comicidad. Sin embargo, también se conmovían ante los hechos cruentos y dolorosos. Esto nos permite entender por qué fueron tan receptivos a la Pasión de Cristo”, señala la antropóloga Mariángela Rodríguez en su investigación titulada “Los insólitos caminos de la tradición: Semana Santa en Iztapalapa”.

Facsímil del códice Tonalámatl de Aubin

BBC
Los pueblos prehispánicos tenían muchas ceremonias alegóricas que eran vistas por grandes públicos.

Los evangelizadores españoles aplicaron lo que ahora se conoce como “culto de sustitución”.

Templos como el del Señor del Santo Entierro, conocido popularmente como el Señor de la Cuevita, el más venerado en Iztapalapa, en la época prehispánica era el de Tezcatlipoca, una deidad de los mexicas.

Una doble intención

La antropóloga reconoce la astucia de los españoles al haber usado la cosmovisión indígena como herramienta didáctica de la evangelización católica.

Pero los pueblos prehispánicos también se sirvieron de este fenómeno para preservar sus tradiciones.

La representación de la Pasión de Cristo de Iztapalapa

Getty Images

“El culto de sustitución muestra que, para que sobreviviera la religiosidad indígena, tuvo que vestirse de católica. La Virgen de Guadalupe es Tonantzin del mundo indígena”, le dice Rodríguez a BBC Mundo.

Hasta la fecha, elementos alegóricos de las viejas tradiciones prehispánicas siguen vivos en torno a rituales católicos como el viacrucis de Iztapalapa.

Aquellos caballeros águila o tigre prehispánicos hoy siguen apareciendo en las danzas de los carnavales que preceden a la Semana Santa y que forman parte de la tradición católica de la cuaresma.

El mismo sitio en donde hoy se realiza la Pasión de Cristo no es otro que el antiguo Huizachtépetl (“cerro de los huizaches”, en la lengua náhuatl) donde cada 52 años tenía lugar la ceremonia del Fuego Nuevo.

La promesa

Hacia el año 1833, México vivió una epidemia de cólera morbus que causó decenas de miles de muertes. En Ciudad de México falleció el 5% de la población y decenas de miles enfermaron.

La gente de Iztapalapa acudió ante el Señor de la Cuevita para pedirle el fin de la enfermedad. En retribución, recrearían el Vía Crucis de Jesucristo cada año a partir de 1843.

La representación de la Pasión de Cristo de Iztapalapa

Getty Images

“Creían que iban a desaparecer. Entonces el tamaño de la promesa tenía que ser así de grande”, explica Rodríguez.

El pueblo de Iztapalapa se apropió de la celebración y su organización, más allá de las directrices de la Iglesia católica.

“Es la elaboración propia de los pueblos. Se basa en textos que son básicamente melodramas. Si bien la Iglesia ya echaba mano del melodrama, aquí es hipermelodrama“, señala la antropóloga.

“Hay que recordar que en la Biblia no existen las tres caídas. Y acá sí. Y está la virgen María y María Magdalena que lloran”, añade.

La representación de la Pasión de Cristo de Iztapalapa

Getty Images

La representación del viacrucis es convalidado por la Iglesia a través de la celebración de misas, pero los organizadores son un grupo familias que han heredado la estafeta desde hace décadas.

“Todos los que participan tienen una manda o promesa para transformar su mundo. Buscar la salud, buscar empleos, son las peticiones más importantes que se hacen ahí”, señala Rodríguez.

“Es un pueblo que ama sus tradiciones”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jS8VesNuRUA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.