close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Negocian EU, México y 10 países más limitar internet: WikiLeaks

El gobierno de México negocia, junto a 11 países más, un acuerdo que limitaría la libertad de acceso a internet y obliga a los proveedores del servicio a suprimir contenidos cuando un autor considere que la difusión transgrede sus derechos de propiedad intelectual, según revela un documento secreto difundido por WikiLeaks
14 de noviembre, 2013
Comparte
Wikileaks

Tomada de https://wikileaks.org

El gobierno de México negocia, junto a 11 países más, un acuerdo que limitaría la libertad de acceso a internet y obliga a los proveedores del servicio a suprimir contenidos cuando un autor considere que la difusión transgrede sus derechos de propiedad intelectual, según revela un documento secreto difundido por WikiLeaks y en el cual se recogen los acuerdos a que han llegado hasta ahora.

Hoy, 13 de noviembre del 2013, WikiLeaks publicó el borrador  del Capítulo de Derechos de Propiedad Intelectual, que una docena de gobiernos, entre ellos el de México, negocian en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, Trans-Pacific Partnership).

El capítulo publicado por WikiLeaks es posiblemente el de mayor controversia, pues aborda cuáles serían los efectos del TPP de largo alcance en el sector farmacéutico, editorial, servicios de internet, libertades civiles y patentes biológicas.

El TPP es el tratado económico más grande de todos los tiempos: Abarca naciones que representan más del 40% del PIB del mundo.

La publicación de WikiLeaks  se da en un momento clave previo a a la cumbre de Negociadores del TPP, en Salt Lake City, Utah, la cual se llevará al cabo del 19 al 24 de noviembre del 2013.

Significativamente, el texto publicado incluye las posiciones de negociación y desacuerdos entre los 12 estados miembros prospectivos.

Los estados miembros actuales en la negociación del TPP son EU, Japón, México, Canadá, Australia, Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda y Brunei.

El capítulo de Propiedad Intelectual, de 95 páginas y 30 mil palabras, busca modificar o reemplazar leyes vigentes en estados miembros del TPP. Los subapartados del capítulo incluyen acuerdos relacionados a patentes (quién puede producir bienes o medicamentos), derechos de autor (quién puede transmitir información), registros de marca (quién puede describir información o bienes como auténticos) y diseño industrial.

La sección de “Cumplimiento”, la más larga del capítulo detalla nuevas medidas de vigilancia policial con “implicaciones de gran alcance para los derechos individuales, las libertades civiles, los editores, los proveedores de servicios de internet y la privacidad en internet, así como para el patrimonio común creativo, intelectual, biológico y ambiental”, publica WikiLeaks.

Las medidas incluyen tribunales de litigio supranacionales, cuyas decisiones deberán ser acatadas por los países que suscriban dicho acuerdo, aun si contraviene sus legislaciones locales.

El capítulo de Propiedad Intelectual también reproduce muchas de las disposiciones sobre vigilancia y cumplimiento de los tratados archivados de SOPA y ACTA.

El TPP es predecesor de la Alianza Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, Transatlantic Trade and Investment Partnership), para la cual el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, inició las negociaciones entre EU y la Unión Europea (UE) en enero de 2013.

Juntos, el TPP y el TTIP abarcarán más del 60% del PIB global, señala WikiLeaks en un comunicado.

WikiLeaks también refiere que desde el principio, el proceso de elaboración y negociación de los capítulos del TPP se han mantenido en secreto. Incluso los miembros del congreso de EU únicamente pueden ver sólo parte de los documentos relacionados al tratado bajo condiciones altamente restrictivas y bajo supervisión estricta.

La organización también señala que sólo tres individuos de cada nación miembro del TPP tienen acceso al texto completo, mientras que a 600 cabildeadores de corporaciones como Chevron, Halliburton, Monsanto y Walmart, se les concede acceso privilegiado a secciones cruciales del texto.

“La administración de Obama se está preparando para acelerar el tratado, de manera que impedirá que el Congreso de EU discuta o enmiende alguna parte. Numerosos jefes de estado de países TPP y altos funcionarios de gobierno, incluyendo al Presidente Obama, han declarado su intención de firmar y ratificar el TPP antes del final del 2013”, señala un comunicado.

El texto  obtenido por WikiLeaks detalla las posiciones de cada país acerca de las cuestiones que están siendo negociadas.

A decir de Julian Assange  de ser instituido, el régimen de Propiedad Intelectual del TPP “pisotearía los derechos individuales y la libre expresión y trataría como un trapo al patrimonio común intelectual y creativo. Si usted lee, escribe, publica, piensa, escucha, baila, canta o inventa; si usted cultiva o consume comida; si se encuentra enfermo o se pudiera encontrar algún día enfermo, el TPP lo tiene en su mira.”

Aquí puedes leer íntegro el borrador del capítulo de Propiedad Intelectual del TPP publicado por WikiLeaks:

Wikileaks Secret TPP Treaty IP Chapter by http://www.animalpolitico.com

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Chernobyl: cómo ven en Rusia la serie de TV (y por qué están haciendo su propia versión)

Tras el éxito de la serie "Chernobyl" de HBO, la televisión estatal rusa sacará su propia versión haciendo hincapié en su punto de vista histórico y acusando a la CIA de haber estado involucrada en el desastre.
8 de junio, 2019
Comparte

Más de tres décadas después del desastre de Chernobyl surgió una nueva polémica en torno el peor accidente nuclear de la historia.

Tras el éxito de la miniserie producida por los canales HBO y Sky, la televisión estatal rusa anunció que está trabajando en su propia serie sobre lo sucedido.

Aseguró que esta se basará en los hechos históricos y mostrará cómo la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) estuvo involucrada en el desastre.

El director de la serie, Aleksey Muradov, afirmó que mostrará “lo que realmente sucedió en ese entonces”.

La miniserie de HBO, que terminó el lunes, recibió el puntaje más alto (9,7) para un programa de televisión en la historia en el sitio IMDB, la base de datos de películas y series, así como una calificación de 9,1 en su equivalente ruso Kinopoisk.

Pero en una entrevista con Komsomolskaya Pravda, el diario más leído de Rusia, Muradov dijo que su versión del programa “propone una visión alternativa sobre la tragedia de Prípiat”.

“Hay una teoría de que los estadounidenses se infiltraron en la central nuclear de Chernóbil“, dijo.

Una mujer frente a viejos y abandonados vehículos en una excursión turística en la ciudad abandonada de Prípiat.

AFP
En la actualidad se realizan visitas turísticas a la ciudad abandonada de Prípiat.

“Muchos historiadores no descartan la posibilidad de que el día de la explosión, un agente de los servicios de inteligencia del enemigo estuviera trabajando en la estación”.

La revista estadounidense Hollywood Reporter informa que el Ministerio de Cultura ruso contribuyó con 30 millones de rublos (US$463.000) para la producción televisiva.

El reactor Nº 4 en la planta nuclear de Chernóbil explotó el 26 de abril de 1986 en la ciudad ucraniana de Prípiat.

Al menos 31 personas murieron inmediatamente después del accidente y los efectos se siguen sintiendo en la actualidad.

¿Qué opina Rusia de la serie Chernóbil de HBO?

Según Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Moscú, hubo muchos elogios en Rusia por la autenticidad de Chernóbil.

El diario Izvestia la calificó como el retrato más “realista” de la época, comparado con la mayoría de las películas rusas. También se resaltó la manera en que la serie transmitió el heroísmo de la gente común.

Una habitación abandonada de Prípiat.

EPA
El desastre nuclear de Chernóbil ocurrió en 1986.

Muchos han estado compartiendo sus propias historias de Chernóbil en las redes sociales y “los rusos más jóvenes las escuchan por primera vez”, contó Rainsford.

Gracias por “devolvernos nuestra historia”, escribió un usuario de Twitter.

Pero también hubo críticas.

“Un columnista afirmó que el programa era un complot para socavar la agencia atómica actual de Rusia. Otros lo llamaron ‘propaganda’ estadounidense encaminada a ensuciar la imagen de la URSS y exagerar la insensibilidad de la respuesta soviética”, escribió Rainsford.

“Lo que nadie discute es que la gente está hablando de esto”, agregó.

De hecho, el programa no logró la popularidad deseada en la televisión estatal rusa y los diarios sensacionalistas del país.

“Si los anglosajones filman algo sobre los rusos, definitivamente no corresponderá a la verdad”, dijo el columnista Anatoly Wasserman, al hablar en el canal de televisión por internet Teleprogramma.

Un equipo de pruebas de radiación volvió a la planta nuclear 5 años después del accidente que destruyó el reactor.

SVF2/Getty Images
En Rusia se escuchan y leen críticas a favor y en contra de la serie. Y la gente comparte sus experiencias personales en las redes sociales.

Esto es porque “no les gustamos” y “no nos pueden entender”, añadió.

Komsomolskaya Pravda publicó varios artículos negativos sobre la miniserie, entre ellos uno sobre la teoría de la conspiración que afirma que fue producido por los competidores de Rosatom, la compañía nuclear estatal de Rusia, para arruinar la reputación del país como una potencia nuclear.

Pero los críticos en los medios de comunicación independientes elogiaron al guionista de la serie, Craig Mazin, por su minuciosa atención en los detalles.

“El respeto y la meticulosidad que los creadores del programa pusieron a su trabajo es impresionante“, opinó en el sitio independiente de noticias ruso MeduzaSlava Malamud, periodista estadounidense que creció durante la era soviética en lo que hoy es Moldavia.

“Una placa de un auto en una escena tiene los números reales de la región (de Kiev), ¿quién va a notar eso en Estados Unidos o Inglaterra?”, dijo.

Al final, como concluye un analista, la razón principal de la reacción tras ver la serie es probablemente un sentimiento de vergüenza por ser Estados Unidos el que contó la historia de Chernóbil y no la propia Rusia.

Actor de Chernóbil.

Sky UK/HBO
La serie de HBO fue elogiada por su cuidado en los pequeños detalles.

Un desafío a las opiniones positivas sobre el pasado de Rusia

Análisis de Adam Robinson de BBC Monitoring

Para el Kremlin la historia es un tema altamente sensible.

Los medios oficiales tienden en la actualidad a mostrar una visión limpia e idealizada de la URSS y retratan a la Rusia de Putin como su heredera espiritual.

Esto hace que sea fácil ver cualquier crítica del pasado soviético como un ataque a la base de poder ideológico del Kremlin.

Es un movimiento que trata de controlar y proteger por completo las influencias externas, especialmente de un Occidente que considera hostil.

Algunos rusos sienten que la versión de la realidad ofrecida por los medios controlados por el Kremlin no es diferente a las mentiras del Estado soviético.

Como resultado, tal vez la idea más peligrosa es la pregunta clave que ronda el tema de Chernóbil: ¿cuál es el costo de las mentiras?


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qqPu_glfrps

https://www.youtube.com/watch?v=fQcI0qFkzwQ

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.