El gasto en comunicación social del gobierno, en la opacidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El gasto en comunicación social del gobierno, en la opacidad

La reglas para repartir casi 700 millones de pesos en el primer semestre de 2013 aún no son públicas, según un grupo de organizaciones que vigilan el gasto público.
13 de noviembre, 2013
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

A casi un año de comenzado el gobierno de Enrique Peña Nieto, su promesa de regular la publicidad oficial plasmada en el Pacto por México parece haber quedado en letra muerta, denuncia un posicionamiento de 15 organizaciones mexicanas. Mientras que el compromiso 95 del Pacto por México anuncia la creación de una instancia ciudadana y autónoma que supervise la contratación de medios de comunicación con fines publicitarios en todos los niveles de gobierno para el segundo semestre de 2013, hasta la fecha no hay ningún avance en el tema y las reglas para repartir casi 700 millones de pesos permanecen en la opacidad.

Además, la nueva administración no ha cumplido con los compromisos para transparentar los gastos de la base COMSOC (comunicación social), reprochan. La página de transparencia focalizada sobre el tema de la Secretaría de la Función Pública sigue desactualizada y la sección en la página web de la Secretaría de Gobernación donde se publicaban los informes sobre el gasto en publicidad oficial y el uso de los tiempos oficiales ha desaparecido, hechos que pudieran dar pie a que los excesos del sexenio pasado en publicidad oficial se repitan.

De 2007 a 2012, la administración calderonista gastó 27 mil 165.56 millones de pesos (mdp) para el concepto de publicidad y comunicación social, presupuesto con el cual hubiera podido construir 2 mil 716 escuelas primarias con capacidad para 100 niños.

A pesar del cambio de administración, alertan las organizaciones, el monto asignado a publicidad oficial para 2014 es similar a lo presupuestado en los últimos tres años y alcanza un monto total de 2,116.02 millones de pesos, equivalente a la mitad del recorte en gasto para cultura previsto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2014.

Peor aún, estos recursos son muy cercanos al monto de 2 mil 200 mdp que se recortará en el presupuesto para las universidades públicas en 2014, según el análisis que hicieron varios rectores.

A través de una solicitud de información, los grupos revelaron que de enero a julio de este año la administración federal centralizada y paraestatal ha gastado 698.4 millones de pesos (mdp), de los cuales 30% se destinaron a televisión (208.8 mdp), 26% a prensa escrita (179.6 mdp) y 15% a la producción (103.9 mdp). De todo el gasto en publicidad oficial del gobierno federal, 17% ha sido contratado con una misma empresa: Grupo Televisa, con facturas cuyo monto total alcanza 116.5 mdp.

jj

Ante la ausencia de avances claros hacia un uso democrático y racional de la publicidad oficial, las y los firmantes del posicionamiento, entre ellos Artículo 19, Fundar, Alianza Cívica y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) exigen a los legisladores integrar en el Decreto de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2014 un tope para el gasto en publicidad oficial (sugerimos un 0.03% del PEF) y la prohibición explícita de sobreejercer recursos para este rubro de gasto así como exigir más transparencia e información sobre la manera en que el gobierno federal asigna el gasto en publicidad oficial o por lo menos, hacer público el Sistema COMSOC.

Para conocer más sobre estos gastos (por tipo de medio y ramo administrativo) haz click aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido tras la victoria republicana en la Cámara de Representantes

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido en el que un partido tendrá la Presidencia y el otro, el control de una cámara del Congreso. ¿Cuáles son las repercusiones?
16 de noviembre, 2022
Comparte

Los demócratas, que controlan la presidencia y el Congreso desde enero de 2021, acaban de perder su mayoría en la Cámara de Representantes.

Estados Unidos tendrá “un gobierno dividido” a partir de enero.

El término se refiere a una situación en la que una o las dos cámaras del Congreso están bajo control de un partido distinto al del presidente en ejercicio, actualmente el demócrata Joe Biden.

El control que el Partido Republicano logró de la Cámara de Representantes en las elecciones de medio término, según proyecciones divulgadas este miércoles de noche, significa que Estados Unidos tendrá un gobierno de este tipo cuando los nuevos representantes asuman su cargo.

Gobiernos divididos han sido bastante comunes desde los años 70, el más reciente se dio durante los dos últimos años de la presidencia de Donald Trump, cuando los demócratas controlaban la cámara baja del Congreso.

Que los republicanos recuperen la mayoría de la Cámara de Representantes que habían perdido en 2018 puede significar dos años de confrontación política con pocos logros legislativos, anticipan expertos.

“Creo que un acuerdo bipartidista sería muy difícil, dada la enorme división entre los dos partidos en casi todas las cuestiones importantes a las que se enfrenta el país”, dijo Alan Abramowitz, un politólogo de la Universidad Emory que ha escrito varios libros sobre elecciones estadounidenses a BBC Mundo.

El camino que sigue una ley

En Estados Unidos cada cámara puede iniciar un proceso legislativo. El proyecto de ley tiene que ser aprobado por las dos, antes de ser enviado al presidente para que lo firme y lo convierta en ley.

Nancy Pelosi, Mitch McConnell y Kevin McCarthy

 

Una ley puede morir en cualquier fase si una de las cámaras vota en contra, o si el presidente la veta.

Algunas personas apoyan un gobierno dividido porque significa que cada partido político puede vigilar al otro, por ejemplo, controlando medidas de gasto no deseadas o bloqueando ciertos proyectos para que no se conviertan en ley.

Recientemente, el empresario y actual dueño de Twitter Elon Musk aconsejó a sus millones de seguidores en la red social que votaran a los republicanos en las elecciones de mitad de período, dado que el presidente Biden es demócrata.

Su razonamiento, dijo, es que “el poder compartido contiene los peores excesos de ambos partidos”.

Ventajas e inconvenientes

Los gobiernos divididos pueden forzar a los legisladores a presentar leyes que tengan una base de apoyo más amplia, lo que hace que sean más difíciles de revocar cuando el poder cambie de manos.

En ese caso, la cooperación aporta estabilidad política.

El Capitolio en un atardecer

Getty Images

Pero cuando los partidos están polarizados en sus posiciones, un gobierno dividido puede hacer que a un partido le resulte imposible aprobar leyes, lo que conduce a un punto muerto en el que es difícil avanzar en políticas para todo el país.

Grandes cambios legislativos a menudo han ocurrido bajo gobiernos de un solo partido, como el New Deal del presidente Franklin Roosevelt y la ley de Cuidado de Salud Asequible de Barack Obama, coloquialmente conocida como Obamacare.

Gobiernos divididos también pueden llevar a más cierres de gobierno, que se produce cuando los partidos no se ponen de acuerdo en un presupuesto para continuar con la financiación pública.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.