close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Rechazan dar atención a población de la calle en hospitales del GDF
Mario tiene una fractura en la mano derecha y aunque ha acudido a diferentes centros de salud, no ha sido atendido. Su caso se suma a los de otros jóvenes en situación de calle a quienes se les niega el servicio médico.
Por Tania L. Montalvo
13 de noviembre, 2013
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Mario tiene una fractura en la mano derecha desde hace más de tres meses, y aunque ya solicitó atención en tres hospitales diferentes de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, en ninguno ha sido recibido.

Desde que lo atropellaron en agosto pasado, el joven de 33 años que vive en situación de calle ha tenido que soportar el dolor que le provoca la fractura y desviación del primer metacarpo, pues la única atención médica que ha tenido es la que le proporcionó en septiembre pasado un grupo de estudiantes de medicina que colaboró con el Proyecto Ixaya (@proyectoIxaya), conformado por siete universitarios que buscan apoyar a grupos vulnerables.

Los jóvenes —que trabajan desde agosto pasado con un grupo de alrededor de 20 personas en situación de calle— denuncian que aunque Mario ha buscado atención y ellos mismos lo han llevado a los nosocomios, no lo han recibido ni en el Hospital General Balbuena, el Hospital General Gregorio Salas Flores o el Hospital de Especialidades Belisario Domínguez, adscritos a la Secretaría de Salud del Gobierno del Distrito Federal.

El grupo urge que tanto Mario como el resto de los hombres y mujeres que habitan en las calles de Artículo 123 y Humboldt en el Centro Histórico de la Ciudad de México reciban atención, pues derivado de la colaboración con los estudiantes de medicina, han logrado elaborar un diagnóstico en el que destacan daños físicos por atropellamiento, neurológicos por adicción, entre otros.

“La drogadicción es el primer problema, la mayoría consume solvente, llegamos con ellos y están inhalando. Pero hay personas con daños a sus facultades mentales, que no pueden hablar bien, que no recuerdan cosas; muchos pierden movilidad, no pueden sostenerse y en general están muy mal, pero cuando solicitan atención no los reciben, ellos mismos cuentan cómo mueren en la calle”, dice Melina Magaña de 20 años, quien forma parte del Proyecto Ixaya.

Según el censo del Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) para el periodo 2011-2012 en la Ciudad de México había 4 mil 014 personas en situación de calle. El Gobierno del Distrito Federal reconoce que el mayor índice de esta población se concentra en la delegación Cuauhtémoc, justo en el área en la que el Proyecto Ixaya —conformado por alumnos de Administración Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México— trabaja actualmente.

El GDF argumenta que atiende a esa población a través del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, con el que otorga alojamiento, alimentación y atención médica de primer nivel.

Sin embargo, organizaciones civiles difieren, pues consideran que no hay programas de inserción social que los atienda y les permita salir de las calles.

“Llegan y no les dan atención”

Con motivo del Día de Muertos, los jóvenes del Proyecto Ixaya tuvieron una actividad con las personas en situación de calle de Artículo 123 y Humboldt, con la que notaron que en los últimos meses han fallecido al menos cinco personas que pertenecían al grupo.

“Ellos nos relataron que sus compañeros se murieron por enfermedades, por la misma adicción o tras haber sido atropellados. Sabemos que Paulina murió en julio. Ella fue al hospital y le dijeron que solo tenía gripa, que mejor se fuera; pero los registros dicen que murió de deshidratación e hipocalemia”, cuenta Carlos Alberto, también integrante del Proyecto Ixaya, que desde agosto y hasta este mes ha sido financiado con 15 mil pesos por el Instituto Mexicano de la Juventud.

Hermelinda, por ejemplo, recuerda haber tenido cuatro abortos y no haber sido recibida en ningún hospital en las cuatro ocasiones.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se ha pronunciado en 2007, 2009 y 2012 por las violaciones contra la población en situación de calle en Artículo 123 y Humboldt en el centro de la ciudad, por intentos de desalojo a manos de autoridades capitalinas o “limpieza social”, porque ha sido retirada de la zona sin su consentimiento “y sólo por su condición de calle, violando los derechos a la igualdad y a la no discriminación”.

Apenas el pasado 14 de agosto de 2013, cinco jóvenes de ese grupo fueron atacados con gas lacrimógeno por hombres encapuchados que los golpearon, subieron a la fuerza a una camioneta y los abandonaron en las inmediaciones del metro Pantitlán, cerca de la autopista México-Puebla.

Con el Proyecto Ixaya, los jóvenes buscan atender a este grupo vulnerable promoviendo el respeto a sus derechos humanos pero también mostrándoles que deben cumplir con sus deberes como ciudadanos. A través de diferentes actividades lúdicas y manuales—que realizan en la calle a falta de un espacio fijo— han podido conocer a quienes viven en las aceras.

“No podemos decir que nuestro objetivo es sacarlos de la calle porque eso es muy difícil, pero sí conocerlos e identificar sus posibilidades reales de abandonar la calle para guiarlos, motivarlos y mostrarles de qué forma pueden cambiar su vida y ahorita denunciar la situación en la que se encuentran”, dice Carlos Alberto.

En el tiempo que el Proyecto Ixaya lleva trabajando con la población callejera de Artículo 123 y Humboldt no ha visto que alguno reciba atención en la red hospitalaria del Distrito Federal pese a haberla solicitado.

El GDF tiene asignado para 2013 un presupuesto de 68 millones 949 mil 140 pesos para el programa Atención a mujeres en situación de calle y vulnerabilidad social y 29 millones 500 pesos para los Servicios delegacionales de rehabilitación de personas con adicción.

Al finalizar noviembre, el Proyecto Ixaya dejará de tener recursos para visitar y atender a la población en situación de calle del Centro Histórico, motivo por el cual buscan la forma de garantizar que el grupo no quede desprotegido y reciba la atención que merece de parte de autoridades competentes.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte