De 7 solicitudes de amparo contra cambios al Nevado de Toluca, van 6 rechazadas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

De 7 solicitudes de amparo contra cambios al Nevado de Toluca, van 6 rechazadas

Sólo uno, el promovido por el comisariado ejidal de San Juan de las Huertas, fue "aceptado a trámite", y ahora se aguarda que un juez federal determine si hay elementos o no para iniciar un juicio.
Por Paris Martínez
3 de diciembre, 2013
Comparte
Dado que ya hay un amparo admitido a trámite, .//Foto: Cuartoscuro.

Dado que ya hay un amparo admitido a trámite, ahora se espera que un juez federal determine si hay elementos para iniciar un juicio por los cambios al estatus legal del Nevado.//Foto: Cuartoscuro.

De siete amparos que han sido interpuestos por comunidades rurales en contra del decreto presidencial que, el pasado 1 de octubre, modificó el estatus legal del Nevado de Toluca  –con lo cual dejó de ser ‘parque natural’ para convertirse en ‘zona de protección de flora y fauna’–, seis han sido rechazados y sólo uno, el promovido por el comisariado ejidal de San Juan de las Huertas, fue “aceptado a trámite”, y ahora se aguarda que un juez federal determine si hay elementos o no para iniciar un juicio, informó Misael Toledo, abogado de dicho núcleo agrario.

Esta petición de amparo –con número de expediente 1403/2013– fue interpuesta desde el 13 de octubre, es decir, dos semanas después de que el decreto de Peña Nieto fuera publicado en el Diario Oficial de la Federación, “y aunque en ese momento fue aceptado a trámite, el Juzgado Primero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Civiles Federales, con sede en el Estado de México, nos hizo un apercibimiento para que señaláramos qué autoridades eran directamente responsables del acto que reclamamos como inconstitucional, todo lo cual fue cumplido el pasado viernes, 29 de noviembre”.

En el caso de los otros seis amparos, señaló el abogado, “fueron rechazados porque se tramitaron extemporáneamente, después de que habían transcurrido los 30 días que la ley otorga”, aunque, advirtió, “existe la posibilidad de que esas comunidades (cuyo nombre se reservó, por no ser su representante legal) se adhieran a nuestra solicitud, para lo cual ya estamos en pláticas”.

Los ejidatarios de San Juan de las Huertas, abundó, “interpusimos un amparo indirecto contra el decreto del 1 de octubre de 2013, toda vez que no se nos consultó sobre esta medida antes de que se llevara a cabo, violando así nuestro derecho de audiencia, estipulado en el artículo 27 Constitucional, párrafo 9 fracción 8”.

El representante legal del ejido, fundado en 1935 por decreto del presidente Lázaro Cárdenas y ubicado dentro del exparque nacional, explicó que para modificar el estatus legal del Nevado de Toluca “se debió consultar a los comisariados ejidales, siguiendo un procedimiento que la ley establece claramente: se debió realizar una asamblea, que es el órgano supremo del ejido, con la participación de tres cuartas partes de sus integrantes, y cuya acta debió inscribirse en el Registro Agrario Nacional, nada de lo cual fue acatado por las autoridades”.

Luego de que el apercibimiento fuera desahogado, añadió Toledo, “estamos en espera de que esta misma semana el Juzgado determine si procede el juicio de amparo y, en consecuencia, se determine la suspensión temporal del acto reclamado (la emisión del decreto) en tanto dure el juicio”.

Sin embargo, reconoció, “existe también la posibilidad de que el Juzgado manifieste que no hay elementos para iniciar el juicio de amparo, en cuyo caso contaríamos con diez días para presentar un recurso de revisión, ante un tribunal colegiado de circuito en materia administrativa”.

Así, concluyó, “estamos optimistas en cuanto al trámite, contamos con sustento legal para nuestra reclamación, pero aún en caso de que intentaran alguna argucia para rechazar la petición, contamos con más herramientas legales para defender nuestro derecho”.

“¿Eso es una consulta pública?”

En la primera semana de octubre, en Santiago Tlacotepec –poblado comunal que fue reconocido por mandato real en 1558–, una asamblea del comité de aguas fue la válvula por la que comenzó a escapar la preocupación de los pobladores, ante el decreto de cambio de estatus del Nevado de Toluca, y en ese momento fue creado un “comité ciudadano” en defensa de esta área natural.

En este poblado, narra Agustín Bernardo Ávila Morán, uno de los vecinos organizados contra el decreto, “nunca se realizó una consulta pública, sino que las autoridades municipales, estatales y federales, se confabularon con el comité de bienes comunales y, a espaldas de la población, simularon la consulta”.

En el marco de una asamblea ciudadana realizada el pasado 23 de noviembre, en la que académicos de la Universidad Autónoma del Estado de México opuestos al decreto presentaron una exposición ante cerca de 300 pobladores, en torno a las “consecuencias negativas” de esta medida, don “Berna”, como le apodan los vecinos, explica la forma en que las autoridades procedieron.

“En mayo pasado, las autoridades federales, por medio de Probosque, convocaron a una asamblea del comité de bienes comunales, supuestamente con el objetivo de signar un acuerdo para acordonar áreas boscosas y, así, darles protección contra la tala. Sin embargo, la población nunca fue informada de que en esa asamblea sería presentado el proyecto de modificación del estatus legal del Nevado, y fue de esa manera que, sin consentimiento de la población, los integrantes del comité dieron su aval al proyecto de decreto, cuya única intención es darle entrada a los inversionistas que, desde hace 50 años, quieren explotar nuestras tierras, aguas y bosques”.

En Santiago Tlacotepec, explicó, “habitamos entre 25 y 30 mil personas, pero sólo alrededor de mil están reconocidas como ‘comuneros’, y son ellos los únicos con voto en ese tipo de decisiones. Sin embargo, de esos mil comuneros empadronados, sólo quedan con vida alrededor de 100, y son gente muy anciana en la mayoría de los casos, y es gente a la que fácilmente le ocultaron las consecuencias de este decreto, mientras que el resto no sólo fuimos ignorados, sino que intencionalmente las autoridades nos hicieron a un lado, ni siquiera participaron de esa decisión todos los comuneros, sino únicamente los integrantes del comité, ¿eso es una consulta pública?.”

Tlacotepec, cabe destacar, es una de las comunidades rurales cuyos vecinos promovieron una solicitud de amparo, finalmente rechazada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.