La amenaza mundial de las empresas profesionales de hackers
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La amenaza mundial de las empresas profesionales de hackers

Algunas funcionan con verdaderos corporativos y cuentan con inversiones millonarias.
4 de diciembre, 2013
Comparte

“Si no me pagas dos Bitcoin (equivalentes aproximadamente a 2 mil dólares), no podrás recuperar los archivos cifrados por el código maligno (malware) que está en tu computadora”.

Es el mensaje que recibe la persona que ha sido víctima del ataque de un troyano que se descubrió hace pocos meses y que se conoce como CryptoLocker. Este programa malicioso “secuestra” parte de la información que está en la máquina y solicita un “rescate” (dinero) para enviarle al preocupado usuario la clave que le permitiría desbloquear sus archivos.

La persona lo descubre porque se le abre un cuadro de diálogo con una especie de cronómetro que informa cuanto tiempo queda para la realización del pago. Si no se hace en ese lapso, la clave se destruirá.

Las autoridades no recomiendan entregar dinero a los hackers: no hay garantía de que cumplan su parte del trato. En este sentido, no operan de forma muy diferente a los delincuentes “tradicionales”. Y, también como estos, cada vez parecen estar mejor organizados.

El CryptoLocker es apenas una de las amenazas más recientes. Pero hackear computadoras se ha convertido en un negocio lucrativo profesionalizado.

“De ataques ‘clásicos’, como robo de identidad y datos de tarjetas de crédito, se ha pasado a los grupos que ofrecen sus servicios profesionales en este campo para quien los quiera contratar”, le dice a BBC Mundo Raoul Chiesa, presidente de Security Brokers, una organización especializada en la investigación de seguridad en internet.

Algunos especialistas estiman en varias decenas el número de “compañías” de hacking organizado que operan en el mundo y que sus actividades mueven millones de dólares.

Y quienes las operan —dice Chiesa— “se sienten invencibles y no le tienen miedo a nada“.

“Las dimensiones y el incremento en la cantidad de ataques los ha hecho más visibles. La tecnología se ha perfeccionado y quienes se dedican a estas actividades se han organizado“, confirma Stephen Doherty, gerente de seguridad de la empresa informática Symantec.

“Se han detectado transferencias de 1 millón de dólares a través de cuentas bancarias de varios intermediarios. Y ese monto se multiplica porque los criminales pueden vender la información que obtienen muchas veces”, le dice el especialista a BBC Mundo.

Es difícil calcular a ciencia cierta el dinero que generan estas actividades porque se trata de un “mundo secreto”. Sin embargo, hay algunas cifras que sirven de referencia.

“Criminales codiciosos podrían generar una facturación que fluctúa entre 12 y 15 millones de dólares. Hay una ‘economía subterránea’ muy desarrollada”, le explica a BBC Mundo Steve Santorelli, gerente de Outreach, organización especializada en investigaciones acerca de seguridad en internet.

“Conozco el caso de un grupo —prosigue— que obtuvo 2 millones de dólares gracias a un código maligno llamado Zeus que se utilizó para robar dinero de bancos. Pero para las víctimas y las instituciones financieras afectadas, el costo supera con creces esa cantidad“.

Chiesa añade que el manejo de un ataque requiere que la compañía que ha sido víctima realice ‘investigaciones criminalísticas digitales’, organice una nueva configuración de las claves y rediseñe la infraestructura de la red de la compañía, como mínimo.

Mundo subterráneo

Develar cómo funcionan las agrupaciones cuyo trabajo es realizar ataques informáticos de diferente naturaleza es todo un reto para los expertos de esta área específica de delito. Sin embargo, coinciden en que hay elementos compartidos que revelan el perfil de las más exitosas.

Un análisis presentado por Symantec en septiembre de este año se refiere a los grupos de hackers responsables de “amenazas avanzadas constantes”, y señala que se los identifica porque son “técnicamente habilidosos, ágiles, organizados, pacientes e ingeniosos“.

Chiesa y Doherty calculan que existen entre 30 y 50 organizaciones dedicadas a la actividad en gran escala. El primero dice que es complicado tener certeza acerca de los números porque los expertos sólo tienen oportunidad de identificarlos y analizar su metodología de trabajo cuando se descubre uno de sus ataques.

El segundo explica que trabajan en equipo y que seleccionan a especialistas para cada una de las cinco etapas del proceso de obtener ilegalmente a la información que buscan:

1. Investigación detallada del blanco para entender cómo funciona.
2. Penetración de sus sistemas informáticos.
3. Robo de la información.
4. Exfiltration, que es el proceso a través del cual se retiran los datos obtenidos.
5. Diseminación, lo que se refiere al envío de la información al cliente. Este paso suele necesitar mucho tiempo para completarse porque en la mayoría de las ocasiones, tienen que procesar gigabytes (1 gigabyte equivale a 1.000 millones de bytes, una medida que cuantifica los datos digitales almacenados en algún dispositivo electrónico).
Sistema operativo Windows
El código maligno “CryptoLocker” ataca a usuarios del sistema operativo de Microsoft, Windows.

Para Santorelli, el modelo en el robo de bancos que se ve en películas es una buena manera de entender cómo operan: se dividen las funciones y necesitan un chofer que esté esperando en el auto, alguien que controle a los rehenes y otro que se encargue de sacar el dinero de la bóveda.

“Funcionan prácticamente como una empresa tradicional. Tienen problemas con el flujo de caja, quieren obtener ganancias, requieren inversión, desarrollan productos, necesitan promocionarse, tienen un departamento de atención al cliente y probablemente otro de recursos humanos”, agrega.

Pueden tener su centro de operaciones en prácticamente cualquier parte del mundo. Algunos de los países que mencionan los expertos incluyen China, Rusia, Ucrania y Corea del Sur. La ubicación geográfica de sus víctimas es igualmente amplia.

Categorías de ataque
Tipos de hacker
Wannabe

Es la persona que quiere convertirse en hacker, utiliza herramientas para hackear pero no le interesa entender el proceso. Participan en foros en la red pidiendo consejos para convertirse en hacker, sus acciones suelen dañar computadoras y redes.

Script kiddie

Dependen de las técnicas desarrolladas por otros hackers y siguen las instrucciones de un manual, sólo les interesan los resultados.

Cracker

Son los maliciosos, suelen ser habilidosos técnicamente, aunque con el aumento de quienes se dedican al robo de información, han aparecido personas con poco conocimiento.

Ético

Tienen un gran manejo técnico y su motivación es ayudar a la comunidad, por lo que investigan fallas en programas informáticos y advierten acerca de ellas.

Mercenario

Es una categoría reciente relacionada con grupos extremistas de diferente naturaleza. Trabajan por comisión y reciben un pago por atacar áreas específicas.

Espionaje industrial

Son la generación que sustituyó a quienes realizaban actividades de espionaje tradicional con microfilms o disquetes.

Agente del gobierno / militar

Llevan a cabo ataques con gran nivel de sofisticación para gobiernos.

Fuente: Instituto de Investigación de Justicia y Crimen Interregional de la ONU

La metodología de trabajo que tienen está definida por el objetivo que persiguen, lo que implica que hay una diversidad inmensa en este aspecto.

Los especialistas coinciden en que hay dos grandes grupos entre las organizaciones profesionales de hackers. El primero se dedica al espionaje, recolecta información personal para diferentes gobiernos. El segundo tiene un objetivo sencillamente criminal: robar dinero. Los troyanos que suelen atacar a instituciones bancarias entran en este grupo.

“Un ejemplo en este último se encuentra en los crackers que se concentran en la banca de inversión y tratan de recopilar información acerca de una posible fusión. Al filtrar esos datos, el precio de las acciones de la empresa puede caer, lo que sería beneficioso para la competencia. También pueden obtener información confidencial acerca de contratos o cómo transcurren las negociaciones”, señala Doherty.

Hay grupos, por ejemplo, que atacan para robar información específica, así que una vez que cumplen su propósito, dejan de interferir con la empresa que se convierte en su blanco. Pero hay otros cuya meta es permanecer en los sistemas de las compañías que tienen en la mira, así que una vez que los penetran, se quedan allí.

En los casos en los que es difícil atacar a un individuo específico, su estrategia es infiltrarse en los sistemas de quienes están relacionados con esa persona. Algunos optan por el blanco más fácil, pero otros son insistentes, así que prueban diferentes alternativas hasta que logran su objetivo. Y en eso, pueden pasar días, semanas o incluso años.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

500 años de la Conquista México- Tenochtitlan: ¿una traición indígena?

La caída de México-Tenochtitlan, ocurrida justo este viernes hace 500 años, el 13 de agosto de 1521, cambió todo en el mundo prehispánico. ¿Cómo se fraguó y por qué dejó a una facción como "traidora"?
13 de agosto, 2021
Comparte

Hace 500 años ocurrió uno de los episodios más transformadores de la historia de México.

El 13 de agosto de 1521, hace justo ahora 500 años, la ciudad indígena de México-Tenochtitlan -hoy Ciudad de México- fue capturada luego de un estado de sitio y batallas encarnizadas que se prolongaron durante tres meses.

Era la conquista de México, la cual fue protagonizada por miles de guerreros con rostro y color de piel familiar para los mexicas que gobernaban aquella imponente urbe.

Y es que tal hazaña fue obra de un ejército 99% indígena.

El otro 1% era un contingente de hispanos, esclavos africanos e indígenas caribeños encabezados por un hombre, el español Hernán Cortés.

“Lo que los une es un enemigo común, los de México-Tenochtitlan”, dice a BBC Mundo el historiador Miguel Pastrana, un investigador sobre el periodo indígena-colonial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Cortés fue el gran articulador de una alianza que los indígenas en ese momento, subraya Pastrana, entendieron de otra manera. Entonces desconocían que desembocaría en el poder hispano en América.

“Hasta la caída de Tenochtitlan, los indígenas ven a los españoles como un grupo más de tantos. No concibieron la magnitud del cambio que se avecinaba. No son del todo conscientes de las implicaciones de la presencia española”, advierte el investigador.

Una ilustración de Tenochtitlan

DEA PICTURE LIBRARY/De Agostini via Getty Images
Hernán Cortés describió Tenochtitlan como una urbe palaciega. Esta ilustración, del año 1900 aprox., muestra la plaza central y el Templo Mayor en el siglo XVI.

Eso ha dejado a pueblos mexicanos con origen indígena, como Tlaxcala, bajo el estigma de “traición”.

Pero una revisión fiel de los hechos muestra que lo ocurrido hace 500 años no fue ni una gesta épica de los hispanos ni una traición indígena, sino el producto de una alianza muy pragmática.

Los indígenas no eran un pueblo único

Una cosa hay que tener clara para comprender lo que ocurrió, explican los historiadores: los pueblos indígenas de la región eran muchos y cada uno actuaba conforme a sus propios intereses.

Había señoríos, los atépetl, cada uno de las cuales tenía su propio gobernante (tlatoani), su pueblo y su territorio.

Altépelt, o ciudad-Estado. La organización política de aquella época estaba conformada por los "altépetl", o ciudad-Estado [ México-Tenochtitlan Era la principal ciudad-Estado de la Triple Alianza, junto a los señoríos de Texcoco y Tacuba. ],[ Tlaxcallan Era la unión de cuatro altépetl: Tepeticpac, Tizatlán, Ocotelulco y Quiahuiztlán. Se aliaron con los europeos. ] , Source: Fuente: UNAM, Image: Códice Osuna.

En la práctica funcionaban como ciudad-Estado, cada uno de los cuales construía alianzas para expandirse y defenderse.

La más poderosa era la Triple Alianza, conformada por los señoríos de México-Tenochtitlan, Texcoco y Tacuba, que controlaban a decenas de pueblos de los alrededores, en algún momento más de 50.

Los señoríos bajo su dominio debían pagar tributo y servirles de apoyo militar, administrativo y hasta religioso, explica Pastrana.

Y había pueblos rivales de los mexicas, como la Confederación de Tlaxcallan (donde hoy se ubica el estado de Tlaxcala), con quienes tuvieron guerras y conflictos mucho antes de la llegada de los europeos.

“Hay muchos pueblos que estaban resentidos con los mexicas por la política expansionista y las reformas de Moctezuma”, el gobernante de la Triple Alianza.

Hernán Cortés y Moctezuma II

Getty Images
La diplomacia entre Hernán Cortés y el rey Moctezuma II duró muy poco tiempo.

Los hispanos habían tenido un primer encuentro con Moctezuma en 1519, pero en junio del año siguiente fueron expulsados de la ciudad tras el enfrentamiento de la “Noche Triste”.

Entonces vino una recomposición de fuerzas que dio fin al dominio mexica un año después.

Cortés se dio cuenta de que debía regresar con una gran alianza indígena para avanzar sobre un objetivo común: la poderosa Triple Alianza.

“Lo que los une es un enemigo común, los tenochcas, y la mutua necesidad”, enfatiza Pastrana.

Los pueblos que se aliaron con Cortés

La alianza que establecieron los pueblos indígenas con los hispanos fue clave para asediar entre mayo y agosto de 1521 a la ciudad de México-Tenochtitlan, la cual vivía momentos de debilidad.

Además de contar con un número de combatientes a caballo y armamento europeo, la fuerza principal del ejército invasor eran los miles de indígenas -principalmente tlaxcaltecas– para combatir la resistencia mexica.

Pero también había fuerza indígena de muchos otros pueblos: Cempoala, Quiahuiztlan, Texcoco, Chalco, Xochimilco, Azcapotzalco y Mixquic.

Una ilustración de la expedición de Cortés

Getty Images
Las fuerzas de Cortés tenían apoyo militar y logístico de los pueblos indígenas, incluso traductores.

“Era un ejército enorme e imponente, con muchísimos efectivos, sobre todo indígenas. Por cada español habría 10 o 15 indígenas, además de las fuerzas de apoyo”, explica Pastrana.

La victoria hispano-indígena fue gradual, con avances y retrocesos jornada tras jornada a partir de mayo de 1521.

Los españoles mandaron construir 13 bergantines, unas embarcaciones que fueron clave para vencer a las canoas que los mexicas usaron exitosamente en el pasado para defender el lago que rodeaba a México-Tenochtitlan.

Luego de varios enfrentamientos, se lograron posicionar en tres de las calzadas que contactaban la isla de Tenochtitlan y su ciudad hermana, Tlatelolco, con tierra firme, cortando así todo suministro de comida y apoyo militar.

Cuadro de Tomás J. Filsinger,

Cortesía de Tomás J. Filsinger
La ciudad de México-Tenochtitlan era una isla conectada por canales a los pueblos vecinos. Cortés huyó hacia Tacuba.

También cortaron el agua potable, haciendo que lentamente cayeran las bajas -calculadas en decenas de miles- y la moral de la ciudad mexica.

Los mexicas tuvieron algunas victorias en las que capturaron españoles a los que les dieron muerte y colocaron sus cabezas en sitios notorios para intimidar a los enemigos, según el relato del cronista Bernardino de Sahagún.

La caída de Cuahtémoc y la Triple Alianza

Cansados del lento avance, y las bajas producto de las pequeñas batallas que ganaban los mexicas, las huestes de Cortés exigieron un ataque final.

Aun dubitativo, el líder del ejército hispano-indígena optó entonces por una ofensiva devastadora y desmoralizante contra el enemigo.

“Para minar la confianza de los mexicas nuevamente, que ahora ya sabían la forma de combatir de los españoles, consideró que debía mostrar una crueldad nunca antes vista“, explica el historiador Julio Arriaga en “La Caída de Tlatelolco”.

En la calzada de Iztapalapa, según relató el propio Cortés en sus “Cartas de Relación”, encontró a mujeres y niños buscando comida.

“Casi sin dudarlo, se lanzó sobre ellos junto con los tlaxcaltecas, matándolos en cantidades que, según él mismo, superaron el número de ochocientos”, señala Arriaga.

La defensa del Templo Mayor

Getty Images
Los mexicas no pudieron defender durante mucho tiempo su ciudad.

Primero cayó Tenochtitlan. Después los españoles avanzaron hasta Tlatelolco, el último reducto donde estaba Cuauhtémoc, el último gobernante mexica.

El 13 de agosto de 1521, el tlatoani fue capturado y llevado ante Cortés.

“Cuauhtémoc le pide al conquistador que lo mate con su daga, a lo que Cortés se muestra compasivo y lo perdona”, señala Arriaga.

“Y allí, en esa fecha tan importante para el mundo mesoamericano, el 13 de agosto de 1521 (…), la Triple Alianza es capturada por Cortés y sus aliados tlaxcaltecas”.

¿Una traición indígena?

Los pueblos indígenas que se aliaron a los europeos han cargado con el señalamiento de traición desde que la toma de México-Tenochtitlan se cuenta desde el punto de vista nacionalista mexicano.

Pero los historiadores señalan por qué es erróneo pensar que había una causa indígena que fue traicionada.

“No había una idea de ‘lo indígena’ como tal. Esa idea es producto de la conquista, no es anterior a ella”, explica Pastrana.

“Definitivamente no se puede hablar de una traición porque no eran pueblos amigos. No eran grupos que tuvieran una alianza pacífica, una relación de iguales. Tenían una serie de conflictos. No puede hablarse en ningún sentido de traición”, sostiene el historiador.

La Malinche junto a Hernán Cortes en un códice

Getty Images
Indígenas como “La Malinche” (mujer al centro), una traductora de las filas de Cortés, han sido denostadas durante siglos como traidores.

De hecho, la alianza originalmente fue una propuesta de los indígenas de Cempoala y Quiahuiztlan, reforzada por los tlaxcaltecas, pero la entendían en distintos términos.

“Para Cortés, los pueblos indígenas se dan por vasallos a la Iglesia católica por intermedio de él. Para los indígenas, es una relación entre iguales, entre amigos que establecen un pacto de mutuo apoyo político-militar. Ellos no saben qué es un rey ni mucho menos qué es ser católico”, continúa.

La historia muestra que al apoyar la conquista hispana, los indígenasperdieron todo podercon el establecimiento de la colonia española.

Pero eso no lo podían saber en ese momento, subraya Pastrana.

“Los indígenas vieron a un grupo de gente rara que podría ayudarle a sus intereses. Pero no eran conscientes de lo que venía. Nadie podría haberlo estado”, sostiene el historiador.

“En la política de ayer y de hoy, todo plan se hace con malicia. No lo veamos en términos morales, veámoslo en términos culturales. Los españoles de esa época no tenían que ser hermanas de la caridad, ni los indígenas, que eran explotadores”.

Una ilustración de la casta mestiza

INAH/Museo Nacional del Virreinato
Con el tiempo se estableció todo un sistema jerárquico social en la que los indígenas ocupaban los estratos inferiores.

El 13 de agosto de 1521 terminó la era de la Triple Alianza en el poder, pero no ocurrió un cambio de la noche a la mañana.

Pasaron décadas para que se consolidara un nuevo orden de la vida en el territorio de dominio mexica que pasó a ser el de la Nueva España.

“No es solo la sustitución de un grupo de poder por otro: fue un cambio cultural, político, económico, lingüístico, biológico radical“, explica Pastrana.

A partir de la captura de México-Tenochtitlan, la empresa hispana en América se extendería hacia una enorme expansión por Centro y Sudamérica en las décadas siguientes.

“El 13 de agosto de 1521 fue el primer gran capítulo de la construcción del mundo moderno“, considera Pastrana

“Los pueblos de la región de Mesoamérica -a la que pertenecía México-Tenochtitlan- no acaban en 1521, sino que empiezan a transformarse. Y es el inicio de una enorme experiencia cultural que es Nueva España”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=CpOGjLdz0Mc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.