“La ley está por encima del sueño americano”: habla un agente de la Patrulla Fronteriza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

“La ley está por encima del sueño americano”: habla un agente de la Patrulla Fronteriza

Andy F. Adame ha sido agente de la patrulla fronteriza por 25 años y aunque cree que es legítimo que miles intenten alcanzar el sueño americano cada año, dice que lo primero es hacer cumplir la ley de su país.
Por Tania L. Montalvo / primera de cuatro partes
16 de diciembre, 2013
Comparte
Andy F. Adame es de origen mexicano y por 25 años se ha desempeñado como agente de la Patrulla Fronteriza. //Foto: Tania L. Montalvo.

Andy F. Adame es de origen mexicano y por 25 años se ha desempeñado como agente de la Patrulla Fronteriza. //Foto: Tania L. Montalvo.

El agente de la patrulla fronteriza Andy F. Adame aprendió a hablar a español gracias a su padre nacido en Aguascalientes. Dice que lo más difícil es evitar “el acento gringo”, aunque en realidad, al hablar de la labor de esta agencia policial estadounidense a la que pertenece desde hace 25 años, el principal error que comete es cuando explica que su trabajo en la frontera es “enforzar” la ley, “por encima de cualquier cosa, cualquier sueño”.

Lo que Andy intenta es traducir del inglés la palabra “enforcement” y explicar que su labor es hacer cumplir la ley estadounidense aunque él mismo crea que “miles de los que cruzan ilegalmente la frontera merecen vivir el sueño americano”.

A sus 47 años, Andy ha trabajado en dos de los principales puntos de cruce en la frontera México-Estados Unidos: San Diego, California y Nogales, Arizona, sitios en los que en 2012 se detuvo a 18 mil 851 personas que intentaron pasar sin documentos.

En entrevista con Animal Político, este agente de piel morena, cabello negro y ojos oscuros niega que la Patrulla Fronteriza viole los derechos humanos de los migrantes, pero reconoce que su trabajo se basa en identificar a quienes “tengan aspecto de haber cruzado ilegalmente”.

 ¿El sueño americano existe? ¿qué piensas de que miles lo persigan cada día?

¡Claro que existe! La vida en los Estados Unidos es más buena. No sé por experiencia propia cómo es la vida en México, pero sólo de oír a las personas que vienen siguiendo el sueño americano cuando nosotros los arrestamos, yo puedo ver porque lo hacen y los entiendo, veo mi vida en la de ellos. Yo nunca he sido rico, he tenido que trabajar desde siempre, mis papás y yo sembrábamos y vivíamos de la cosecha, toda la gente que yo recuerdo a mi alrededor tenía más que nosotros, pero hemos tenido oportunidades y ahora no somos ricos, pero vivimos bien.

¿Pero vale la pena andar el camino hacia la frontera e intentar cruzarla?

Antes pensaría que si, pero ahora sabiendo las historias, el sufrimiento que viven los personas cuando toman la decisión de cruzar, no estoy seguro. Está bien seguir el sueño americano, pero el costo puede ser perder la vida y es fácil perder la vida en estos días siguiendo ese sueño. Antes oía historias de que las personas sufrían porque estaban en cualquier pueblo en México y decían ‘me quitaron mi dinero’; pero ahora se oyen las historias de ‘me agarraron, me violaron, me quitaron el dinero, me tenían encerrado’. Para una persona que pasa por todo eso, que pierde un padre, un hijo, una hija, un hermano en el camino, no sé si vale la pena hacer el viaje.

 ¿Qué sientes cuando ves a un grupo de migrantes con sed, hambre, perdido en el desierto?

Aunque no por experiencia, conozco la realidad de lo que les está pasando. Entonces yo como agente de la patrulla fronteriza todo el tiempo debo y estoy consciente de que todos somos humanos, pero también tengo un trabajo muy difícil por hacer, un trabajo por mi país.

Yo en mi corazón sé que es un delito cruzar así a los Estados Unidos y que muchos mexicanos, centroamericanos me miran y sienten odio, pero si una persona cruza ilegalmente es mi trabajo detenerlos. No hay más, esto es blanco y negro. Donde se pone no tan claro es cuando hay vidas, porque cada persona que yo arresto tiene una familia, puede ser mamá o papá, hermano. Ahí es cuando pienso que todos somos humanos, pero hay leyes y deben ser respetadas y cumplidas.

¿Has sentido la necesidad de dejar ir a algún migrante cuando conoces su historia?

Si, claro. Muchas veces he arrestado a las personas y lo he pensado. Unos me dicen historias que me dejan sorprendido, puedo ver el sufrimiento, están bien desesperados, no saben qué hacer en su país y yo sé por qué vienen aquí a los Estados Unidos, porque la vida está mucho más buena aquí. Yo sé eso. Me doy cuenta que están aquí porque para atrás ya no tienen nada, porque ahora que los detuve se han quedado sin nada, sin esperanzas, porque en su país no tienen nada. ¿Me da pena?, si, claro, pero mi trabajo es hacer cumplir la ley de mi país.

¿Has llorado estando con ellos?

Me siento muy mal, pero me tengo que decir: Andy, eres un agente de la patrulla fronteriza, tú tienes un trabajo qué hacer, tienes que hacer cumplir la ley. Lo tienes que hacer lo más humano que puedas hacerlo.

¿Crees que Estados Unidos debe tener leyes más duras para frenar el flujo de migrantes?

No tengo opinión sobre eso. Mi trabajo es hacer cumplir las leyes que los americanos quieren que se cumplan.

 ¿Te preocupa la imagen que tiene la patrulla fronteriza?, ¿qué los acusen de violar los derechos humanos de los migrantes?

Yo como persona me siento mal, profesionalmente también. He estado en la patrulla fronteriza 25 años y sí ha habido abusos, pero esos abusos no pasan sin ser reportados. Nosotros somos una organización profesional y cada agente que es de la patrulla fronteriza tiene que ser así. Tenemos que respetar los derechos humanos de cada persona que detenemos.

Me duele que a lo largo de mis 25 años, la mayoría de las personas que acusa a la patrulla fronteriza de violaciones a derechos humanos son personas que nunca han estado detenidas o que no han visto las detenciones de la patrulla fronteriza ni saben cómo trabaja.

¿Qué dices de los señalamientos de que su actuación se basa en la discriminación?

Nuestro trabajo es diferente al de cualquier otro policía del país porque nosotros estamos en la frontera y la mayoría de las personas que vamos a ver son mexicanas. Si los Estados Unidos tuvieran la frontera con China, vamos a ver chinos. Pero así es, nosotros, ¡claro!, ¡claro que estamos buscando mexicanos! Porque el 99% de las personas que entran ilegalmente por nuestra frontera son mexicanos y tenemos que pararlos. Sí buscamos a los que tengan aspecto de haber cruzado ilegalmente.

 ***

Andy describe el momento más difícil que ha tenido como agente de la patrulla fronteriza. Habla de sus tres hijas —hoy adolescentes— y entonces cuenta que no olvida cuando hace una década aproximadamente, encontró a una niña de entre ocho y diez años muerta en el cauce de un arroyo seco en el desierto de Nogales.

“Fue muy duro, me marcó”. Aquí el relato:

Este agente empezó su carrera a los 22 años cuando ingresó a la Patrulla Fronteriza y fue asignado en 1988 a la estación de San Diego, California. Desde el año 2000, fue trasladado a la de Nogales, Arizona, en donde cumplió un cuarto de siglo portando el uniforme verde olivo de este cuerpo policial que tiene jurisprudencia en las 25 millas —poco más de 40 kilómetros— que siguen al muro fronterizo con México.

“Sé que mi carrera ha sido muy bonita. Cuando me metí a la patrulla fronteriza era un joven de rancho, no sabía nada del mundo, para mí ha sido una experiencia para abrir los ojos hacia lo que está pasando con la migración. De chaval yo miraba a la migra en sus carros, pero jamás imaginé el verdadero trabajo que hacían. Yo de niño conocí a muchas personas que eran indocumentadas y que trabajaban en la siembra conmigo y con mis padres. Fueron muchas veces una familia para mí y esos recuerdos fueron la parte más difícil cuando empecé a ser agente, pero también ,y hasta hoy, son lo que me hace entender su sufrimiento y su camino para seguir el sueño americano, pero siempre sé, siempre estoy consciente que mi trabajo es ‘enforzar’ las leyes de mi país y no más”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC

Brexit: 3 aspectos que cambiarán en la vida de europeos y británicos tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea

Este 1 de enero acaba el llamado "periodo de transición" en el que Londres y Bruselas mantuvieron la mayoría de las leyes de la Unión mientras negociaban su nueva relación. ¿Qué pasa ahora?
BBC
1 de enero, 2021
Comparte

Reino Unido abandonó la Unión Europea (UE) el pasado 31 de enero de 2020, pero los cambios más visibles para ciudadanos europeos y británicos de a pie se notarán en 2021.

Este 1 de enero acaba el llamado “periodo de transición” en el que Londres y Bruselas mantuvieron la mayoría de las leyes de la Unión mientras negociaban su nueva relación.

Y el pasado 24 de diciembre, tras varios meses de intensas negociaciones y cuatro años de terremoto político originado por el referendo del Brexit, ambas partes sellaron el acuerdo que definirá su relación futura por décadas.

Aunque esto evita el llamado “Brexit duro” -una salida del bloque sin acuerdo- europeos y británicos ya no contarán con las mismas libertades que antes.

El Brexit supone, entre otros cambios, el fin del libre movimiento de personas, la imposición de controles aduaneros y la limitación de servicios que antes fluían de un lado a otro sin mayores restricciones.

Las nuevas regulaciones están contenidas en un documento de más de mil páginas donde se abordan, además, otros puntos como la cooperación climática, de seguridad y transporte.

No se descarta que en el futuro se restablezcan algunas facilidades que se perderán al efectuarse el Brexit, pero en BBC Mundo resumimos algunos de los aspectos principales que cambiarán para el ciudadano de a pie a partir de este 1 de enero.

https://www.youtube.com/watch?v=17IOYOyeNf0

Travel

BBC

1. Estancias limitadas

Durante años, británicos y europeos viajaban de un lado a otro del canal de la Mancha y podían elegir libremente donde vivir y trabajar.

Dichas facilidades llegaron a su fin y ahora se necesitará un visado para estancias largas y motivos de trabajo.

Para viajes de turismo, sin embargo, británicos y europeos seguirán sin necesitar visas y podrán usar sus permisos de conducción para manejar en cada país.

En el caso de los británicos, ahora solo pueden permanecer en territorio de la UE un máximo total de 90 días en un período de 180 días consecutivos. Para visitas a Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumanía se aplican otras reglas. Si se viaja a estos países, las visitas a otros países de la UE no contarán para el total de 90 días.

Los británicos también deberán garantizar que sus pasaportes tienen al menos seis meses de validez (y no más de 10 años de haber sido expedidos) y pueden verse obligados a declarar ante las autoridades europeas cuestiones como el motivo de su visita y el pasaje de vuelta desde la UE.

Boris Johnson al anunciar el acuerdo.

Getty Images
Reino Unido y la Unión Europea alcanzaron un costoso acuerdo para definir su relación futura el pasado 24 de diciembre, a solo una semana del plazo final.

Es muy probable que más adelante los británicos deban utilizar y pagar el ETIAS (el sistema de registro electrónico de la UE para viajeros exentos de visado).

Además, al pasar por los controles migratorios, en principio ya no podrán utilizar la fila rápida reservada a los ciudadanos de la UE, el Área Económica Europea (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y Suiza, lo que podría dilatar esperas en fronteras y aeropuertos.

Los europeos, por otra parte, pueden permanecer hasta seis meses en Reino Unido.

Si se viaja para recibir un tratamiento médico privado el permiso podría extenderse. Lo mismo si eres académico y cumples ciertos requisitos. En esos casos, la estancia puede ampliarse hasta 11 y 12 meses respectivamente.

Británicos en una cola en el aeropuerto.

Getty Images
Los británicos tendrán que tomar filas rápidas distintas cuando a partir de ahora aterricen en territorio europeo.

Además, ya no podrán entrar en Reino Unido con su tarjeta de identificación a partir de octubre de 2021, a menos que hayan oficializado su estatus como residente, en cuyo caso no habrá cambios hasta 2025. Los demás tendrán que presentar su pasaporte.

Por otra parte, europeos y británicos seguirán contando con asistencia médica de emergencia durante los viajes de turismo tanto en Reino Unido como la UE.

Actualmente, esta asistencia médica es facilitada por una tarjeta sanitaria común con la que cuentan tanto europeos y británicos. Reino Unido planea expedir una nueva tarjeta para sus ciudadanos, pero en principio tendrá una cobertura muy similar a su homóloga europea.

Sin embargo, el gobierno británico aconseja comprar un seguro de viaje con cobertura médica antes de irse de vacaciones, incluso a la UE.

Además de estas consideraciones, también se impondrán límites a los artículos que cada ciudadano lleve consigo de un lado a otro y los pasaportes de mascotas europeos dejarán de ser válidos en Reino Unido.

2. Visados especiales para trabajar

Los europeos que quieran trabajar en Reino Unido tendrán que aplicar en línea para una visa y se les pedirá una oferta de trabajo, suficiente nivel de inglés y un salario de al menos 25.600 libras al año (US$34.189), entre otros requerimientos que juntos conforman un sistema basado en puntos.

Y los ciudadanos británicos que quieran vivir y trabajar en algún país del bloque deberán cumplir los requisitos del sistema migratorio de donde quieran establecerse.

Vista de la zona financiera de Londres este diciembre.

Getty Images
Trabajar en Reino Unido no será tan sencillo como antes para los europeos, quienes deberán solicitar una visa con varios requerimientos.

Así también, algunas profesiones ya no serán homologadas de forma automática como antes, por ejemplo la arquitectura, la medicina o la enfermería.

Sin embargo, aquellos ciudadanos que ya vivían en Reino Unido y la UE antes del final de 2020 tienen sus derechos garantizados y solo necesitan formalizar su estatus como residentes.

Las nuevas regulaciones no aplican en el caso de Irlanda, que en materia de viajes y migración tiene una serie de arreglos con Reino Unido que son anteriores a la entrada de ambos en la Unión Europea, la llamada Área de Viaje Común (Common Travel Area o CTA).

Principales consecuencias tras el Brexit, en cuatro puntos

  • Fin de la libertad de movimiento: Se puede seguir viajando sin visa, pero solo para estancias cortas.
  • Visados para trabajar: Reino Unido implantará un nuevo sistema basado en puntos y la UE aplicará las reglas para terceros países.
  • Salida del mercado único: No habrá tarifas adicionales entre exportaciones e importaciones, pero se impondrán controles de seguridad en aduanas que podrían dilatar el intercambio fluido de bienes.
  • Excepciones: Las consideraciones anteriores no aplican para Irlanda del Norte ni europeos ni británicos con residencia oficial y regularizada en Reino Unido y la UE.
Short presentational grey line

BBC

Fin del programa Erasmus

El nuevo acuerdo de libre comercio entre Londres y Bruselas no impidió la ruptura del programa Erasmus para los estudiantes universitarios.

Reino Unido no participará más en este esquema en que se facilitaba que los universitarios europeos estudiaran durante un semestre o año fuera de sus países de origen en otro Estado miembro.

Boris Johnson anunció en su lugar otra alternativa para los estudiantes británicos, aunque aún no se han revelado suficientes detalles.

Los estudiantes en Irlanda del Norte sí continuarán en dicho programa como parte de un pacto con el gobierno de la República de Irlanda.

Trade

BBC

3. Bienes y servicios

En este aspecto, el haber conseguido un acuerdo ha salvado a muchos de un aumento considerable de precios en muchos productos que Reino Unido importa desde la UE y viceversa.

Y es que ambas partes acordaron no imponer tarifas ni costos adicionales al flujo de bienes, lo que en principio beneficia tanto a exportadores como importadores a ambos lados del canal.

Camionero en Dover, Reino Unido.

Getty Images
A pesar del acuerdo de libre comercio entre Londres y Bruselas, se introducirán controles migratorios y aduaneros que obstaculizarán el fácil flujo de antes.

Sin embargo, serán necesarios nuevos controles fronterizos y trámites burocráticos antes no existentes, lo que podría provocar demoras y disrupciones en las cadenas de suministro.

Esos controles, sin embargo, no se impondrán en Irlanda del Norte. Esto es porque comparte frontera terrestre con la República de Irlanda, miembro de la UE, y permanecerá de forma efectiva dentro del mercado único europeo.

Por otra parte, los proveedores de servicios británicos tendrán que adecuarse a las reglas de cada Estado miembro o relocalizarse en la UE si desean continuar operando como hoy.

Otro aspecto en que se insiste que tanto europeos como británicos deben estar alertas es el posible cambio en las tarifas de roaming para celulares.

Mujer hablando por teléfono en Roma.

Getty Images
Los ciudadanos tendrán que estar atentos a lo que dicten los proveedores de internet en materia de roaming.

Antes, un británico o europeo podía disfrutar de la misma tarifa contratada en su país de origen en cualquier Estado miembro de la UE.

Reino Unido y la UE han dicho que cooperarán en “justas y transparentes tarifas para el roaming internacional”, pero nada detiene que viajeros británicos y europeos no sean cobrados por usar su teléfono en uno u otro territorio.

De cualquier forma, las compañías proveedoras serán las encargadas de mantener las mismas condiciones o de lo contrario fijar nuevas tarifas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TX16kTOyqzo&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.