“La ley está por encima del sueño americano”: habla un agente de la Patrulla Fronteriza

Andy F. Adame ha sido agente de la patrulla fronteriza por 25 años y aunque cree que es legítimo que miles intenten alcanzar el sueño americano cada año, dice que lo primero es hacer cumplir la ley de su país.

“La ley está por encima del sueño americano”: habla un agente de la Patrulla Fronteriza
Andy F. Adame es de origen mexicano y por 25 años se ha desempeñado como agente de la Patrulla Fronteriza. //Foto: Tania L. Montalvo.
Andy F. Adame es de origen mexicano y por 25 años se ha desempeñado como agente de la Patrulla Fronteriza. //Foto: Tania L. Montalvo.

El agente de la patrulla fronteriza Andy F. Adame aprendió a hablar a español gracias a su padre nacido en Aguascalientes. Dice que lo más difícil es evitar “el acento gringo”, aunque en realidad, al hablar de la labor de esta agencia policial estadounidense a la que pertenece desde hace 25 años, el principal error que comete es cuando explica que su trabajo en la frontera es “enforzar” la ley, “por encima de cualquier cosa, cualquier sueño”.

Lo que Andy intenta es traducir del inglés la palabra “enforcement” y explicar que su labor es hacer cumplir la ley estadounidense aunque él mismo crea que “miles de los que cruzan ilegalmente la frontera merecen vivir el sueño americano”.

A sus 47 años, Andy ha trabajado en dos de los principales puntos de cruce en la frontera México-Estados Unidos: San Diego, California y Nogales, Arizona, sitios en los que en 2012 se detuvo a 18 mil 851 personas que intentaron pasar sin documentos.

En entrevista con Animal Político, este agente de piel morena, cabello negro y ojos oscuros niega que la Patrulla Fronteriza viole los derechos humanos de los migrantes, pero reconoce que su trabajo se basa en identificar a quienes “tengan aspecto de haber cruzado ilegalmente”.

 ¿El sueño americano existe? ¿qué piensas de que miles lo persigan cada día?

¡Claro que existe! La vida en los Estados Unidos es más buena. No sé por experiencia propia cómo es la vida en México, pero sólo de oír a las personas que vienen siguiendo el sueño americano cuando nosotros los arrestamos, yo puedo ver porque lo hacen y los entiendo, veo mi vida en la de ellos. Yo nunca he sido rico, he tenido que trabajar desde siempre, mis papás y yo sembrábamos y vivíamos de la cosecha, toda la gente que yo recuerdo a mi alrededor tenía más que nosotros, pero hemos tenido oportunidades y ahora no somos ricos, pero vivimos bien.

¿Pero vale la pena andar el camino hacia la frontera e intentar cruzarla?

Antes pensaría que si, pero ahora sabiendo las historias, el sufrimiento que viven los personas cuando toman la decisión de cruzar, no estoy seguro. Está bien seguir el sueño americano, pero el costo puede ser perder la vida y es fácil perder la vida en estos días siguiendo ese sueño. Antes oía historias de que las personas sufrían porque estaban en cualquier pueblo en México y decían ‘me quitaron mi dinero’; pero ahora se oyen las historias de ‘me agarraron, me violaron, me quitaron el dinero, me tenían encerrado’. Para una persona que pasa por todo eso, que pierde un padre, un hijo, una hija, un hermano en el camino, no sé si vale la pena hacer el viaje.

 ¿Qué sientes cuando ves a un grupo de migrantes con sed, hambre, perdido en el desierto?

Aunque no por experiencia, conozco la realidad de lo que les está pasando. Entonces yo como agente de la patrulla fronteriza todo el tiempo debo y estoy consciente de que todos somos humanos, pero también tengo un trabajo muy difícil por hacer, un trabajo por mi país.

Yo en mi corazón sé que es un delito cruzar así a los Estados Unidos y que muchos mexicanos, centroamericanos me miran y sienten odio, pero si una persona cruza ilegalmente es mi trabajo detenerlos. No hay más, esto es blanco y negro. Donde se pone no tan claro es cuando hay vidas, porque cada persona que yo arresto tiene una familia, puede ser mamá o papá, hermano. Ahí es cuando pienso que todos somos humanos, pero hay leyes y deben ser respetadas y cumplidas.

¿Has sentido la necesidad de dejar ir a algún migrante cuando conoces su historia?

Si, claro. Muchas veces he arrestado a las personas y lo he pensado. Unos me dicen historias que me dejan sorprendido, puedo ver el sufrimiento, están bien desesperados, no saben qué hacer en su país y yo sé por qué vienen aquí a los Estados Unidos, porque la vida está mucho más buena aquí. Yo sé eso. Me doy cuenta que están aquí porque para atrás ya no tienen nada, porque ahora que los detuve se han quedado sin nada, sin esperanzas, porque en su país no tienen nada. ¿Me da pena?, si, claro, pero mi trabajo es hacer cumplir la ley de mi país.

¿Has llorado estando con ellos?

Me siento muy mal, pero me tengo que decir: Andy, eres un agente de la patrulla fronteriza, tú tienes un trabajo qué hacer, tienes que hacer cumplir la ley. Lo tienes que hacer lo más humano que puedas hacerlo.

¿Crees que Estados Unidos debe tener leyes más duras para frenar el flujo de migrantes?

No tengo opinión sobre eso. Mi trabajo es hacer cumplir las leyes que los americanos quieren que se cumplan.

 ¿Te preocupa la imagen que tiene la patrulla fronteriza?, ¿qué los acusen de violar los derechos humanos de los migrantes?

Yo como persona me siento mal, profesionalmente también. He estado en la patrulla fronteriza 25 años y sí ha habido abusos, pero esos abusos no pasan sin ser reportados. Nosotros somos una organización profesional y cada agente que es de la patrulla fronteriza tiene que ser así. Tenemos que respetar los derechos humanos de cada persona que detenemos.

Me duele que a lo largo de mis 25 años, la mayoría de las personas que acusa a la patrulla fronteriza de violaciones a derechos humanos son personas que nunca han estado detenidas o que no han visto las detenciones de la patrulla fronteriza ni saben cómo trabaja.

¿Qué dices de los señalamientos de que su actuación se basa en la discriminación?

Nuestro trabajo es diferente al de cualquier otro policía del país porque nosotros estamos en la frontera y la mayoría de las personas que vamos a ver son mexicanas. Si los Estados Unidos tuvieran la frontera con China, vamos a ver chinos. Pero así es, nosotros, ¡claro!, ¡claro que estamos buscando mexicanos! Porque el 99% de las personas que entran ilegalmente por nuestra frontera son mexicanos y tenemos que pararlos. Sí buscamos a los que tengan aspecto de haber cruzado ilegalmente.

 ***

Andy describe el momento más difícil que ha tenido como agente de la patrulla fronteriza. Habla de sus tres hijas —hoy adolescentes— y entonces cuenta que no olvida cuando hace una década aproximadamente, encontró a una niña de entre ocho y diez años muerta en el cauce de un arroyo seco en el desierto de Nogales.

“Fue muy duro, me marcó”. Aquí el relato:

Este agente empezó su carrera a los 22 años cuando ingresó a la Patrulla Fronteriza y fue asignado en 1988 a la estación de San Diego, California. Desde el año 2000, fue trasladado a la de Nogales, Arizona, en donde cumplió un cuarto de siglo portando el uniforme verde olivo de este cuerpo policial que tiene jurisprudencia en las 25 millas —poco más de 40 kilómetros— que siguen al muro fronterizo con México.

“Sé que mi carrera ha sido muy bonita. Cuando me metí a la patrulla fronteriza era un joven de rancho, no sabía nada del mundo, para mí ha sido una experiencia para abrir los ojos hacia lo que está pasando con la migración. De chaval yo miraba a la migra en sus carros, pero jamás imaginé el verdadero trabajo que hacían. Yo de niño conocí a muchas personas que eran indocumentadas y que trabajaban en la siembra conmigo y con mis padres. Fueron muchas veces una familia para mí y esos recuerdos fueron la parte más difícil cuando empecé a ser agente, pero también ,y hasta hoy, son lo que me hace entender su sufrimiento y su camino para seguir el sueño americano, pero siempre sé, siempre estoy consciente que mi trabajo es ‘enforzar’ las leyes de mi país y no más”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios