Los mexicanos tienen menos tiempo libre que el resto de los latinoamericanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los mexicanos tienen menos tiempo libre que el resto de los latinoamericanos

La jornada laboral promedio, de 45 horas, está entre las más elevadas de todo el continente.
6 de diciembre, 2013
Comparte

México es el país con la población con menos tiempo libre de América Latina —apenas 14 horas semanales para las mujeres y 16 para los hombres— según la edición 2013 el estudio “Panorama Social de América Latina”, elaborado cada año por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Además, México está entre los países con mayores jornadas laborales, con 45 horas semanales en promedio (54 horas para los hombres y 46 para las mujeres). En 2002, la jornada laboral promedio era de 46 horas, lo que representa una disminución de 2.1% de horas en una década. En el mismo nivel se encuentran Ecuador, Costa Rica, Nicaragua y Colombia. En el caso de los tres primeros, la jornada laboral se incrementó entre 8 y 2 por ciento durante la década pasada. Venezuela es el país latinoamericano con la menor jornada laboral, de 37 horas semanales.

gráficajornadalaboral650

El estudio hace énfasis en la carga laboral no remunerada —cuidado de niños, familiares ancianos y enfermos, entre otras actividades—, específicamente la de la población femenina, que alcanza las 37 horas semanales, lo que arroja una carga global de trabajo de 84 horas semanales para este segmento de la población.

En el caso de los hombres, la carga global de trabajo es de 67 horas, con sólo 13 destinadas al trabajo no remunerado.

Imágen: Panorama Social de América Latina 2013, CEPAL.

Imágen: Panorama Social de América Latina 2013, CEPAL.

La primera conclusión que hace el estudio en este respecto es que “la creciente incorporación de las mujeres al trabajo remunerado no ha sido compensada por una mayor participación de los hombres en el trabajo doméstico. En otras palabras, en América Latina la división sexual del trabajo se ha transformado en forma parcial y desigual“.

Dentro de un apartado denominado “Dimensiones soslayadas del bienestar”, el estudio señala que los indicadores de bienestar más utilizados no capturan la complejidad entera del fenómeno de la pobreza. El PIB, por ejemplo, se centra en la producción de bienes y servicios y no considera elementos como la distribución del ingreso, la justicia, las libertades, la capacidad de las personas de tener una vida con sentido, la satisfacción con la vida y la sustentabilidad del progreso económico. Por esto, el estudio propone tres “dimensiones soslayadas”: espacio, tiempo y convivencia.

La primera involucra el medio ambiente —agua, suelo, aire, objetos, seres vivos, relaciones entre hombres y mujeres,
y elementos intangibles como los valores culturales—, la segunda se refiere al porcentaje del día que una persona le puede dedicar al esparcimiento, el descanso y actividades ajenas al trabajo, y la tercera a formas de convivencia social positivas y pacíficas que hacen que un individuo se sienta parte de la sociedad.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El puente entre México y EU bajo el que duermen más de 10 mil migrantes

Miles de personas esperan en un campamento improvisado bajo el puente internacional que conecta a Ciudad Acuña (México) con Del Río (Texas) a que procesen sus solicitudes de asilo.
18 de septiembre, 2021
Comparte

El puente que conecta Del Río (Texas) con Ciudad Acuña (México) se ha convertido en un campamento improvisado con más de 10,000 personas que han cruzado masivamente la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes duermen bajo el puente en penosas condiciones, tras haber cruzado las aguas heladas del río Bravo, a la espera de que las autoridades procesen sus solicitudes de asilo.

El campamento improvisado tiene pocos servicios básicos y algunos migrantes, que soportan temperaturas de hasta 37°C, están regresando a México a por suministros.

Los migrantes son en su mayoría haitianos, pero también hay algunos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, dicen los informes de las autoridades.

Muchos de ellos forman parte de una ola más grande de migrantes que se dirigen al norte, gran parte de los cuales llegaron a Brasil y otras partes de Sudamérica tras el terremoto de 2010, informa el Washington Post.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. Se bañan en el río Grande cerca del Puente Internacional entre México y EE. UU., Donde esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Migrantes que buscan asilo en EE.UU. se bañan en el río Bravo (río Grande), en la frontera con México.

“Un caos”

Según dijo a Reuters el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, más de 10,500 migrantes se encontraban bajo el Puente Internacional de Del Rio el jueves por la noche.

Ramsés Colón, un solicitante de asilo afrocubano de 41 años que trabajó en Perú para ahorrar dinero para el viaje, dijo que el campamento de Del Río es un “caos”.

“Te quedas ahí entre miles con tu boleto, esperando tu turno”, le dijo al Washington Post. Se refiere a los boletos con números que las autoridades entregan a los migrantes mientras esperan a ser procesados.

“Parada temporal”

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que estaba aumentando la dotación de personal en Del Río para facilitar un “proceso seguro, humano y ordenado”.

MAPA

BBC

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, agregó.

Se les proporcionó agua potable, toallas y baños portátiles, agrega el comunicado.

Afluencia récord

Desde que asumió la presidencia en enero, Joe Biden, quien prometió reformar la inmigración estadounidense, ha creado un grupo de trabajo para reunificar a los niños migrantes con sus familias, ha detenido la construcción del muro fronterizo de Donald Trump y ha pedido revisiones de los programas de inmigración legal cancelados por su predecesor.

Pero también está experimentando una afluencia récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, incluidos cientos de niños no acompañados, que están detenidos en centros estadounidenses.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. descansan cerca del Puente Internacional entre México y EE.UU. mientras esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Los migrantes deben esperar su turno para que su solicitud de asilo sea procesada.

La llegada de migrantes ha crecido significativamente en las últimas semanas.

El mes pasado, las autoridades estadounidenses arrestaron a más de 195.000 migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del gobierno publicados el miércoles.

Y en julio el número de personas detenidas en la frontera superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según muestran las cifras de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.