Los secretos de las mujeres influyentes en Twitter
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los secretos de las mujeres influyentes en Twitter

Celebridades femeninas dominaron tanto la lista de palabras más buscadas del año, como el de cuentas más seguidas en esta red social.
Por BBC Mundo
25 de diciembre, 2013
Comparte

Twitter-Logo-2013

Para bien o para mal, 2013 fue un año de protagonismo femenino en internet y redes sociales.

Mientras investigaciones como la del centro Pew confirmaron que en Estados Unidos las mujeres participan más que los hombres en los principales sitios de intercambio social en la red (74% vs. 62% respectivamente, según la encuesta del mes de mayo), celebridades femeninas dominaron tanto la lista de palabras más buscadas del año -ocuparon los cinco primeros lugares, según el buscador Bing- como el de cuentas más seguidas en Twitter (seis de las primeras diez).

Pero además, algunos temas de género tuvieron un lugar predominante en la agencia de medios.

Entre los casos más notables, se cuenta cómo el acoso en línea de que fue objeto una activista en Reino Unido por sugerir que se colocara la imagen de la escritora Jane Austen en un billete llevó a Twitter a introducir un botón de reporte de abusos.

Por otro parte, una campaña masiva de mujeres sauditas a través del microblog para que se les permitiera conducir autos causó revuelo dentro y fuera de ese país.

También, y en respuesta a una ola de críticas, el pasado 5 de diciembre, Twitter nombró a la primera mujer en integrarse a su consejo directivo: Marjorie Scardino.

Sin importar dónde se encuentren, la compañía se ha convertido en un medio fundamental de expresión para las mujeres en el mundo entero. No son pocos los comentaristas que plantean que las redes son territorio femenino, señalan su importancia como herramienta de superación personal o económica, o como plataforma para darles voz donde no la tienen.

Tere Bermea Ortiz, de México, y Nong Darol Majmada, de Indonesia quienes, según datos de noviembre del sitio Business Insider, se cuentan entre los diez con mayor proporción de usuarios del microblog en el mundo, compartieron con BBC Mundo algunos de sus secretos.

El poder para la gente

Tere Bermea Ortiz, de Torreón, Coahuila, se describe como periodista, comunicadora social y coach de vida.

En 2004 fue la imagen oficial de la campaña de no violencia contra las mujeres y las niñas previniendo la violencia en el noviazgo.

En noviembre de 2006 nuevamente apoyó al Instituto de las Mujeres con la campaña: ¿Realmente se necesita ser hombre para ser alguien? enfocada en identificar la discriminación por género. Hoy está considerada como una de las tuiteras más influyentes de México, de acuerdo con los índices elaborados por diferentes empresas de análisis de datos en redes.

Su encuentro con Twitter no fue instantáneo. “A mí todo lo que fuera tecnología, gadgets, aplicaciones, etc., me aterraba, literalmente me generaba ansiedad sentarme frente a una computadora”, le dice a BBC Mundo.

Sin embargo, las circunstancias la impulsaron, como ella dice, a modernizarse: en 2009, la radio en que trabajaba la despidió.

“Estaba yo en la calle, sin poder hacer lo que más amo que es comunicar, compartir información y tener contacto con las personas. Me di cuenta de que mi misión es esa, comunicar y yo no lo podía hacer. Sentía una gran vacío en mi vida”, cuenta.

Ahora, se conecta a la red “todos los días, en tres horarios: mañana, tarde y noche”, con reflexiones de vida, citas y mensajes positivos.

Las redes sociales, asegura, han transformado su vida, dándole a su trabajo “una dirección más clara, pues sé lo que la gente realmente necesita o desea recibir”, así como la oportunidad de abrirse a la crítica directa y de “construir relaciones más cercanas que en la radio o la televisión”.

“Satisface mi necesidad de contribución y conexión, pues la comunicación hace felices a las personas”, dice.

Un 81% de sus seguidores en Twitter son mujeres y un 82% son de México. Para este mes de diciembre, la seguían poco más de 13.300 personas a quienes, dice, les gusta llamar “por su nombre”.

“No son números que contribuyen a mi fama. Son seres vivos, activos, que merecen todo mi respeto”, señala.

En cuanto a los tuiteros a quienes ella sigue, y que se cuentan por unas pocas decenas, explica que los elige tomando en cuenta la calidad de la información que comparten, “sus valores, congruencia, original y su impacto en mi vida”. La lista incluye al Dalai Lama, Meditaciones Budistas, The Single Women y Debbie Ford.

“Para mí, el verdadero poder de un tuit es que influye o impacta, o emociona: te pone en acción”.

Para Bermea, ésa es, precisamente, la mayor ventaja de utilizar Twitter.

“Le devuelve el poder a la gente: el poder que da la comunicación directa, el poder de la recomendación de boca en boca, que puede incidir directamente en la reputación de una persona, de una empresa, de un servicio, de una marca, de un producto. El poder activo de elegir a quien se sigue o no, sin que nadie lo impida”.

No más ataduras

Nong Darol Mahmada es una activista indonesia, que se describe a sí misma como una islamista liberal.

Es cofundadora de la Red Islam Liberal, una organización contra el fundamentalismo islámico, cuyo objetivo es la creación de un espacio público para un debate saludable sobre el Islam.

Para ella, Twitter -que comenzó a usar en 2008- es una buena plataforma para alcanzar estos objetivos.

“Twitter ha cambiado enormemente mi vida. Me siento libre a la hora de expresar mis ideas y pensamientos sin depender de otros medios como los diarios, la radio y la televisión. Hasta ahora, si tenía ideas y opiniones sobre algo, escribía un artículo y lo enviaba a un medio escrito o me entrevistaban. Ya no tengo esas ataduras”, le cuenta a BBC Mundo.

La otra función que cumple es social. “Es un medio donde puedo hacer escuchar mi voz como mujer musulmana activista, pero también me permite disfrutar, divertirme y hablar con mis amigos”, admite.

La tuitera es seguida por casi 17.000 personas, y está considerada como una de las blogueras con mayor autoridad social o influencia en Twitter en su país. En cuanto a sus intereses, dice seguir a gente que la inspira, cuyos tuits encuentra “útiles, no racistas” y despiertan su interés.

La interacción con sus seguidores “no tiene hora”, y prefiere pensar en sus seguidores en términos de cómo influye sobre ellos, más que en función del número.

“En Indonesia los seguidores se pueden comprar, y la mayoría de ellos son pasivos. No somos apasionados cuando tuiteamos. Cuando defiendo y lucho por ideas espero que mis tuits logren el apoyo de muchas personas”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.