Moscú libera a dos integrantes de Pussy Riot
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Moscú libera a dos integrantes de Pussy Riot

23 de diciembre, 2013
Comparte

Nadezhda TolokonnikovaDos integrantes de la banda femenina punk rusa Pussy Riot fueron liberadas el lunes, 23 de diciembre, una vez que el Parlamento aprobó una ley de amnistía, medida que ambas calificaron como maniobra de relaciones públicas del Kremlin de cara a los Juegos Olímpicos de invierno.

A María Alekhina y Nadezhda Tolokonnikova se les concedió amnistía la semana pasada, lo que en general fue considerado como un intento de Moscú por apaciguar las críticas a su política en torno a los derechos humanos antes de que se celebren los juegos en Sochi, en febrero.

La tercera integrante, Yekaterina Samutsevich, fue excarcelada al suspendérsele su sentencia meses después que las tres fueran declaradas culpables de vandalismo motivado por odio religioso y sentenciadas a dos años de cárcel por su presentación en la catedral principal de Moscú en marzo de 2012.

Las integrantes de la banda dijeron que su protesta era una denuncia ante el fortalecimiento de los lazos entre el Estado y la Iglesia.

El Parlamento ruso aprobó la ley de amnistía la semana pasada, lo que permite la liberación de miles de reclusos. Alekhina y Tolokonnikova, que debían ser liberadas en marzo, pudieron beneficiarse de la ley porque tienen hijos pequeños.

Tolokonnikova abandonó sonriente el lunes la colonia penitenciaria en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk. “¿Qué les parece nuestro clima en Siberia?”, preguntó en referencia a la temperatura de 25 grados centígrados bajo cero (13 grados Fahrenheit bajo cero).

Tolokonnikova dijo que ella y Alekhina fundarán un grupo defensor de los derechos humanos para ayudar a otros presos, y afirmó que la forma en que se manejan las prisiones refleja la manera en que se gobierna el país.

“Vi esta pequeña maquinaria totalitaria desde el interior”, dijo la mujer de 24 años. “Rusia funciona igual que la colonia penitenciaria. Por eso es tan importante cambiar las colonias, para que Rusia también cambie”.

Alekhina, quien fue liberada el lunes de una colonia penitenciaria en las afueras de Nizhny Novgorod, ciudad junto al río Volga, dijo que se habría quedado tras las rejas hasta el término de su condena si se le hubiera permitido rechazar la amnistía.

“Esto no es amnistía, es un engaño y una medida de relaciones públicas”, declaró a la televisora Dozhd.

Añadió que la amnistía sólo abarca el 10% de la población penitenciaria y una pequeña fracción de las mujeres encarceladas que tienen niños. Las mujeres condenadas por crímenes graves no son candidatas a salir aunque tengan hijos pequeños.

Alekhina dijo que los guardias de la cárcel no le permitieron despedirse de sus compañeras de celda, sino que la metieron en un vehículo y la llevaron a la estación del tren en Nizhny Novgorod. Antes de reunirse con su familia se encontró con activistas por los derechos humanos y dijo que se dedicará a la defensa de las garantías fundamentales.

A principios de este mes la Corte Suprema de Rusia ordenó que se revisara el caso de las integrantes de Pussy Riot porque un tribunal de menor rango no demostró completamente su culpabilidad ni tomó en cuenta sus circunstancias familiares para sentenciarlas.

La liberación de las dos integrantes de Pussy Riot ocurrió días después de que el presidente ruso Vladimir Putin perdonara a Mijaíl Jodorkovsky, alguna vez el hombre más rico de Rusia, quien pasó más de 10 años en prisión tras cuestionar al gobierno de Putin.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué el aire que respiras y que se consideraba seguro ya no lo es, segun la OMS

La OMS ha limitado aun más los niveles de calidad de aire en vista de la evidencia científica encontrada sobre los contaminantes que afectan la salud humana.
Getty Images
24 de septiembre, 2021
Comparte

La contaminación del aire es más peligrosa de lo que se pensaba.

Esa es la conclusión a la que ha llegado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha actualizado los umbrales de contaminación del aire por primera vez en 16 años.

¿La razón? Más del 90% de la población mundial respira niveles de contaminación mucho mayores a los considerados seguros.

Esto deja muy por detrás a los últimos indicadores de la OMS, los cuales estaban vigentes desde 2005.

¿Por qué ocurre esto? Los científicos están encontrando cada vez más evidencia de los efectos adversos de seis tipos de contaminantes en la salud humana: las partículas en suspensión PM2.5 y PM10; el ozono (O3); el monóxido de carbono (CO); el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Getty Images
Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Con esta medida, la OMS pone en evidencia que incluso el aire considerado seguro hasta ahora ya no lo es debido a que los contaminantes son peligrosos para la salud incluso en niveles bajos y tolerados hasta ahora.

Se estima que más de 7 millones de personas mueren prematuramente cada año como consecuencia de la contaminación del aire.

Esto equipara a la contaminación del aire con el tabaquismo y la alimentación poco saludable.

“La evidencia acumulada es suficiente para justificar acciones para reducir la exposición de la población a contaminantes atmosféricos clave, no solo en países o regiones particulares, sino a escala global”, dijo la organización a través de un comunicado.

¿Por qué ahora?

A los científicos les resulta difícil entender cómo afectan los contaminantes a la salud humana.

No solo porque la exposición a altos niveles ya es de por sí dañina. Sino porque también estamos expuestos a una combinación de varios de ellos.

Algunos, como las partículas en suspensión menores a 10 micras (PM10) y 2.5 micras (PM2.5) tienen un origen muy variado.

Se sabe que pueden venir de la quema de combustibles, incluido el transporte, la energía, los hogares, la industria y la agricultura.

Son además partículas tan pequeñas que pueden penetrar en los pulmones y entrar al torrente sanguíneo.

Varios estudios epidemiológicos han indicado que la exposición a PM2.5 puede afectar la salud incluso en niveles bajos.

Se les asocia principalmente a enfermedades cardíacas y pulmonares. Incluso la exposición a corto plazo, durante horas o días, puede aumentar el riesgo de ingreso hospitalario.

La OMS tuvo que revisar más de 500 estudios (incluyendo varias rondas de revisión hechas por pares) para determinar que se necesitan niveles mucho más estrictos a la contaminación del aire para proteger la salud humana.

Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire a problemas respiratorios y cardíacos.

Getty Images
Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire con problemas respiratorios y cardíacos.

Casi el 80% de las muertes relacionadas con PM2.5 podría evitarse en el mundo si los niveles actuales de contaminación del aire se redujesen a los propuestos en la directriz actualizada, según un análisis rápido de escenarios realizado por la OMS.

Las disparidades en la exposición a la contaminación del aire están aumentando en todo el mundo, particularmente porque los países de ingresos bajos y medianos están experimentando niveles crecientes de contaminación del aire debido a la urbanización a gran escala y el desarrollo económico que se ha basado en gran medida en la quema de combustibles fósiles.

Nuevas medidas

En el caso de las PM10, la OMS redujo el límite de exposición anual de 20 microgramos por metro cúbico a 15.

Para las PM2.5, la reducción es de la mitad: de 10 microgramos por metro cúbico pasa a 5.

También se han introducido nuevos límites para el dióxido de nitrógeno NO2, un contaminante que genera problemas en el aparato respiratorio y que está muy vinculado en las ciudades a los vehículos de diésel y gasolina.

Las nuevas directrices hacen hincapié en otros contaminantes, como el monóxido de carbono, el ozono y el dióxido de azufre, como medida preventiva a la espera de mayor evidencia científica.

Una panoramica de Santiago de Chile cubierta por el smog.

Getty Images
Una panorámica de Santiago de Chile cubierta por la contaminación.

Sin embargo, las nuevas directrices de la OMS no son de carácter vinculante. Es decir, que le corresponderá a los gobiernos tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire.

Aunque la OMS asegura que una reducción en los niveles de contaminación en el aire traería sustentables beneficios, tambien aclara que no hay niveles completamente seguros.

La OMS dijo que si bien la calidad del aire había mejorado notablemente desde la década de 1990 en los países de ingresos altos, el número mundial de muertes y años de vida saludable perdidos apenas había disminuido, ya que la calidad del aire en general se había deteriorado en la mayoría de los demás países.

“La contaminación del aire es una amenaza para la salud en todos los países, pero afecta más a las personas de los países de ingresos bajos y medianos”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Las nuevas pautas llegan pocas semanas antes de que comience la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en la ciudad escocesa de Glasgow el 31 de octubre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PR5cECLVsBs&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.