Moscú libera a dos integrantes de Pussy Riot
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Moscú libera a dos integrantes de Pussy Riot

23 de diciembre, 2013
Comparte

Nadezhda TolokonnikovaDos integrantes de la banda femenina punk rusa Pussy Riot fueron liberadas el lunes, 23 de diciembre, una vez que el Parlamento aprobó una ley de amnistía, medida que ambas calificaron como maniobra de relaciones públicas del Kremlin de cara a los Juegos Olímpicos de invierno.

A María Alekhina y Nadezhda Tolokonnikova se les concedió amnistía la semana pasada, lo que en general fue considerado como un intento de Moscú por apaciguar las críticas a su política en torno a los derechos humanos antes de que se celebren los juegos en Sochi, en febrero.

La tercera integrante, Yekaterina Samutsevich, fue excarcelada al suspendérsele su sentencia meses después que las tres fueran declaradas culpables de vandalismo motivado por odio religioso y sentenciadas a dos años de cárcel por su presentación en la catedral principal de Moscú en marzo de 2012.

Las integrantes de la banda dijeron que su protesta era una denuncia ante el fortalecimiento de los lazos entre el Estado y la Iglesia.

El Parlamento ruso aprobó la ley de amnistía la semana pasada, lo que permite la liberación de miles de reclusos. Alekhina y Tolokonnikova, que debían ser liberadas en marzo, pudieron beneficiarse de la ley porque tienen hijos pequeños.

Tolokonnikova abandonó sonriente el lunes la colonia penitenciaria en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk. “¿Qué les parece nuestro clima en Siberia?”, preguntó en referencia a la temperatura de 25 grados centígrados bajo cero (13 grados Fahrenheit bajo cero).

Tolokonnikova dijo que ella y Alekhina fundarán un grupo defensor de los derechos humanos para ayudar a otros presos, y afirmó que la forma en que se manejan las prisiones refleja la manera en que se gobierna el país.

“Vi esta pequeña maquinaria totalitaria desde el interior”, dijo la mujer de 24 años. “Rusia funciona igual que la colonia penitenciaria. Por eso es tan importante cambiar las colonias, para que Rusia también cambie”.

Alekhina, quien fue liberada el lunes de una colonia penitenciaria en las afueras de Nizhny Novgorod, ciudad junto al río Volga, dijo que se habría quedado tras las rejas hasta el término de su condena si se le hubiera permitido rechazar la amnistía.

“Esto no es amnistía, es un engaño y una medida de relaciones públicas”, declaró a la televisora Dozhd.

Añadió que la amnistía sólo abarca el 10% de la población penitenciaria y una pequeña fracción de las mujeres encarceladas que tienen niños. Las mujeres condenadas por crímenes graves no son candidatas a salir aunque tengan hijos pequeños.

Alekhina dijo que los guardias de la cárcel no le permitieron despedirse de sus compañeras de celda, sino que la metieron en un vehículo y la llevaron a la estación del tren en Nizhny Novgorod. Antes de reunirse con su familia se encontró con activistas por los derechos humanos y dijo que se dedicará a la defensa de las garantías fundamentales.

A principios de este mes la Corte Suprema de Rusia ordenó que se revisara el caso de las integrantes de Pussy Riot porque un tribunal de menor rango no demostró completamente su culpabilidad ni tomó en cuenta sus circunstancias familiares para sentenciarlas.

La liberación de las dos integrantes de Pussy Riot ocurrió días después de que el presidente ruso Vladimir Putin perdonara a Mijaíl Jodorkovsky, alguna vez el hombre más rico de Rusia, quien pasó más de 10 años en prisión tras cuestionar al gobierno de Putin.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El extraordinario caso de Lucy Lintott: pese a tener enfermedad de la motoneurona, pudo tener dos hijos

La EMN es una enfermedad terminal que progresa rápidamente y que impide que los mensajes del cerebro lleguen a los músculos. La mayoría de los enfermos no viven más allá de tres años tras el diagnóstico. Lucy Lintott vive desde hace ocho años con la enfermedad y ha dado a luz dos niños.
4 de mayo, 2022
Comparte

Lucy Lintott siempre soñó con tener hijos, pero cuando le diagnosticaron la enfermedad de la motoneurona (EMN), con solo 19 años, los médicos le dijeron que nunca podría tener una familia.

La mayoría de las personas que sufren esa enfermedad no sobreviven más allá de los tres años siguientes al diagnóstico, pero ocho años después, Lucy tiene dos hijos pequeños y planea casarse con su pareja, Tommy, a finales de este mes.

Se cree que es la segunda persona en el mundo con EMN en dar a luz dos veces.

La EMN es una enfermedad terminal que progresa rápidamente y que impide que los mensajes del cerebro lleguen a los músculos.

La enfermedad hace que gradualmente movimientos como agarrar, caminar, hablar y tragar sean extremadamente difíciles y finalmente imposibles.

Dificultades en la movilidad y el habla

Lucy, quien creció en la ciudad de Garmouth, en el noreste de Escocia, fue diagnosticada con esta condición a fines de 2013.

Fue la persona más joven en ser diagnosticada en Escocia con esta enfermedad, que normalmente afecta a las personas de más de 40 años.

Tres años después, con 22, Lucy le dijo a la BBC que sentía como si se estuviera quedando “lentamente paralizada” y que su preocupación era ir perdiendo poco a poco su “personalidad divertida”.

La enfermedad hizo que necesitara utilizar una silla de ruedas, ya que le resultaba imposible caminar sin ayuda. Su capacidad de hablar también se vio afectada.

Lucy Lintott

BBC
A Lucy le diagnosticaron EMN a los 19 años.

Lucy grabó su voz para que pudiera usarse en caso de perder completamente el habla y comenzó a recaudar fondos para que se investigue su condición.

Pero como comentó en un nuevo documental de la BBC (Ser mamá con EMN), el futuro la aterraba.

Amigos de la escuela

A pesar de que necesitaba cuidadores profesionales para ayudarla con la mayoría de las tareas, Lucy estaba decidida a mudarse de la casa de sus padres a su propio apartamento en Elgin, una ciudad no muy lejos de donde vive su familia.

“Eso realmente cambió muchas cosas”, dice. “Empecé a ser independiente, así que podía invitar a un chico sin que mi mamá me hiciera pasar vergüenza”.

En 2018, Lucy se reconectó con su antiguo amigo de la escuela Tommy Smith, con quien compartía la clase de estudios modernos.

Tommy cuenta que él era muy tímido, pero Lucy era muy extrovertida y su risa se podía escuchar desde tres clases más lejos.

Él dice que no pudo resisitirse a su sonrisa radiante y a sus ojos enormes. A Lucy le atraían sus camisetas y pantalones ajustados.

Los amigos se convirtieron en pareja.

“Yo no tenía que protegerme a mí misma”, dice Lucy. “Él sabía en qué se estaba metiendo. Él tuvo que lidiar con gente que le decía que yo tenía EMN”.

Ayuda

Tommy le propuso matrimonio en 2019 y posteriormente la pareja anunció que Lucy estaba embarazada.

Su padre, Robert, dice que temían por la salud de Lucy, así como por la del bebé. El riesgo para Lucy era grande porque no se sabía cómo sus músculos irían a reaccionar.

Tommy, Lucy y sus dos hjijos

BBC
La recompensa de ser padres supera los riesgos, dice Lucy.

“Pero la recompensa de ser padres superaba los riesgos”, explica Lucy.

El 13 de febrero de 2020, Lucy dio a luz a un niño, a quien en público llaman LJ.

Tommy dice que Lucy asumió el rol de madre con gran facilidad, aunque tenía que trabajar de cerca con un equipo de asistentes para cuidar a LJ.

“Trabajar con cuidadores consiste en que yo les explique y les describa cómo quiero que se hagan las cosas”, dice Lucy. “Básicamente, ellos son como mis brazos“.

“Aunque usa a otra persona para atenderlos, es ella quien da las instrucciones”, agrega Tommy.

“Muchos le decían ‘no puedes hacer esto’. Lucy está haciendo un trabajo fantástico. Hace un trabajo mucho mejor que el mío”.

Nuevo embarazo

Poco después de que naciera LJ llegó la pandemia. Lucy tuvo que resguardarse y la pareja pospuso la boda.

En el peor momento de la pandemia tuvo que mudarse a la casa de sus padres para proteger su salud y continuar recibiendo los cuidados que necesitaba.

Y, en mayo del año pasado, Lucy y Tommy anunciaron que estaban esperando una niña.

La madre de Lucy, Lydia, cuenta que su hija siempre quiso tener hijos y que fue hermoso cuando llegó LJ.

Lucy, Tommy, y su bebé

BBC
La pareja planea casarse pronto.

“Pero cuando anunciaron que iban a tener otro, pensamos: ‘¡Oh, mi Dios, qué has hecho!”, recuerda Lydia.

La niña, llamada AR, nació justo después de Navidad.

“El parto fue muy duro y aterrador, pero las dos estamos bien y eso es lo más importante”, asegura Lucy.

“Ella es definitivamente la última. No creo que mi cuerpo pueda tolerarlo de nuevo”.

Matrimonio

Lucy cuenta que depende en gran medida de sus cuidadores para que la ayuden con sus niños, pero dice que está constantemente involucrada en sus vidas y ellos saben que es su madre.

“Estoy orgullosa de que la maternidad se me dio bastante fácil pese a ser persona con discapacidad”, señala.

“Si pudiese hacerlo todo físicamente, lo haría. No disfruto mirando a otra gente con mis niños”.

Lucy Lintott

Cortesía Lucy Lintott
Lucy cuenta que de pequeña era muy deportista.

Lucy tiene planeado casarse con Tommy este mes y luego quiere pasar la mayor cantidad de tiempo posible con su familia.

“No soy materialista”, dice. “A mí lo que más me interesa es mi familia y pasar tiempo con la gente que amo, porque no sé cuánto tiempo me queda por delante”.

“Estoy muy agradecida. Sé que soy una de las muy pocas personas con EMN que pudo tener un hijo, menos aún dos. No doy nada por sentado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4SuK4Nr2-s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.