Se descartó violación de Yakiri sin examen pericial: defensa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Se descartó violación de Yakiri sin examen pericial: defensa

Luego que el juzgado 68 de lo penal dictara auto de formal prisión contra Yakiri Rubí Rubio, el procurador de Justicia del DF defendió la decisión de presentar cargos por homicidio calificado contra ella, pues, dijo, no hay elementos para confirmar que actuó en legítima defensa mientras era víctima de un ataque sexual.
Por Paris Martínez /Primera de dos partes.
18 de diciembre, 2013
Comparte
La joven Yakiri Rubí Rubio Aupart. Foto: Facebook

La joven Yakiri Rubí Rubio Aupart. Foto: Facebook

Luego de que el juzgado 68 de lo penal dictara ayer, 17 de diciembre, auto de formal prisión contra la joven Yakiri Rubí Rubio –detenida el 9 de diciembre tras quitarle la vida a un hombre que, afirma ella, la estaba violando–, el procurador de Justicia del DF, Rodolfo Ríos, defendió la decisión de presentar cargos por homicidio calificado en contra de la muchacha ya que, destacó, la dependencia a su cargo no cuenta con elementos para confirmar que, efectivamente, ella actuó en legítima defensa mientras era víctima de un ataque sexual.

Pero esto es así, explicó la abogada Ana Katiria Suárez Castro, defensora legal de Yakiri, “no por la falta de indicios que prueben que esta violación sí sucedió, sino, en realidad, porque la Procuraduría capitalina no ha realizado ninguna diligencia pericial para obtener dichas evidencias, aún cuando han pasado 10 días desde que ocurrieron los acotencimientos.

De hecho, el mismo procurador capitalino explicó ayer que la evidencia en la que se basó para descartar la violación de Yakiri no es ningún indicio científico, sino únicamente la declaración de un empleado del hotel Alcázar –donde ella afirma que fue atacada–, el cual señaló que la joven ingresó a dicho establecimiento de manera “voluntaria”.

Esta declaración, subrayó la abogada Suárez Castro, tuvo más valor probatorio para la Procuraduría y para el Juzgado 68 que el mismo examen ginecológico practicado por médicos legistas a Yakiri, “el cual señala que sí hay indicios de violación, aunque de manera inexplicable también señala que dichos indicios no son concluyentes; entonces, en vez de hacer un examen pericial completo (que permitiera determinar, sin posibilidad de duda, si este ataque sexual se dio o no se dio), lo cual es imprescindible para definir si Yakiri actuó en legítima defensa, la autoridad arbitrariamente decidió que las afirmaciones de ella son falsas, así, sin más.”

Paradójicamente, abundó la abogada, las pruebas periciales que se realizarían para determinar si Yakiri fue víctima de violación se agendaron para este martes 17 de diciembre, empalmándose con la audiencia en la que se definiría su situación jurídica, por lo cual, la autoridad decidió suspender la realización de dicha evaluación médica y, por lo tanto, el Juzgado determinó iniciar un proceso por homicidio calificado, sin tomar en cuenta el contexto de violencia sexual en el que se dio el deceso de quien la joven señala como su atacante.

Asimismo, insistió la defensora, como oficialmente la Procuraduría capitalina no ha realizado un peritaje concluyente en torno a la denuncia de violación, Yakiri tampoco ha recibido ningún tipo de asistencia preventiva y, aún cuando han pasado 10 días desde que ella afirmó haber sido violada, hasta la fecha no se ha cumplido el protocolo que obliga a la autoridad a suministrar anticonceptivos y antirretrovirales a toda mujer que reporte haber sido víctima de un ataque sexual, además de que tampoco ha sido asistida psicológicamente.

Y por eso mismo, hasta la fecha la PGJDF no ha abierto ninguna investigación formal por los presuntos delitos de secuestro, violación, tortura e intento de asesinato cometidos en contra de la joven.

Cartas marcadas

Para sustentar la acusación por homicidio en contra de Yakiri, el procurador Rodolfo Ríos Garza señaló ayer que también se cuenta con dos cartas sentimentales encontradas dentro del bolso de la joven, firmadas por una persona llamada “Miguel Ángel”, mismo nombre del occiso, lo cual, a ojos de la PGJDF, es una evidencia de que Yakiri sostenía una relación íntima con el sujeto al que le quitó la vida.

Sin embargo, aclaró la abogada Suárez Castro, el verdadero autor de dichas cartas es un joven efectivamente llamado Miguel Ángel, homónimo del occiso, quien desde hace tiempo pretendía sentimentalmente a Yakiri, quien ya se presentó ante el Juzgado para aclarar que dichos textos son de su puño y letra –y no del occiso–, para lo cual realizó distintos escritos ante los ojos del juez, probando que su caligrafía es la misma que la de las misivas.

Pese a ello, añadió la defensora, estas evidencias tampoco fueron tomadas en cuenta al momento de determinar la situación legal de Yakiri, debido a que, aún cuando el juez solicitó a la PGJDF que enviara las cartas encontradas en el bolso de la joven, para poder cotejarlas con la caligrafía del testigo que reclamó su autoría, tales evidencias no llegaron a tiempo al Juzgado.

Además, en contra de la hipótesis de que la joven sostenía un vínculo sentimental con el hoy occiso, ante el juzgado se presentó también a rendir testimonio la verdadera pareja de Yakiri, una muchacha con la cual mantiene una relación.

Sin embargo, pese a tales indicios en favor de la joven, ayer se decidió que Yakiri Rubí Rubio deberá enfrentar juicio en prisión, por el probable delito de homicidio calificado, determinación que, adelantó su abogada, será impugnada en las próximas 72 horas.

Feminicidio

Yakiri Rubí, destacó la abogada Suárez Castro, no sólo fue secuestrada, violada y torturada por dos sujetos –ambos hermanos, uno de los cuales murió durante el ataque y el otro sigue libre–, sino que, además, fue víctima de feminicidio en grado de tentativa, “ya que todas estas acciones representaron un atentado contra su vida, y se dieron en un contexto de violencia de género, y si ella no fue asesinada en ese momento fue porque, un instante antes de que la mataran, ella logró empujar la mano del agresor, quien se clavó en el cuello el cuchillo con el que la estaba torturando”.

La abogada insistió en que, tal como afirma Yakiri, ambos sujetos la abordaron al salir del Metro Doctores el pasado 9 de diciembre, alrededor de las 20:00 horas, luego de que ella se dirigiera de su trabajo hacia esta zona de la ciudad, donde se encontraría con su novia.

Según la denuncia de Yakiri, Miguel Ángel y Luis Omar Ramírez Anaya comenzaron a seguirla a bordo de una motoneta, acosándola verbalmente, hasta que la alcanzaron y, tras sujetarla por el cuello y amagarla con un cuchillo, la obligaron a subir en el vehículo, teniendo a un atacante delante y al otro detrás.

A bordo de esa motoneta, Yakiri afirma haber sido trasladada hasta el hotel Alcázar, también de la colonia Doctores, a donde fue obligada a ingresar, aún amenazada con el cuchillo, y sin que el encargado del hotel hiciera nada, mas que saludar a los agresores.

Ya dentro del hotel, la joven afirma que fue obligada a entrar a una habitación, donde la cubrieron con una toalla y, así amordazada, fue golpeada por los dos sujetos, quienes luego le arrancaron la ropa y la violaron por turnos.

Según el testimonio de la joven, el primero en atacarla sexualmente fue Luis Omar, quien al concluir abandonó el hotel, dejándola en manos de su hermano, Miguel Ángel, quien le realizó distintos cortes con un cuchillo mientras la violaba, momento en que ella intentó defenderse, tomando entre sus manos el filo de la daga, para alejarlo de sí, forcejeando con el agresor, lo que finalmente ocasionó que éste se clavara su propio cuchillo en el cuello.

Viéndose herido, este sujeto –que supera en peso, talla y estatura a Yakiri– huyó del hotel, a bordo de su motoneta, y logró llegar a su domicilio, ubicado a medio kilómetro del hotel Alcázar, donde finalmente murió desangrado.

Cabe destacar que en el bolso de Yakiri fueron encontrados una navaja para cortar papel tipo cúter y un cuchillo romo para cortar fruta, los cuales fueron presentados por la PGJDF como las armas homicidas. Sin embargo, remató la defensa, el cúter no tiene rastros de sangre que evidencien que fue usado por Yakiri en contra del occiso, y el cuchillo romo, sin filo, aún se encontraba en su empaque original, porque era nuevo y ni siquiera había sido extraído de su funda plástica, “y esto es así porque, en realidad, ninguno de estos dos objetos fue usado por Yakiri para defenderse: lo que usó fue el puñal que estaba empleando el agresor para torturarla y que, hasta la fecha, la Procuraduría no ha recuperado del hotel Alcázar, el cual sigue operando como si nada hubiera pasado.”

Epílogo: la cárcel

En esta semana que ha transcurrido desde que Yakiri fue consignada a la cárcel femenil de Santa Marta, ya ha sido atacada en dos ocasiones por una interna que afirma ser amiga de los hermanos Ramírez Anaya, tal como denunciaron los familiares de la joven.

En el primer caso, informaron, Yakiri fue golpeada por esta interna, dejándola con un amplio moretón en la mejilla, y en el segundo, al no poderse consumar la agresión física, por la presencia de personal de custodia, la atacante optó por espetar distintas amenazas de muerte en contra de esta joven que, en Tepito, de donde es originaria, es reconocida como una destacada promotora cultural y defensora de los derechos de las mujeres.

Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) inicia queja

La CDHDF informó que ya inició una queja de oficio por el cargo de homicidio y ya alista la apelación al auto de formal prisión que le fue dictado a la joven.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué ahora menos mexicanos están regresando a su país desde EU

Por primera vez en más de una década, los mexicanos que están regresando a su país luego de vivir en EU. son menos que los que están migrando. ¿Es el fin de la llamada "migración cero"?
1 de septiembre, 2021
Comparte

Hasta hace no mucho, la tendencia era que más migrantes mexicanos regresaban a su país desde Estados Unidos que los que iban a buscar el “sueño americano”.

El fenómeno fue llamado migración “cero” (las cifras incluso estaban por debajo de cero), pues la balanza se mantenía más cargada del lado del regreso de los mexicanos.

Pero eso podría estar cambiando.

El centro de estudios Pew Research Center (PRC) mostró que cada vez menos migrantes mexicanos vuelven a su tierra, mientras que los que migran al país del norte siguen haciéndolo en un número constante.

“Lo más reciente que vimos es que el retorno cayó. Volvió a niveles que habíamos visto más o menos de 1995 a 2000“, explica a BBC Mundo Ana González Barrera, autora del estudio del PRC publicado en julio.

“Y entonces, aunque no ha subido la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, el número que se han regresado se detuvo. Y esto hizo que el flujo se volviera otra vez positivo. No había estado en números positivos desde hace más de una década“, señala.

Los cambios en la migración de mexicanos hacia/desde EE.UU.. La migración "cero" se sostuvo en el periodo de 2005 a 2014. Algunos años y periodos no son contados, o se sobreponen, debido a cómo se registra la migración en ambos países y la información disponible..

Sin embargo, para la investigadora sobre migración Luciana Gandini, de la Universidad Nacional Autónoma de México, los números aún no muestran que la migración “cero” esté finalizando.

Pero sí hay políticas más duras de EE.UU. que están deteniendo a los mexicanos migrantes en la frontera.

“Ese nivel de control fronterizo es el que está evitando el cruce de flujos de diverso tipo hacia EE.UU.”

¿Por qué se dio la migración “cero”?

Antonio Villanueva es uno de los cientos de miles de mexicanos que en la década pasada contribuyeron al fenómeno de la migración “cero”.

El hombre de 46 años, originario de Michoacán, llegó en 1998 al estado de Colorado y regresó a México en 2010, cuando el empleo en la rama de la construcción fue uno de los más golpeados por la crisis económica de 2008.

“No había nada. Todas las cuadrillas estaban paradas. (…) Yo andaba solo, no traje familia, así que pare mí fue más fácil la decisión de volver ”, explica a BBC Mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=bvQq8iw2ghM&pp=sAQA

En las últimas dos décadas, la gran afluencia hacia el norte desde México fue decayendo e incluso tuvo un efecto inverso: en el periodo de 2005 a 2014 más mexicanos volvieron a su país que los que se fueron.

A eso se le consideró una migración “cero”, o “menos de cero”.

“El máximo de retornados a México desde EE.UU. fue sobre todo en el periodo entre 2005 y 2010, siendo el principal factor de esos años la pérdida de empleos derivada de la gran recesión de 2007 y 2008”, explica González Barrera.

La crisis económica de esos años afectó sectores que emplean a muchos mexicanos, entre ellos la agricultura y la construcción.

porcentaje de mexicanos en las industrias estadounidenses

Cecilia Tombesi / BBC

Pero también el endurecimiento de las leyes y estrategias migratorias generaron más deportaciones y detenciones, lo que desincentivó el cruce.

Villanueva, que había regresado a México en 2010, dice que se volvió a EE.UU. “en los tiempos de las autodefensas en Tierra Caliente”, un periodo de violencia en el estado de Michoacán en 2012.

“Batallé bastante en la frontera. Estuve cinco o seis meses en Matamoros porque estaba difícil cruzar”, explica el hombre que ahora vive en el sur de Florida.

Los controles fronterizos y las deportaciones en la época de Barack Obama inhibieron la migración mexicana hacia EE.UU., según el PRC.

Agentes de la patrulla fronteriza y un migrante

Reuters
EE.UU. ha incrementado su seguridad fronteriza más que nunca en las últimas dos décadas.

Sin embargo, también hubo en México factores demográficos que alteraron la balanza de la histórica migración mexicana al país vecino.

La población mexicana ha envejecido en su conjunto, lo que ha movido la fuerza laboral: ya no hay tantos jóvenes que necesitan las mejores oportunidades laborales que ofrece EE.UU., como en la segunda mitad del siglo XX.

Y las necesidades familiares ya no son las mismas: “Antes, en una familia de nueve personas, dos o tres de ellos vendrían, por ejemplo. Y ahora hay familias de 4 personas, incluyendo papás, por lo que no hay tantas personas dispuestas a hacer el viaje”, dice González Barrera.

Si bien la mayoría de migrantes retornados entrevistados a su retorno a México dijeron que volvían para reunificar la familia, tanto Gandini como González Barrera dicen que esa respuesta no suele ser el motivo único o principal.

¿Por qué los mexicanos vuelven a su país?. Principales motivos (%). .

De forma similar ocurre en el sentido inverso: “La gente que se quiere ir de México no solo es por un tema económico, es por la persecución del narco, por las violencias institucionales, por el crimen organizado. Querer salir de las comunidades tiene que ver con una situación mucho más compleja, quizás, que hace una o dos décadas atrás”, dice Gandini.

¿Qué está pasando ahora?

En Estados Unidos viven unos 47 millones de inmigrantes no nacidos en ese país (de 329 millones de habitantes), de los cuales una cuarta parte son de origen mexicano.

Ese número ha sido históricamente tan grande producto de lo que el PRC llama “una de las migraciones masivas más grandes de la historia moderna”: unos 16 millones entre 1965 y 2015.

Según el cambio visto por el PRC entre 2013 y 2018, en ese periodo unos 870.000 mexicanos migraron a EE.UU., pero solo 710.000 optaron por regresar, una diferencia de 160.000 a favor de la migración.

¿Por qué los mexicanos emigran a otro país?. Principales motivos (%). .

“Esto hizo que el flujo se volviera otra vez positivo, que no había estado en números positivos desde hace más de una década. Pero sigue estando a niveles muy bajos históricamente”, añade.

Para Gandini, sin embargo, 27.000 migrantes por año entre 2013 y 2018 (lo que da el número aproximado de 160.000) es una cifra muy pequeña: “En la época de oro o de bonanza de la migración, esos números rondaban alrededor del medio millón por año”.

“Entonces todavía estamos lejísimos de lo que era el patrón migratorio tradicional de México a Estados Unidos”, añade.

Además, en los últimos años los mexicanos han tenido mayores oportunidades de migrar legalmente a través de las visas de trabajo temporales que benefician tanto a trabajadores agrícolas como a profesionales, parte de los acuerdos de libre comercio.

La frontera de Tijuana

Getty Images
Hoy más mexicanos pueden entrar a EE.UU. legalmente que en las décadas pasadas.

“Sí nos hemos dado cuenta que en años recientes más mexicanos están aquí con un estatus legal que antes. Ahora la mayoría de mexicanos o más de la mitad está aquí con un estatus legal y antes, la década pasada, era al revés. La mayoría estaba con un estatus no autorizado”, dice González Barrera.

Un futuro incierto en la balanza

Para Antonio Villanueva, volver a México como lo hizo en 2010 está para “pensarse dos veces”.

“Con todo lo que ha habido con (el presidente Donald) Trump, está más caro y más difícil sobre todo regresar si las cosas no salen bien allá en Michoacán”, dice.

Estudios del PRC y otras instituciones estadounidenses señalan que la mejora de la economía en México es un incentivo para el retorno de mexicanos. Villanueva dice que sí hay mejores condiciones que cuando se fue la primera vez en 1998, “pero no tanto”.

Planta de producción automotriz en México

Getty Images
El empleo manufacturero en México, como las plantas automotrices, han dado oportunidades a los mexicanos.

Gandini explica que las cifras no muestran una mejora económica en México. La pobreza en 2008 y 2018 era prácticamente la misma (49%), así como el empleo informal (48%-52%).

“Las condiciones de origen están igual o peor, depende cómo se lo mire”, dice.

En los últimos años, los mexicanos siguen intentando emigrar a EE.UU. pero se han encontrado con políticas como la “deportación exprés” instaurada en el gobierno de Trump.

“La detención tenía una duración de 96 minutos. Imagínate lo que implica esto, que no te alcanzan ni a preguntar el nombre”, dice Gandini.

“Y eso hace que no puedas contabilizar ese flujo porque la gente no cruza, o cruza pero es deportada inmediatamente. Entonces no puedes medir esa cantidad de personas”.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

González Barrera coincide en que no es claro qué pasará con la balanza de la migración, si seguirá siendo positiva hacia los cruces a EE.UU. o se mantendrá en la tendencia “cero”.

“Los últimos datos del lado mexicano muestran que el retorno de mexicanos sigue a la baja hasta 2020. Y es probable que sigamos viendo la misma tendencia hasta antes de la pandemia, que cambió muchas cosas”, señala.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JBcc05ac3no&t=1s&pp=sAQA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.