close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Protestas con horario: avanza regulación de marchas en DF

Las comisiones del Distrito Federal y de Derechos Humanos en la Cámara de Diputados aprobaron sin discutir las reservas, una iniciativa que pretende regular las marchas en la capital y posteriormente la turnaron al pleno.
Por Dulce Ramos
10 de diciembre, 2013
Comparte
ley manifestaciones

Miembros de la sociedad civil y legisladores de izquierda, en una conferencia de prensa tras la aprobación del documento. //Foto: Dulce Ramos.

El dictamen de la Ley de Manifestaciones Públicas en el Distrito Federal fue enviado al Pleno de la Cámara de Diputados este martes 10 de diciembre, después de que las Comisiones de Derechos Humanos y del Distrito Federal lo aprobaran en lo general, sin discutir más de una treintena de reservas planteadas. El proceso se dio en una breve sesión que se celebró a puerta cerrada, sin que se permitiera el paso de organizaciones de la sociedad civil.

Por 15 votos a favor, cuatro en contra y una abstención de la Comisión del Distrito Federal y por 15 votos a favor, siete en contra y una abstención de la de Derechos Humanos, los diputados aprobaron un proyecto que prevé que aquellos que quieran manifestarse lo hagan previa solicitud de un permiso. También prohíbe el bloqueo de vías primarias, establece horarios para las marchas y faculta a la Secretaría de Seguridad del DF para disolver las manifestaciones si alteran el “orden público”. 

La iniciativa, presentada por el diputado panista Jorge Sotomayor el pasado 30 de octubre, asegura que con la regulación de las manifestaciones en la Ciudad de México se pretende “establecer lineamientos para el buen uso de los bienes del dominio público” y asegurar el “pleno respeto de los derechos y libertades de terceros”.

Además, señala la iniciativa, en caso de prohibirse una manifestación, se tendrá la posibilidad de inconformarse ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del DF; en todo momento, los manifestantes podrán denunciar irregularidades cometidas por las autoridades; y será obligatorio que en toda manifestación haya elementos de la Comisión de Derechos Humanos del DF que velen por el respeto a las garantías fundamentales.

Sin embargo, para el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Roberto López Suárez, el requerimiento de un permiso para protestar inhibe los derechos y los horarios son una “limitante a la libre expresión y asociación”.

“No hay horario para ejercer  los derechos humanos y eso no lo han entendido quienes están avalando esta protesta”, dijo el legislador tras la aprobación del dictamen.

En la sesión de las comisiones, que duró poco menos de una hora, los diputados del PRD, del Trabajo y del Movimiento Ciudadano denunciaron que al haber obviado la discusión de las reservas, quienes presiden las comisiones de Derechos Humanos y del Distrito Federal incurrieron en una violación al artículo 189 del Reglamento de la Cámara baja.

“Es una simulación lo que están haciendo. Es muy desaseado. No se cubrieron los procedimientos adecuados”, afirmó el diputado López Suárez ante el envío del dictamen al Pleno.

Posteriormente, en conferencia de prensa, la diputada perredista Karen Quiroga, secretaria de la Comisión del Distrito Federal, señaló que la iniciativa aborda competencias que sólo pertenecen a la Asamblea Legislativa de la capital.

Igualmente, la legisladora aseguró que los grupos parlamentarios de izquierda temen que el dictamen aprobado la mañana de este martes pase en los próximos días, pese a que existe un acuerdo en la Junta de Coordinación Política para que se discutan en el Pleno sólo los dictámenes presentados con fecha límite del 30 de noviembre.

De subir al Pleno, dijo Quiroga, se “demostrará” que el dictamen tiene “dedicatoria”. Es decir, buscaría reprimir protestas por la eventual aprobación de la Reforma Energética.

Se inconforman activistas

Tras la sesión, celebrada en la primera planta del edificio G, en una sala insuficiente para los propios diputados y para quienes quisieron presenciar el debate, representantes de las organizaciones civiles Artículo 19, Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro y Just Associates, ofrecieron una conferencia de prensa acompañados de legisladores de izquierda que votaron en contra del dictamen.

El abogado de Artículo 19, Leopoldo Maldonado, afirmó que el hecho de que estén en contra de la propuesta no es motivo para cerrar el diálogo.

“Queremos decir por qué estamos en contra y nos preocupa que justo cuando ellos están hablando en la exposición de motivos de que se tiene que legislar de cara a la sociedad, lo hacen en sentido totalmente contrario”.

En ese mismo sentido se pronunció el abogado del Centro Pro, Simón Hernández.

“En comisiones hubo una restricción para escuchar los argumentos y sólo pudimos atender a 10 minutos del debate. Hubo un procedimiento desaseado e ilegítimo que no está atendiendo las propuestas de la sociedad civil. Es una legislación restrictiva contra la manifestación, punitiva de la organización social y es un retroceso”, dijo el representante de la organización civil.

Ayer, más de 70 organizaciones de todo el país, además de Amnistía Internacional (AI) y legisladores de PRD, PT y Movimiento Ciudadano exigieron a la Cámara de Diputados no avalar la ley de manifestaciones del Distrito Federal ya que, dijeron, violenta la Constitución, la Declaración Universal de Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos, así como la Convención Americana de Derechos Humanos.

Al respecto, Sotomayor recibió críticas hoy en su cuenta en Twitter @Jorge_Sotomayor, donde apuntó:

 

 

Asimismo, Sotomayor tuiteó parte del dictamen:

 

A continuación, Animal Político presenta íntegro el dictamen de la Ley de Manifestaciones Públicas en el Distrito Federal.

Dictamen Ley de Marchas by http://www.animalpolitico.com

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las razones por las que prohibir las bolsas de plástico "puede dañar el medioambiente"

Con el inicio del año Ciudad de México engrosó la lista de los municipios, estados y países que prohíben total o parcialmente el uso de las bolsas plásticas. Sin embargo, diversos estudios han mostrado que las alternativas no siempre son una solución para el planeta.
10 de enero, 2020
Comparte
Una mujer embolsa vegetales en Ciudad de México

Reuters
El gobierno de Ciudad de México busca que los consumidores lleven sus propias bolsas reutilizables para hacer sus compras.

Ciudad de México se sumó con el inicio del año a la lista de municipios, estados y países que prohíben producir y comercializar las bolsas plásticas como medida para proteger el medioambiente.

Y es que este material representa una parte considerable de las 13.000 toneladas de basura que genera diariamente la urbe de nueve millones de habitantes, de las cuales se reciclan 1.900 toneladas y 8.600 terminan en rellenos sanitarios.

Desde el 1 de enero las únicas permitidas en la capital mexicana son las compostables, por lo que los consumidores deben portar sus propias bolsas o recipientes reusables para hacer las compras en mercados y supermercados.

Un vendedor de fruta en Ciudad de México

Reuters
Los “cucuruchos” de papel periódico han vuelto a usarse en Ciudad de México.

El de la capital mexicana sigue así la estela de los gobiernos que han hecho intentos de frenar la avalancha de plásticos que afecta al medioambiente. De América Latina, las naciones en las que se han prohibido total o parcialmente ese material, o tiene regulaciones al respecto, son Colombia, Puerto Rico, Chile, Ecuador, Argentina, Perú y Costa Rica.

Sin embargo, diversos estudios han puesto en evidencia que las prohibiciones de bolsas de plástico no siempre son la mejor solución. Incluso hay datos que apuntan a que usar bolsas de reuso, como las de algodón o incluso las compostables, genera nuevos problemas para el planeta.

¿Lo compostable es mejor?

Un informe recién publicado en Reino Unido analiza las bolsas compostables, aquellas cuyos materialesse degradan más rápidamente que las de plástico. En teoría.

La investigación la llevó a cabo el think tank Green Alliance y se titula Plastic Promises: what the grocery sector is really doing about packaging (“Promesas plásticas: qué está haciendo realmente el sector de la alimentación sobre el empaquetado”).

Un tiradero de basura

Reuters
Las bolsas de un solo uso, aún cuando pueden tener más vida útil, son las mayores generadoras de desperdicios plásticos.

Libby Peake, portavoz del organismo, le dice a la BBC que existe un error de concepción de qué es una bolsa de ese tipo.

“Muchas tiendas están vendiendo envases descritos como biodegradables o compostables. Pero en realidad esos artículos solo pueden ser covertidos en compost —un compuesto obtenido artificialmente por descomposición bioquímica en caliente de residuos orgánicos— por medio de un proceso industrial, e incluso así, algunos productos podrían no ser completamente asimilados”, señala.

Una encuesta llevada a cabo por Plastic Promises concluye que el 80% de los británicos consultados piensa que el plástico biodegradable o compostable es bueno para el medioambiente.

“Pero hay poca comprensión de lo que significan los términos (biodegradable y compostable) y cómo se debe tratar ese material”, advierte.

Si las personas desechan las bolsas “compostables” y el plástico convencional de forma conjunta y lo tiran en basura, suponiendo erróneamente que se biodegradará como un corazón de manzana, se genera un daño al medioambiente, aclara el think tank.

Qué bolsa usar

Además, como las bolsas compostables no están disponibles en todas partes, la alternativa a las plásticas más a mano para los usuarios son las bolsas de papel y las de algodon.

¿Pero cuál es la mejor opción?

Un hombre empaca sus compras en una bolsa ayudado por otro

Reuters
Las bolsas de algodón pueden parecer una mejor opción, pero ¿realmente son menos contaminantes?

La respuesta no es tan sencilla, pues para determinar qué material contamina menos hay que considerar cuatro cuestiones básicas:

  • ¿Cuánta energía se utiliza para hacer la bolsa durante la fabricación?
  • ¿Qué tan duradera es? ¿cuántas veces puede reutilizarse?
  • ¿Qué tan fácil es reciclarla?
  • ¿Qué tan rápido se descompone?

Se necesita cuatro veces más energía para la fabricación de una bolsa de papel que para una de plástico, según una investigación de 2011 de la Asamblea de Irlanda del Norte.

El papel requiere de la tala de árboles, además de que al ser más pesado, su transporte implica un gasto mayor de energía, lo cual se añade a su “huella” de carbono —la totalidad de gases de efecto invernadero que emite, por efecto directo o indirecto—.

Sin embargo, se desintegran más fácilmente y se pueden reciclar, además de que muchos fabricantes usan madera de bosques renovables.

El plástico se genera a partir de derivados de la refinación de petróleo, una industria muy contaminante, pero su transporte genera menos polución.

Sin embargo, es la opción contaminante que más perdurará en el medioambiente al ser desechada.

Bolsa de algodón.

Getty Images
La mejor estrategia es reutilizar las bolsas una y otra vez, da igual el material del que sean.

Las bolsas de algodón son más duraderas que las de papel o plástico, pero al mismo tiempo son las que mayor huella de carbono tienen al requerir una alta cantidad de energía para la producción y fertilización del algodón.

La clave para resolver la pregunta de qué bolsa usar es la reutilización.

Usarla 3, 4 o 131 veces

La Agencia del Medioambiente británica determinó cuántas veces debe usarse una bolsa para que su vida útil haya compensado su producción.

Las bolsas de plástico deberían ser reusadas al menos cuatro veces, las de papel tres, mientras que las de algodón 131 veces.

A esto hay que añadir que el papel es el material menos probable de soportar los tres usos necesarios.

“La clave es reducir el impacto de estas bolsas, sin importar el material y reutilizarlas tanto como sea posible“, señala Margaret Bates, profesora de gestión sostenible de residuos en la Universidad de Northampton.

Así que si se reemplaza una bolsa con frecuencia, el impacto medioambiental es mucho mayor.


*Con información de Tom Edgington, de BBC Reality Check, y de Roger Harrabin, analista medioambiental de la BBC.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=R0_ELSTr_X0

https://www.youtube.com/watch?v=mqc-KBwIFsk

https://www.youtube.com/watch?v=wdeCiZtTwgI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.