Ucrania: Exigen renuncia de primer ministro y gabinete
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ucrania: Exigen renuncia de primer ministro y gabinete

El bloqueo a primeras horas del lunes 2 de diciembre sigue a una manifestación masiva en la capital un día antes, cuando cientos de miles de ucranianos, enfurecidos por la negativa del presidente Victor Yanukovich a firmar un acuerdo político y económico con la Unión Europea .
2 de diciembre, 2013
Comparte
UCRANIA-PROTESTAS

Manifestantes se congregan en el centro de Kiev, la capital de Ucrania, para demandar la renuncia del gobierno del presidente Viktor Yanukovich, desafiando una prohibición oficial de protestas en la Plaza de la Independencia, el domingo, 1 de diciembre del 2013. (Foto AP/Sergei Grits)

Cientos de manifestantes ucranianos han obstaculizado las entradas al edificio del gobierno y exigido la renuncia del primer ministro y su gabinete.

El bloqueo a primeras horas del lunes 2 de diciembre sigue a una manifestación masiva en la capital un día antes, cuando cientos de miles de ucranianos, enfurecidos por la negativa del presidente Victor Yanukovich a firmar un acuerdo político y económico con la Unión Europea y escoger en su lugar lazos más cercanos con Moscú. Aunque la manifestación fue pacífica, hubo hechos de violencia cuando varios manifestantes trataron de tomar la oficina de Yanukovich el domingo. Después de horas de escaramuzas, la policía sacó a los manifestantes con gas lacrimógeno y cachiporras.

Una ofensiva de la policía contra los manifestantes el sábado 30 de noviembre ha galvanizado a los manifestantes, que piden la renuncia del presidente y el gobierno.

Protesta en Ucrania reúne a 100 mil personas

Más de 100 mil manifestantes resistieron a la policía y se congregaron en el centro de la capital de Ucrania el domingo 1 de diciembre, desafiando una nueva prohibición gubernamental de protestas en la Plaza de la Independencia, en la mayor muestra pública de furia por la decisión del presidente de no firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

La policía permitió que el acto se realizase pacíficamente, pero cuando varios miles de manifestantes trataron de ingresar al vecino edificio presidencial con una pala mecánica, la policía antimotines usó gas lacrimógeno, garrotes y granadas aturdidoras para rechazarles. Decenas de personas con heridas en la cabeza fueron sacadas del lugar en ambulancias.

Prominentes políticos opositores que encabezaron la marcha realizaron una conferencia de prensa para pedir calma.

Vitaly Klitschko, campeón mundial de boxeo y líder del partido opositor Udar, criticó los intentos de ingresar al palacio presidencial, diciendo que eran un esfuerzo para provocar al gobierno a declarar el estado de emergencia. Le pidió a los manifestantes a permanecer en la plaza en una protesta pacífica.

El Ministerio del Interior dijo que la confrontación fue iniciada por unas 200 personas enmascaradas que usaron una pala mecánica para tratar de romper las líneas policiales y usaron gas contra la policía.

Hablando en el acto desde el techo de un autobús, líderes opositores demandaron la renuncia del presidente Viktor Yanukovich y su gobierno. Llamaron además a una huelga general y a que se instalen tiendas de campaña para permitir a los manifestantes quedarse en la plaza 24 horas al día.

Nuestro plan es claro: No es una manifestación. No es una reacción. Es una revolución”, dijo Yury Lutsenko.

Cantos de “revolución” se escucharon en medio de un mar de banderas ucranianas y de la UE en la plaza, donde el gobierno había prohibido manifestaciones a partir del domingo.

La muchedumbre fue la mayor desde el inicio de las protestas hace más de una semana. Muchos de los participantes viajaron a Kiev desde el occidente de Ucrania, donde el sentimiento pro UE es especialmente fuerte.

“Estamos furiosos”, dijo el empresario retirado Mikola Sapronov, de 62 años. “Los líderes deben renunciar. Queremos Europa y libertad”.

Kiev ha sido escenario de protestas diarias desde que Yanukovich abandonó los planes para firmar un acuerdo de asociación con la UE que habría establecido esencialmente comercio libre y profundizado la cooperación entre Ucrania y el bloque europeo.

El presidente ucraniano argumentó que su país no puede darse el lujo de sacrificar el comercio con Rusia, que trató de bloquear el acuerdo prohibiendo la importación de algunos productos ucranianos, reduciendo suministros de gas y amenazando más sanciones comerciales. Una disputa en 2009 entre Kiev y Moscú sobre el precio del gas ocasionó una interrupción del servicio de gas por tres semanas a Ucrania.

Con información de AP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.