Cancillería paga 56 mdp anuales en la defensa de mexicanos condenados a muerte en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cancillería paga 56 mdp anuales en la defensa de mexicanos condenados a muerte en EU

Relaciones Exteriores mantiene un contrato con una firma en Arizona que debe evitar que connacionales reciban la pena capital, pero que también capacita a personal diplomático en “estrategias legales” en casos de pena de muerte.
Por Tania L. Montalvo
22 de enero, 2014
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

El caso de Edgar Tamayo —cuya ejecución está programada para este miércoles en una prisión de Texas— es solo uno de los 141 por los que la Cancillería pagará 56 millones 638 mil 711 pesos a una firma de abogados con sede en Arizona para dirigir el Programa de Asistencia Jurídica para casos de Pena Capital, con el que pretende apoyar a mexicanos encarcelados en Estados Unidos.

En junio del año pasado, el abogado Gregory J. Kuykendall firmó un contrato con Ricardo Pineda Albarrán, cónsul de México en Tucson, Arizona, que expira en mayo próximo­, con el objetivo de “implementar esfuerzos adicionales para evitar la imposición de la pena de muerte a ciudadanos mexicanos”.

También para dar seguimiento al caso Avena, el de los connacionales —entre los que se encuentra Tamayo— incluidos en el fallo de la Corte Internacional de Justicia de 2004 contra Estados Unidos, en el que se ordenó someter a revisión judicial las condenas emitidas para determinar si en éstas influyó la falta de asistencia consular.

Entre las responsabilidades de la firma contratada por el gobierno mexicano está preparar propuestas legales, incluyendo mociones para litigar cuestiones del derecho internacional, y presentarlas ante tribunales de Estados Unidos e internacionales para ayudar en la defensa jurídica de los mexicanos que se enfrentan a la pena capital.

En la lista de mexicanos que el despacho Kuykendall defiende se encuentran 60 mexicanos que ya recibieron la pena de muerte, 75 más que continúan en proceso pero que están en riesgo de recibir la pena capital y seis más que son considerados casos de estudio.

El Programa de Asistencia Jurídica para casos de Pena Capital que existe desde 2001, toma en cuenta actualmente a 141 mexicanos. Según información de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en los últimos trece años se ha evitado la ejecución de 860 mexicanos.

Pero de los 4 millones 266 mil 666 dólares que Cancillería paga a esa firma con sede en Arizona, 250 mil dólares están destinados a dar capacitación y asistencia a los empleados consulares y personal de la SRE en “cuestiones y estrategias legales en casos de pena de muerte”.

El contrato establece que Cancillería acepta que la firma contrate abogados para la defensa y asesoría de los mexicanos, los cuáles pueden recibir pagos de hasta 205 dólares (2 mil 720 pesos) por hora, pero si los casos son tomados directamente por Gregory J. Kuykendall se acepta una cuota máxima de 290 dólares (3 mil 850 pesos) por hora, aunque como director del Programa también recibe un pago único por 557 mil 700 dólares (7 millones 403 mil 300 pesos).

Según su sitio web, la firma Kuykendall & Associates fundada en 1994 “proporciona la mejor defensa en el país”, incluyendo casos de pena de muerte.

Como director del Programa de Asistencia Jurídica para casos de Pena Capital (MCLAP, por sus siglas en inglés), Kuykendall firmó un contrato de confidencialidad y debe abstenerse de discutir con la prensa sobre los casos que lleva a menos que Cancillería realice una autorización escrita.

El caso Avena, la prioridad

Entre las funciones del despacho de abogados contratado por Cancillería destaca el énfasis en atender los casos marcados por la violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, agrupados en el caso Avena y en la sentencia contra Estados Unidos de la Corte Internacional de Justicia.

Ésta es una recopilación de los hechos alrededor del caso que es prioridad en el Programa de Asistencia Jurídica para casos de Pena Capital:

-El 9 de enero de 2003 México presentó un juicio contra Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la situación de mexicanos que enfrentaban la pena de muerte y a quienes no se les respetó el derecho a la notificación consular al momento de su detención.

-El 31 de marzo de 2004 la Corte falló a favor de México, reconociendo que autoridades estadounidenses no informaron a 51 mexicanos que tenían derecho a notificar a su consulado su situación. Se ordenó a Estados Unidos proceder a la revisión judicial de cada caso para determinar si la violación a este derecho fue determinante en la sentencia a la pena capital.

-En febrero de 2005, el entonces procurador general de Estados Unidos ordenó a las cortes estatales la aplicación de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, pero un mes después la Suprema Corte de Justicia de ese país determinó que ni ese documento ni la sentencia de la CIJ eran de cumplimiento obligatorio.

-México presentó a la CIJ una solicitud de interpretación sobre el alcance de la sentencia del caso Avena y solicitó medidas provisionales —que fueron concedidas— para evitar la ejecución de los mexicanos incluidos en el fallo.

-Pese a ello, José Ernesto Medellín Rojas, cuyo caso era parte del fallo de la CIJ fue ejecutado en Texas el 5 de agosto de 2008.

-En enero de 2009, la CIJ resolvió que Estados Unidos violó la orden de medidas provisionales con la ejecución de Medellín e insistió en dar cumplimiento a la decisión del caso Avena.

-En junio de 2010, la Corte Interamericana de Derechos Humanos urgió la suspensión de la ejecución de Humberto Leal García, cuyo caso también formaba parte del caso Avena.

-En julio de 2011, Humberto Leal García fue ejecutado.

-El 17 de septiembre de 2013 una corte estatal de Texas fijó el 22 de enero de 2014 como la fecha para la ejecución de Edgar Tamayo Arias, otro mexicano amparado por el fallo de la CIJ.

-El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, escribió al gobernador de Texas que la resolución de la CIJ “es vinculante para Estados Unidos” y que fijar la ejecución de Tamayo sería “sumamente perjudicial para los intereses de Estados Unidos”.

-El 22 de diciembre pasado el canciller José Antonio Meade envió cartas al gobernador de Texas, Rick Perry, y a la Junta de Perdones y Libertad Condicional de ese estado para solicitar el aplazamiento de la ejecución de Edgar o la conmutación de la sentencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Regeneron: qué se sabe del tratamiento experimental que le dieron a Donald Trump contra el COVID

Un tratamiento experimental que es considerado prometedor está siendo administrado a Donald Trump para superar el coronavirus.
3 de octubre, 2020
Comparte

Donald Trump inició su combate contra el coronavirus con un coctel experimental basado en anticuerpos monoclonales.

Una dosis de ocho gramos de esta medicación fue administrada al presidente estadounidense, de 74 años, este viernes.

Fue internado en un hospital militar menos de 24 horas después de que se confirmara su contagio de covid-19.

La inyección es parte de un tratamiento desarrollado por la compañía biotecnológica Regeneron y fue brindada al mandatario “sin generar ningún incidente preocupante“, de acuerdo al comunicado del médico presidencial, Sean P. Conley.

El uso de anticuerpos monoclonales es considerado uno de los tratamientos más prometedores para combatir la covid-19, y Regeneron es una de las empresas pioneras en probarlos.

De acuerdo a especialistas, tienen la capacidad de utilizarse como un medicamento profiláctico de acción rápida en personas expuestas al virus.

Anteriormente, Anthony Fauci, el experto en enfermedades virales más reconocido de EE.UU. y líder del equipo de la Casa Blanca para combatir la pandemia, se había referido a este tratamiento como un posible “puente hacia una vacuna”.

En un siguiente reporte, ya en la noche del viernes, se informó que el mandatario también recibió una primera dosis del fármaco antiviral remdesivir, que antes se usó para combatir la hepatitis C y el ébola.

La medicación de Trump

Además de la medicación de anticuerpos, Trump empezó su proceso de recuperación tomando zinc, vitamina D, famotidina, melatonina y una aspirina diaria, informó la Casa Blanca.

Trump en la caravan presidencial

EPA
Trump se encuentra en las afueras de Washington DC.

El comunicado señala que el presidente sufre de fatiga, pero que se encuentra de buen ánimo.

Antes de ser internado se conoció que presentaba “síntomas leves” de la enfermedad y que su traslado al hospital militar Walter Reed fue decidido como “una medida de precaución”.

Ese centro de salud, en las afueras de Washington DC., es uno de los más grandes y prestigiosos de Estados Unidos.

Además es la instalación médica a la que suelen acudir los presidentes estadounidenses para sus revisiones anuales.

El reporte del médico presidencial añade que la primera dama, Melania Trump, se sentía bien y solo presentaba dolores de cabeza y una leve tos.

Trump

EPA
Trump fue trasladado a un centro médico como una medida de precaución.

El resto de la familia, incluyendo el hijo menor, Barron, quien vive en la Casa Blanca, dio negativo en sus pruebas de covid-19.

Regeneron

El coctel de anticuerpos administrado a Trump ayuda a reducir los efectos de virus y puede acelerar la recuperación, señala la compañía Regeneron.

Si bien no existen tratamientos aprobados por la Organización Mundial de Salud para la covid-19, el protocolo sanitario brindado a Trump es uno de los candidatos más prometedores, de acuerdo a lo que señalan médicos estadounidenses.

Regeneron destaca que los resultados iniciales sugieren que se puede reducir el nivel de efectos del virus en el cuerpo y posiblemente acortar las estadías en el hospital cuando se administra al inicio de la infección.

Trump en el helicóptero presidencial

EPA
El reporte médico de Trump señala que siente fatiga pero que conserva el buen ánimo.

En un comunicado emitido el viernes, el director ejecutivo de la empresa, Leonard S. Schleifer, señaló que el personal médico de Trump contactó con la compañía para pedir permiso para usar el medicamento.

Su uso fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

“Confirmamos que, como anunció el secretario de prensa de la Casa Blanca, Regeneron proporcionó una dosis única de 8 gramos de REGNCOV2, un cóctel de dos anticuerpos monoclonales, para uso del presidente Trump”, señala un comunicado publicado por la empresa.

El documento explica que REGN-COV2 es una terapia experimental para covid-19 cuyos resultados iniciales muestran que puede producir una mejora en los síntomas de una persona infectada.

Regeneron señala que su tratamiento fue diseñado “de manera específica” para frenar los efectos del coronavirus.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?

Un anticuerpo monoclonal, también conocido como mAB, es un tipo de fármaco que puede utilizarse tanto para prevenir una infección como para tratarla una vez que la enfermedad se desarrolló.

Cuando el organismo detecta la presencia de un antígeno como el coronavirus, el sistema inmune produce unas proteínas destinadas a neutralizar al virus con el objetivo de evitar que penetre en nuestras células y se reproduzca.

Los anticuerpos monoclonales son copias sintéticas creadas en laboratorio a partir de un clon de un anticuerpo específico hallado en la sangre de una persona recuperada.

Eso significa que los mAb imitan a los anticuerpos que nuestro organismo produce de forma natural.

Laboratorio

Getty Images
Los mAbs se han utilizado con éxito para tratar otras enfermedades como el cáncer.

“A diferencia de una vacuna, que introduce una proteína o material genético en nuestro organismo para estimular al sistema inmune (para que genere anticuerpos), estos son anticuerpos que se suministran para brindarle protección“, explicó en agosto a BBC Mundo Jens Lundgren, médico especializado en enfermedades infecciosas de la Universidad de Copenhague y del hospital Rigshospitalet de Dinamarca.

Este tipo de terapia es desarrollada desde la década del 70 y se aplicó con una serie de enfermedades como el sida y diferentes tipos de cáncer.

Dese el inicio de la pandemia, laboratorios como AstraZeneca, Regeneron, VirBiotechnology, Eli Lilly y Adimab, entre otros, investigan el uso de anticuerpos monoclonales que resulten efectivos contra el coronavirus, y sus resultados se declararon promisorios.

Su uso es considerado por especialistas como más eficiente que un trasplante de plasma porque se trata de una selección de proteínas específicas para neutralizar o frenar un virus.

Sin embargo, uno de los principales problemas de esta terapia es su elevado costo.

Esta clase de tratamientos médicos se encuentran entre los más caros del mundo. El precio promedio de un tratamiento con mAb en EE.UU. oscila entre US$15.000 y US$200.000 al año.

Remdesivir

Desde mediados de este año el remdesivir fue señalado como uno de los pocos medicamentos que demostró ser eficaz en la lucha contra el coronavirus.

Sin embargo también fue cuestionado por los altos costos que implica un tratamiento con ese antiviral.

En abril, cuando la cifra de contagios comenzó a elevarse en Estados Unidos, el país autorizó a los centros de salud el uso del remdesivir con los afectador por el coronavirus.

Su uso durante esta pandemia también fue aprobado en Reino Unido y Corea del Sur, entre otros.

Actúa atacando una enzima que el virus necesita para replicarse dentro de nuestras células y puede reducir el período de recuperación de la infección.

Un tratamiento con remdesivir en EE.UU. puede valer US$3.200 y consta de unas seis pastillas en promedio.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.