Edgar Tamayo, el 3er mexicano con pena de muerte en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Edgar Tamayo, el 3er mexicano con pena de muerte en EU

Pese a que tiene el amparo del derecho internacional que ordena la revisión del caso por diversas irregularidades y su defensa argumenta que es un hombre enfermo, el morelense está por recibir la inyección letal en Texas
Por Tania L. Montalvo
13 de enero, 2014
Comparte
Edgar Tamayo Arias fue sentenciado a recibir una inyección letal en Texas.

Edgar Tamayo Arias fue sentenciado a recibir una inyección letal en Texas.

La disputa legal que Edgar Tamayo Arias ha representado entre México y Estados Unidos durante dos décadas está a punto de encontrar su final el próximo 22 de enero en una prisión del estado de Texas, cuando se concrete la sentencia de pena de muerte en contra del mexicano.

De 46 años, Edgar ha pasado en prisión los últimos veinte tras haberse declarado culpable de asesinar el 31 de enero de 1994 al policía Guy P. Guddis. Pero en ese tiempo, tanto el gobierno de México como organizaciones en defensa de los derechos humanos y organismos multilaterales, han argumentado que las violaciones al debido proceso en el caso merecen una revisión judicial que podría implicar una sentencia diferente a recibir la inyección letal.

Edgar Tamayo Arias nació en octubre de 1967 en la comunidad de Miacatlán, en el estado mexicano de Morelos, ubicado en el centro del país.

Aunque su padre, Héctor Tamayo Pedroza, se negó a hablar sobre cómo fue la vida de Edgar en México —hasta que emigró en 1985 a los Estados Unidos para buscar trabajo—, el expediente que recibió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (IACHR, por sus siglas en inglés) en enero de 2012 describe “una infancia marcada por la pobreza y el abandono”.

La mala calidad de vida del morelense antes de los 18 años es uno de los argumentos de su defensa para describir a un hombre trastornado, enfermo y quien actualmente sufre de una “discapacidad intelectual leve”; situación médica que —según los abogados— no fue tomada en cuenta por las autoridades estadounidenses cuando lo sentenciaron a muerte y que “explican” su carácter agresivo.

El expediente indica que Edgar y sus cuatro hermanos vivieron con el alcoholismo de su padre y “a menudo sin comida y artículos de primera necesidad”. Él mismo explicó a su defensa que sus padres abusaron físicamente de él, recuerda que su madre, Isabel Arias Corona, lo encadenaba cotidianamente a un ladrillo y usaba una cuerda para golpearlo; mientras que su padre “mojaba un lazo rígido para que los golpes fueran más contundentes”.

También mencionó que tuvo muchos problemas en la escuela porque tenía dificultades para aprender y que desde los 9 años inició el consumo de inhalantes.

En la adolescencia, Edgar tuvo que trabajar para apoyar a su padre, un maestro de educación primaria. A los 17 años sufrió un accidente en el rodeo en el que tenía un empleo, cuando un toro lo golpeó y lo hirió de gravedad, lo que le provocó permanecer en estado de coma.

Edgar dice que tras el accidente se volvió más agresivo y adicto a las drogas y al alcohol “para olvidarse de los fuertes dolores de cabeza”, pues no podía costear el tratamiento médico ni asistir a las consultas psiquiátricas que necesitaba, lo que también lo motivó a migrar a Estados Unidos para tener mayores ingresos.

En Estados Unidos, con actitud violenta

El expediente de Edgar muestra que aún antes del homicidio en Houston del policía Guddis, el mexicano tuvo otros problemas legales.

El oficial Nelson Zoch —encargado de la investigación por la muerte de Guddis— describió a Tamayo como “un experimentado criminal”, una vez que documentó que había registro de otras detenciones.

En 1990 fue detenido por portar una daga de metal de tres pulgadas e intentar golpear a un ciudadano estadounidense; en 1991 fue acusado de robo en una tienda de abarrotes y de lesiones por apuñalar al encargado del lugar con un destornillador; un año después fue acusado de intentar robar la batería de un auto y en 1993 de provocar una pelea en un bar.

El delito por el que fue sentenciado a la pena de muerte ocurrió cuando oficiales detuvieron a cuatro personas que presuntamente habían cometido robo en un centro nocturno la madrugada del 31 de enero de 1994.

Guy Gaddis trasladó a dos de los sospechosos, entre ellos a Tamayo Arias; pero mientras conducía, Edgar sacó una pistola que traía oculta en el pantalón y disparó seis veces contra el policía —tres en la cabeza—, lo que provocó que la patrulla se estrellara contra una casa y dejó herido al otro presunto criminal.

Según el registro policial, el mexicano escapó por la ventana trasera izquierda del auto y fue capturado todavía con las esposas puestas y con algunos golpes debido al accidente. Cuando declaró, admitió el homicidio, pero dijo que la culpa había sido de los policías por no haber encontrado cuando lo detuvieron el arma que portaba.

El 1 de noviembre de 1994 fue condenado a la pena de muerte, pero hasta este 17 de septiembre de 2013 una corte estatal de Texas fijó el 22 de enero de 2014 como la fecha para la ejecución.

Enfermedad y violación al derecho de asistencia consular

El caso de Edgar ha sido emblemático en la relación México-Estados Unidos porque es parte de los 52 de la resolución “El caso Avena y otros nacionales mexicanos” que la Corte Internacional de Justicia emitió el 31 de marzo de 2004.

En ésta, la Corte resolvió que Estados Unidos había violado el artículo 36 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de la que —al igual que México— es parte; por lo que ordenó someter a revisión judicial las condenas emitidas para determinar si la defensa de esos mexicanos se había visto perjudicada por la violación que implica no recibir asistencia consular ni informar a las autoridades del país de origen.

Esa revisión no ha ocurrido en el caso de Edgar —que podría implicar un cambio en la sentencia para que no sea ejecutado—, pero tampoco en el de José Medellín y el de Humberto Leal, quienes también formaban parte de la sentencia y recibieron la inyección letal en Texas en 2008 y 2011, respectivamente.

El estado de Texas ejecutó a los dos mexicanos y mantiene firme la sentencia contra Edgar argumentando que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos dictaminó en 2008 que los estados no están obligados a acatar las sentencias de la Corte Internacional de Justicia.

Además de la violación al derecho internacional, la defensa de Edgar argumenta violaciones a la Declaración Americana de los Derechos y los Deberes del Hombre, pues en el juicio no se presentaron pruebas ni evidencias de los abusos que el mexicano sufrió en su infancia, su problemas de aprendizaje o de las lesiones graves que sufrió tras el accidente que lo dejó en coma.

Ya en prisión, tras el homicidio en Houston del policía Guddis, un psiquiatra lo diagnosticó con “trastorno explosivo intermitente” —que le provoca ser violento— y de presentar una discapacidad intelectual leve.

La defensa también posee el diagnóstico de un neurólogo que en 2008 indicó que Edgar tiene daño cerebral que empeoró con el consumo de drogas y alcohol.

Por lo tanto, la defensa argumenta que Edgar “es una persona con discapacidad (y) la pena de muerte constituye una forma de trato o pena cruel, inhumano o degradante, prohibido por el artículo XXVI de la Declaración Americana” y que el hecho de que no se hayan considerado pruebas sobre su estado de salud vulnera sus derechos.

El papel del gobierno mexicano

El 22 de diciembre pasado el canciller, José Antonio Meade, envió cartas al gobernador de Texas, Rick Perry, y a la Junta de Perdones y Libertad Condicional de ese estado para solicitar el aplazamiento de la ejecución de Edgar o la conmutación de la sentencia.

El gobierno mexicano ha insistido en que está pendiente que se aplique el recurso de revisión que emitió la Corte Internacional de Justicia en 2004 por el caso Avena para evaluar si la violación a los derechos de notificación y acceso consular fue clave para que Edgar fuese sentenciado a la pena capital.

El gobernador de Morelos —de donde es originario Edgar—, Graco Ramírez, también ha escrito al gobierno de Texas. En un comunicado emitido el 7 de enero pasado, informó que recibió respuesta a su misiva, que decía que “no importa de dónde vienes —si usted comete un crimen despreciable de este tipo en Texas—, usted está sujeto a nuestras leyes estatales, incluyendo un juicio justo por un jurado y la pena máxima”.

Otros organismos se han sumado a la exigencia de las autoridades mexicanas de revisar el caso de Edgar Tamayo. Amnistía Internacional emitió en diciembre pasado una “acción urgente”, pero también lo ha hecho la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la misma Corte Internacional de Justicia, el Parlamento Europeo o la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte.

Las autoridades federales de Estados Unidos también han intervenido. En septiembre pasado, el secretario de estado, John Kerry, envió una carta al gobernador texano para pedirle que no se estableciera una fecha de ejecución sin haber concretado la revisión del caso.

Según Kerry, el fallo de la Corte Internacional de Justicia es vinculante para Estados Unidos y el hecho de no acatarlo “podría impactar la forma en la que los ciudadanos estadounidenses son tratados en otros países”.

El padre de Edgar, Héctor Tamayo Pedroza dijo que no hablaría con la prensa sobre el caso “por seguridad al proceso” de su hijo.

El hombre de 70 años y su esposa de 66 viajaron este domingo a Texas junto con sus hijos Omar y Héctor para visitar a Edgar previo a la ejecución de la pena de muerte que se prevé realizar el próximo 22 de enero.

La familia viajó con el apoyó económico del gobierno de Morelos, que confirmó que será hasta el próximo 29 de enero cuando los Tamayo Arias regresen a México y en caso de que no haya cambios en la sentencia contra Edgar, puedan volver con sus restos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La imagen que se tomó con la 'cámara digital más grande del mundo'

Científicos enfocados en la exploración espacial probaron con éxito un dispositivo óptico. Su primer objetivo, aunque inusual, demostró el éxito de la resolución deseada.
9 de septiembre, 2020
Comparte
Una cabeza de brócoli fotografiada por la cámara de 3.200 megapíxeles Observatorio Vera Rubin en Chile.

LSST Camera Team/SLAC/VRO
Una cabeza de brócoli fue fotografiada por la cámara de 3,200 megapíxeles que se instalará en el Observatorio Vera Rubin en Chile.

¿Cuál sería un buen objetivo para probar el nuevo sensor de la cámara digital más grande del mundo?

Un brócoli, por supuesto.

Esto puede sonar extraño, pero las intrincadas formas que se encuentran en la variedad Romanesco de esta planta sirven para probar bien la calidad de los detalles.

Y para la cámara que se instalará en el Observatorio Vera Rubin (OVR) en Chile, el rendimiento lo es todo.

Este dispositivo de 3.2 gigapíxeles ayudará a resolver algunas de las cuestiones clave en astronomía que aún están pendientes.

Incluso podría acercarnos a la comprensión de esa “energía oscura” y “materia oscura” del cosmos que parecen estar controlando la evolución de muchas cosas que vemos en el firmamento.

El plano focal del OVR

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El plano focal está compuesto por 189 sensores individuales, también llamados dispositivos de carga acoplada.

El OVR hará esto creando lo que solo se puede describir como un estupendo mapa del cielo. El observatorio inspeccionará todo su campo de visión en las noches durante 10 años.

No solo registrará las posiciones de miles de millones de estrellas y galaxias, sino que también captará cualquier cosa que se mueva o parpadee. Será un tesoro de datos que mantendrá ocupados a los científicos durante décadas.

Pero para realizar un estudio de este tipo, el OVR necesita una cámara especial, como la que se está ensamblando ahora en el Laboratorio Nacional de Aceleración SLAC en California.

La instalación del objetivo para la cámara

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Para probar el detector de la cámara, el equipo usó una caja con un pequeño orificio para proyectar luz sobre los sensores.

En su centro hay un plano focal de 64 cm de ancho compuesto por 189 sensores individuales o dispositivos de carga acoplada (CCD, por sus siglas en inglés).

Lograr que todos estén montados de forma segura y precisa y que sus complejos componentes electrónicos respondan al unísono ha sido un desafío inmenso.

Pero las imágenes publicadas el martes demuestran que la tarea se completó con éxito.

Ilustración de la experimentación

Greg Stewart/SLAC National Accelerator Laboratory
La cámara servirá para obtener imágenes del espacio muy detalladas como las de la fase de experimentación.

El equipo del SLAC aún no está en posesión de todos los componentes de la cámara, como sus lentes, por lo que utilizó un orificio de 150 micrones para proyectar imágenes en la matriz CCD.

El brócoli, de la familia brassica, fue elegido deliberadamente por su estructura superficial compleja. Tiene innumerables bultos y protuberancias. Un montón de detalles para focalizar.

¿Qué tan buenas son las fotos obtenidas? Si quisieras verlas en tamaño y resolución completos, necesitarías 378 pantallas de TV de resolución 4K con su ultra alta definición.

Inspección de las imágenes

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Hacer que todos los CCD y sus componentes electrónicos funcionen al unísono fue un desafío.

“Si vamos a completar este estudio del cielo, necesitaremos un gran telescopio y una gran cámara”, explicó el director de OVR, Steve Kahn.

“Esta cámara de 3,000 millones de píxeles cubrirá aproximadamente 10 grados cuadrados de cielo; y para que sepas, eso es aproximadamente 40 veces el tamaño de una Luna llena. Y tomaremos fotografías del cielo esencialmente cada 15 segundos”, le dijo Kahn a la BBC.

“Obtendremos imágenes muy profundas de todo el cielo. Pero, lo que es más importante, obtendremos una secuencia de tiempo. Veremos qué estrellas han cambiado de brillo y cualquier cosa que se haya movido por el cielo, como asteroides y cometas”

La cima con el OVR

Rubin Observatory/NSF/AURA
The OVR está siendo construido en la cima del cerro Pachón, a 2.682 m sobre el nivel del mar en el norte de Chile

El VRO ha aparecido en las noticias recientemente debido a la posible interferencia que generen las megaconstelaciones de satélites artificiales que se están lanzando recientemente.

Un gran número de dispositivos espaciales de telecomunicaciones en órbita baja que atraviesen el campo de visión de la cámara podrían arruinar sus imágenes.

La más grande de las nuevas megaconstelaciones de satélites en la actualidad es la que está instalando el empresario Elon Musk y su compañía SpaceX.

El profesor Kahn dijo que el OVR estaba en diálogo con Musk y que los ingenieros estaban trabajando en soluciones para limitar la interferencia.

Vera Rubin

LSST Camera Team/SLAC/VRO/Carnegie Institution
Vera Rubin (1928-2016) fue una astrónoma estadounidense pionera en el concepto de la materia oscura. El nuevo observatorio lleva su nombre.

Sin embargo, el director del observatorio dijo que ahora se necesitaba un mayor compromiso de otra compañía, OneWeb, propiedad de India y Gran Bretaña.

Los satélites de esta red podrían eventualmente plantear un problema mayor que SpaceX porque sus artefactos espaciales están a mayor altura en el cielo y permanecerán en el campo de visión del VRO por mucho más tiempo.

Un brócoli en una caja

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El éxito con las fotografías del brócoli hace sentirse confiados a los científicos.

“Estos problemas no son completamente irresolubles, pero se necesita una cooperación razonable”, dijo Kahn.

Se espera que la cámara del OVR comience a tomar imágenes del cielo (en lugar de cabezas de brócoli) a fines de 2022.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=vGFBBkfuOZk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.