Mientras el Gobierno presume avances en Morelia, saltan balas en las rancherías michoacanas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Mientras el Gobierno presume avances en Morelia, saltan balas en las rancherías michoacanas

Mientras en la capital del estado, el Gobierno federal hablabal de detenidos, familias en el poblado de Cancita se ocultaban en sus casas ante un enfrentamiento entre autodefensas y el crimen organizado.
Por Omar Sánchez de Tagle / enviado
22 de enero, 2014
Comparte

”Resultados graduales” y 56 detenciones. Ese era el anuncio que daban en Morelia, Michoacán el gobierno federal y estatal justo a las 7:00 de la noche del martes. Pero casi tres horas antes, las comunidades de Cancita, El Carrizo y la Cofradía eran testigos de un enfrentamiento entre autodefensas y presuntos miembros de Los Caballeros Templarios.

El enfrentamiento se dio en un terreno complicado donde sólo existe una brecha que nace en la carretera que va de Parácuaro a Apatzingán y a la cual sólo se puede acceder a través de un poblado llamado Uspero.

Así, mientras en Morelia se hablaba de detenidos y resultados del operativo,  familias de la comunidad de Cancita se ocultaban en sus casas y otras más salían del pueblo a través del camino en el cual las autodefensas tenían retenes establecidos cuatro días atrás.

Fue durante la conferencia del secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Monte Alejandro Rubido García que las autodefensas seguían solicitando en sus radios apoyo a las autoridades federales para que ingresaran a las poblaciones de El Carrizo y la Cofradía lugares en el que se tenía datos de la presencia de Templarios desde hace días.

Pero el enfrentamiento de anoche ya era esperado por las autodefensas. El pasado sábado Animal Político detalló como Uspero fue el primer poblado que tomaron,  luego de que el gobierno federal iniciara el operativo en Michoacán.

La razón para tomar este punto el pasado viernes era que Uspero representa una salida estratégica para los Caballeros Templarios, pues por esta ruta se puede viajar de Arteaga a Apatzingán sin ser visto por las autoridades pues cuenta con un sinnúmero de brechas que atraviesan la montaña y permiten la clandestinidad.

Justo en esas brechas, ranchos, ganaderías y poblaciones lejanas a las carreteras, es que federales y militares no han incursionado y por tanto siguen siendo lugares gobernados por el crimen organizado.

“Qué lo entiendan: el pedo no es en el asfalto. Es en las brechas, en las rancherías. Aquí vea estamos solos y sin apoyo”, señala Jorge uno de los autodefensas que se replegó en el enfrentamiento.

El tiroteo

Michoacán 21 de enero 020

Foto: Omar Sánchez de Tagle.

El pasado viernes, las autodefensas tomaron el poblado de Uspero por sorpresa ahí y justo a su llegada hubo un pequeño intercambio de balazos que permitió a los Templarios huir hacia Cancita o el Carrizal.

En ese momento, grupos de apoyo llegaron para tomar un rancho abandonado por una brecha e iniciaron a rellenar costales de tierra para formar una barricada justo a la salida de Uspero. En el rancho cavaron hoyos y conformaron un fuerte que les permite pasar la noche sin ser emboscados.

La idea era que antes del lunes pudieran avanzar hasta el poblado de Cancita y así ir tomando una región clave para los Templarios.  Sin embargo, la toma de este poblado se logró hasta el pasado lunes por la tarde, pues sabían que en el lugar aún había gente armada.

Fue justo a las 3:00 de la tarde que las autodefensas se sintieron seguras de avanzar hasta El Carrizo y de ahí pasar el río y llegar a la Cofradía, pero en el camino fueron sorprendidos, según ellos por cerca de 150 hombres armados que iniciaron el enfrentamiento en defensa de El Carrizo.

Los balazos se escuchaban hasta la población de Cancita, lugar en el que la población se puso nerviosa. Los radios de las autodefensas pedían apoyo pues aseguraban que había más hombres del otro lado.

“¡Repliegue, repliegue!”, gritaron varios miembros de las autodefensas que recomendaron regresar a la barricada de Uspero, lugar en el que hay mejor visibilidad de quienes entran y salen de la zona.

El intercambio de balas duro poco más de 15 minutos. Se esperaba que con el ruido llegaran miembros del Ejército o de la Policía Federal, pero eso nunca ocurrió.

El mayor enfrentamiento se dio justo adelante del poblado de Cancita,  en un puente que divide a esta población con un río y en el cual se accede a la sierra. Por la brecha y posteriormentee por carretera, llegar de Apatzingán al lugar del enfrentamiento puede tomar al menos 45 minutos.

Ya en la barricada de Uspero un panadero salíó de Cancita y narró que aún seguían los enfrentamientos.

“Allá en el pueblo está tranquilo pero hacía El Carrizo y el río se escuchan los cohetes”.

La visión de quienes se disparaban entre sí era complicada y de acuerdo a los autodefensas que se replegaron, los disparos eran difíciles y se hacían a mucha distancia.

Escucha aquí una conversación que tuvo lugar en Uspero, tras el enfrentamiento.

“Allá esta difícil. Les tirábamos desde lejos allá en la loma. Imagínese: le tiraban del puente, al río de aquel lado. ¿Pues así, cuando chinga’os les van a dar? ¡Imagínese! Es como tirarle de aquí, a esa casa aquella (una que se encontraba a medio kilómetro).  Pues vale madres ¿no? Así la cosa esta pelada”. señalo otro autodefensa que aseguraba requerían refuerzos.

-¿Oiga y cuánto calcula que duro la balacera? -se le pregunta.

-Pues lo que nosotros estuvimos fue entre ocho o nueve minutos pero en lo que nos veníamos pa’ acá todavía se escuchaba.

El camino hacia estos poblados tiene brechas en las que se encuentran cuevas y zonas con poca visibilidad, pues todos los caminos llevan a la sierra y lugares como Arteaga. Incluso aseguran que, quien sabe conducrise por ahí, puede llegar hasta el puerto de Lázaro Cárdenas por los caminos de terracería.

“Usted ya no se meta. Mejor regrese mañana. De aquí a Cancita la libra, pero ya no hay nadie de nosotros y, si usted se regresa y por la brecha le salen aquellos cabrones, está peligroso. ¿Pa que se la rifa?”, recomendó uno de los más jóvenes autodefensas que se mostraba nervioso en el lugar. Según dijo,  una vez que llegaran los refuerzos tendrían que volver avanzar y repeler a los Templarios.

Por la noche Estalisnao Beltrán vocero de las autodefensas señaló que el enfrentamiento duro más de cuatro horas y media y que no tenía reportes de ninguna persona muerta.

“Estamos alerta. No vamos a dejar que éstos nos intimiden. Ya los hemos sacado de varios lugares”.

-¿Ya solicitaron el apoyo de policía federal?

-Pues sí, pero es momento que no llegan. Vea son casi las 9:00 de la noche y no recibimos apoyo. Los compañeros allá están en peligro”.

Poco después de que el enfrentamiento se conoció en medios nacionales, casi a las 22:30 horas, el gobierno federal informó que, por la tarde se había registrado “serie de disparos en la comunidad de La Cofradía, municipio de Parácuaro, Michoacán”, en la que no se reportaron hasta ese momento ni heridos ni muertos.

Asimismo, en un boletín, la Comisión Nacional de Seguridad detallo que elementos de la Policía Federal “fueron desplazados al sitio, localizado en una zona rural, para realizar las investigaciones del caso” mientras que efectivos del Ejército ya se dirigían hacia ese lugar.

Finalmente el gobierno federal señaló que los primeros reportes señalan que hubo disparos aislados de arma de fuego, sin que se haya producido un enfrentamiento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué algunas personas contraen COVID entre la primera y segunda dosis de la vacuna

Aunque varios países vayan avanzados en la vacunación, el virus sigue avanzando. Los expertos recomiendan seguir protegiéndose incluso después de ser inoculado.
10 de marzo, 2021
Comparte

La enfermera Maria Angélica Sobrinho, de 53 años, fue la primera en ser vacunada contra la covid-19 en la ciudad de Bahía en Brasil. Unos días después, empezó a mostrar síntomas y se le diagnosticó una infección por coronavirus.

Sobrinho no es la única persona que ha pasado por esto. En varios países del mundo se han reportado casos de otros pacientes que durante el intervalo de al menos 21 días entre la primera y la segunda dosis han contraído la enfermedad.

Es algo han aprovechado quienes difunden noticias falsas y bulos en las redes sociales para afirmar que los productos base de las vacunas podrían llegar hasta a matar.

Por ello, antes de alarmarse o compartir este tipo de informaciones, es preciso tener mucho cuidado y entender lo que está pasando.

Entonces ¿cómo es posible dar positivo por covid-19 entre la primera y segunda dosis de la vacuna?

Protección incompleta

Varias de las vacunas que ya se administran en distintos países requieren dos dosis para asegurar la protección completa, como la de Pfizer, Oxford/AstraZeneca, Coronavac, Moderna o Sputnik V.

El tiempo entre una dosis y otra varía según el fabricante. Pfizer recomienda dejar pasar 21 días y la Universidad de Oxford unos tres meses, por ejemplo.

Personal médico preparando una dosis de SinoVac.

Getty Images
Muchas de las vacunas que ya se administran requieren dos dosis para conseguir la protección máxima.

Ninguna vacuna disponible es capaz de proteger antes de que hayan pasado 14 días desde que se aplicó primera dosis, ya sea contra la covid-19 u otra enfermedad”, aclara la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Con independencia de la tecnología, las vacunas suelen contener antígenos, unas sustancias que interactúan con el sistema inmune y crean los anticuerpos necesarios para combatir una futura invasión vírica.

La cuestión es que este proceso tarda un tiempo en completarse: las células inmunitarias necesitan reconocer los antígenos, “interactuar” con ellos y crear una reacción satisfactoria. Este trabajo suele tomar unas dos semanas.

Por ello es necesario que el paciente que reciba una primera dosis siga protegiéndose con el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos entre otras medidas.

“Recibir las dos dosis tampoco implica estar liberado para tener una ‘vida normal’. Por lo que sabemos, la vacuna protege contra las consecuencias más graves de la covid-19, pero las personas inmunizas podrían seguir transmitiendo el virus a otros”, complementa Ballalai.

Si la vacunación también ralentizará la propagación del virus se está investigando en los estudios preliminares de los primeros meses de campaña.

Por lo tanto, mientras el virus continúe circulando a niveles altos y no haya una gran parte de la población vacunada, la recomendación es seguir las medidas de control y respetar las restricciones.

Panel informativo sobre el uso correcto de mascarillas en un aeropuerto.

Getty Images
A pesar de ir vacunados, es preciso seguir respetando las restricciones y medidas que impongan las autoridades.

Imposibilidad científica

Otro bulo que circuló recientemente señalaba la posibilidad de que la propia vacuna cause covid-19.

Pero eso, dice Ballalai, es absolutamente imposible.

“Los inmunizadores están hechos con virus inactivados y ni siquiera de milagro podrían causar la enfermedad“, dice la especialista.

Este, por cierto, es un mito que aparece cada año durante las campañas contra el virus de la influenza, que suele circular en otoño e invierno.

“El sujeto recibe la vacuna y unos días después presenta síntomas de gripe. Entonces llega a creer que la culpa es de la dosis aplicada”, apunta Ballalai.

De nuevo, la explicación está en el tiempo que se necesita para que proteja: mientras el sistema inmunológico no cese la producción de anticuerpos, el riesgo de infectarse con influenza (o coronavirus, en el ejemplo actual) es alto.

CoronaVac, la vacuna china, está hecha con virus inactivos, un modelo utilizado en la ciencia durante muchas décadas.

Como su nombre lo indica, los coronavirus presentes en ampollas se someten a un proceso con sustancias químicas y cambios de temperatura que lo inactivan y eliminan cualquier posibilidad de que invadan las células y se repliquen en nuestro organismo.

Ampollas de CoronaVac.

Getty Images
La vacuna CoronaVac se basa en virus inactivos y es imposible que produzcan la enfermedad en el organismo.

Cuidados y recomendaciones

También es importante saber que los efectos adversos de las vacunas son poco frecuentes, pero posibles.

“El individuo puede tener fiebre, malestar y un poco de dolor”, ejemplifica Ballalai.

Si el malestar no desaparece después de unos días o se vuelve más intenso, es importante buscar consejo médico.

Se debe al hecho de que estos síntomas incluso pueden ser causados ​​por el efecto de las vacunas, pero también son característicos del propio covid-19 y sería importante descartarlos.

Con más de 200 millones de dosis de vacunas contra la covid-19 administradas por el mundo y la rapidez con que se sigue inoculando en ya varios países, de momento no hay noticias sobre efectos colaterales preocupantes que justifiquen la paralización de las campañas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.