Pide AI a Texas frenar ejecución de mexicano; marchan en Morelos por indulto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Pide AI a Texas frenar ejecución de mexicano; marchan en Morelos por indulto

Amnistía Internacional señaló además que la discapacidad mental leve diagnosticada en Tamayo Arias haría su ejecución ilegal bajo la ley de los Estados Unidos.
20 de enero, 2014
Comparte
Manifestacion_Edgar_Tamayo_-1

El 19 de enero por la tarde, habitantes del municipio de Miacatlán protestaron en una marcha pacífica para brindar apoyo a los familiares del mexicano Edgar Tamayo. Cuartoscuro.

Las firmas se suman a las más de 17 mil que AI entregó en días pasados, “son así más de 21 mil personas que se han sumado al pedido de justicia para Edgar”, informó en un comunicado la organización defensora de los derechos humanos.

Detalló que entre las cartas de solidaridad que han enviado diversos activistas se encuentran expresiones de apoyo a Tamayo Arias, así como de indignación en contra del uso de la pena capital.

“De cumplirse esa cruel sentencia, el recuerdo de esa crueldad vivirá por siempre. Fuerza hermano que los corazones de quienes creemos en la dignidad humana están contigo”, se puede leer en una carta dirigida a Edgar.

También reiteró su llamado a reponer el proceso judicial, el cual dijo: “al ser llevado a cabo sin un adecuado respeto al derecho a la asistencia consular de Tamayo, le puso en grave desventaja ante un sistema de justicia que le resultaba ajeno y con un amplio historial de sentencias discriminatorias”.

Amnistía Internacional señaló además que la discapacidad mental leve diagnosticada en Tamayo Arias haría su ejecución ilegal bajo la ley de los Estados Unidos.

Al respecto recordó que en 2008 un psicólogo determinó que el funcionamiento intelectual de Tamayo se situaba en el rango de “discapacidad intelectual leve”, lo que convertía su ejecución en inconstitucional según la legislación estadounidense, pero “esto fue no tomado en cuenta por los tribunales estadounidenses”.

La organización mencionó que entre las acciones legales más recientes para evitar la ejecución del mexicano está una demanda federal en Austin, Texas, solicitando que el gobernador y la Junta de Perdones y Libertad Condicional de Texas (BPP) se abstengan de proceder hasta que se establezca un procedimiento adecuado y transparente.

Las acciones políticas nacionales incluyen entre otras, las cartas que el secretario José Antonio Meade, el Embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, el presidente de la CNDH, Raúl Plasencia, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y diversos legisladores federales, agregó.

Manifestacion_Edgar_Tamayo_-3

Edgar Tamayo será ejecutado el próximo 22 de enero en Estados Unidos. Los manifestantes exigieron justicia para su paisano. Cuartoscuro.

La disputa legal que Edgar Tamayo Arias ha representado entre México y Estados Unidos durante dos décadas está a punto de encontrar su final el próximo 22 de enero en una prisión del estado de Texas, cuando se concrete la sentencia de pena de muerte en contra del mexicano.

De 46 años,  Edgar ha pasado en prisión los últimos veinte tras haberse declarado culpable de asesinar el 31 de enero de 1994 al policía Guy P. Guddis. Pero en ese tiempo, tanto el gobierno de México como organizaciones en defensa de los derechos humanos y organismos multilaterales, han argumentado que las violaciones al debido proceso en el caso merecen una revisión judicial que podría implicar una sentencia diferente a recibir la inyección letal.

Edgar Tamayo Arias nació en octubre de 1967 en la comunidad de Miacatlán, en el estado mexicano de Morelos, ubicado en el centro del país.

Aunque su padre, Héctor Tamayo Pedroza, se negó a hablar sobre cómo fue la vida de Edgar en México —hasta que emigró en 1985 a los Estados Unidos para buscar trabajo—, el expediente que recibió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (IACHR, por sus siglas en inglés) en enero de 2012 describe “una infancia marcada por la pobreza y el abandono”.

La mala calidad de vida del morelense antes de los 18 años es uno de los argumentos de su defensa para describir a un hombre trastornado, enfermo y quien actualmente sufre de una“discapacidad intelectual leve”; situación médica que —según los abogados— no fue tomada en cuenta por las autoridades estadounidenses cuando lo sentenciaron a muerte y que “explican” su carácter agresivo.

El expediente indica que Edgar y sus cuatro hermanos vivieron con el alcoholismo de su padre y “a menudo sin comida y artículos de primera necesidad”. Él mismo explicó a su defensa que sus padres abusaron físicamente de él, recuerda que su madre, Isabel Arias Corona, lo encadenaba cotidianamente a un ladrillo y usaba una cuerda para golpearlo; mientras que su padre “mojaba un lazo rígido para que los golpes fueran más contundentes”.

También mencionó que tuvo muchos problemas en la escuela porque tenía dificultades para aprender y que desde los 9 años inició el consumo de inhalantes.

En la adolescencia, Edgar tuvo que trabajar para apoyar a su padre, un maestro de educación primaria. A los 17 años sufrió un accidente en el rodeo en el que tenía un empleo, cuando un toro lo golpeó y lo hirió de gravedad, lo que le provocó permanecer en estado de coma.

Edgar dice que tras el accidente se volvió más agresivo y adicto a las drogas y al alcohol “para olvidarse de los fuertes dolores de cabeza”, pues no podía costear el tratamiento médico ni asistir a las consultas psiquiátricas que necesitaba, lo que también lo motivó a migrar a Estados Unidos para tener mayores ingresos.

Manifestacion_Edgar_Tamayo_-2

Marchan contra pena de muerte de Edgar Tamayo. Cuartoscuro.

En Estados Unidos, con actitud violenta

El expediente de Edgar muestra que aún antes del homicidio en Houston del policía Guddis, el mexicano tuvo otros problemas legales.

El oficial Nelson Zoch —encargado de la investigación por la muerte de Guddis— describió a Tamayo como “un experimentado criminal”, una vez que documentó que había registro de otras detenciones.

En 1990 fue detenido por portar una daga de metal de tres pulgadas e intentar golpear a un ciudadano estadounidense; en 1991 fue acusado de robo en una tienda de abarrotes y de lesiones por apuñalar al encargado del lugar con un destornillador; un año después fue acusado de intentar robar la batería de un auto y en 1993 de provocar una pelea en un bar.

El delito por el que fue sentenciado a la pena de muerte ocurrió cuando oficiales detuvieron a cuatro personas que presuntamente habían cometido robo en un centro nocturno la madrugada del 31 de enero de 1994.

Guy Gaddis trasladó a dos de los sospechosos, entre ellos a Tamayo Arias; pero mientras conducía, Edgar sacó una pistola que traía oculta en el pantalón y disparó seis veces contra el policía —tres en la cabeza—, lo que provocó que la patrulla se estrellara contra una casa y dejó herido al otro presunto criminal.

Según el registro policial, el mexicano escapó por la ventana trasera izquierda del auto y fue capturado todavía con las esposas puestas y con algunos golpes debido al accidente. Cuando declaró, admitió el homicidio, pero dijo que la culpa había sido de los policías por no haber encontrado cuando lo detuvieron el arma que portaba.

El 1 de noviembre de 1994 fue condenado a la pena de muerte, pero hasta este 17 de septiembre de 2013 una corte estatal de Texas fijó el 22 de enero de 2014 como la fecha para la ejecución.

Con información de Notimex y Tania L. Montalvo (@tanlmont)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuál es el papel de Carlos Slim en la producción y distribución de la vacuna contra la COVID

El hombre más rico de México y de América Latina ayudará a financiar a través de su fundación la producción y distribución de la vacuna de Oxford y AstraZeneca en Latinoamérica.
Getty Images
14 de agosto, 2020
Comparte

Parte del acuerdo que hará posible que México y Argentina hagan llegar la vacuna contra el covid-19 a América Latina se gestó en Washington.

Al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo acompañó el mes pasado en su primera visita oficial a Estados Unidos una delegación de empresarios entre los que se encontraba Carlos Slim.

El hombre más rico de México y América Latina y el duodécimo del mundo, según la revista Forbes, se acercó allí al mandatario para plantearle su intención de participar a través de su fundación en el proyecto que haría llegar a la región la vacuna en la que trabajan el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

“Él me comentó, me pidió mi punto de vista y dije que nosotros apoyábamos esta iniciativa como se estaba haciendo ya en otros casos”, dijo AMLO este jueves.

Esta semana, Slim volvió a contactar con el gobierno a través del canciller, Marcelo Ebrard, para informarle de que el acuerdo final estaba muy cerca y conocer de nuevo su parecer.

“Le informamos al ingeniero Slim que nosotros estábamos de acuerdo”, remarcó el presidente.

Slim y AMLO

Getty Images
El primer acercamiento entre AMLO y Slim en torno al acuerdo para la producción de estas vacunas tuvo lugar en la visita que el presidente hizo a EU para reunirse con Donald Trump.

Solo tres días después, la noticia salía a la luz: laboratorios de México y Argentina planean producir y distribuir entre 150 y 250 millones de vacunas en toda América Latina (excepto Brasil), previsiblemente, en el primer semestre de 2021.

Pero para llevarlo a cabo, el gobierno mexicano calificó de “crucial” el apoyo de Fundación Slim, que sorprendió alcanzando un acuerdo con AstraZeneca para contribuir a la financiación del proyecto.

Y, aunque en un primer momento no trascendió el monto al que ascenderá su aportación, la fundación aseguró que será “sin fines de lucro y sin beneficio económico” ni para ellos ni para los laboratorios.

¿Cómo participa la fundación de Slim?

Carlos Slim Domit, hijo del magnate, se limitó a decir este jueves que la fundación participará “con la disponibilidad de los recursos en complemento con los gobiernos de los países”, con el objetivo de que la vacuna esté disponible “a precios muy accesibles”.

Presentación del acuerdo para producir la vacuna en México

Gobierno de México
El presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso e hijo de Carlos Slim, Carlos Slim Domit (izquierda), participó este jueves en la presentación oficial en México del acuerdo.

López Obrador, quien aseguró que la aplicación de la vacuna en México será universal y gratuita, también evitó concretar esa participación.

“Hay una aportación -no me corresponde a mí mencionar de qué monto- de la fundación, porque no pueden intervenir gobiernos, dado que no tiene fines de lucro todo el proceso de descubrimiento de esta vacuna”, dijo.

El miércoles, el presidente argentino, Alberto Fernández, reconoció que gracias al financiamiento de Slim se conseguiría una vacuna “a precios más razonables” que podría rondar los US$4.

Arturo Elías Ayub, vocero de Carlos Slim, le aseguró a la agencia AFP que la principal motivación del magnate para participar en el proyecto es “salvar vidas”, junto a la necesidad de preservar la salud e impulsar la reactivación económica.

América Latina accederá a la vacuna “a un precio que no contempla lucro porque fue la condición que puso Oxford”, dijo, e insistió: Aquí nadie está ganando dinero: ni AstraZeneca, ni los laboratorios que la van a fabricar ni ciertamente tampoco la Fundación Carlos Slim”.

Según el vocero, pese a que el estudio de la vacuna aún se encuentra en fase 3 y sus resultados finales no se esperan hasta finales de año, su producción en México y Argentina comenzará de inmediato con el fin de ganar tiempo, aún a riesgo de que pudiera no aprobarse finalmente.

Frascos de pruebas

Getty
Fundación Slim anunció que la fabricación de vacunas comenzará incluso antes de que las autoridades sanitarias aprueben su eficacia para adelantar tiempos de producción.

Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso, enfatizó que “el apoyo de la fundación permitirá que México y América Latina accedan a la vacuna un año antes de lo previsto”.

“Un gol” a favor de Slim

Tras conocerse la noticia, las redes sociales se llenaron de comentarios que destacaban la acción de Slim para hacer realidad este proyecto que se ha presentado como trascendental para el futuro de la pandemia en América Latina.

Pero también algunos mostraban sus dudas de que el magnate no fuera realmente a obtener ninguna ganancia con esta implicación.

“Sus decisiones siempre polarizan a la opinión pública. Algunos ensalzan su figura diciendo que así es el capitalismo, y que es mejor tenerlo en México porque genera empleo y negocios”, le dice a BBC Mundo Francisco González, profesor de Política Latinoamericana de la Universidad Johns Hopkins, en EU.

Inyección

Getty Images
Los firmantes del acuerdo esperan que la vacuna pueda llegar a América Latina en el primer semestre de 2021.

“Pero otros lo acusan de abuso de poder, de tener ventajas por ser siempre muy cercano y positivo con el presidente de turno, independientemente de la ideología”, agrega el experto mexicano.

González califica la participación de la fundación del magnate en este proyecto como “un gol a favor de Slim, de México, y por lo tanto para el actual gobierno de López Obrador”, con quien recuerda que ya tenía buena relación desde que este asumiera como jefe de gobierno de la capital en el año 2000.

Pero la relación ente el presidente y el empresario no siempre ha sido idílica.

Slim, por ejemplo, cuestionó que AMLO cancelara tras su llegada al gobierno el nuevo aeropuerto internacional de México, donde tenía fuertes inversiones a través de su constructora.

Slim y AMLO

Gobierno de México
La relación entre AMLO y Slim ha pasado por altibajos.

Después, el mandatario criticó varios contratos de obra púbica donde participaban empresas del magnate.

Pero su reconciliación se materializó el año pasado con una foto casi histórica en la que Slim, junto a otros empresarios, respaldó públicamente la política económica de López Obrador.

Slim, con una fortuna estimada de US$52.400 millones, según Forbes, es calificado a veces como una especie de Rey Midas por su capacidad para conseguir que casi cualquier negocio que emprende resulte exitoso.

Sin embargo, también ha sido tradicionalmente cuestionado por liderar el mayor monopolio de telecomunicaciones de América Latina gracias a América Móvil, líder en el mercado de telefonía en la región y uno de los mayores operadores de redes móviles en el mundo.

Sus negocios en México son tan omnipresentes -desde telefonía e internet pasando por restaurantes o tiendas departamentales, entre muchos otros- que hace años se popularizó la frase de que “todo México es territorio Slim”.

La Fundación Slim, su brazo filantrópico creado en 1986, ya contribuyó en México con otras estrategias para hacer frente al covid-19, como la donación de equipos médicos e insumos especialmente para el Centro Citi Banamex de la capital, que fue transformado en hospital temporal durante la emergencia.

Ahora, la firma de Slim estará de algún modo también presente en la vacuna que se espera pueda ser la solución para el trágico efecto de la pandemia en América Latina, donde el covid-19 ha dejado ya más de 200.000 muertos y los casos se resisten a disminuir de manera sostenida.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M&feature=emb_title

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.