"Por ser sordo me dijeron que nunca iría a la escuela. Ahora tengo doctorado"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"Por ser sordo me dijeron que nunca iría a la escuela. Ahora tengo doctorado"

Por primera vez en México, según el Conapred, una persona con discapacidad obtiene el grado académico de doctor. Ésta es la historia del joven yucateco René González.
Por Emily Gómez Ramsey
28 de enero, 2014
Comparte
promorene(1)

Foto: Emily Gómez Ramsey

La primera vez que discriminaron a René González fue cuando tenía seis meses de vida y tras confirmar que era sordo de nacimiento le dijeron a sus padres que jamás podría hablar, escribir, leer o asistir a la escuela.

31 años después, René cuenta en entrevista con Animal Político que oficialmente tiene el título de doctor, tras haber presentado su tesina con el tema “Modelo de Educación bilingüe para sordos en el nivel de Educación Medio Superior en Yucatán”.

“Yo seré doctor oficialmente. pero después de superar muchos obstáculos en mi trayectoria académica, desde preescolar hasta el doctorado, porque en México se hace a un lado a las personas con discapacidad. No existe educación adecuada para personas sordas y mi experiencia me dice que el gobierno no trabaja con las personas con discapacidad, no las invita para que sean ellos,—nosotros— los que con nuestra experiencia cambiemos el modelo desde adentro”.

Él aprendió a leer los labios y después a oralizar. Su madre y su abuela —ambas maestras— no se conformaron con el diagnóstico de los médicos y así como en algún momento enseñaron a niños mayas a hablar español, dedicaron día y noche al habla de René.

Su primera palabra fue “agua” a los 9 años de edad, cuando ya había cursado el preescolar y tres años de primaria en escuelas regulares —en donde se comunicó con sus maestros a través de mensajes escritos—. René continuó con sus estudios, pero en la secundaria se agravaron los problemas de comprensión de lectura y su familia notó que también debía mejorar en gramática, así que a los 14 años aprendió la Lengua de Señas Mexicana, “que en realidad es mi primera lengua y la que me sirvió de puente para terminar de dominar mi segunda lengua, que es el español”.

Este joven yucateco dice que desde que es bilingüe adquirió las herramientas para “tener alto nivel académico”, superar obstáculos de comunicación y seguir adelante para completar una Licenciatura en Psicología en la Universidad Marista, luego una maestría en Ciencias de la Educación en la Universidad Anáhuac y finalmente el doctorado, también en Ciencias de la Educación, en la Universidad Santander.

“A mí por eso no me gusta la educación especial (para personas con discapacidad), debemos pensar en una educación inclusiva basada en un modelo social, que los maestros nos cuenten siempre como personas iguales y no como discapacitados porque no importa la discapacidad, se debe recibir educación igual para garantizar que todos tengan las mismas oportunidades tanto académicas como laborales. Eso no pasa en México, en donde las personas con discapacidad necesitan ser parte del gobierno, no estar a un lado”.

A los 21 años, René obtuvo su primer trabajo como coordinador de programas de sensibilización sobre derechos de las personas con discapacidad en el Ayuntamiento de Mérida y desde entonces, aboga porque sean las personas con discapacidad quienes diseñen las políticas públicas destinadas a su propio beneficio.

“Es importante que el gobierno de cualquier nivel cambie la perspectiva hacia la discapacidad. ¿Cómo? Invitando a las personas con diferentes discapacidades a trabajar con los gobiernos, se deben hacer las políticas públicas trabajando con las personas con discapacidad porque ellos son los que tienen la experiencia y pueden crear los proyectos para contrarrestar el tipo de discriminación que viven”.

René dice que si las personas con discapacidad no se encargan de la promoción de proyectos para cambiar el modelo asistencialista hacia la discapacidad por uno incluyente, no hay forma de que mejoren las cosas.

“Si no trabajan en conjunto (gobierno y personas con discapacidad) todo seguirá igual porque las autoridades piensan que las personas con discapacidad están bien sólo porque se pone una rampa”.

Cuando René habla usa mucho las manos, pareciera que el movimiento lo ayuda a expresarse mejor, mientras que cuando lee los labios fija la mirada y permanece prácticamente inmóvil hasta que finaliza su interlocutor.

“Yo soy sordo, sordo con la primera letra en mayúscula, pero leo tus labios y puedo hablar, aprendí a hablar cuando los médicos dijeron a mis padres que jamás lo lograría”.

El pasado 18 de enero recibió el titulo del doctorado pese a que muchos auguraron que no podía aprender nada, aunque dice que no pretende ser un ejemplo por eso aunque el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) lo reconoce como el único mexicano con discapacidad con ese grado de estudios.

“Personas con discapacidad no han podido superarse sólo por falta de apoyo de los padres. Mi familia es mi motor de motivación y superación, mi familia está llena de profesionistas y eso influye en mí. Yo siempre me quejaba, me frustré, iba a dejar la escuela por la discriminación, pero mi mamá me decía ‘¿tú crees que ellos son más inteligente que tú o que tú puedes ser inteligente?’ y por eso seguía”.

El tono bajo de René se entrecorta, cambia su expresión alegre y está a punto de derramar lágrimas cuando recuerda a su abuela Catalina, quien falleció hace unas semanas.

“Ella fue una mujer guerrera, confío mucho en mi. Mi abuelita utilizó su estrategia que usó con niños mayas para que yo aprendiera mi segunda lengua, el español. Me enseñó que la vida no es fácil, que la vida es para aprender a vivir y no importa la discapacidad. Yo pude superarme de diferentes situaciones de discriminación, pese a las barreras de comunicación y ese es el único mensaje que otras personas con discapacidad deben llevar consigo”.

En su currículum destacan seis cuartillas que enlistan cursos, talleres y conferencias magistrales impartidas sobre inclusión y derechos de las personas con discapacidad, así como de sensibilización en el tema.

Tras haber presentado su tesina de doctorado el 18 de enero, René espera tener más herramientas para poder continuar con “su lucha” a favor de la inclusión de las personas con discapacidad.

“Ojala que todos podamos abrir los ojos. Que en la sociedad confíen en nuestras capacidades y potencialidades para trabajar por nosotros mismos, eso es lo que se necesita y hay que trabajar para eso”.

Para finalizar, René compartió un mensaje en lengua de señas dirigido a las personas sin capacidad auditiva. Te presentamos el video y la traducción.

“Hola, mi nombre es René González. Yo nací en Yucatán y quiero decir algo para que las personas sordas puedan superarse.

Lo primero es que los gobiernos de diferentes niveles (federal, estatal y municipal) deben cambiar la perspectiva hacia la discapacidad, pero, ¿cómo? Invitando a las personas con diferentes discapacidades porque ellos saben cómo promover y difundir con distintos métodos o estrategias por su experiencia, así que los gobiernos pueden tener información y hacer proyectos junto con las personas con discapacidad.

Así los proyectos existentes pueden modificarse y mejorar para promover bien la inclusión de personas con discapacidad.

Si no trabajan en conjunto, todo seguirá igual porque las autoridades piensan que las personas con discapacidad están bien porque ellos ponen rampas, por ejemplo, pero no es así, ellos no conocen cómo viven realmente y no conocen los otros obstáculos, por eso deben invitar a las personas con discapacidad al gobierno para trabajar. No existen muchos funcionarios con discapacidad aunque hay algunos, por ejemplo, en Conadis o en Conapred.

Pero, ¿y los sordos? Muchos piensan que no pueden hacer proyectos porque no hablan y sólo utilizan señas, pero el proceso cognitivo de los oyentes y los sordos es igual, pero diferente.

Como dice el primer presidente sordo de la universidad Gallaudet, “el sordo puede hacer cualquier cosa igual que el oyente excepto OIR”. Por eso cualquier sordo puede hacer proyectos para apoyar a la comunidad sorda.

Ojalá que los gobiernos de diferentes niveles inviten a las personas sordas pero no como simples empleados, que puedan otorgarles la jefatura o cargo de funcionario para mover diferentes acciones.

Ojalá que puedan abrir sus propios ojos y confíen en nuestras capacidades y potencialidades para trabajar como servidores públicos. Con eso México puede cambiar en todo para el bien de todos.

Para mejorar la calidad social de las personas con discapacidad hay que lograr la inclusión y consolidad el respeto hacia los derechos humanos.

Muchas gracias“.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La impresionante (y costosa) operación del Kremlin para proteger a Putin del coronavirus

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades rusas han hecho enormes esfuerzos para proteger al presidente Vladimir Putin de la COVID-19.
7 de abril, 2021
Comparte

Desde el mismo comienzo de la pandemia de coronavirus, las autoridades rusas han hecho todo lo posible para proteger al presidente Vladimir Putin de la infección. Pero ¿cómo se organiza una cuarentena al estilo del Kremlin y cuánto ha costado?

Durante el último año, cientos de personas han tenido que ponerse en cuarentena en Rusia, antes de estar cerca de Vladimir Putin. Algunos tuvieron que aislarse incluso si no estaban en contacto directo con el presidente, sino como precaución porque estaban en contacto con otras personas que tenían previsto reunirse con él.

El 25 de marzo de 2020, el presidente Putin se dirigió a la nación y anunció que el 1 de abril marcaría el comienzo de una “semana no laboral”, mientras el coronavirus se propagaba rápidamente en Rusia.

Más tarde, en abril, se introdujo un confinamiento completo con el cierre de tiendas no esenciales y la prohibición de reuniones masivas, mientras una gran proporción de la población comenzó a trabajar desde casa.

Al mismo tiempo, 60 miembros de la tripulación de vuelo especial de la aerolínea Rossiya, al servicio del presidente Putin y de otros altos funcionarios del gobierno ruso, fueron puestos en cuarentena por primera vez el 26 de marzo de 2020 en un hotel no lejos de Moscú.

Desde entonces, cientos de pilotos, médicos, conductores y otro personal de apoyo, así como visitantes del mandatario, han pasado tiempo en cuarentena en una docena de hoteles en toda Rusia para proteger al presidente Putin de la infección.

Recientemente, se informó que el mandatario recibió una vacuna desarrollada en Rusia, aunque no se ha especificado cuál, pero los contratos con varios hoteles de “cuarentena” parecen estar vigentes hasta bien entrado el próximo año.

El servicio ruso de la BBC ha calculado que la Dirección del Presidente de la Federación Rusa, un órgano ejecutivo responsable del buen funcionamiento del equipo presidencial, recibió del presupuesto estatal unos US$84 millones para medidas de lucha contra la pandemia.

Los hoteles del Kremlin

Vladimir Putin en una pantalla.

Getty Images
El Kremlin ha hecho grandes esfuerzos económicos y logísticos para mantener a Putin a salvo de la enfermedad.

El servicio ruso de la BBC ha hallado que, al menos, 12 hotelesse han utilizado para las cuarentenas del Kremlin. Estos lugares de hospedaje se encuentran en Moscú y en su región circundante, la Crimea anexada, así como en una ubicación no muy lejos de la ciudad sureña de Sochi, el escenario de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 y uno de los lugares favoritos del presidente Putin.

En la lista de cuarentena no había hoteles privados: todos los lugares donde los visitantes y el personal de servicio pasaron tiempo pertenecen a la Dirección Presidencial. Algunas de las reservas están hechas hasta marzo de 2022.

Los miembros de la tripulación de vuelo de Rossiya parecen ser los principales ocupantes de estos hoteles. La tripulación sirve a funcionarios, incluido el propio presidente Vladimir Putin, así como al primer ministro Mikhail Mishustin y otros ocho ministros del gabinete.

El servicio ruso de la BBC pudo saber que el presidente Putin pasó gran parte del año pasado trabajando desde su residencia de Sochi.

Una fuente familiarizada con las condiciones de la cuarentena dijo que decenas de pilotos y otro personal aéreo tuvieron que ponerse en confinamiento cerca de Sochi para proporcionar transporte al mandatario, así como para el primer ministro, el ministro de Relaciones Exteriores y muchos otros. Entre los que se pusieron en cuarentena se encontraban pilotos de aviones y helicópteros.

Confinarse para ver a Putin

Vladimir Putin en un escenario.

Getty Images
Antes de que Putin asista a actos públicos se toman numerosas medidas para minimizar el riesgo de que se contagie.

El 75º aniversario de la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial debería haber sido una celebración importante en Rusia.

El recuerdo de esa guerra y el papel de Rusia en la derrota del nazismo son partes clave de la narrativa patriótica del gobierno de Putin. La celebración habría tenido lugar en la Plaza Roja el 9 de mayo, el Día de la Victoria de Rusia.

En lugar de ello, la conmemoración se trasladó al 24 de junio de 2020 y se realizó en una escala mucho menor, aunque todavía incluía un desfile militar. Los veteranos de guerra y las celebridades estrecharon la mano del presidente Putin y recibieron premios para conmemorar el aniversario.

Bloomberg informó que antes de reunirse cara a cara con el presidente, más de 200 personas, incluidos 80 veteranos de guerra de entre 80 y 90 años, tuvieron que ponerse en confinamiento durante dos semanas.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, confirmó antes del desfile de junio que “un grupo de veteranos” estaba en cuarentena “en excelentes condiciones”, aunque destacó que esto se hacía como precaución por su bien.

El presidente Putin colocando flores sobre una tumba.

Kremlin.ru
Detrás de las apariciones de Putin en público hay toda una operación para asegurar que no corre riesgo de infectarse con el coronavirus.

Las agencias de noticias estatales rusas TASS y RIA-Novosti publicaron historias idénticas, describiendo cómo “uno de los hoteles de Moscú” había sido equipado para la cuarentena de unos 20 periodistas.

Se quedaron en habitaciones individuales, dejándolas solo mientras las limpiaban. No podían hablar entre ellos cara a cara y solo podían comunicarse virtualmente.

No se les permitió fumar ni beber alcohol. Los paquetes y las encomiendas que recibían de fuera del hotel de cuarentena solamente les eran entregados después de ser inspeccionados y desinfectados.

Los reporteros que se encontraban en aislamiento eran alimentados tres veces al día, dejando sus comidas y bebidas fuera de sus habitaciones, junto con cubiertos desechables. Cualquiera que entrara en contacto con ellos usaba trajes de protección personal completos.

También hubo informes sobre funcionarios del gobierno regional que se aislaron antes de las visitas del presidente Putin. Por ejemplo, en la ciudad de Sarov, en la región de Nizhny Nóvgorod, las autoridades locales asignaron US$13.000 para medidas “destinadas a prevenir la propagación de la infección por coronavirus durante la visita del presidente de la Federación de Rusia”.

El servicio ruso de la BBC se enteró de que alrededor de 20 miembros del personal de la administración local de Sarov estaban aislados en una pensión para veteranos de guerra. Los gastos de su estancia incluyeron camas de madera “de nogal”, juegos de ropa de cama, plancha y cuatro cajas fuertes de seguridad.

La BBC le preguntó al portavoz del Kremlin sobre las precauciones amplias y de larga escala tomadas para proteger al presidente Putin y si, en su conocimiento, otros países tenían prácticas similares en vigor. Dmitry Peskov declinó hacer comentarios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8fj-C_xCda8&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.