Éste es el pueblo de 'la Tuta'
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tomada de Youtube

Éste es el pueblo de 'la Tuta'

Arteaga, Michoacán, el municipio michoacano que apareció en el mapa mediático gracias al líder de los Caballeros Templarios.
Tomada de Youtube
Por Redacción Animal Político
27 de febrero, 2014
Comparte
Servando Gómez Martínez, alias ‘La Tuta’. Imagen tomada de Youtube

Servando Gómez Martínez, alias ‘La Tuta’. Imagen tomada de Youtube

Arteaga, Michoacán, es la tierra natal del recién detenido líder de los Caballeros Templarios, Servando Gómez, La Tuta. 

El municipio michoacano apareció en el mapa mediático gracias al hombre de 46 años que en un video casero subido a YouTube presentaba a la organización que se separaba del cártel La Familia Michoacana. “Nosotros somos una hermandad, no delincuentes. Queremos ser amigos del pueblo”, decía mientras mostraba los principios básicos de la organización que con el tiempo se ubicó como una de las más sanguinarias en la historia criminal más reciente.

Su presencia cambió el modo de vivir en diferentes regiones del estado y, en su pueblo natal, fue la excepción. Los lugareños temen hablar sobre el más famoso de sus habitantes, pero reconocen que hasta hace unos meses, uno de los hombres más buscados por la justicia mexicana, se paseaba por el pueblo sin asomo de temor.

El municipio tiene 21 mil 790 habitantes, colinda con Lázaro Cárdenas y Tumbiscatío, y al estar rodeado de cerros lo hace la guarida perfecta. Para llegar a él, se debe atravesar una carretera con tales curvas que bien podrían ser la envidia de cualquier juego mecánico. Además, nadie que no tuviera algo qué buscar desearía ir al territorio dirigido por la Tuta, el jefe de la organización que sembró el miedo a punta de extorsiones,  secuestros y decapitaciones en el estado.

Servando Gómez caminaba por la plaza central del pueblo, con una arquitectura muy parecida a cualquier otra cabecera municipal. Un kiosco al centro, bancas, árboles y comercios alrededor instalados en calles pavimentadas. Todos saben dónde vive. Su casa no sólo sobre sale por sus paredes perfectamente pintadas de amarillo, sino por ser la única de tres pisos bien edificados. Su familia vive ahí y para nadie es un secreto que los visita frecuentemente, sin importar que el cuartel de los marinos, instalado en la unidad deportiva de la calle Aldama, está a unas cuadras.

“El profe”, ejemplo a seguir

En pequeñas comunidades mexicanas, la figura del maestro es una de las más respetadas. Servando Gómez también lo creía. Estudió en el Centro Regional de Educación Normal de Arteaga y comenzó a trabajar en el municipio de Quiroga. En 1985 obtuvo una plaza en la escuela primaria Melchor Ocampo, ubicada en la periférica colonia El Ejidal, en Arteaga, entre brechas de terracería, con cerros y casas de techo de lámina como vecinos.

La tarde del sábado 22 de marzo, mientras los reporteros toman fotos y hacen videos al edificio vacío, varios salen de sus casas. Primero los niños y luego los adultos. Ninguno les quita la mirada durante los 8 minutos que permanecen ahí. Conforme avanzan los carros, desaparecen los vigilantes, casi como efecto dominó.

Servando tiene dos apodos, según explica en el video de YouTube. “Pueden llamarme como ustedes gusten: El profe o la Tuta, me da lo mismo. Soy su amigo”. En su pueblo le dicen El Profe. Será por los 15 años que estuvo en servicio. Será porque hasta el gobierno lo reconoce como tal. Aunque en 2001, cuando tenía 35 años, ingresó al crimen organizado, hasta 2010 aún mantenía la plaza de maestro por la que recibía ingresos brutos por 51 mil 811 pesos trimestrales.

La docencia tiene un arraigo importante en su familia. Tan es así que dos de sus hijos siguieron su ejemplo. Sonyunara Gómez Patiño, egresó de la escuela normal del pueblo hace cuatro años, mientras que Uber Gómez Patiño estudia el último año de la carrera. Ninguno de los dos hace alarde del poderío de su padre y, según dicen, sus amigos los tratan como al resto, sin importar que sean hijos del hombre cuya palabra es ley en el pueblo.

La escuela normal fue construida hace 41 años y tiene una matrícula de casi 500 alumnos. Cada año egresan 130 jóvenes y sus fiestas de graduación se comparan en magnitud y asistencia con el festejo patronal, aunque financiarlo no es sencillo. Por eso, los futuros maestros forman un comité encargado de los preparativos. El primero y más importante es escoger al padrino y Servando Gómez ha sido “favorito” para decenas, “por su poderío económico”, dice un poblador que prefiere mantenerse en el anonimato.

Arteaga estigmatizado

El director de la escuela, Rafael Guerrero, explica que ésta es la tercera visita de reporteros. Entiende el interés periodístico pero asegura que el pueblo es tranquilo. “Satanizaron al pueblo de Arteaga. No es lo que dicen. Ahora que estamos rodeados de la fuerza federal, marinos, federales todo está bien”, sentencia.

“Aquí nadie se mete”, responde a la primera pregunta por la Tuta. “La gente pasa las tardes, con sus chamacos, paseando, tranquilos en la deportiva”, cuando se le insinúa sobre la inseguridad. “Si dan un paseo así verán. Así ha sido siempre. Nosotros no conocemos un tiroteo en la ciudad”, insiste para convencer a sus interlocutores.  Lo cierto es que los conductores de motocicletas y camionetas tipo 4 por 4 voltean a los autos foráneos. Les hacen saber que registran su presencia.

Sin embargo, otros pobladores reconocen que Servando Gómez no es Robin Hood que quita dinero a los ricos para dárselo a los pobres, como se hace creer. Si bien ayuda a quien se lo pide, el pueblo no estuvo exento de extorsiones y cobro de piso por parte de los Caballeros Templarios, aunque “eso sí, aquí nunca se vio esos de las ejecuciones”, dice otro.

Según líderes de autodefensas como Estanislao Beltrán, alias “papá Pitufo”, Arteaga y su pueblo vecino, Tumbiscatío, protege a los narcos. “No son asesinos, pero tienen algo qué ver con el crimen organizado, ya sea porque los obligan, porque son su familia, porque les dan trabajo, por miedo. No debemos querer tapar el sol con un dedo”.

Aún con la presencia militar, el movimiento de autodefensas iniciado en febrero del año pasado con un avance en 32 municipios, no ha podido llegar hasta esa zona. “Es peligroso, no hay condiciones”, pero mientras, dice papá Pitufo, “La Tuta” está huyendo y se esconde en la sierra tras el avance de del operativo federal en Michoacán.

Así como sus hijos siguieron el ejemplo de “el profe”, otros jóvenes quieren seguir los pasos de La Tuta en Arteaga. Los niños quieren ser sicarios, dice un padre de familia. “Es por la cultura de ver a los jóvenes armados en la calle y que nadie les dice nada. Ni la misma autoridad ya manda aquí porque están coludidos. Es un desorden esto”.

**Nota publicada el 24 de marzo de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La impresionante (y costosa) operación del Kremlin para proteger a Putin del coronavirus

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades rusas han hecho enormes esfuerzos para proteger al presidente Vladimir Putin de la COVID-19.
7 de abril, 2021
Comparte

Desde el mismo comienzo de la pandemia de coronavirus, las autoridades rusas han hecho todo lo posible para proteger al presidente Vladimir Putin de la infección. Pero ¿cómo se organiza una cuarentena al estilo del Kremlin y cuánto ha costado?

Durante el último año, cientos de personas han tenido que ponerse en cuarentena en Rusia, antes de estar cerca de Vladimir Putin. Algunos tuvieron que aislarse incluso si no estaban en contacto directo con el presidente, sino como precaución porque estaban en contacto con otras personas que tenían previsto reunirse con él.

El 25 de marzo de 2020, el presidente Putin se dirigió a la nación y anunció que el 1 de abril marcaría el comienzo de una “semana no laboral”, mientras el coronavirus se propagaba rápidamente en Rusia.

Más tarde, en abril, se introdujo un confinamiento completo con el cierre de tiendas no esenciales y la prohibición de reuniones masivas, mientras una gran proporción de la población comenzó a trabajar desde casa.

Al mismo tiempo, 60 miembros de la tripulación de vuelo especial de la aerolínea Rossiya, al servicio del presidente Putin y de otros altos funcionarios del gobierno ruso, fueron puestos en cuarentena por primera vez el 26 de marzo de 2020 en un hotel no lejos de Moscú.

Desde entonces, cientos de pilotos, médicos, conductores y otro personal de apoyo, así como visitantes del mandatario, han pasado tiempo en cuarentena en una docena de hoteles en toda Rusia para proteger al presidente Putin de la infección.

Recientemente, se informó que el mandatario recibió una vacuna desarrollada en Rusia, aunque no se ha especificado cuál, pero los contratos con varios hoteles de “cuarentena” parecen estar vigentes hasta bien entrado el próximo año.

El servicio ruso de la BBC ha calculado que la Dirección del Presidente de la Federación Rusa, un órgano ejecutivo responsable del buen funcionamiento del equipo presidencial, recibió del presupuesto estatal unos US$84 millones para medidas de lucha contra la pandemia.

Los hoteles del Kremlin

Vladimir Putin en una pantalla.

Getty Images
El Kremlin ha hecho grandes esfuerzos económicos y logísticos para mantener a Putin a salvo de la enfermedad.

El servicio ruso de la BBC ha hallado que, al menos, 12 hotelesse han utilizado para las cuarentenas del Kremlin. Estos lugares de hospedaje se encuentran en Moscú y en su región circundante, la Crimea anexada, así como en una ubicación no muy lejos de la ciudad sureña de Sochi, el escenario de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 y uno de los lugares favoritos del presidente Putin.

En la lista de cuarentena no había hoteles privados: todos los lugares donde los visitantes y el personal de servicio pasaron tiempo pertenecen a la Dirección Presidencial. Algunas de las reservas están hechas hasta marzo de 2022.

Los miembros de la tripulación de vuelo de Rossiya parecen ser los principales ocupantes de estos hoteles. La tripulación sirve a funcionarios, incluido el propio presidente Vladimir Putin, así como al primer ministro Mikhail Mishustin y otros ocho ministros del gabinete.

El servicio ruso de la BBC pudo saber que el presidente Putin pasó gran parte del año pasado trabajando desde su residencia de Sochi.

Una fuente familiarizada con las condiciones de la cuarentena dijo que decenas de pilotos y otro personal aéreo tuvieron que ponerse en confinamiento cerca de Sochi para proporcionar transporte al mandatario, así como para el primer ministro, el ministro de Relaciones Exteriores y muchos otros. Entre los que se pusieron en cuarentena se encontraban pilotos de aviones y helicópteros.

Confinarse para ver a Putin

Vladimir Putin en un escenario.

Getty Images
Antes de que Putin asista a actos públicos se toman numerosas medidas para minimizar el riesgo de que se contagie.

El 75º aniversario de la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial debería haber sido una celebración importante en Rusia.

El recuerdo de esa guerra y el papel de Rusia en la derrota del nazismo son partes clave de la narrativa patriótica del gobierno de Putin. La celebración habría tenido lugar en la Plaza Roja el 9 de mayo, el Día de la Victoria de Rusia.

En lugar de ello, la conmemoración se trasladó al 24 de junio de 2020 y se realizó en una escala mucho menor, aunque todavía incluía un desfile militar. Los veteranos de guerra y las celebridades estrecharon la mano del presidente Putin y recibieron premios para conmemorar el aniversario.

Bloomberg informó que antes de reunirse cara a cara con el presidente, más de 200 personas, incluidos 80 veteranos de guerra de entre 80 y 90 años, tuvieron que ponerse en confinamiento durante dos semanas.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, confirmó antes del desfile de junio que “un grupo de veteranos” estaba en cuarentena “en excelentes condiciones”, aunque destacó que esto se hacía como precaución por su bien.

El presidente Putin colocando flores sobre una tumba.

Kremlin.ru
Detrás de las apariciones de Putin en público hay toda una operación para asegurar que no corre riesgo de infectarse con el coronavirus.

Las agencias de noticias estatales rusas TASS y RIA-Novosti publicaron historias idénticas, describiendo cómo “uno de los hoteles de Moscú” había sido equipado para la cuarentena de unos 20 periodistas.

Se quedaron en habitaciones individuales, dejándolas solo mientras las limpiaban. No podían hablar entre ellos cara a cara y solo podían comunicarse virtualmente.

No se les permitió fumar ni beber alcohol. Los paquetes y las encomiendas que recibían de fuera del hotel de cuarentena solamente les eran entregados después de ser inspeccionados y desinfectados.

Los reporteros que se encontraban en aislamiento eran alimentados tres veces al día, dejando sus comidas y bebidas fuera de sus habitaciones, junto con cubiertos desechables. Cualquiera que entrara en contacto con ellos usaba trajes de protección personal completos.

También hubo informes sobre funcionarios del gobierno regional que se aislaron antes de las visitas del presidente Putin. Por ejemplo, en la ciudad de Sarov, en la región de Nizhny Nóvgorod, las autoridades locales asignaron US$13.000 para medidas “destinadas a prevenir la propagación de la infección por coronavirus durante la visita del presidente de la Federación de Rusia”.

El servicio ruso de la BBC se enteró de que alrededor de 20 miembros del personal de la administración local de Sarov estaban aislados en una pensión para veteranos de guerra. Los gastos de su estancia incluyeron camas de madera “de nogal”, juegos de ropa de cama, plancha y cuatro cajas fuertes de seguridad.

La BBC le preguntó al portavoz del Kremlin sobre las precauciones amplias y de larga escala tomadas para proteger al presidente Putin y si, en su conocimiento, otros países tenían prácticas similares en vigor. Dmitry Peskov declinó hacer comentarios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8fj-C_xCda8&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.