¿Cuándo comienza la carrera por el petróleo mexicano?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cuándo comienza la carrera por el petróleo mexicano?

Con la aprobación de la reforma energética en México, las multinacionales se preparan para desembarcar. El gobierno confía en una bonanza de capital extranjero, pero otros advierten que hay que cortejar más a los inversores.
12 de febrero, 2014
Comparte
Protesta contra la reforma energética frente al Congreso de Jalisco, en una imagen de archivo. //Foto: Cuartoscuro

Protesta contra la reforma energética frente al Congreso de Jalisco, en una imagen de archivo. //Foto: Cuartoscuro

Para el petróleo mexicano, tres artículos hacen un mundo de diferencia.

Con la recién aprobada reforma energética mexicana, se modificaron tres apartes de la Constitución del país que prohibían la inversión extranjera en ese sector. Y se desplomó así un dique que por siete décadas mantuvo a raya a las multinacionales de los hidrocarburos en esa nación. Por eso, desde Houston y otros centros globales de la industria del petróleo, los capitales foráneos se preparan para entrar al país.

Los opositores a la medida, aprobada en diciembre de 2013, alegan que se está haciendo a un lado una tradición de nacionalismo para entregar a extranjeros su recurso natural más preciado. Los defensores, en cambio, insisten que la reforma significará cerca de US $15 mil millones anuales en inversión y una nueva época dorada para el petróleo mexicano.

Pero en Estados Unidos, la pregunta del millón de dólares es qué tan rápido descenderán sobre México los capitales que buscarán rentarse del cambio constitucional más profundo de la economía mexicana en décadas. Por qué mientras en México se discute si se concedió demasiado al capital internacional, en Houston y Nueva York se preguntan si lo ofrecido será suficiente.

Lea también: La reforma de la que nadie quiere hablar en México

Industria estancada

En Houston, la capital mundial de los hidrocarburos, los inversores están en la línea de partida.

“La gran variedad de oportunidades que existen harán que empresas de todo tipo y tamaño se interesen en México”, le dice a BBC Mundo Pablo Medina, analista de la consultora energética Wood Mackenzie, basada en Houston.

Solo esperan a que en Ciudad de México se expidan en los próximos meses las leyes complementarias y se anuncie por el gobierno la convocatoria a las subastas de campos petroleros con las que esperan se concrete esta bonanza energética anunciada. El banco estadounidense JP Morgan Chase estimó en noviembre pasado que la reforma hará que lleguen más de US$1.000 millones mensuales en inversión a la economía de México.

La primera ronda de subastas de campos, dice Medina, podría ocurrir en 2015, y no solo es dinero estadounidense el que está interesado. El analista estima que empresas estatales de Asia también podrían dirigir recursos hacia México de darse las condiciones apropiadas.

Inyección de dinero

La inyección de dinero llegaría en un buen momento. La industria petrolera mexicana, en manos del monopolio estatal de Pemex, ha perdido terreno, pues son muchos los que creen que la entidad no tiene los recursos financieros ni técnicos para mantener una industria petrolera de talla mundial.

Señalan que en la última década México ha venido produciendo y exportando menos petróleo, e importando cada vez más gas natural. Eso mientras al otro lado de la frontera, Estados Unidos experimenta un explosivo crecimiento de su producción, especialmente por cuenta de los depósitos del gas esquisto, aprovechados mediante el complejo y polémico procedimiento del “fracking”.

Por eso, hay quienes apuestan que la reforma se sentirá primero en el norte mexicano. Estados Unidos ya obtiene cerca de un millón de barriles diarios en el enorme yacimiento de Eagle Ford en Texas, al borde de la frontera y muchos creen que la explotación de ese yacimiento de petróleo y gas natural se extenderá al lado mexicano, una vez los inversores extranjeros traigan el capital y la tecnología necesarios.

Otros creen que la presencia de los capitales extranjeros se sentirá en una actividad más intensa de exploración en las áreas submarinas de México, nuevamente gracias a la llegada de la tecnología extranjera en pozos de aguas profundas. Y que yacimientos convencionales como el de Chicontepec en Veracruz, también tendrán un segundo aire.

Lea también: el petróleo: una cuestión de identidad para los mexicanos

Los inconvenientes

Pese a esta euforia aparente, todos los analistas consultados por BBC Mundo coinciden en advertir que la anunciada bonanza de inversión extranjera todavía podría empantanarse. “El diablo está en los detalles”, le advierte a BBC Mundo Tim Samples, profesor de la Universidad de Georgia y experto en el marco regulatorio del petróleo mexicano. Pues si bien la constitución se cambió, en los próximos tres meses se espera la aprobación de leyes complementarias que definan los términos exactos en que deben competir los extranjeros que quieran explotar petróleo en México.

“Lo más importante es dar términos fiscales que sean atractivos cuando se les compara globalmente. El capital bien pudiese irse a cualquier otra parte del mundo de ser los términos más estrictos que lo que se tiene globalmente”, la asegura Medina a BBC Mundo.

Tampoco creen que la reforma producirá resultados de un momento para otro. Pemex ha dicho que los primeros proyectos podrían estar en curso este mismo año, pero Samples le dice a BBC Mundo que el impacto se sentirá con más fuerza en cinco a diez años, “eso asumiendo que los precios internacionales de energía sigan robustos” y la legislación complementaria sea la que los inversores esperan.

Luego está el espinoso asunto de la seguridad. La explotación de muchos de los yacimientos requerirían operaciones de extranjeros en zonas afectadas por la narcoviolencia de los últimos años.

Pemex seguirá dominando

Y finalmente, la viabilidad política futura de la reforma. Es imposible ignorar que la propiedad estatal del petróleo fue uno de los pilares de la cultura política de México, uno de los grandes orgullos de la Revolución. Muchos lo extrañarán, y advierten que el nacionalismo energético podría ser uno de los temas grandes de las próximas elecciones.

Ante eso, los analistas consultados creen que el capital extranjero no dominará a la industria ni ahora ni en el futuro. Pemex, aseguran, mantendrá un papel preponderante en el petróleo mexicano.

“Pemex se mantendrá dominante en áreas en las que tiene ventaja, como la exploración en aguas poco profundas”, dice Tim Samples, de la Universidad de Georgia. Pero para el experto, en otras zonas de la industria, como en las aguas profundas y en los depósitos no convencionales, las empresas extranjeras ocuparán un nicho importante.

Cooperación energética

Shannon O’Neill, experta en relaciones con México del Council on Foreign Relations, una organización no gubernamental basada en Nueva York, cree que el impacto más rápido de la reforma no se sentirá en la explotación de los hidrocarburos, sino en su transporte. “Es posible que veamos nuevos oleoductos y gasoductos entre México y Estados Unidos”, transportando principalmente gas natural estadounidense a México, donde la demanda está en franco aumento.

La investigadora le dice a BBC Mundo que esa inversión y complementación en el área energética podría tener un impacto positivo en las relaciones políticas entre las dos naciones.

Entre tanto, sin embargo, muchas cosas tienen que pasar todavía para que la bonanza petrolera mexicana se haga realidad. Mientras políticos opositores mexicanos denuncian que la reforma le está poniendo condiciones demasiado favorables a los extranjeros, en Estados Unidos muchos advierten que podrían no ser suficientemente atractivas.

Shannon O’Neill le dice a BBC Mundo que en este sentido la reciente experiencia brasileña es aleccionadora. “Brasil encontró reservas enormes de petróleo, pero la inversión ha sido muy lenta porque las reglas no han sido muy atractivas para muchos inversores”.

Y si eso pasa en México el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto podría terminar en un sitio bastante incómodo, habiendo asumido el costo político de autorizar la inversión extranjera, y sin que el país reciba todos los anunciados beneficios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Giorgia Meloni, la controvertida política de extrema derecha en curso de convertirse en la primera mujer en gobernar Italia

Su partido, Hermanos de Italia, tiene sus raíces políticas en el Movimiento Social Italiano (MSI), que surgió de las cenizas del fascismo de Mussolini.
25 de septiembre, 2022
Comparte
Giorgia Meloni

Reuters
Giorgia Meloni tiene 45 años.

Durante 40 años, Anna Maria Tortora ha vendido sus tomates maduros y pepinos frescos a clientes fieles en su puesto del mercado de Roma. No se dio cuenta de que la joven que solía hacer cola de la mano de su abuelo ahora estaría en camino de convertirse en la próxima primera ministra de Italia.

“Era una persona maravillosa”, recuerda, “y enamorado de su nieta”.

Con esa niña, Giorgia Meloni, que llevó a su partido al primer lugar en las elecciones de este domingo, Anna Maria se enorgullece.

“¡La crié con mis frijoles! Comió bien y creció bien”.

El mercado está en Garbatella, un barrio obrero del sur de Roma y tradicionalmente un bastión de la izquierda, un lugar incongruente para escuchar esto de una política que se podría convertir en la primera líder de extrema derecha de Italia desde Benito Mussolini.

Una vez que se confirmen los resultados de las elecciones anticipadas de Italia, el presidente del país, Sergio Mattarella, consultará a los líderes del partido para determinar quién puede liderar un gobierno estable.

Meloni, como favorita, argumentará que es la primera opción.

“Ella no es representativa de esta zona, que históricamente es roja”, dice Marta, una compradora que empuja su cochecito entre los puestos de verduras.

Su anciana madre, Luciana, me dice que la perspectiva le asusta. “Soy profundamente antifascista”, añade. “Si ella entra, será un período muy feo”.

La etiqueta de fascista es algo que Giorgia Meloni rechaza con vehemencia. Hablando en inglés, español y francés en un video reciente, insistió en que había consignado la ideología a la historia.

Problemas de la historia

Pero la historia es parte del problema en un país que no tuvo equivalente a la desnazificación de Alemania después de la guerra, lo que permitió que los partidos fascistas se reformaran.

Fundado en 2012, Hermanos de Italia tiene sus raíces políticas en el Movimiento Social Italiano (MSI), que surgió de las cenizas del fascismo de Mussolini.

El partido mantiene el logotipo de los partidos de extrema derecha de la posguerra: la llama tricolor, a menudo percibida como el fuego que arde en la tumba de Mussolini.

“Giorgia Meloni no quiere dejar caer el símbolo porque es la identidad de la que no puede escapar; es su juventud”, dice Gianluca Passarelli, profesor de ciencias políticas en la Universidad Sapienza de Roma.

“Su partido no es fascista”, explica.

- Anna Maria

BBC
Anna Maria conoció a Meloni cuando era niña.

“El fascismo significa obtener el poder y destruir el sistema. Ella no hará eso y no podría. Pero hay alas en el partido vinculadas al movimiento neofascista. Ella siempre ha jugado de alguna manera en el medio”, agrega.

Camino hacia la política

Aunque ahora trata de proyectar una imagen más suave, la juventud de Meloni está anclada en la derecha dura, y entre comienzos humildes: clave de su imagen de mujer del pueblo.

Nacida en Roma en 1977, tenía solo un año cuando su padre, Francesco, abandonó a la familia y se mudó a las Islas Canarias.

Francesco era de izquierda, su madre Anna era de derecha, lo que provocó especulaciones de que su trayectoria política estuvo motivada en parte por el deseo de vengarse de su padre ausente.

La familia se traslada entonces a Garbatella, cerca de sus abuelos.

Allí, a los 15 años, Meloni se unió al Frente Juvenil, el ala juvenil del MSI neofascista, y luego se convirtió en presidenta de la rama estudiantil del sucesor del movimiento, Alianza Nacional.

Giorgia Meloni,

Getty Images
Giorgia Meloni iespera formar un gobierno de extrema derecha con Silvio Berlusconi (C) y Matteo Salvini

Marco Marsilio estaba celebrando una reunión en la oficina de MSI en Garbatella cuando Giorgia Meloni llamó a su puerta en 1992.

Diez años mayor que él, se convirtió en un amigo cercano y aliado político y hoy es presidente de la región de Abruzzo.

“Aquí estaba esta chica esbelta, pero siempre muy seria y decidida”, dice. “Te fijarías en ella porque en las reuniones de estudiantes, detendría a cualquiera que le quitara el micrófono”.

A lo largo de los años, compartieron vacaciones familiares, debates y reuniones sociales, y él la ha visto crecer en seguridad en sí misma.

“Ella tenía sus inseguridades en ese entonces”, dice Marsilio, “pero tal vez eso fue una fortaleza porque la hizo leer un expediente más, en lugar de menos, antes de abordar un problema”.

Carrera política

En 2008, a los 31 años, Giorgia Meloni se convirtió en la ministra más joven de Italia, designada para la cartera de Juventud y Deporte por Silvio Berlusconi.

Después de formar su propio partido en 2012, obtuvo solo el 4% de los votos en las últimas elecciones de 2018.

Ahora, como el único partido importante que se ha mantenido fuera del gobierno de coalición de unidad nacional de Mario Draghi, se prevé que los Hermanos de Italia obtengan entre el 22 y el 26 % de los votos.

Su alianza de derecha con Silvio Berlusconi y el partido de extrema derecha Liga del exministro del Interior Matteo Salvini fijó una mayoría parlamentaria.

Women walk passed a 'Meloni' campaign sign in Garbatella

BBC
A campaign poster for Giorgia Meloni in Garbatella, Rome

Pero aunque ha tratado de tranquilizar a los aliados occidentales de Italia, por ejemplo, apoyando firmemente la línea pro-ucraniana del gobierno de Draghi, sus políticas sociales conservadoras de línea dura están preocupando a muchos.

“¡Sí a la familia natural, no a los grupos de presión LGBT!”, dijo en un mitin reciente del partido Vox de extrema derecha de España.

Meloni ha pedido un bloqueo naval de Libia para detener los barcos de inmigrantes.

“Meloni no es un peligro para la democracia, sino un peligro para la Unión Europea”, dice el profesor Passarelli, quien la pone en el mismo molde que los líderes nacionalistas en Hungría y Francia.

“Está del mismo lado que Marine Le Pen o Viktor Orban. Y quiere una ‘Europa de las naciones’, para que todos estén básicamente solos. Italia podría convertirse en el caballo de Troya de Putin para socavar la solidaridad, por lo que le permitiría seguir debilitando a Europa.”

Otras controversias

En su intento de convertirse en la primera mujer en ser primera ministra de Italia, ha afirmado su identidad femenina, pero, según cree Passarelli, de una manera política y machista.

“El dominio de la familia italiana es la ‘mamma’. Ella es la figura machista que controla la cocina. Meloni lo usa inteligentemente porque va directamente al núcleo de nuestro sistema”, dice.

Para sus aliados, la mujer representaría el cambio político radical que necesita Italia, dado su largo estancamiento económico y por ser una sociedad vista como una gerontocracia.

“Me siento genial, como un padre que lleva a su hija al altar”, dice Marco Marsilio.

“No habríamos fundado el partido a menos que pensáramos que ella tenía el potencial para esto”, agrega.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.