Diputados condenan desempeño de CNDH y gobierno de Yucatán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Diputados condenan desempeño de CNDH y gobierno de Yucatán

Los legisladores federales Ricardo Mejía y Ricardo Monreal demandaron, a través de un punto de acuerdo, el inmediato esclarecimiento de la muerte de Felipe Castillo Tzec, un adolescente al que la Fiscalía estatal calificó como víctima de suicidio, mediante una autopsia falsificada.
Por Paris Martínez
25 de febrero, 2014
Comparte
Las marcas de golpes en el cuerpo de José Felipe Castillo no quedaron inscritas en la autopsia elaborada por las autoridades yucatecas en 2011.

Las marcas de golpes en el cuerpo de José Felipe Castillo no quedaron inscritas en la autopsia elaborada por las autoridades yucatecas en 2011.

A más de cinco meses de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitiera su recomendación 34/2013, por las anomalías cometidas por autoridades de Yucatán al investigar la muerte de Felipe Castillo Tzec –un adolescente al que la Fiscalía estatal calificó como víctima de suicidio, mediante una autopsia falsificada–, los legisladores federales Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila demandaron, a través de un punto de acuerdo presentado en la Cámara de Diputados, el inmediato esclarecimiento de esta muerte y el procesamiento, penal y administrativo, de todos los funcionarios implicados en las irregularidades detectadas.

En su punto de acuerdo, que fue turnado a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, para su análisis, los legisladores destacaron que “aunque el gobierno de Yucatán aceptó la recomendación emitida (en septiembre de 2013), no se cumplió ninguna de las interpelaciones que la CNDH hizo“, por lo cual, exigieron al gobernador Rolando Zapata Bello acatar de forma “urgente” los señalamientos formulados por el ombudsman nacional hace más de cinco meses, y que permanecen sin atención aún cuando eran de cumplimiento inmediato.

Asimismo, los legisladores promoventes (del partido Movimiento Ciudadano) criticaron la actitud omisa mostrada por la CNDH, ante el incumplimiento de su recomendación 34/2013, lo cual “demuestra, una vez más, las fallas que persisten en la CNDH para dar seguimiento a las recomendaciones que la dependencia emite.”

Entre las irregularidades cometidas por la Fiscalía General de Yucatán en este caso se encuentran, por ejemplo, la presentación de una autopsia firmada por un supuesto médico forense que, en realidad, nunca ha formado parte de la dependencia (tal como consta en documentos firmados por su director de Administración), dictamen mediante el cual se ocultaron diversas lesiones presentes en el cuerpo del menor y que, según sus familiares, son prueba de que Felipe Castillo Tzec falleció de forma violenta, y no por cuenta propia, como afirman las autoridades.

Estas lesiones omitidas en la autopsia, sin embargo, sí fueron registradas en el peritaje fotográfico realizado durante el levantamiento del cadáver.

Además, la CNDH constató que diversas evidencias han sido robadas del expediente integrado por la Fiscalía de Yucatán, así como que existen dos legajos judiciales que se contradicen mutuamente y, de hecho, el ombudsman determinó que durante el primer año transcurrido desde el fallecimiento, las autoridades de ese estado no realizaron ninguna acción real, tendiente al esclarecimiento de los hechos, lo cual derivó en el desvanecimiento de diversas pruebas.

El expediente de queja que dio origen a la recomendación 34/2013, también establece que la Fiscalía recabó, informalmente, testimonios de personas cercanas a la víctima, quienes reconocieron haber estado en el lugar donde el joven Felipe fue hallado muerto, horas antes de que los hechos se consumaran, a pesar de lo cual las autoridades de Yucatán nunca citaron a estas personas para que rindieran su declaración oficial, aún cuando los familiares del adolescente los señalaban como presuntos responsables de su muerte.

La autopsia, segunda parte…

En agosto de 2013, un mes antes de que fuera emitida la recomendación 34/2013, la Fiscalía de Yucatán realizó una segunda autopsia al cuerpo del joven Felipe Castillo, cuyos resultados refrendaron los de la primera necropsia practicada en 2011, por el doctor Fernando Martínez García, y que atribuían la muerte a la asfixia por ahorcamiento.

Sin embargo, dos meses después, en octubre, la misma Fiscalía yucateca dirigió un documento a la CNDH, en el que reconoce que en sus registros de personal no existe nadie con el nombre Fernando Martínez García, en cuyas supuestas evaluaciones se sustenta la hipótesis del suicidio.

Para buscar una explicación en torno a esta irregularidad, Animal Político entrevistó el pasado 14 de febrero al licenciado Ernesto Herrera Novelo, consejero jurídico del gobernador Rolando Zapata Bello, quien, no obstante, intentó deslindar de toda responsabilidad al mandatario, primero,, y luego a su administración entera.

–¿Cómo debe leerse el hecho de que refrenden una autopsia que, de origen, fue realizada por alguien a quien no reconocen? –se preguntó al funcionario.

–La realidad es que los trabajos y los registros hablan por sí mismos, yo no podría entrar a decir nada relacionado con eso, porque la documentación proviene de la Fiscalía (General de Yucatán), no proviene de los récords de la Consejería Jurídica, y mucho menos del gobernador. Además, estos hechos son de 2011 (cuando Yucatán era gobernado por la también priista Ivonne Ortega), y esta administración entró en octubre de 2012.

–Sin embargo –se insistió–, la Fiscalía General de Yucatán forma parte del poder Ejecutivo, que es encabezado por el gobernador Rolando Zapata, ¿no es así?

– Sí –reconoció el consejero jurídico–, pero son una entidad que tiene sus registros, su manera de operar (…) Esta valoración (sobre la inexistencia del médico que firmó la primera autopsia) le corresponderá a la Comisión Nacional de Derechos Humanos dictaminarla, en base al proceso de cumplimiento que estamos dando, si existe alguna observación, con gusto la vamos a atender, hasta el momento no la ha habido, nos han pedido más información en ese sentido.

Herrera Novelo aseguró que, para el gobierno de Yucatán, la recomendación 34/2013 está cumplida en un 80%, e insistió en que, hasta la fecha, la averiguación previa no se ha cerrado, “se están realizando periciales, prácticas y visitas de campo que, por su misma naturaleza, no tienen un plazo de vencimiento establecido, como por ejemplo, la ubicación de personas, recabar testimonios de personas que estamos buscando (…) y si no las encuentro, ¿cómo cumplo con la obligación de que los testigos rindan sus declaraciones?”.

De hecho, destacó, “se están haciendo todas las pruebas que Derechos Humanos nos está recomendando, y tan es así, que la primera fiscalía o procuraduría que obtiene una certificación en cumplimiento de derechos humanos es la de Yucatán, y eso ocurrió en enero”.

Cabe destacar que esta afirmación fue desmentida por Marat Pérez Montiel, segundo visitador de la CNDH, quien el pasado 18 de febrero aclaró, en entrevista de radio con Carmen Aristegui, que la certificación otorgada a la Fiscalía de Yucatán no fue por ser la primera en cumplir derechos humanos, sino, únicamente, “fue por cursos que se tomaron” en materia de prevención de violaciones, “no es (una certificación) sobre el funcionamiento de la fiscalía, sino sobre cursos realizados”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.