Ella es la niña pianista que debutó en Bellas Artes (video)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ella es la niña pianista que debutó en Bellas Artes (video)

Con Daniela Liebman hay un constante movimiento entre sus condiciones de niña y adulta. Checa la conversación que Animal Político tuvo con ella, antes de que debutara este sábado en el Palacio de Bellas Artes.
Por Francesc Messeguer
1 de febrero, 2014
Comparte

Foto: Cuartoscuro

Daniela Liebman, la pianista mexicana de 11 años, hizo su debut en el Palacio de Bellas Artes este sábado 1 de febrero, en un concierto que agotó todas sus entradas y ante un público que la ovacionó de pie en constantes ocasiones.

Debido al lleno total, en la explanada del Palacio de Bellas Artes fue instalada una pantalla y fueron acomodadas sillas para que las personas que no alcanzaron boleto o que quisieran observar a la tapatía interpretar el Concierto para piano y orquesta número 8 en Do Mayor de Wolfgang Amadeus Mozart, pudieran hacerlo. El concierto también fue transmitido en vivo por el Centro Nacional de las Artes y en el Parque La Piedra Lisa de Colima.

Musica_Daniela_Liebman-4

Foto: Cuartoscuro

La dirección del concierto estuvo a cargo del ucraniano y naturalizado mexicano, Anatoly Zatin, quien es director del Instituo de Bellas Artes de Colima y maestro de Daniela desde que ella tiene 7 años. Por poco más de una hora, Zatin condujo a la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, que interpretó el Preludio a  Apollo et Hyacinthus de Mozart y la Sinfonía conocida como La casa de diablo de Luigi Boccherini.

Una vez terminado el programa original y como parte del encore, Daniela salió en cuatro ocasiones a tocar piezas de Franz Liszt, Fréderic Chopin y Moritz Moszkowski, debido a que la gente no dejaba de aplaudir.

En octubre de 2013, Daniela Liebman debutó en el Carnegie Hall de la Ciudad de Nueva York. El acto fue catalogado por la prensa como “espectacular”.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

¿Pero quién es Daniela Liebman?

Animal Político te presenta la conversación que tuvimos con ella:

-¿Te puedes parar por allá para que te tome una foto? -le preguntó un reportero a Daniela Liebman, después de su último ensayo en el Centro Cultural del Bosque antes del debut que le espera en el Palacio de Bellas Artes este sábado 1 de febrero a las 12:00 horas.

-Sí… -contesta Daniela, quien comienza a bailar de nerviosismo e  indecisión ante la pregunta que le acaban de hacer. -Sólo déjame le aviso a mis papás en dónde voy a estar.

Daniela Liebman (2002) es una pianista originaria de Guadalajara, hija de madre mexicana y de padre norteamericano, que en los últimos cuatro años ha conquistado cualquier escenario que se le ha puesto enfrente. Como el Teatro Degollado en su ciudad natal o el Carnegie Hall en Nueva York, este sábado 1 de febrero, bajo la dirección de su maestro el compositor Anatoly Zatin, el Palacio de Bellas Artes se agregará a la lista de recintos en los que Daniela se ha presentado, en un concierto que agotó todos sus boletos disponibles y que ha obligado la colocación de pantallas en la explanada del Palacio.

Sus logros se reflejan en la complejidad de su repertorio: ha interpretado a Mozart, a Boccherini (a quienes regresa para el concierto de hoy) a Shostakovich, a Liszt. Pero hay algo increíble en esta pianista tapatía: es tan sólo una niña de 11 años de edad.

-Sí, me tratan como un pequeño adulto, pero porque a lo mejor toco como uno -cuenta Daniela en entrevista con Animal Político-. Si tú tocas bien, la gente no va a ir a un concierto a ver a Daniela Liebman, sino a ver a Mozart tocado por Daniela Liebman.  Las personas no me van a ir a escuchar porque tengo 11 años y estoy tocando Liszt, sino porque quieren escuchar Liszt. No les importa si tengo 11 o 20años. Tienes que tocar como la gente piensa que debes tocar o incluso mejor que eso.

Con Daniela hay un constante movimiento entre sus condiciones de niña y adulta. Ella es capaz de sentarse enfrente de cualquier cámara y micrófono, y responder a las preguntas de decenas de reporteros. No se inmuta por el hecho de que Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) haya asistido a su último ensayo y se tome fotografías con ella. E incluso su dominio del piano es tal, que cuando el historiador le pregunta “qué es lo que se sabe de Chopin”, ella responde inmediatamente con un pasaje de una de las obras del compositor polaco.

-Para que los papás hagan lo que hicieron conmigo… le tienen que dar a sus hijos música clásica -cuenta Daniela-. Muchos papás en vez de darles un piano, compran un carro o una tele. Si tú le das a un niño a escoger entre una tele y un piano, seguramente escogerá la tele. Y en la música clásica se debe de empezar a una edad muy temprana. Yo no tengo televisión en mi cuarto. Tengo computadora pero casi no la uso. Si algún niño le gusta la música clásica o quiere empezar a tocar un instrumento, creo que los papás lo deberían apoyar y conseguirle un maestro muy bueno.

Pero en cuanto se presenta la oportunidad, se divierte y juega como cualquier niño. Mira fascinada cómo la grabadora con la que el reportero a su lado la entrevista, registra los sonidos de su piano, conforme ella toca sus teclas con mayor o menor intensidad.

Foto: Francesc Messeguer

Foto: Francesc Messeguer

Así es como Daniela llegó al piano: a través de la curiosidad que le causaba ver a su abuela tocándolo, cuando apenas tenía dos años, y de la diversión que le provocaba explorarlo y apachurrar sus teclas por cuenta propia. Y era natural que lo hiciera. Ella creció en un ambiente musical: su padre es violinista y su abuela pianista . “Siempre había música en la casa”, cuenta. Incluso desde antes de nacer, Daniela ya estaba rodeada de música: su madre se colocaba en el vientre unos audífonos especiales con música del violonchelista de origen chino, Yo-Yo Ma.

Cuando ya tenía 7 años, su padre le compró un piano eléctrico Yamaha, con el que aprendió a tocar las sonatinas de Bach, Mozart y Beethoven. Y aunque su gusto también incluye a los Beatles, de los cuales Abbey Road Let it be son sus discos favoritos, así fue como empezó su gusto por la música clásica o académica. “Hay tantos tipos de música clásica que nunca me aburro con ella”, explica.

Yo creo que empecé por Do, que es la más fácil -explica Daniela al hacer una revisión del avance que ha alcanzado en los cuatro años que lleva tocando música clásica. Si tuviera que escoger una nota ahorita, sería Fa.

La respuesta de Daniela no podría ser más curiosa: en la escala cromática existen 12 notas musicales, de las cuales Do es la primera. El cuarto intervalo o cuarta justa de Do es Fa. Es decir, si se cuentan cuatro lugares empezando por Do, el cálculo termina en Fa. Daniela lleva tocando el piano al rededor de cuatro años. Por lo que podría suceder algo similar: empezó a tocar a los siete años (la nota musical Do) y ahora tiene 11 años (la nota musical Fa).

Foto: Francesc Messeguer

Foto: Francesc Messeguer

Pero el amor que Daniela tiene por la música tiene poco que ver con curiosidades y remite a un solo deseo: quiere ser la mejor pianista en música clásica. No le interesa -al menos no ahora- componer música propia. Y para esa tarea, desde los siete años permanece bajo la tutoría del compositor y director de orquesta, Anatoly Zatin, quien conducirá el concierto de este sábado en Bellas Artes. Por ello, Daniela separa la mitad de sus semanas entre vivir en Guadalajara y estar en Colima, donde vive su maestro, quien es director del Instituto Universitario de Bellas Artes del estado.

Zatin normalmente escoge el repertorio que Daniela toca en sus presentaciones, aunque a veces ella o incluso su padre, Robert Liebman, una figura presente en todos los ensayos de su hija, seleccionan material.

Justo antes de empezar la conversación con Animal Político, el papá de Daniela, Robert Liebman, se le acerca para decirle que en un pasaje que acaba de tocar en el ensayo tiene que cuidar más el crescend(el incremento gradual de la intensidad en una pieza musical). Ella lo interrumpe apenada: “¡Papá, estoy en una entrevista!”. Y toma la grabadora que está junto a ella, para acercársela y decir, entre risas traviesas,”Perdón”.

DSC_0025

Foto: Francesc Messeguer

La aclaración de su padre es un recordatorio de que, aun con sus 11 años, Daniela ya tiene su mirada puesta en el futuro:

-Cuando sea más grande me gustaría hacer una fundación, una escuela, una universidad, a la que los niños puedan ir a aprender música clásica.A lo mejor podrían ayudar a México como yo lo estoy tratando de hacer. Y que con la música salga adelante. Me gustaría ser un ejemplo para los niños aquíCreo que mañana voy a tocar muy bien.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Dijeron que si no nos callábamos nos violarían": testimonios de manifestantes en Irán

La BBC habló con iraníes detenidos por las fuerzas de seguridad durante las protestas que se desataron en todo el país.
28 de septiembre, 2022
Comparte

“Me pusieron en el suelo y un agente me colocó una bota en la espalda. Me pateó en el estómago, me ató las manos, me levantó de los brazos y luego me empujó a una camioneta”.

Maryam, una manifestante de 51 años, describió así el momento en que las fuerzas de seguridad iraníes la detuvieron.

La mujer fue arrestada la semana pasada en el centro de Teherán, durante las protestas que se han extendido por todo Irán desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, la joven de 22 años que fue detenida por la “policía moral” en la capital iraní el 13 de septiembre por presuntamente violar las estrictas reglas del hiyab (pañuelo que cubre la cabeza).

La policía sostiene que colapsó en un centro de detención después de sufrir un ataque al corazón, pero su familia alega que los agentes le golpearon la cabeza con una porra y la golpearon contra uno de sus vehículos.

Las protestas provocadas por su muerte, encabezadas principalmente por mujeres, comenzaron con demandas para poner fin a las leyes obligatorias sobre el hiyab.

Pero ahora se han convertido en manifestaciones a nivel nacional contra los líderes de Irán y todo el establecimiento clerical.

Comandantes “despiadados”

A pesar de la interrupción generalizada de internet, se han seguido publicando en las redes sociales videos de manifestantes arrestados por las fuerzas de seguridad iraníes.

“Es peor que lo que ves en estos videos”, dijo Maryam, que no es su nombre real.

“Escuché a uno de los comandantes ordenar a sus soldados que fueran despiadados. Las mujeres agentes son (igualmente) horribles. Una de ellas me abofeteó y me llamó espía israelí y prostituta”.

La BBC ha visto videos en los que se observa a los comandantes ordenando a los agentes de la policía antidisturbios que “no se apiaden de los manifestantes y les disparen”.

La lápida de Mahsa Amini

BBC
La lápida de Mahsa Amini apareció en las redes sociales.

Otros videos verificados por la BBC parecen mostrar a las fuerzas de seguridad disparando municiones reales a los manifestantes y arrestando a los que pueden atrapar.

Según los medios estatales, más de 40 personas han muerto durante los disturbios. Los grupos de derechos humanos reportan un número mayor de muertos.

Las autoridades no han compartido el número total de personas que han sido arrestadas.

Sin embargo, el fiscal jefe de Mazandaran, una provincia al norte de Teherán, dijo que al menos 450 manifestantes fueron detenidos solo allí.

Los grupos de derechos humanos dicen que miles de manifestantes están siendo detenidos.

“Empujé a un agente de seguridad hacia atrás y traté de huir, pero muy pronto llegó una segunda persona y una tercera”, cuenta Sam, un joven manifestante de una ciudad importante. “Después de unos segundos, más de 15 agentes me golpeaban sin piedad“.

Y agregó: “Sentí el sabor de la sangre en mi boca y los golpes de una pistola eléctrica en mi cuerpo. Me pusieron en el suelo, me ataron los brazos a la espalda y amarraron mis pies con los cordones de los zapatos”.

“Uno de los soldados me dio una patada en el ojo izquierdo mientras me llevaba (al lugar) donde tenían a los demás detenidos”.

Las “valientes” jóvenes

El presidente Ebrahim Raisi se comprometió a “tratar con decisión” las protestas, que ahora se han extendido a la mayoría de las 31 provincias de Irán.

Para muchos iraníes, Raisi está asociado con las ejecuciones masivas de miles de presos políticos en la década de 1980, cuando era uno de los cuatro jueces que formaban parte de tribunales secretos que los condenaban a muerte.

“Me pusieron a mí ya los otros detenidos en el piso de un autobús uno encima del otro durante una hora y media”, señala Sam.

“Estaba pensando en el papel de Raisi en la ejecución de los presos políticos, y por un momento pensé que podrían ejecutarme“.

Raisi ha insistido en que los ejecutados en la década de 1980 fueron condenados de acuerdo con la ley iraní.

Y aunque el presidente está a cargo en última instancia de la policía antidisturbios y otras fuerzas del orden, no hay evidencia de que les haya ordenado matar a las personas involucradas en las protestas de este mes.

Las mujeres han estado al frente de las protestas

Social media
Las mujeres han estado al frente de las protestas, y muchas se quitaron el hiyab o lo quemaron.

Maryam dijo que las personas detenidas junto a ella continuaron protestando mientras eran trasladadas a una de las principales instalaciones del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI).

“Había otras chicas conmigo en la camioneta, pero eran mucho más jóvenes”, dijo. “Cuando vi lo valientes que eran, me compuse. Comenzaron a ayudarme”.

“Estaban gritando y burlándose de los oficiales. Esta generación es diferente a la mía. No tienen miedo”.

Fotos y videos verificados por la BBC mostraban a los familiares de los manifestantes arrestados haciendo fila frente a la mal reputada prisión de Evin en el norte de Teherán.

Estaban esperando conocer información sobre los detenidos o presentar documentos para asegurar su libertad bajo fianza.

Una persona le dijo a la BBC que las autoridades les habían advertido que no hicieran público el arresto de su familiar “o su situación empeoraría”.

Las familias de los manifestantes arrestados esperando frente a un centro de detención

BBC
Familias de los manifestantes arrestados esperando frente a un centro de detención para recibir información sobre sus familiares.

Pero no todos fueron trasladados a los principales centros de detención. Muchos están recluidos en pequeñas comisarías e instalaciones del CGRI, muchas de los cuales son desconocidas para el público.

“Nos trasladaron a una pequeña comisaría. No estaban preparados para recibir a tanta gente”, le contó Maryam a la BBC. “Pusieron al menos a 60 mujeres, incluyéndome a mí, en una habitación pequeña. Estábamos de pie una al lado de la otra y no podíamos sentarnos ni movernos“.

“Dijeron que no podíamos usar el baño y que si teníamos hambre podíamos comer nuestras heces”.

“Después de casi un día, cuando gritamos y protestamos dentro de la habitación, comenzaron a amenazarnos con que si no nos callábamos, nos violarían”.

“Manteniendo el ánimo alto”

Otra mujer arrestada en una de las ciudades del sur de Irán le dijo a la BBC que mujeres agentes de seguridad habían hecho amenazas de agresión sexual.

“La agente que nos estaba registrando en el centro de detención preguntó mi nombre y me llamó prostituta”, dijo Fereshteh, que no es su nombre real.

“Cuando me quejé, ella dijo que si continuaba le pediría a uno de los hermanos (guardias masculinos de la prisión) que hiciera lo que quisiera (conmigo)”.

Behzad, un manifestante que estuvo arrestado en un importante centro de detención en Teherán, señala: “Mantuvieron a más de 80 personas en una pequeña habitación. Todos estábamos furiosos y doloridos”.

Confiscaron nuestros teléfonos móviles y revisaron nuestras fotos, videos y mensajes para ver si habíamos compartido alguna noticia de la protesta. Si era así, (dijeron que) la iban a agregar a nuestros archivos”.

“A la mañana siguiente, un juez vino a recibirnos. Retiraron los cargos y liberaron a la mayoría de los adolescentes”.

“Pero con los adultos el juez hizo preguntas breves y decidió nuestro destino con base en esa breve sesión judicial”.

Behzad dijo que alrededor del 10% de las personas con las que estuvo detenido fueron liberadas sin cargos, mientras que el resto fue liberado bajo fianza.

Otro manifestante que estuvo en custodia durante dos días en Teherán le dijo a la BBC que, a pesar de las “hostilidades”, los detenidos más jóvenes habían tratado de “mantener el ánimo en alto”.

“Estuve con manifestantes menores de 25 años. Algunos tenían sangre en la cara, pero estaban sonriendo, charlando y bromeando”.

“Uno de ellos me pidió que sonriera y agregó: ‘Salimos victoriosos porque tenemos razón'”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.