La Tribu Yaqui acusa traición del gobierno federal por Acueducto Independencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La Tribu Yaqui acusa traición del gobierno federal por Acueducto Independencia

Pese a que se firmó un convenio de operación para solucionar el conflicto, la etnia denuncia que éste no se respetó pues no se contemplaron criterios técnicos para continuar con la extracción de agua
Por Tania L. Montalvo
10 de febrero, 2014
Comparte
Obras de mantenimiento en el Sistema Cutzamala. // Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Dos semanas después de que la Tribu Yaqui firmó un convenio con el gobierno federal para acabar con el conflicto que surgió en Sonora tras la construcción del Acueducto Independencia, esa etnia acusa a las autoridades de traición y de querer sustituir el daño que les provocará la obra con programas asistencialistas.

Según las autoridades tradicionales de la tribu, ocho días bastaron para que el gobierno federal y el estatal olvidaran el acuerdo firmado en la Ciudad de México el pasado 21 de enero que establecía que el agua se extraería del acueducto tras estudiar criterios técnicos, que sólo se haría cuando la capital sonorense, Hermosillo, estuviera en situación de emergencia y que se analizarían alternativas hídricas en la región.

“Para empezar, el acueducto está en operación. No se respeta que la extracción de agua para Hermosillo sea sólo en momento de emergencia, que eso ocurre en temporadas de calor, de altas temperaturas. Ahora mismo están extrayendo agua y no están en una emergencia. Seguimos en espera de estudios de afectación a la tribu y en cambio nos están llenando de propuestas de programas asistencialistas”, dijo Tomás Rojo, vocero de la Tribu Yaqui.

Tras la firma del convenio el 21 de enero, se estableció que el gobierno estatal entregaría a Conagua la operación del acueducto y que a más tardar tres días después se establecería un convenio de operación para establecer los volúmenes mínimos de abastecimiento para consumo humano, los volúmenes para la Tribu, la forma de supervisión del acueducto y los lineamientos de participación de la misma etnia para el cuidado de la cuenca del Río Yaqui.

El 23 de enero, Conagua, el gobierno de Sonora y el ayuntamiento de Hermosillo firmaron ese convenio y acordaron que el volumen mínimo garantizado para el municipio será de 30 millones de metros cúbicos anuales. La Tribu argumenta que esta decisión se tomó sin hacer el estudio de los criterios técnicos y legales que se establecieron en el documento firmado en la Secretaría de Gobernación apenas dos días antes y que a la etnia no se informó cómo fue que se determinó la entrega de esa cantidad.

Sobre estudiar alternativas hídricas, Conagua informó al gobierno de Sonora y al ayuntamiento de Hermosillo que éstas no existían y validó el uso del acueducto, lo que para la Tribu implica una violación más al acuerdo firmado el 21 de enero pasado.

Finalmente, el gobierno federal, estatal y municipal, acordaron que la vigilancia sobre las operaciones del acueducto se llevarían a cabo a través de un comité hidráulico, lo que los yaquis consideran una forma de dejarlos fuera de la supervisión adecuada de la cuenca del río.

La consulta pendiente

“El gobierno federal no cumplió con el acuerdo de Bucareli, lo que se acordó en esa mesa en Gobernación no fue respetado a cabalidad. Pero tienen que considerar que esos acuerdos de ninguna manera sustituyen el modelo de consulta que está pendiente porque ahorita ellos están operando el Acueducto Independencia sin la conclusión de la consulta”, dijo el vocero de la Tribu Yaqui.

Según Rojo, el gobierno federal está explotando el acueducto —que inició operaciones en abril pasado— y ofreciendo programas asistencialistas mientras en la tribu se lleva a cabo el proceso de consulta para saber si ellos están de acuerdo o no con la obra hidráulica.

El tema de la consulta es otro de los temas que han confrontado a la tribu con autoridades estatales y federales. En mayo pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó que se violaron los derechos de la etnia con la construcción del Acueducto Independencia, pues pese a que éste pone en riesgo sus derechos naturales, no se les tomó en cuenta.

La Corte ordenó a la Semarnat realizar una consulta a la Tribu Yaqui para que ellos indicaran si estaban a favor o en contra de la obra, tras haber recibido información clara y precisa sobre los beneficios y posibles daños a su entorno.

En diciembre un juez de distrito de Sonora sancionó a la Semarnat por no cumplir con la orden de la Suprema Corte, por lo que en el acuerdo del 21 de enero entre el gobierno del estado, el gobierno federal y autoridades tradicionales de la tribu se puso como límite tres meses para concluir la consulta.

El vocero de la Tribu Yaqui destaca que esta consulta se está realizando con la obra no sólo ya terminada, sino en operaciones y mientras el gobierno federal realiza visitas a la región para ofrecer “lo que hace más de 20 años no se veía”.

Si bien el convenio del 21 de enero firmado en Gobernación marca que las autoridades federal “garantizarán el desarrollo económico, productivo, de bienestar social, cultural, ambiental y de infraestructura básica” de la tribu, Rojo dice que “de ninguna manera eso implica la sustitución de lo que nos corresponde por derecho por programas asistencialistas”.

El 5 de febrero pasado, integrantes de la etnia yaqui escucharon de instancias como la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, propuestas para que los integrantes de la tribu se vieran beneficiados de apoyos para el campo, para madres solteras o para adultos mayores, para indemnizar el daño provocado por la obra, según confirmó la Secretaría de Gobernación.

Esta es la primera vez que en México se realiza una consulta a un pueblo indígena en respuesta al derecho a la información y participación en la construcción de obras de infraestructura que afecten sus derechos naturales y de territorio.

La Tribu Yaqui argumenta que para completar la consulta requieren información clara y precisa que ha sido solicitada al gobierno federal y estatal a través de 28 puntos que incluyen datos de impacto ambiental, antropológico y social. Según la Misión Civil de Observación de la Consulta a la Tribu Yaqui, hasta la fecha sólo se han entregado datos para satisfacer la demanda de dos puntos.

El conflicto en la región inició en enero de 2010 cuando la Tribu Yaqui se opuso al programa hídrico Sonora Sistema Integral (Sonora SI) que fue propuesto por el gobernador panista Guillermo Padres para satisfacer de agua a la ciudad de Hermosillo.

La obra central del Sistema es el Acueducto Independencia, que con 152 kilómetros de longitud trasvasa agua a Hermosillo, capital del estado, desde la presa El Novillo, que forma parte del río Yaqui.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El pedazo de hielo del tamaño de Londres que se desprendió de la Antártida

El enorme témpano se separó de la plataforma de hielo Brunt, ubicada en el mar de Weddell, al sur del océano Atlántico.
27 de febrero, 2021
Comparte

Un gran iceberg de unos 1.270 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Londres, se desprendió de la Antártida.

Este viernes, los instrumentos de detección en la superficie de la plataforma de hielo Brunt confirmaron la separación.

No muy lejos, el British Antarctic Survey (BAS), una institución de Reino Unido dedicada a la investigación de la Antártida, opera la estación Halley. Desde 2017 lo ha hecho con una capacidad reducida debido a la perspectiva inminente de un desprendimiento.

Actualmente no hay nadie en la base, por lo que no hay riesgo para la vida humana.

BAS tiene una variedad de dispositivos GPS en la plataforma Brunt que transmiten información sobre los movimientos del hielo a la sede de la agencia en Cambridge.

Los expertos inspeccionarán las imágenes satelitales de lo ocurrido cuando estén disponibles.

Querrán verificar que no aparezcan inestabilidades inesperadas en la plataforma de hielo restante donde está ubicada la estación Halley.

“Aunque la ruptura de grandes pedazos de las plataformas de hielo de la Antártida es algo completamente normal de su funcionamiento, los grandes desprendimientos como el detectado en la plataforma de hielo de Brunt el viernes siguen siendo bastante raros y emocionantes”, dijo el profesor Adrian Luckman, quien ha estado rastreando imágenes de satélite del Brunt durante las últimas semanas y predijo la ruptura.

“Con tres largas fisuras que se han estado desarrollando activamente en el sistema de la plataforma Brunt durante los últimos cinco años, todos hemos estado anticipando que algo espectacular iba a ocurrir”, dijo a la BBC.

“El tiempo dirá si este desprendimiento provocará que en los próximos días y semanas se rompan más pedazos. En la Universidad de Swansea estudiamos el desarrollo de las grietas en la plataforma de hielo porque mientras algunas conducen a grandes desprendimientos, otras no; y las razones de esto pueden explicar por qué existen las grandes plataformas de hielo “, agregó.

Borde del iceberg A68

Mario Tama/Getty Images
Aunque el nuevo iceberg es enorme, no es tan grande como el A68 (fotografiado en esta imagen) cuyo tamaña equivale a cuatro veces el de Londres.

¿Dónde exactamente se produjo la ruptura?

El desprendimiento detectado este viernes está en la plataforma de hielo Brunt, que es la protuberancia flotante de glaciares que han fluido de la tierra hacia el mar de Weddell.

En un mapa, el mar de Weddell es ese sector de la Antártida directamente al sur del océano Atlántico. El Brunt está en el lado este del mar.

Como ocurre con todas las plataformas de hielo, periódicamente de ella se desprenden icebergs. El último gran trozo que se desprendió en esta área lo hizo a principios de la década de 1970.

¿Cuán grande es el nuevo iceberg?

Se estima que mide unos 1.270 kilómetros cuadrados. Eso es grande desde cualquier punto de vista, aunque no tan grande como el iceberg A68 que se desprendió en julio de 2017 de la plataforma de hielo Larsen C, en el lado occidental del mar de Weddell.

Pero incluso con una cuarta parte del tamaño de A68 será necesario rastrear este bloque del Brunt debido al riesgo futuro que podría representar para la navegación.

El Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos le dará al nuevo desprendimiento un nombre a su debido tiempo. Dado que está en el mismo cuadrante antártico (0-90W) en el que se originó el A68, también llevará la letra “A” en su nombre. Es probable que se llame A74.

¿Es esto consecuencia del cambio climático?

No. El desprendimiento de témpanos en el borde delantero de una plataforma de hielo es un comportamiento muy natural.

La plataforma tiende a mantener el equilibrio y la expulsión de témpanos es una forma de equilibrar la acumulación de masas derivada de las nevadas y la entrada de más hielo procedente de los glaciares que se alimentan en tierra.

A diferencia de la península Antártica, al otro lado del mar de Weddell, los científicos no han detectado cambios climáticos en la región de Brunt que alterarían significativamente el proceso natural descrito anteriormente.

Además, las estimaciones sugieren que el Brunt había logrado su mayor extensión en los últimos 100 años cuando se produjo este desprendimiento. Esta ruptura hace tiempo de debía ocurrir.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI&t=20s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.