“Lo mataron por hacer periodismo”: La familia de Gregorio Jiménez responde a la justicia de Veracruz

La viuda del reportero asesinado en Veracruz rechaza la versión de las autoridades, que apuntan hacia motivos personales en el crimen y reiteran que el informador había sido amenazado de muerte por su trabajo.

“Lo mataron por hacer periodismo”: La familia de Gregorio Jiménez responde a la justicia de Veracruz
Gregorio Jiménez de la Cruz. Foto tomada de Notisur.
Gregorio Jiménez de la Cruz. Foto: Notisur.

Para la Procuraduría de Veracruz, el asesinato del reportero Gregorio Jiménez apunta a una venganza personal, pero a ‘Goyo’ dice su viuda, Carmen Hernández— lo mataron por hacer periodismo. 

“Que ahora no nos digan que fue por cuestiones de venganza personal. Yo les dije desde un principio que fue amenazado de muerte”, dijo Carmen en una conversación telefónica con Animal Político. Presuntamente, las amenazas habrían provenido de la dueña del bar “El Mamey”, donde el pasado octubre ocurrieron dos asesinatos que Gregorio investigó. La propietaria del garito, Teresa de Jesús Hernández Cruz, está hoy en calidad de presentada ante el Ministerio Público, señalada como presunta autora intelectual del asesinato; el número 15 en la entidad desde 2000 y el décimo en los tres años y dos meses que Javier Duarte de Ochoa lleva al frente del gobierno.

“Él ahora está muerto y no sé por qué quieren manchar su nombre. Era un hombre bueno. Ande usted y llame a su trabajo. Ahí le darán datos de él y de su buen comportamiento”, dijo al teléfono uno de sus familares.

Por su parte, Gina Domínguez,  vocera del Gobierno de Veracruz, aseguró que el móvil del homicidio de Gregorio fue por cuestiones de una venganza personal que tiene sus orígenes “en una relación sentimental de los hijos del periodista”.

Entrevistada por Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, la funcionaria explicó que la averiguación sigue abierta y que el móvil del asesinato tiene su origen en un incidente ocurrido hace tres meses entre Teresa de Jesús Hernández y la familia del periodista.

“La señora Teresa es vecina de la familia y uno de sus hijos tuvo relaciones sentimentales con una de las hijas de Gregorio y tenían diferencias personales muy fuertes, incluso en una ocasión llegaron a una confrontación de carácter físico en contra de una de las hijas de Gregorio, quien intervino como padre a favor de su hija, situación que ocasionó que hace tres meses Teresa lo amenazara de muerte”.

Gina Domínguez afirmó que esta es la línea de investigación más sólida y explicó que hay una confusión sobre las notas publicadas por Gregorio ya que asegura no se trata del Bar “El Mamey” sino del Bar “El Palmar”, del cual no escribió nada.

Por ese motivo, la funcionaria de Veracruz aseguró que el asesinato fue por cuestiones personales y no por el trabajo periodístico de Gregorio Jiménez.

Los diarios Notisur y Liberal del Sur donde Gregorio cubría la fuente policiaca informaron el 23 de octubre de 2013 sobre el asesinato de un hombre llamado Luis Ángel Zenteno González, tras haber recibido una golpiza en “El Mamey”, bar que se encuentra cerca del domicilio de Gregorio. Si bien las notas están firmadas por la redacción, Carmen aseguró a Animal Político que su marido había sido el autor. 

Los textos también mencionan que el testimonio de Teresa de Jesús Hernández y el de un hombre identificado como Martín X son clave para resolver el asesinato.Tras la publicación de las notas, la presunta autora intelectual habría advertido a Gregorio: “No sabes con quién te metes” y habría rematado con el amago de enviar a “amigos” suyos “para ajustar cuentas”. Lo anterior, según información que Notisur publicó el pasado miércoles, cuando Gregorio fue sacado de su casa por un grupo de hombres.

“Gregorio sólo denunció lo que ahí pasaba y las autoridades nunca clausuraron el lugar. Ahora les toca investigar lo que nosotros les dijimos desde el día en que se lo llevaron”, dijo Carmen. ‘Goyo’, añadió, “no tenía enemigos” y la dueña del bar fue muy clara en las intimidaciones a su esposo. “Ella le dijo que (la amenaza) fue por la noticia que sacó”. 

La noche del martes 11, en Coatzacoalcos, familiares que acompañaban a la viuda negaron vía telefónica que Gregorio tuviese vínculos personales con Teresa de Jesús Hernández y dijeron desconocer los motivos por los que el secretario de Gobierno de Veracruz, Erick Lagos, dijo que el asesinato del reportero había obedecido a “cuestiones familiares”.

Por la tarde en una conferencia de prensa, el procurador general de Justicia del Estado de Veracruz, Felipe Amadeo Flores, aseguró que José Luis Márquez Hernández, una de las cinco personas que han sido detenidas por el asesinato, había narrado que el secuestro había sido motivado por “una venganza personal”.

El detenido, de acuerdo con el procurador, confesó que “a raíz de una serie de discusiones con el periodista”, Teresa de Jesús Hernández Cruz contrató a un grupo de sicarios.

Según la autopsia, Gregorio fue asesinado el jueves 6 de febrero, horas después de su secuestro.

Javier Duarte calla; en las redes sociales se activan los bots

En las horas en que se difundió el asesinato de Gregorio, el gobernador Javier Duarte hizo lo que ha hecho en los otros nueve asesinatos de periodistas que han ocurrido durante sus tres años y dos meses de gestión: callar.

En la página de internet del gobierno de Veracruz no hubo pronunciamiento alguno por la muerte del informador. Tampoco en  la cuenta de Twitter del gobernador (@Javier_Duarte), ni la del gobierno estatal (@GobiernoVer). En esa última, se privilegiarion mensajes alusivos a obras de agua potable y supuestos “resultados a los veracruzanos”. 

Con efectiva coordinación con la federación, damos resultados a veracruzanos: @Javier_Duartehttp://t.co/oiRcN2aWSmpic.twitter.com/J78Pf5QhAh

— Gobierno de Veracruz (@GobiernoVer) February 11, 2014

Hacia las 17:41 horas, una hora y 45 minutos después de que la familia de Gregorio confirmara el hallazgo de los restos, un mismo mensaje fue enviado desde un centenar de cuentas de Twitter:

botsduarte

Esas cuentas de Twitter han sido identificadas como bots (usuarios automatizados) pues no sólo coinciden en la hora, el texto y la nota que citan, sino que al revisar cada una, se puede observar que todas han retuiteado mensajes de Paul Carrillo (@PaulCarrilo2), alcalde de Cancún, ciudad de donde dicen ser originarias todas las cuentas.


Con información de Omar Granados (@ogranados1)

Close
Comentarios