“Peña Nieto no tiene en su agenda a los derechos humanos”: Amnistía Internacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

“Peña Nieto no tiene en su agenda a los derechos humanos”: Amnistía Internacional

Mientras se presumen los beneficios políticos y económicos de las reformas aprobadas, los compromisos y acciones para castigar las violaciones a derechos humanos han quedado en el olvido, acusa la organización.
Por Tania L. Montalvo
18 de febrero, 2014
Comparte
Salil Shettty, secretario general de Amnistía Internacional para América Latina. //Foto: Cortesía Amnistía Internacional.

Salil Shettty, secretario general de Amnistía Internacional para América Latina. //Foto: Cortesía Amnistía Internacional.

El mensaje que el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, llevó este lunes al presidente Enrique Peña Nieto, es que a nivel nacional e internacional existe la percepción de que él es “el menos interesado en atender el tema de derechos humanos en México”.

En la reunión que duró cerca de 40 minutos, Shetty expuso que el objetivo de visitar México por primera vez es exponer la preocupación de la organización porque el tema de derechos humanos no es una prioridad en la agenda del presidente y que por ello no hay compromisos y acciones concretas en la protección a derechos humanos.

“El presidente me dijo ‘no, por supuesto que no. No hay nada más falso porque para mí los derechos humanos son una gran prioridad’, pero entonces lo que yo le dije fue que eso tiene que hacerlo visible y emprender acciones a favor de los derechos humanos en su país, porque México en el escenario internacional es defensor de derechos humanos pero cuando se refiere a cuestiones internas en los últimos cinco a siete años ha tenido un retroceso y en este último año de este nuevo gobierno el país también se ha ido en la dirección opuesta”, relató Shetty en entrevista con Animal Político horas después de su reunión con Peña Nieto.

Para este economista —que es secretario general de Amnistía Internacional desde julio de 2010— la clave para que México logre avanzar en el respeto a derechos humanos es acabar con la impunidad.

“México necesita un sistema de justicia penal que ponga fin a la tortura y a la impunidad, una estrategia de seguridad pública que respete los derechos humanos y que castigue a quienes los violaron; eso actualmente no existe y el presidente lo sabe. Al menos no cayó en negación, pero siempre dijo ‘estamos trabajando en ello’”.

El investigador de Amnistía Internacional para México, Rupert Knox, dice que la respuesta que recibieron este lunes de Peña Nieto es “una frustración”.

“Es una frustración porque se ha adoptado un discurso más o menos general a favor de los derechos humanos pero el problema es que no se ha convertido en acciones concretas. Lo que se supone son avances se ha quedado a nivel administrativo, que pueden ser políticas buenas o malas pero sabemos que si realmente no hay apoyo directo, enfático de parte del poder presidencial esas políticas van a quedar marginadas dentro de las prioridades de cualquier gobierno y esa falta de prioridad ha sido más evidente hasta ahora”.

Knox, que acompaña al secretario general por México, dice que el objetivo de esta visita —que inició el pasado 15 de febrero y concluye este martes— es lograr que el presidente acepte que para que haya una transformación en materia de derechos humanos en el país tiene que “haber un capital político, un apoyo político desde el Ejecutivo que actualmente no existe”.

Aunque entregaron al gobierno federal un memorándum con diversas recomendaciones para mejorar la política a favor de derechos humanos, Shetty se ha enfocado en tres temas en donde observa “preocupantes” violaciones: migración, desaparecidos y ataques a periodistas y defensores de derechos humanos.

“Si hay ataques por hablar de violaciones, no hay libertad de prensa”

Salil Shetty dice que en México hay “un caso tras otro” de periodistas y defensores de derechos humanos que son atacados por su labor.

—¿Hay libertad de prensa en México?— se le pregunta durante la entrevista.

El secretario general responde que es una pregunta complicada, pero que basta decir que “cuando un periodista empieza a hablar sobre violaciones a derechos humanos y entonces es atacado, de ninguna forma hay libertad de prensa”.

El 11 de febrero pasado, el periodista de Veracruz, Gregorio Jiménez, fue encontrado muerto, seis días después de que se reportó su desaparición tras ser secuestrado por un grupo armado. El reportero había informado sobre el uso de un bar como casa de seguridad para el plagio de migrantes centroamericanos.

“El presidente dice ‘necesitamos hacer más pero avanzamos’ aunque los hechos muestran que sí se necesita que el discurso oficial, las declaraciones macro se reflejen en lo que ocurre en la vida real y que los avances de los que habla sirvan para proteger a la gente, para frenar esas violaciones a derechos humanos”, insistió Shetty.

El otro tema que el secretario general de Amnistía Internacional mencionó a Peña Nieto es que el gobierno mexicano “viola los derechos de los migrantes que pasan por el país, los criminaliza, los ataca”.

Este economista asegura que actualmente no se está protegiendo la vida en territorio mexicano pues quienes cruzan el país para intentar llegar a Estados Unidos son violentados con el apoyo de la policía y las fuerzas de seguridad.

“No es que el gobierno no sepa qué hacer, ellos saben que tienen la obligación de frenar esta violencia que se comete en su territorio contra migrantes. La cuestión es que hay que pasar de la palabra a la acción”.

En el caso de los desaparecidos, Shetty dijo que la base de datos del gobierno federal no es operativa y que todavía hace falta depurarla y publicar los casos de personas que son víctimas de desapariciones forzadas.

“Si pudiera quedarme con una cosa de esta reunión es que él (Peña Nieto) dijo que se adhiere a la Constitución y que los derechos humanos sí son una prioridad. Entonces le dije que es momento de que se vea, por eso vino lo interesante: Me pidió que nosotros diéramos no sólo recomendaciones si no también una lista de puntos urgentes y de reactivos con los que lo vamos a medir, a calificar el progreso en materia de derechos humanos y eso vamos hacer, le dije que vamos a medir ese desempeño, que vamos a estar vigilantes para seguir de cerca la situación crítica de los derechos humanos que existe en México”.

m2014(1) (1).pdf by http://www.animalpolitico.com

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Dijeron que si no nos callábamos nos violarían": testimonios de manifestantes en Irán

La BBC habló con iraníes detenidos por las fuerzas de seguridad durante las protestas que se desataron en todo el país.
28 de septiembre, 2022
Comparte

“Me pusieron en el suelo y un agente me colocó una bota en la espalda. Me pateó en el estómago, me ató las manos, me levantó de los brazos y luego me empujó a una camioneta”.

Maryam, una manifestante de 51 años, describió así el momento en que las fuerzas de seguridad iraníes la detuvieron.

La mujer fue arrestada la semana pasada en el centro de Teherán, durante las protestas que se han extendido por todo Irán desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, la joven de 22 años que fue detenida por la “policía moral” en la capital iraní el 13 de septiembre por presuntamente violar las estrictas reglas del hiyab (pañuelo que cubre la cabeza).

La policía sostiene que colapsó en un centro de detención después de sufrir un ataque al corazón, pero su familia alega que los agentes le golpearon la cabeza con una porra y la golpearon contra uno de sus vehículos.

Las protestas provocadas por su muerte, encabezadas principalmente por mujeres, comenzaron con demandas para poner fin a las leyes obligatorias sobre el hiyab.

Pero ahora se han convertido en manifestaciones a nivel nacional contra los líderes de Irán y todo el establecimiento clerical.

Comandantes “despiadados”

A pesar de la interrupción generalizada de internet, se han seguido publicando en las redes sociales videos de manifestantes arrestados por las fuerzas de seguridad iraníes.

“Es peor que lo que ves en estos videos”, dijo Maryam, que no es su nombre real.

“Escuché a uno de los comandantes ordenar a sus soldados que fueran despiadados. Las mujeres agentes son (igualmente) horribles. Una de ellas me abofeteó y me llamó espía israelí y prostituta”.

La BBC ha visto videos en los que se observa a los comandantes ordenando a los agentes de la policía antidisturbios que “no se apiaden de los manifestantes y les disparen”.

La lápida de Mahsa Amini

BBC
La lápida de Mahsa Amini apareció en las redes sociales.

Otros videos verificados por la BBC parecen mostrar a las fuerzas de seguridad disparando municiones reales a los manifestantes y arrestando a los que pueden atrapar.

Según los medios estatales, más de 40 personas han muerto durante los disturbios. Los grupos de derechos humanos reportan un número mayor de muertos.

Las autoridades no han compartido el número total de personas que han sido arrestadas.

Sin embargo, el fiscal jefe de Mazandaran, una provincia al norte de Teherán, dijo que al menos 450 manifestantes fueron detenidos solo allí.

Los grupos de derechos humanos dicen que miles de manifestantes están siendo detenidos.

“Empujé a un agente de seguridad hacia atrás y traté de huir, pero muy pronto llegó una segunda persona y una tercera”, cuenta Sam, un joven manifestante de una ciudad importante. “Después de unos segundos, más de 15 agentes me golpeaban sin piedad“.

Y agregó: “Sentí el sabor de la sangre en mi boca y los golpes de una pistola eléctrica en mi cuerpo. Me pusieron en el suelo, me ataron los brazos a la espalda y amarraron mis pies con los cordones de los zapatos”.

“Uno de los soldados me dio una patada en el ojo izquierdo mientras me llevaba (al lugar) donde tenían a los demás detenidos”.

Las “valientes” jóvenes

El presidente Ebrahim Raisi se comprometió a “tratar con decisión” las protestas, que ahora se han extendido a la mayoría de las 31 provincias de Irán.

Para muchos iraníes, Raisi está asociado con las ejecuciones masivas de miles de presos políticos en la década de 1980, cuando era uno de los cuatro jueces que formaban parte de tribunales secretos que los condenaban a muerte.

“Me pusieron a mí ya los otros detenidos en el piso de un autobús uno encima del otro durante una hora y media”, señala Sam.

“Estaba pensando en el papel de Raisi en la ejecución de los presos políticos, y por un momento pensé que podrían ejecutarme“.

Raisi ha insistido en que los ejecutados en la década de 1980 fueron condenados de acuerdo con la ley iraní.

Y aunque el presidente está a cargo en última instancia de la policía antidisturbios y otras fuerzas del orden, no hay evidencia de que les haya ordenado matar a las personas involucradas en las protestas de este mes.

Las mujeres han estado al frente de las protestas

Social media
Las mujeres han estado al frente de las protestas, y muchas se quitaron el hiyab o lo quemaron.

Maryam dijo que las personas detenidas junto a ella continuaron protestando mientras eran trasladadas a una de las principales instalaciones del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI).

“Había otras chicas conmigo en la camioneta, pero eran mucho más jóvenes”, dijo. “Cuando vi lo valientes que eran, me compuse. Comenzaron a ayudarme”.

“Estaban gritando y burlándose de los oficiales. Esta generación es diferente a la mía. No tienen miedo”.

Fotos y videos verificados por la BBC mostraban a los familiares de los manifestantes arrestados haciendo fila frente a la mal reputada prisión de Evin en el norte de Teherán.

Estaban esperando conocer información sobre los detenidos o presentar documentos para asegurar su libertad bajo fianza.

Una persona le dijo a la BBC que las autoridades les habían advertido que no hicieran público el arresto de su familiar “o su situación empeoraría”.

Las familias de los manifestantes arrestados esperando frente a un centro de detención

BBC
Familias de los manifestantes arrestados esperando frente a un centro de detención para recibir información sobre sus familiares.

Pero no todos fueron trasladados a los principales centros de detención. Muchos están recluidos en pequeñas comisarías e instalaciones del CGRI, muchas de los cuales son desconocidas para el público.

“Nos trasladaron a una pequeña comisaría. No estaban preparados para recibir a tanta gente”, le contó Maryam a la BBC. “Pusieron al menos a 60 mujeres, incluyéndome a mí, en una habitación pequeña. Estábamos de pie una al lado de la otra y no podíamos sentarnos ni movernos“.

“Dijeron que no podíamos usar el baño y que si teníamos hambre podíamos comer nuestras heces”.

“Después de casi un día, cuando gritamos y protestamos dentro de la habitación, comenzaron a amenazarnos con que si no nos callábamos, nos violarían”.

“Manteniendo el ánimo alto”

Otra mujer arrestada en una de las ciudades del sur de Irán le dijo a la BBC que mujeres agentes de seguridad habían hecho amenazas de agresión sexual.

“La agente que nos estaba registrando en el centro de detención preguntó mi nombre y me llamó prostituta”, dijo Fereshteh, que no es su nombre real.

“Cuando me quejé, ella dijo que si continuaba le pediría a uno de los hermanos (guardias masculinos de la prisión) que hiciera lo que quisiera (conmigo)”.

Behzad, un manifestante que estuvo arrestado en un importante centro de detención en Teherán, señala: “Mantuvieron a más de 80 personas en una pequeña habitación. Todos estábamos furiosos y doloridos”.

Confiscaron nuestros teléfonos móviles y revisaron nuestras fotos, videos y mensajes para ver si habíamos compartido alguna noticia de la protesta. Si era así, (dijeron que) la iban a agregar a nuestros archivos”.

“A la mañana siguiente, un juez vino a recibirnos. Retiraron los cargos y liberaron a la mayoría de los adolescentes”.

“Pero con los adultos el juez hizo preguntas breves y decidió nuestro destino con base en esa breve sesión judicial”.

Behzad dijo que alrededor del 10% de las personas con las que estuvo detenido fueron liberadas sin cargos, mientras que el resto fue liberado bajo fianza.

Otro manifestante que estuvo en custodia durante dos días en Teherán le dijo a la BBC que, a pesar de las “hostilidades”, los detenidos más jóvenes habían tratado de “mantener el ánimo en alto”.

“Estuve con manifestantes menores de 25 años. Algunos tenían sangre en la cara, pero estaban sonriendo, charlando y bromeando”.

“Uno de ellos me pidió que sonriera y agregó: ‘Salimos victoriosos porque tenemos razón'”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.