Preguntas para entender las protestas en Venezuela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Preguntas para entender las protestas en Venezuela

En Caracas, Venezuela, tres personas murieron a tiros cuando se desató la violencia luego de una manifestación en contra del gobierno de Nicolás Maduro, el miércoles 12 de febrero. Desde entonces se han visto marchas a favor y en contra del gobierno.
17 de febrero, 2014
Comparte
Estudiantes cantan consignas contra el presidente venezolano Nicolás Maduro en una marcha en Caracas, el lunes 17 de febrero. Foto: AP.

Estudiantes cantan consignas contra el presidente venezolano Nicolás Maduro en una marcha en Caracas, el lunes 17 de febrero. Foto: AP.

El miércoles pasado, la mayoría de los manifestantes ya se habían retirado de lo que hasta entonces era una movilización pacífica cuando individuos en motocicletas abrieron fuego contra el resto de la muchedumbre.

Dos estudiantes activistas y un simpatizante del gobierno murieron en los hechos de violencia. También se registraron decenas de heridos, pero esa cifra ha aumentado a los cientos, según las agencias de noticias.

Las movilizaciones forman parte de la más reciente serie de protestas masivas contra las políticas del presidente Nicolás Maduro. BBC Mundo le explica de qué se tratan.

¿Quiénes protestan?

Lo que empezó hace poco más de una semana como una manifestación estudiantil contra la inseguridad, en varios estados del país, ha desencadenado en una serie de movilizaciones a las que se han añadido varios grupos políticos y otros sectores de la sociedad con resultados violentos.

Inicialmente, estudiantes en el estado andino de Táchira, que exigían mayores medidas de seguridad, fueron arrestados por desorden público. Este hecho generó otras protestas en ese estado y en Mérida, que resultaron en disturbios y más arrestos.

Figuras de la oposición se unieron al clamor, instando a sus simpatizantes a salir a las calles en busca de un cambio de gobierno.

Entretanto, el movimiento estudiantil convocó, para el miércoles pasado, una marcha en apoyo a sus colegas arrestados en la cuál también participaron grupos opositores.

El gobierno, por su parte, organizó su propia marcha para celebrar el Día de la Juventud, una fecha patria venezolana que conmemora una batalla de la guerra de Independencia.

Hacia el final de la tarde se presentaron enfrentamientos violentos entre simpatizantes y opositores al gobierno, cuya naturaleza es objeto de disputa.

¿Por qué protestan?

Originalmente, como menciona nuestro corresponsal, contra la inseguridad.

Sin embargo, a eso hay que añadirle inflación, escasez, incertidumbre, mercado negro y apagones los que han generado tanto malestar entre algunos sectores. Eso sin mencionar a los opositores de derecha que buscan cambiar 15 años de políticas “chavistas”, iniciadas por el fallecido mandatario Hugo Chávez, y continuadas por su sucesor, Nicolás Maduro.

Manifestantes levantan las manos para mostrar que están desarmados y que actúan de forma pacífica durante una protesta efectuada en Caracas, el domingo 16 de febrero. Foto: AP.

Manifestantes levantan las manos para mostrar que están desarmados y que actúan de forma pacífica durante una protesta efectuada en Caracas, el domingo 16 de febrero. Foto: AP.

Venezuela tiene una de las tasas de homicidio más altas del mundo. Grupos ciudadanos denuncian la impunidad con la que la delincuencia opera y apuntan un dedo acusador a las milicias armadas.

Pero el país también sufre de la más alta inflación en la región que, en 2013, llegó al 56,2%.

Productos básicos como la leche, el azúcar, medicamentos, hasta papel higiénico con frecuencia no se encuentran en las tiendas.

Desde 2003, el gobierno de Chávez impuso un control cambiario a las monedas extranjeras en un intento para frenar la fuga de capitales y mantener los precios de la canasta básica. El dólar oficial está a 6,3 bolívares pero en el dólar negro vale diez veces más y es con base en ese mercado negro que los venezolanos calculan el costo de vida.

A eso se le suman los apagones de energía que ocurren con frecuencia. Dos en la capital, Caracas, en 2013, pero muchos más en otras regiones.

¿Qué dice el gobierno?

El presidente Nicolás Maduro condenó los incidentes de la manifestación del miércoles y los atribuyó a un levantamiento “nazifascista” que buscaba un golpe de Estado.

“No habrá golpe de Estado en Venezuela, tengan la seguridad absoluta, que lo sepa el mundo”, declaró.

Maduro exhortó a la paz pero resaltó que aquellos que participaron en la violencia no quedarían impunes, al tiempo que expresó su apoyo a las investigaciones que realizará la Fiscalía General para determinar los posibles responsables.

Un día después, según señalan medios locales, el gobierno emitió una orden de arresto contra el líder opositor Leopoldo López, a quien señala de encabezar las protestas del miércoles.

Está acusado de instigación a delinquir, intimidación pública, daños a la propiedad pública y hasta homicidio intencional calificado.

López, uno de los líderes opositores de mayor proyección, fue alcalde del municipio caraqueño de Chacao -uno de los focos de la oposición- pero, en 2008, fue inhabilitado de ejercer cargos públicos.

Un manifestante enmascarado de la oposición sostiene un cartel durante una protesta en Caracas, el sábado 15 de febrero, 2014. Foto: AP.

Un manifestante enmascarado de la oposición sostiene un cartel durante una protesta en Caracas, el sábado 15 de febrero, 2014. Foto: AP.

¿Cuál es la respuesta de los opositores?

Carlos Vecchio, uno de los dirigentes del partido de López dijo que la orden de arresto “forma parte de un plan para criminalizar la protesta”.

Activistas estudiantiles coincidieron con las declaraciones de Vecchio señalando que no se puede calificar el reclamo a los cambios de “golpista”.

“Siempre que se sale a protestar por un derecho, el gobierno sale con el discurso de que ‘sufrimos un golpe de Estado’ o que ‘se está fraguando una agenda oculta para desestabilizar'”, dijo la líder estudiantil Gabriela Arellano.

Arellano aseguró que si el gobierno no quiere ver más protestas, tiene que responder a las exigencias de los estudiantes.

No obstante, a pesar del llamado a más movilizaciones por parte de la dirigencia estudiantil y otros dirigentes de la oposición, después de los disturbios del miércoles, la respuesta ha sido limitada.

Es posible que se deba a una oposición fracturada.

Henrique Capriles, excandidato presidencial y, hasta ahora, principal figura opositora, se distanció de las iniciativas de Leopoldo López y condenó la violencia.

Capriles no considera que este sea el mejor momento para movilizaciones masivas contra el gobierno y ha criticado los llamados de un ala de la oposición para exigir la salida anticipada del Gobierno del poder.

El excandidato presidencial defiende la opción por un “camino más largo” que evite situaciones que conduzcan a la violencia.

“Esta lucha es una resistencia, pero esta resistencia no crece si nos planteamos salidas que no nos llevan a nada”, manifestó.

La postura menos beligerante de Capriles ha ocasionado una caída en su popularidad, mientras que López empieza a perfilarse como el nuevo rostro de la oposición.

En los medios sociales hay constantes elogios para las protestas y los que exhortan a estas, mientras reservan duras críticas contra Capriles, algunos, inclusive, catalogándolo de traidor.

¿Cuál es la situación de los detenidos, encarcelados y heridos?

Las cifras de detenidos, liberados, recluidos y heridos varía según quién los cuenta. Los números también cambian a medida que las fuentes añaden más información o se resuelven los casos individuales.

Una joven protesta contra la censura del gobierno de Nicolás Maduro durante una marcha en Caracas, el lunes 17 de febrero, 2014. Foto: AP.

Una joven protesta contra la censura del gobierno de Nicolás Maduro durante una marcha en Caracas, el lunes 17 de febrero, 2014. Foto: AP.

Lo que no está en disputa son las tres personas que murieron el miércoles, 12 de febrero: dos estudiantes activistas y un simpatizante del gobierno de los llamados colectivos.

En cuanto a los detenidos, las cifras oficiales indican que 99 personas han sido aprehendidas hasta el domingo 16 por su supuesta participación en hechos de violencia u otros delitos en Caracas y otros estados.

La mayoría de estas personas han sido puestas en libertad tras dictárseles medidas cautelares, según el sitio de la Fiscalía, y 13 personas han sido privadas de su libertad.

Para el 13 de febrero, tras el día de mayor violencia, las autoridades colocaban el número de heridos en 66. Pero las agencias de noticias informan que esa cifra ha ascendido a los cientos.

Por otra parte, el Foro Penal Venezolano -una ONG- actualiza el número de detenidos a 155, la mayoría en Caracas, donde seis están recluidos esperando la decisión de los tribunales.

También informan de seis personas bajo arresto domiciliario en Valencia y otros tantos con régimen de presentación y prohibición de participar en más manifestaciones.

Hablan de uno más detenido en la comandancia de Guarenas y cuatro personas en los calabozos en Barinas, de los que no se tiene más información.

La ONG también menciona a 22 heridos, 14 de ellos de bala, tan solo en el estado de Lara.

Una abogada del Foro Penal Venezolano denunció al noticiero colombiano NTN24 que algunos detenidos habían sido víctimas de torturas por parte de la policía.

Afirmó que se les administró descargas eléctricas, golpes y amenazados de ser quemados tras ser rociados con gasolina.

No habido confirmación independiente de esta versión, y el gobierno no ha respondido a estas denuncias.

El contexto de la protesta

De cualquier manera que se interpreten lo hechos de la última semana, Venezuela enfrenta difíciles retos y un largo camino hacia la estabilización.

En primer lugar, el país está tan polarizado políticamente que cualquier acción que tome el gobierno no tarda en encontrar una reacción contraria de igual fuerza. El fenómeno también se da a la inversa.

La situación no contribuye a atacar el principal problema más apremiante: el pobre estado de la economía. La oposición insiste en que la culpa la tiene el manejo que le ha dado el gobierno, mientras que desde el oficialismo se habla de una “guerra económica” impulsada por los enemigos de la Revolución Bolivariana.

La alta tasa de inflación y la escasez de productos básicos no se ha podido resolver.

La Asamblea Nacional otorgó poderes especiales al presidente Maduro para decretar varias leyes que buscan aumentar el control estatal de la economía.

Entre ellas está limitar las ganancias sobre la venta de los artículos y fijar precios justos al consumidor.

Pero los críticos aseguran que estas medidas solo profundizarán más las distorsiones de la economía, creando mayor escasez y un mercado negro descontrolado.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"No es no": las mujeres iraníes que protestan contra el hiyab obligatorio

Las mujeres de Irán han protestado contra las estrictas normas del hiyab quitándose el pañuelo en público y publicando las imágenes en las redes sociales.
19 de julio, 2022
Comparte

Las mujeres en Irán han protestado en contra del hiyab obligatorio quitándose el pañuelo en público y subiendo las imágenes en las redes sociales.

“¡No al hiyab obligatorio! Hoy he conducido todo el camino hasta el trabajo sin llevar el pañuelo para decir no a las normas. Nuestro sueño es ser libres de elegir qué ponernos”, dice una mujer iraní a la cámara en un video publicado en internet.

Los activistas de derechos humanos instaron a las mujeres de todo el país a publicar videos en los que se quitaran el hiyab en público, coincidiendo con el 12 de julio, Día Nacional del Hiyab y la Castidad en el calendario oficial de Irán.

Decenas de mujeres respondieron al llamamiento, a pesar del riesgo de ser detenidas por este acto de desobediencia civil, que va en contra de las leyes del país sobre “vestimenta islámica”.

Una mujer se quita el hiyab en la calle

BBC
Algunos videos muestran a las mujeres quitándose el pañuelo de la cabeza en la calle.

Mujeres de diferentes partes del país grabaron videos de ellas mismas en parques, calles de la ciudad e incluso la playa, mostrándose sin sus hiyabs, algunas con tops de verano y pantalones cortos.

En un video compartido por miles de personas, se ve a una mujer caminando por un paseo marítimo, antes de quitarse el hiyab, dejarlo caer al suelo, y luego pisarlo y alejarse.

Ese mismo día, las autoridades organizaron multitudinarias concentraciones públicas de mujeres llevando el hiyab para celebrar su “protección islámica”.

Asimismo, la televisión estatal emitió una ceremonia de “Hiyab y castidad”, con una actuación coreografiada de mujeres con largas túnicas blancas y pañuelos verdes con los colores nacionales.

Ceremonia del hiyab

Tasnim News Agency
La ceremonia del hiyab y la castidad promovida por el Estado iraní.

Mientras tanto, en las redes sociales persas el hashtag creado para la campaña contra el hiyab -que se traduce del farsi como “No es no, esta vez no al hiyab obligatorio”- se hizo rápidamente viral, promovido por activistas, así como por algunos periodistas y figuras políticas de la oposición.

Algunas mujeres aprovecharon también esta campaña para protestar contra los hombres en el poder, a quienes consideran responsables de restringir sus libertades personales.

“¡Nos veis solo al servicio de vuestro honor, como vuestra propiedad! Nos veis como seres humanos débiles y quebradizos. Nos obligáis a cubrirnos la cabeza basándoos en vuestros complejos e inseguridades”, decía una mujer del norte de Irán en un video enviado al servicio persa de la BBC, mientras se quitaba el pañuelo delante de la cámara.

Represión

Al menos cinco mujeres que publicaron imágenes en el marco de la última campaña han sido detenidas, según BBC Persa.

Vida Movahed protesta en la calle en Irán

BBC
Vida Movahed (en la foto), icono de un movimiento de protesta similar organizado en 2018, cumplió varios meses de prisión.

En Irán se han producido varias campañas similares en los últimos años bajo hashtags como #MyStealthyFreedom (Mi libertad furtiva) y #WhiteWednesday (Mi miércoles blanco), por parte de mujeres que luchan por el derecho a elegir el uso del velo.

Sin embargo, la reciente represión de la “policía de la moral” iraní contra las mujeres acusadas de no cumplir el código de vestimenta ha hecho que los opositores a esta política pidan que se tomen medidas.

Policía de la moral

ISNA
La policía de la moral puede detener a las mujeres por no llevar el “hiyab adecuado”

Desde la revolución islámica de 1979 en Irán, las mujeres están obligadas por ley a llevar ropa modesta “islámica”. En la práctica, esto significa que las mujeres deben llevar un chador, un manto de cuerpo entero, o un pañuelo en la cabeza y un manteau (abrigo) que les cubra los brazos.

Algunos hombres iraníes también han apoyado la campaña en las redes sociales, apareciendo en videos junto a las mujeres que protestan.

Y una imagen que muestra el muro de una mezquita de Teherán grafiteado con el mensaje: “Pan, trabajo, libertad, cobertura voluntaria” fue ampliamente compartida en internet, en referencia a la crisis económica del país, así como a la ley sobre el hiyab.

Graffitti "Pan, trabajo, libertad, cobertura voluntaria"

BBC
Graffitti: “Pan, trabajo, libertad, cobertura voluntaria”.

Mientras, la máxima autoridad del poder judicial iraní, Gholamhossein Mohseni Ajeei, ha sugerido que las potencias extranjeras están detrás de la campaña, dando instrucciones a las agencias de inteligencia para encontrar las “manos detrás del velo desnudo”.

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, también ha prometido reprimir la “promoción de la corrupción organizada en la sociedad islámica”, en una referencia directa a la campaña.

Pero muchas mujeres están decididas a continuar sus protestas a pesar de las amenazas.

“Pueden arrestarnos, pero no pueden detener nuestra campaña”, dijo una mujer en un video publicado en las redes sociales.

“No tenemos nada que perder. Perdimos nuestra libertad hace años y la estamos reclamando de nuevo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.