Un juez determina que no basta con ser el padre biológico de un menor para criar a un hijo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Un juez determina que no basta con ser el padre biológico de un menor para criar a un hijo

En Sinaloa se puso fin a la petición de una mujer que abandonó a su hijo hace 12 años pero que argumentó que pese al tiempo transcurrido, como madre biológica tenía derecho a estar con él
Por Tania L. Montalvo
12 de febrero, 2014
Comparte
Reportaje_Mujer_Desaparecida-2

Foto: Cuartoscuro.

Ser el padre o madre de un menor no es un principio que garantice tener derecho a hacerse cargo de él, pues ello no implica que el niño podrá ejercer sus derechos libremente o que se respeta el interés superior de la infancia, determinó este martes 11 de febrero un juez de Distrito de Sinaloa al negar la patria potestad a una mujer.

Con esta decisión, en el Juzgado Primero de Distrito de Culiacán, Sinaloa, se sentó un precedente respecto al derecho de los padres biológicos sobre sus hijos cuando éstos se encuentran en situación de desamparo y sobre cómo sus derechos deben estar siempre subordinados al interés de los menores como establece la Convención de los Derechos del Niño.

El director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, dijo en entrevista con Animal Político que el derecho internacional a través de la Convención establece que lo más importante para que un niño o una niña se desarrolle es que lo haga en el contexto de una familia, pero este derecho no establece que sea con la familia biológica.

“En muchos momentos no hay las condiciones o por motivos varios los niños o niñas no pueden estar con su familia de origen. El principio internacional indica un concepto amplio de familia pero no necesariamente la biológica, sino alguna familia de acogida. Cuando se habla de adopción, por ejemplo, no se debe ejercer el derecho de los adultos a adoptar, sino de los niños a vivir en familia”.

El juez de distrito en Culiacán dio fin este martes al caso de una mujer con residencia en Jalisco que por voluntad propia decidió hace 12 años dejar a su hijo de cuatro meses a cargo de una tía abuela y que actualmente solicitaba la patria potestad argumentando que el menor no podría estar mejor con nadie porque ella es su madre biológica.

El caso llegó a instancias legales después de que la tía abuela rechazó entregar al niño cuando la madre se lo solicitó y porque no pudieron ponerse de acuerdo en un esquema de visitas porque unos viven en Sinaloa y ella en Jalisco.

Tras analizar el caso, el juez determinó que el argumento de que la madre biológica tiene más derecho que la tía abuela no es válido porque antes de eso debe ser tomada en cuenta la opinión del niño, según lo establecido por la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, de la que México forma parte.

Según la sentencia, el pequeño —hoy de 12 años— dijo que casi no ha convivido con su madre desde que se separaron y que con su tía abuela está bien.

El juez tomó en cuenta esta declaración para determinar que el niño vive en un “ambiente armónico y conveniente” y que “existe una integración” con la tía abuela y su entorno, en donde además de que se han desarrollado vínculos afectivos, él obtiene “los medios necesarios para su desarrollo físico y psíquico”.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que en 2012 en el país había 28 mil 107 niños, niñas y adolescentes que habían sido abandonados por sus padres biológicos. No existen cifras oficiales sobre en cuántos casos éstos intentan volverse a hacer cargo de ellos tras haberlos dejado.

El director de la Redim dijo que para tomar decisiones bajo el concepto del interés superior de la infancia se deben considerar tres principios rectores: no discriminación, que la autoridad no de un trato desigual por tratarse de un niño o niña; tomar en cuenta la participación de los niños de acuerdo a su autonomía progresiva según la edad; y garantizar su supervivencia y desarrollo, que lo que se ofrece con la sentencia sea mejor a la condición actual del menor.

A los 12 años, la Convención ya considera que un niño debe dar su opinión sobre su caso, expresar sus preocupaciones y lo que considera es mejor para su propio beneficio.

En este caso resuelto en Sinaloa, la Redim aconseja que para respetar el principio del interés superior de la infancia la medida del juez no se limite a una definición de quien tiene derecho sobre el niño y considere que el menor podría mantener un vínculo con su madre biológica aunque ella no tenga la guardia y custodia.

En ese sentido, el juez ordenó que se emita un nuevo falló para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que la madre biológica podrá ejercer su derecho de visita.

En Chihuahua, otro caso

En septiembre de 2013, Raúl Armendáriz recibió la noticia de que tras una batalla legal de nueve meses se le entregaría la custodia de su nieta, quien fue abandonada por su hija Clara el día que nació.

La historia de Clara y su hija se hizo pública cuando la recién nacida fue encontrada envuelta en una toalla en el estacionamiento de la iglesia de San Antonio de Padua el 16 de enero de 2013.

La bebé fue entregada al DIF estatal y un mes después las investigaciones llevaron a Clara, quien a punto de cumplir 19 años fue identificada como la responsable del abandono y procesada penalmente por los delitos de omisión de cuidado y violencia familiar.

La joven aceptó su responsabilidad e inició un juicio familiar para solicitar la custodia de la bebé argumentando que lo mejor para la pequeña era vivir en familia, pero las autoridades locales le negaron tener contacto con la pequeña.

Entonces, Raúl Armendáriz —padre de Clara— solicitó la custodia y patria potestad para que la bebé creciera con su familia, pero como respuesta recibió una demanda civil del DIF estatal por omisión de cuidado y violencia familiar por no saber que su hija estaba embarazada, no haber evitado el abandono de la bebé y no haberle dado los cuidados que necesitó durante su nacimiento.

Con apoyo de organizaciones civiles de la entidad, Don Raúl enfrentó el proceso argumentando que su conducta no puso en peligro a la bebé pero en cambio, las autoridades locales privaban a la pequeña del derecho a vivir en familia y crecer en un hogar.

La sentencia final del juez determinó que la bebé tenía el derecho a desarrollarse en familia, se negó la custodia a Clara, su madre biológica, pero en septiembre pasado la patria potestad se le entregó a Don Raúl, pues se consideró que él podía garantizar que la menor vivirá en un entorno favorable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El récord de casi 19 mil menores no acompañados que llegaron en un mes a la frontera de EU

Los números de migrantes que desde México y Centroamérica tratan de llegar a Estados Unidos no deja de crecer.
8 de abril, 2021
Comparte
Centro que acoge a los menores

Getty Images
Los centros de acogida de menores no acompañados están desbordados.

Casi 19.000 menores no acompañados llegaron a la frontera de Estados Unidos con México.

La cifra anunciada por el gobierno de Estados Unidos este jueves es la más alta jamás registrada en un mes y supone un test para la nueva presidencia de Joe Biden.

Una mezcla de factores en Centroamérica y en Estados Unidos están detrás de este incremento.

El gobierno de Biden decidió dejar de expulsar a los niños que llegan solos, algo que la presidencia de Donald Trump, y entregarlos a familiares que ya viven en el país mientras los tribunales estudian sus casos.

La patrulla fronteriza (CBP) encontró a 18.663 menores (algunos niños de sólo 3 años de edad) en marzo, muy por encima de los 11.475 de mayo de 2019 y los 10.620 de junio de 2014, que eran las cifras más altas desde que se empezaron a contabilizar en 2009.

Esto está provocando el hacinamiento de los centros que el gobierno tiene para el cuidado de los menores.

Muchos analistas ven la devastación que dejaron los huracanes que golpearon Centroamérica en noviembre del año pasado y las históricas condiciones de pobreza y violencia, como las causas principales de que muchas personas traten de emigrar a Estados Unidos.

Cambios en la percepción de la política migratoria de Biden también parecen haber contribuido al auge.

La detención de migrantes indocumentandos en la frontera con México ascendió un 70% en marzo hasta 172.331, el número más alto en 15 años.

El CBP culpó del auge a la “violencia, los desastres naturales, la inseguridad alimentaria y la pobreza en México y en los países del Triángulo Norte de Centroamérica”.

“Esto no es nuevo”, dijo Troy Miller, comisionado del CBP.

Casi 104.000 personas fueron expulsadas a México, la mayoría adultos sin familia, de acuerdo a la normativa de covid-19, pero los niños sí se han podido quedar de momento en territorio estadounidense.

Hay más de 20.000 niños bajo custodia del gobierno, que está buscando ampliar los recintos que los acogen.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.