close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Comedor para niños rarámuris, a punto de cerrar por falta de recursos

Ninguno de los 70 niños que acuden a este comedor diariamente es beneficiario de la Cruzada contra el Hambre, dice la segunda gobernadora de la comunidad rarámuri en Ciudad Juárez, Rosalinda Guadalajara.
Por Daniela Rea
13 de marzo, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Clavado en los bordes de Ciudad Juárez, donde los caminos son de tierra y las esquinas narran las muertes de la guerra contra el narco, existe un comedor comunitario que alimenta a niños rarámuris antes de ir a la escuela. Hoy, este lugar está a punto de cerrar por falta de recursos económicos.

Si eso ocurre, no sólo cerraría el comedor, también la oportunidad que se abrió para que los niños puedan aprender en la escuela.

Desde hace 15 años, cada mañana este lugar abre las puertas a unos 80 niños de entre 3 y 12 años, quienes acuden por su plato de comida caliente, para muchos el único que tendrán en todo el día. Cada plato caliente servido a los niños tiene un costo equivalente a 20 pesos, por lo que al mes se necesitan 8 mil pesos para mantenerlo.

“Desde que comenzamos con el comedor damos de comer a los niños de lunes  a viernes, con alimentos que nutren y llenan, por esa razón nos preocupa tanto el no tener apoyo para continuar con desayunos, porque muchos de ellos dejarían de comer nutritivo”, dice Rosalinda Guadalajara, segunda gobernadora de la comunidad rarámuri en Ciudad Juárez, quien además asegura que ninguno de estos niños es beneficiario de la Cruzada contra el Hambre impulsada por el gobierno federal.

Hace 15 años, los papás de esta comunidad rarámuri, clavada en los bordes de Ciudad Juárez, se juntaron para hacer un comedor comunitario dónde alimentar a los niños antes de clases.

La inquietud la sembró el maestro de la escuela a donde iban, luego de regañarlos porque los niños se dormían, tenían dolores de cabeza o de plano no aprendían nada en el salón.

“El comedor se hizo porque muchos de los papás no tenían qué ofrecer antes de ir a la escuela, no daban desayuno porque no tenían recursos, no tenían qué dar, entonces los profes se quejaron de niños que no aprendían, que se quedaban dormidos, que muchos dolía la cabeza, dolía estómago. Entonces los papás preguntaron que qué se debía eso y vieron que era porque no desayunaban”, cuenta Rosalinda.

“Y en estos años ha funcionado, nos ha traído mejor, los niños han aprendido más, han ido a estudiar a la escuela, aprenden a lavarse cara, dientes, manos, a estar sanos, los hemos visto más contentos porque vienen temprano, el desayuno se sirve a las 7, pero desde antes ya están aquí”.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), uno de cada 5 habitantes de Ciudad Juárez padece pobreza extrema, es decir, no tiene dinero suficiente para satisfacer sus necesidades de alimentación. Además, casi el 40% de la población padece pobreza general, ubicando al municipio fronterizo en el sexto a nivel nacional con mayor número de pobres.

Así empezó el comedor

Antes que existiera el comedor, las mamás rarámuris se turnaban y cada día una recibía a los hijos de las otras que llegaban a sus casas con plato y vaso, con la barriga vacía por haberse ido una noche antes a dormir sin cenar.  Por la falta de espacio, los niños comían en la calle y no faltaba el que tiraba su plato o el que era víctima de un perro hambriento que le robaba el desayuno.

Luego, las familias consiguieron apoyo para construir un cuarto y dejar de fijo el comedor, se organizaron en equipos de tres y cada día, desde entonces, llegan antes de que amanezca a preparar el desayuno caliente para los niños de 70 familias.

Durante este tiempo el comedor ha logrado sobrevivir con donaciones voluntarias y trabajo voluntario de la comunidad rarámuri, pero en el 2011 estuvo a punto de cerrarse.

Entonces, con la estrategia “Todos Somos Juárez” operando en la ciudad, se solicitó apoyo al secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix, quien los canalizó con la delegación y respondió que la única forma de apoyarlos era a través de los programas de la propia dependencia, y como ninguno encajaba con el proyecto, no se le dieron recursos.

“Nadie vino a apoyar de ninguna asociación, los del gobierno dijeron que no podían porque no había programa social, los que nos han apoyado son gente, hicimos publicidad y todo eso y la gente donó”, relata Rosalinda.

El comedor está ubicado en una zona de riesgo por la violencia. En el “cerro de las letras”, en la colonia Díaz Ordaz, uno de los focos rojos de Ciudad Juárez, donde en 2010 un joven fue asesinado en la cancha de futbol del programa “Todos somos Juárez” justo el día que se inauguró y en la misma zona donde un año después otros siete jóvenes fueron masacrados en otra cancha de futbol financiada por Sedesol.

Esta colonia nació hace más de 20 años, cuando familias que llegaron de otros estados del país atraídas por la maquila subieron al cerro buscando un lugar dónde instalarse. Con pala y pico rompieron piedra y construyeron viviendas de cartón y aluminio, bardeadas por neumáticos para evitar derrumbes. Sin servicios básicos, llegaron a apedrear a los choferes de las pipas de agua para que los abastecieran. Hoy, la mayoría de las calles siguen sin pavimentar.

La comunidad rarámuri, llegada de distintas zonas de la sierra, se acomodó en la punta de la colonia y desde entonces sobreviven bajo un sistema de organización tradicional similar al de sus comunidades en la sierra.

En estos 20 años  de autogestión han logrado establecer, además del comedor, una clínica y una escuela bilingüe. Los hombres rarámuris se dedican en su mayoría a la construcción y las mujeres a elaborar artesanía y vender hierbas curativas en la calle.

El menú

-Tortillas de maíz o harina

-Frijoles o sopa de pasta con verdura

-Guiso de papas con carne, huevo con salchicha o jamón, chilaquiles

-Bebida con leche o agua de sabor, dependiendo la temporada

-Fruta o Gelatina

Costo unitario: 20 pesos

Costo mensual por atender a 80 niños diarios: 8 mil pesos

 

Para ayudar a este comedor se pueden hacer depósitos en efectivo en esta cuenta:

Banamex

Sucursal: 7007 Cuenta: 6659069

Clabe: 002164700766590690

A nombre de Rosalinda Guadalajara

Y en Ciudad Juárez se reciben donativos en especie en la calle 20 de Noviembre No. 4305 Colonia El Colegio los jueves, viernes y sábado 13, 14 y 15 de marzo en Oficinas de Plan Estratégico.

Va el video del documentalista Ángel Estrada:

)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Zama: la joya del petróleo de México que se disputan Pemex y la estadounidense Talos Energy

El hallazgo de petróleo que hizo la empresa estadounidense Talos Energy fue el primero hecho por una empresa privada en territorio mexicano luego de la apertura del sector energético de 2013. Se trata de uno de los más grandes pozos petroleros y su control está en juego.
Getty Images
3 de octubre, 2019
Comparte

Es uno de los campos petroleros más ricos que se hayan descubierto en México en los últimos años, con un potencial inicial de extracción de más de 1,000 millones de barriles.

Está ubicado cerca de la costa de Tabasco, en el golfo de México y a relativa baja profundidad, y según las primeras exploraciones, se sabe que contiene crudo más ligero (el cual es más rentable) que el pesado que normalmente produce México.

Por sus características, es considerado entre los 10 yacimientos más grandes de la historia del país

Se trata del campo petrolero Zama, que algunos expertos consideran la “joya” del petróleo encontrada en tiempos en los que la industria petrolera en México está en declive.

Fue el primero descubierto por una empresa privada tras la reforma energética de 2013 que puso fin al monopolio de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre los hidrocarburos.

“Es un campo que tiene un potencial petrolero muy importante. Es uno de los descubrimientos más importantes de los últimos años en el país”, dice a BBC Mundo el consultor Marco Cota.

“Es un tema que está en el número uno de la agenda petrolera de México“, añade el director de la firma Talanza Energy, y exdirector de Exploración y Extracción de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

Un barco perforador de pozos petroleros
Getty Images

Talos Energy realizó el hallazgo luego de invertir 250 millones de dólares en exploración y perforación con equipo especializado.

Y es que su control y operación está en el debate de los últimos días por los señalamientos de fuentes de Pemex a la agencia Reuters, divulgados en la prensa, que indican que el gobierno mexicano pretendería ser quien lo maneje, por encima de quien lo descubrió.

“Quitarle el control del proyecto sería un golpe simbólico al mayor cambio de política económica de México en décadas y podría enfriar aún más la inversión de las principales empresas de energía del mundo, dijeron ejecutivos petroleros y expertos”, indica el informe de Reuters reproducido por varios medios mexicanos.

El consorcio estadounidense Talos Energy posee parte de los derechos ya que es quien ganó el “bloque 7”, una de las regiones licitadas por el gobierno para que petroleras privadas las exploraran.

En agosto, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo que el manejo de este campo estaría bajo negociación.

“Ese pozo colinda con otra parte que tiene Pemex, y la Secretaría de Energía ahora va a tener que hacer un estudio, porque no se han puesto de acuerdo quién va a ser el operador”, dijo la funcionaria.

Desde entonces se ha generado incertidumbre sobre las intenciones del gobierno sobre Zama.

El reporte de la agencia Reuters -que cita a fuentes con conocimiento de las negociaciones- han abierto el debate sobre quién manejará el yacimiento y hasta si Pemex pretende excluir a la empresa estadounidense.

Trabajadores petroleros en un pozo

Getty Images
La extracción y venta de petróleo era exclusiva de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta 2013.

“Pareciera que Pemex en realidad quiere operar ese bloque. Decirle a Talos ‘gracias por participar, pero de aquí yo me encargo, y ya te daré los barriles que te corresponden’. Es muy importante”, explica Cota, al tiempo de enfatizar que aún no hay nada oficial.

Sin embargo, advierte: “sería una clara señal que el gobierno de manera autoritaria puede llegar y arrebatar a una empresa que ha invertido en un área”.

¿Cómo es el campo de Zama?

Las exploraciones de la “joya” en el “bloque 7” fueron llevadas a cabo por Talos Energy, firma asociada con la petrolera alemana Wintershall DEA (que compró la participación de Sierra Oil & Gas este año) y la británica Premier Oil.

Fue el primer hallazgo de petróleo de una compañía extranjera en ocho décadas, desde que en 1938 la industria de los hidrocarburos fue nacionalizada a favor de la empresa del Estado mexicano, Pemex.

Un mapa de la ubicación de Zama

BBC
Zama posee una ubicación y características extraordinariamente atractivas para la industria petrolera.

Se encuentra en aguas cercanas al puerto de Dos Bocas, Tabasco, el sitio en el que el gobierno de López Obrador construirá una refinería, lo que para analistas devela por qué es clave para el gobierno mexicano.

Desde la superficie del agua, la exploración llegó a 166 metros de profundidad hasta encontrar el lecho marino, lo cual ofrece ventajas al no tratarse de aguas profundas.

Aunque se estima que podrán extraerse 1,000 millones de barriles, hay potencial de que pueda duplicar esa cifra, según información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Pruebas indican que tiene crudo de 30 grados API, el cual es uno de los mejor cotizados en el mercado, a diferencia del pesado o mezclado con otros minerales que normalmente se encuentra en la región.

Una plataforma de Pemex

Getty Images
Zama se encuentra en la cuenca del sureste, la región más rica de petróleo que posee México.

Pero el yacimiento Zama-1 no solo está en el área del “bloque 7”, sino que colinda con otra superficie bajo el dominio de Pemex llamada Amoca-Yaxché 03.

Es en este último aspecto es en el que se centra la disputa.

“Unificación”

Como usualmente sucede cuando hay yacimientos que colindan entre campos petroleros controlados por dos compañías diferentes, tiene que darse una negociación de “unificación”.

Esto significa que las empresas deben determinar qué porcentaje del campo le corresponde a cada compañía, dividir los costos de operación y definir quién se encargará de ello, explica Cota.

“El acuerdo de unificación es lo que en este momento está temblando”, añade con base en la información que se ha difundido en los últimos días.

Una plataforma petrolera en el Golfo de México

Getty Images
Los acuerdos de “unificación” son comunes en la industria petrolera a la hora de operar pozos petroleros en regiones compartidas.

La agencia Reuters reportó el lunes que “Pemex quiere hacerse cargo del lucrativo proyecto”, según dos exfuncionarios del sector energético mexicano y dos ejecutivos de Pemex con conocimiento de las discusiones internas.

“Para ellos, no hay otro escenario”, dijo una de las fuentes.

BBC Mundo solicitó una entrevista a Pemex, pero no hubo respuesta hasta el momento de publicación de este artículo.

En tanto, Talos Energy anunció en un comunicado el mes pasado que, efectivamente, se encuentra en una negociación de “unificación”.

“Estamos totalmente preparados para ejecutar este proyecto, terminarlo, envolverlo y ponerlo en producción”, dijo a Reuters el director de Talos Energy, Timothy Duncan, pero rechazó referirse a las posibles intenciones de Pemex de hacerse del control de Zama.

¿Cuál es el problema?

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido crítico de la reforma energética de su predecesor, Enrique Peña Nieto, pues señala que es la “entrega” de los recursos del país a empresas extranjeras.

López Obrador y Rocío Nahle

Getty Images
El presidente López Obrador y la secretaria de Energía, Rocío Nahle, han congelado las licitaciones de nuevos campos a empresas privadas.

“Les alcanzó para entregar solo el 20%, afortunadamente, del potencial petrolero del país… 107 contratos”, dijo en agosto pasado cuando fue cuestionado junto a la secretaria Nahle sobre Zama.

Ha asegurado que su gobierno respetará contratos ya firmados, pero desde su llegada al poder en diciembre de 2018 ha frenado más licitaciones de bloques petroleros.

Tanto Pemex como Talos Energy han firmado un acuerdo para definir la unificación hasta septiembre de 2020.

Analistas como Marco Cota dicen que, si bien se han respetado contratos, llevar la negociación de Zama al extremo legal de hacerse del control de las operaciones ahuyentará a los inversionistas extranjeros de México.

“Eso significaría que otra empresa, que explora en aguas profundas con la inversión de cientos de millones de dólares y realiza un muy buen descubrimiento, si por mala suerte va más allá de los límites de su área contractual, pues va a llegar el gobierno y se la va a quitar”, advierte.

“Sería algo que daría una muy mala señal a todo el sector petrolero”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.