Helena Paz Garro, el fin de una dinastía literaria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Helena Paz Garro, el fin de una dinastía literaria

Paz Garro, hija de los escritores Octavio Paz (1914-1998) y Elena Garro (1920-1998), falleció hoy a los 74 años de edad, de muerte natural.
30 de marzo, 2014
Comparte
Elena Garro y Helena Paz Garro. Foto: Lopategui.com.

Elena Garro y Helena Paz Garro. Foto: Lopategui.com.

Helena Paz Garro, hija de los escritores Octavio Paz (1914-1998) y Elena Garro (1920-1998), falleció hoy a los 74 años de edad, de muerte natural, en su domicilio en Cuernavaca, Morelos, informó su primo hermano Jesús Garro Velásquez.

El cuerpo de Paz Garro ha sido trasladado a una famosa agencia funeraria de la capital morelense, donde será velado dentro de un par de horas. De acuerdo con Garro Velásquez sus restos descansarán a lado de los de su madre, la autora de “Los Recuerdos del porvenir”.

La escritora Patricia Rosas Lopategui (1954) tras conocer la muerte de la hija de Octavio Paz (1914-1998) y Elena Garro (1920-1998), Helena Paz Garro, subrayó que tras la partida de la hija del Premio Nobel de Literatura 1990 se termina la “Dinastía Paz-Garro”.

Con la muerte de Helena (1939-2014), sostuvo, se pierde “la fuente y riqueza de conocimientos, porque nadie conoció tanto a su padre y a su madre, dos grandes figuras de la cultura y las letras mexicanas”.

Lamentó que la prensa y autores como ella no tuvieran acceso a Paz Garro, debido a que su primo Jesús Garro Velásquez tuviera “controlado el acceso a ella”.

“Helena no tenía la oportunidad de comunicarse con nadie. Me llama entonces la atención que no estuviera presente (en los homenajes) y no existiera comunicado alguno que dijera que estaba dedicada de salud; estoy consternada”, insistió.

También consideró que habrá que seguir muy de cerca qué sucederá con los derechos de la obra de Elena Garro, toda vez que la hija, hoy fallecida, era la heredera universal.

Termina la dinastía

Elena Garro y su hija, Helena Paz Garro. Foto: Lopategui.com.

Elena Garro y su hija, Helena Paz Garro. Foto: Lopategui.com.

Helena Paz Garro, quien murió hoy a los 74 años de edad, dejó este mundo tranquila tras asegurar que había aprendido a perdonar el abandono de su padre y había gozado plenamente la cercanía con su madre, a quien consideraba su mejor amiga.

Así lo manifestó en una entrevista publicada a unos días de que se cumpliera el centenario del natalicio de su padre, el Premio Nobel de Literatura 1990, a quien recuerda como el padre amoroso que “de niña me cargaba en sus piernas, en su espalda, y jugábamos”.

Helena Laura Paz Garro vino al mundo el 12 de diciembre de 1939, productor del matrimonio entre los escritores Octavio Paz (1914-1998) y Elena Garro (1920-1998), el cual se disolvió en 1959.

Su infancia transcurrió en Suiza, donde su padre le enviaba cartas en las que le relataba bellas historias, recuerda en el texto retomado en el portal de Internet “mexico.cnn.com”.

Luego de que su progenitor renunciara a su cargo como Embajador de México en la India, el 2 de octubre de 1968, ella y su madre, Elena Garro, fueron acusadas de ser orquestadoras del movimiento estudiantil, lo que las obligó a dejar el país.

En esos años, señala un artículo de Rene Avilés Fabila, madre e hija, perseguidas por la sombra del entonces presidente de México Gustavo Díaz Ordaz (1911-1979) huyeron rumbo al exilio, algún tiempo a España y posteriormente a Francia.

Dos décadas después, el par de escritoras regresaron a México, donde tuvieron que vivir en un modesto departamento de Cuernavaca, Morelos.

Como autora, Helena Paz Garro publicó diversos poemarios, entre los que destaca “La rueda de la fortuna”, editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), el cual a través de 70 poemas reúne su producción desde 1954, entre ellos destacan uno dedicado a su padre y dos en tributo a su madre.

Tras la muerte de su padre, en abril de 1998, Helena Paz Garro recibió un fideicomiso, el cual en varias ocasiones señaló era insuficiente para solventar sus gastos, razón por la que su casa, también herencia de poeta, no recibía mantenimiento.

En agosto de ese mismo año, Paz Garro perdió a su madre a causa de un cáncer pulmonar, lo que la sumió en una profunda depresión.

En los últimos años Helena se vio envuelta en varias polémicas relacionadas con su precaria forma de vida; su lucha al lado de la escritora Patricia Rosas Lopategui en pro del reconocimiento de la obra de su madre, y cuando la misma ex agente literaria acusó a Jesus Garro de tenerla secuestrada.

Finalmente, la vida de la escritora y poeta Helena Paz Garro terminó el 30 de marzo de 2014, a los 74 años de edad, en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, donde sus restos son velados.

Notimex*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La ciudad que hará tests a todas las mascotas con síntomas de COVID-19

La capital de Corea del Sur, Seúl, introduce estas medidas apenas unas semanas después de que un gato diera positivo, el primer caso de coronavirus registrado en un animal en el país.
13 de febrero, 2021
Comparte

En la capital de Corea del Sur, la distancia social no solo se aplica a las personas, sino también a sus mascotas. Y si tienen coronavirus, deben cumplir una cuarentena.

El gobierno metropolitano de Seúl acaba de lanzar un plan a gran escala para someter a pruebas de coronavirus a todos los perros y gatos domésticos que muestren síntomas, como fiebre o dificultades respiratorias.

Si el animal da positivo, debe quedarse en casa. No es necesario que la mascota sea enviada a un centro de aislamiento ya que no hay evidencia de que el coronavirus pueda propagarse entre humanos y mascotas, dijo Park Yoo-mi, funcionaria de control de enfermedades en una conferencia de prensa virtual.

Si los dueños de la mascota están hospitalizados con covid-19, se encuentran muy enfermos o son demasiado mayores para cuidarla, ésta será puesta en cuarentena en una instalación administrada por la ciudad.

En Corea del Sur, los pacientes de covid-19 cumplen la cuarentena en instalaciones gubernamentales, a menos que necesiten tratamiento hospitalario.

Park recordó a los residentes que deben mantener a sus mascotas “al menos a dos metros de las personas y de otras mascotas cuando las paseen”.

El anuncio se produce semanas después de que el país informara sobre su primer caso registrado de coronavirus en un animal, un gato encontrado en una instalación religiosa de Jinju, al sur de Seúl, según informó Yonhap, la principal agencia de noticias de la nación asiática.

Las autoridades sanitarias sospechan que una madre y una hija que se alojaban en ese centro pudieron haber transmitido el virus al gato. Ambas dieron positivo por coronavirus.

¿Pueden las mascotas transmitir el virus?

Los expertos dicen que es muy poco probable que un perro o un gato puedan transmitir el virus a las personas, aunque las investigaciones han demostrado que los gatos pueden ser portadores del virus y transmitirlo a otros gatos, así como ocurre con la gripe de los humanos.

Mujer esperando un tren con dos perros

ED JONES/Getty Images
No se tienen evidencias de que los perros puedan contagiar el coronavirus a los humanos.

Por ahora, no ha habido casos registrados de mascotas que transmitan a otras personas el coronavirus que causa el covid-19 a los humanos, y lo mismo sucedió durante el brote de 2013 de SARS, un virus que se comportaba de manera muy similar.

Todavía hay dudas sobre cómo se contagian las mascotas, por lo que es recomendable seguir el consejo de lavarse las manos con agua y jabón antes y después de tocarlas.

Rachael Tarlinton, pofesora de virología veterinaria de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, le dijo a la BBC que es “teóricamente posible” que puedan contagiarse cuando una persona infectada les acaricia o toca su pelaje, “pero hasta ahora no hemos visto que esto suceda en ningún caso”.

La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales en Reino Unido (RSPCA, por sus siglas en inglés), aconseja evitar besar a la mascotas como medida preventiva.

A nivel mundial, varias mascotas y animales salvajes dieron positivo por el virus, aunque son casos aislados.

Hubo perros que dieron positivo en Hong Kong, aunque no se conocen casos de mascotas que se hayan enfermado gravemente de covid-19.

El mes pasado, dos gorilas en el zoológico Safari Park de San Diego, en California, EE.UU., contrajeron el virus de un cuidador, el primer caso conocido de infecciones en simios.

Cafetería en Seúl, marzo 2020

ED JONES/Getty Images
Los gatos pueden ser portadores del virus y transmitirlo a otros gatos.

También se encontró el virus en otros animales salvajes, incluidos leones y tigres en el zoológico del Bronx, en Nueva York, EE.UU., y leones en el zoológico de Barcelona, España.

¿Qué más dicen los expertos?

“Si el resultado de la prueba de detección del virus que causa el covid-19 de su mascota es positivo, aísle a su mascota de todos los demás, incluidas otras mascotas”, se lee en la web en español de los CDC, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

“Hay solo una pequeña cantidad de mascotas con infección por el virus que causa la covid-19 confirmada”.

“Algunas mascotas no manifestaron ningún signo de enfermedad, pero las que sí se enfermaron tuvieron síntomas leves y se les pudo cuidar en casa. Ninguna murió a raíz de la infección”, agregan.

También señalan que “todavía seguimos aprendiendo acerca de la forma en la que el virus que causa el covid-19 puede afectar a los animales”.

Perro y gato en una casa

Getty Images
Los especialistas piden mantener la calma y advierten que se necesita investigar más la transmisión y contagio del virus en animales.

Por otra parte, el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa y Salud Pública Veterinaria de la Organización Panamericana de la Salud (PANAFTOSA-OPS/OMS) y Protección Animal Mundial (World Animal Protection) emitieron en septiembre un comunicado en el que aseguran que “los perros y gatos domésticos no son una amenaza durante la pandemia del nuevo coronavirus”.

También pidieron a los dueños de los animales que “mantengan la calma” y rogaron que no abandonen a sus mascotas.

“Nuestro mensaje es simple: hasta la fecha, no hay evidencia científica de que los animales de compañía (perros y gatos) sean una fuente de infección para los humanos. No hay evidencia de que los perros se puedan enfermar, y la infección en gatos se está investigando”.

“Las recomendaciones con animales siguen siendo lavarse las manos antes y después de interactuar con ellos y sus pertenencias, así como practicar el distanciamiento si usted está enfermo“.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8B-mGZ9rNPk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.