Las tres reformas que definirán a Bachelet
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las tres reformas que definirán a Bachelet

Asumió el martes 11 de marzo por segunda vez la presidencia de Chile, al recibir la banda presidencial de manos de Isabel Allende, presidenta del Senado.
Por Paula Molina Chile, para BBC Mundo
11 de marzo, 2014
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

Michelle Bachelet asumió este martes la presidencia de Chile por segunda vez y vuelve a vestir la banda presidencial que usó en 2010, cuando entregó el mando a Sebastián Piñera.

La cinta quedó guardada cuatro años y Bachelet la recibió de manos de Isabel Allende, hija del derrocado presidente Salvador Allende (1970-1973) y primera mujer que preside el Senado en el país.

Esta vez vuelve a ponerse a las riendas del país con los desafíos de la reforma educativa y tributaria, así como una nueva Constitución que reemplace la carta magna diseñada bajo el gobierno militar de Augusto Pinochet.

No son, ni parecen, reformas fáciles. Pese a que Bachelet obtuvo el 62% de los votos y cuenta con mayoría simple entre los diputados y en el Senado, la mandataria requiere distintos quórums para las respectivas reformas.

Porque fue el combustible del malestar chileno y el motor de las demandas en las calles, la socialista, pediatra de profesión, dará la madre de sus batallas en educación.

Y como necesita ingresos permanentes para alcanzar la educación “gratuita y de calidad” prometida, la reforma tributaria será su prioridad.

Por otra parte, la mandataria no cuenta con el mecanismo ni los votos necesarios para reformar el orden constitucional vigente, por lo que una nueva constitución se presenta como uno de sus desafíos políticos más complejos.

La propia Bachelet definió estas medidas como las reformas “de fondo” de su programa de gobierno, por lo que su éxito o fracaso político se evaluará en gran medida en esos tres proyectos.

Educación pública, gratuita, de calidad

La reforma educativa de Bachelet propone reposicionar la educación pública, garantizar la calidad y avanzar “decididamente hacia la gratuidad”. Plantea también el fin al lucro en todo el sistema educativo.

La reforma reemplaza así el sistema vigente, que otorga un rol importante al mercado y los privados en la educación.

En el papel, la reforma va mucho más allá de los cambios que propuso en 2006 la comisión que creó la propia Bachelet para enfrentar la que fue denominada como “revolución pingüina”. La foto de la comisión con los brazos en alto se convirtió en símbolo de las reformas que los dirigentes estudiantiles repudiaron el 2011.

Bachelet no parece dispuesta a repetir el guión. En cuanto regresó a Chile como candidata, la mandataria dijo que había adquirido conciencia de la “obligatoriedad y urgencia de hacer reformas más profundas y estructurales a la educación chilena” y que ello ahora le parecía “verdaderamente posible”.

Un economista para educación

El cambio a la educación chilena, que requiere un mayor gasto público -de entre el 1,5 y 2% del PIB nacional-, va de la mano de un aumento en los ingresos permanentes, uno de los mayores argumentos para la reforma tributaria propuesta por el nuevo gobierno.

Una señal del vínculo entre ambas reformas es la elección de un economista, el exministro de Hacienda y ex alto ejecutivo del FMI, Nicolás Eyzaguirre, como titular de Educación.

Pero la reforma tributaria comenzó a causar polémica ya en la campaña electoral, cuando el gobierno del presidente saliente, el conservador Sebastián Piñera, planteó que el debate tributario afectaba la inversión.

Hoy, la discusión impositiva se empieza a dar cuando las cifras de actividad económica de inicios del 2014 han sido decepcionantes y el Banco Central proyecta una desaceleración económica en Chile, por efecto de la economía internacional.

Bachelet cuenta con los votos suficientes para una reforma tributaria, pero requerirá otros apoyos en el parlamento para una reforma educativa y muchos más para avanzar en cualquier cambio constitucional.

La nueva presidenta no puede alejar todo apoyo fuera de su propia coalición con una reforma tributaria que no aúne otras voluntades. Tampoco le conviene que la oposición le cargue el costo político y electoral de una desaceleración.

Foto: AP

Foto: AP

Una nueva Constitución

Sin embargo, de las tres reformas, la constitucional es la que hoy aparece más en el aire en el panorama político local. Chile es uno de los pocos países en el mundo que no derogó la Constitución heredada de un gobierno militar.

Con algunas reformas importantes, como la que firmó en 2005 el expresidente Ricardo Lagos, el orden constitucional chileno proviene de Pinochet.

El programa de Bachelet propone, no una reforma, sino una nueva Constitución que garantice derechos e incorpore mecanismos de democracia directa o semi directa.

La nueva constitución incluiría un nuevo sistema electoral y la restitución de la mayoría absoluta para modificar leyes importantes, cambiando los quórums. Pero con las proporciones de votos vigentes, un cambio de nivel constitucional requeriría 3/5 de ambas cámaras: 23 senadores y 72 diputados.

Según el programa de Bachelet, una nueva constitución política es una demanda nacional y no “obsesión de élites” ni “prurito de especialistas”. Pero todavía no hay claridad respecto a cómo hacerla.

Tres reformas, una presidenta

En un período presidencial, Bachelet deberá manejar el delicado equilibrio entre las expectativas y las resistencias a los cambios propuestos.

La socialista enfrentará por un lado las presiones de los movimientos sociales que ya probaron su fuerza el 2011 y que apuestan a una reforma profunda del modelo político, económico y social chileno.

Frente a ellos, ya se erigen aquellos que, en la oposición política pero también al interior de los partidos que la apoyan, no consideran posible o deseable hacer cambios dramáticos a un sistema bajo el cual Chile aumentó el acceso a la educación, mantuvo el crecimiento económico y reconstruyó su democracia.

Pero Bachelet ha comprometido su apoyo a las reformas y lo reiteró el día de la elección. “Están las condiciones económicas, sociales y políticas; ahora es el momento, Chile, por fin ahora es el momento”, dijo con la voz gastada por la campaña la noche que ganó la elección.

Ahora, tiene cuatro años por delante para poner las ideas en marcha.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.