Sin atender, 57% de casos de Mecanismo para la Protección de Periodistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Sin atender, 57% de casos de Mecanismo para la Protección de Periodistas

Integrantes del Consejo Consultivo afirman que hay 88 casos sin analizar por la Junta de Gobierno porque Segob no ha garantizado condiciones para que el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas funcione.
Por Tania L. Montalvo
25 de marzo, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

La renuncia del encargado del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas aumenta la preocupación por el rezago que hay en la atención de casos y muestra la incapacidad del gobierno federal para consolidar un equipo que se encargue de atender las agresiones contra activistas e integrantes de medios de comunicación.

Desde que el Mecanismo comenzó en 2012 y hasta febrero pasado se han recibido 152 solicitudes de protección. El 57.8% —88 registros— no han sido analizados por la Junta de Gobierno, encargada de la toma de decisiones para el despliegue de medidas de prevención y protección.

“Es un rezago que ha venido creciendo, a mitad del año pasado teníamos un rezago de cuarenta casos y con los cambios de las últimas semanas como la salida de Juan Carlos Gutiérrez Contreras a cargo del Mecanismo y de cuatro personas más, aumenta la preocupación de que el rezago crezca todavía más, sobre todo porque no se ha podido integrar un equipo permanente y en consecuencia uno que se haya profesionalizado en el tema”, dijo en entrevista Edgar Cortez, integrante del Consejo Consultivo del Mecanismo y miembro del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

Según la ley, el Mecanismo es operado por la Secretaría de Gobernación a través de la Coordinación Ejecutiva Nacional, a cargo de la Unidad para la Promoción y Defensa de Derechos Humanos que hasta el 15 de marzo pasado estaba a cargo de Juan Carlos Gutiérrez Contreras; pero también lo integran una Junta de Gobierno —en la que participan secretarías de Estado como Gobernación, la Procuraduría General de la República, Relaciones Exteriores y la Comisión Nacional de Derechos Humanos— y el Consejo Consultivo al que pertenecen defensores de derechos humanos y de libertad de expresión.

Este lunes, siete de los nueve integrantes de ese Consejo anunciaron en una carta que continuarán en el Mecanismo y en comunicación con defensores y periodistas que requieran protección, pero que no están dispuestos a participar en las reuniones de la Junta de Gobierno hasta que la Secretaría de Gobernación garantice que hay condiciones para que éste funcione eficazmente, justo como contempla la ley.

“En la cifra de casos pendientes de atención es posible que algunos hayan recibido ya medidas urgentes, pero la ley dice que una vez que se le dan medidas urgentes a un periodista o a un defensor, en un plazo no mayor a diez días se tiene que hacer su evaluación de riesgo, se tiene que ir a la junta de Gobierno para que ahí se discuta y se acuerde un plan de protección estable para la persona y eso es lo que no ocurre. Hay casos que llevan un año y todavía no llegan a la Junta de Gobierno”, explicó Cortez.

Mal clima laboral

En la carta dirigida a Lía Limón, Subsecretaría de Derechos Humanos de Gobernación y firmada por siete de los nueve consejeros —Edgar Cortez, Michael W. Chamberlin, Jade Ramírez, Jorge Israel Hernández, Pablo Romo Cedano, Rogelio Hernández y Agnieszka Raczynska— se menciona que Segob no ha sido capaz de generar “una política laborar acorde con el espíritu del Mecanismo de respeto a los derechos humanos”, pues los trabajadores y extrabajadores del área han denunciado acoso laboral y discriminación, lo que derivó en que el equipo encargado de la protección a periodistas y defensores se desintegrara.

“Con un permanente mal clima de trabajo la gente se va y con ese constante cambio de personal también es necesario dar dos o tres procesos de capacitación para un nuevo equipo. En consecuencia tenemos un mecanismo que está operando en una permanente curva de aprendizaje. El mecanismo está planteado para ser muy rápido, ser muy eficiente para responder a periodistas y defensores en riesgo y aunque sí se están haciendo cosas, no con la rapidez ni con la efectividad que debiera hacerlo”, dijo Cortez, quien representa al Consejo Consultivo en la Junta de Gobierno.

El Mecanismo es definido en la Ley como un instrumento “para que el Estado atienda su responsabilidad fundamental de proteger, promover y garantizar los derechos humanos”. Entre sus objetivos están la instrumentación de manuales y protocolos de medidas preventivas, de protección y medidas urgentes de protección hacia periodistas y defensores de derechos humanos que hayan sido agredidos o amenazados.

La decisión del Consejo Consultivo de no participar en la Junta de Gobierno se suma a la exigencia que hicieron el miércoles pasado organizaciones civiles y periodistas para que la elección del nuevo encargado del Mecanismo sea una prioridad en la agenda federal y se elija un perfil con credibilidad.

Pero también al llamado de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), que el 21 de marzo dijo que el nombramiento del titular de la Unidad de Derechos Humanos en Gobernación probaría “el compromiso del gobierno mexicano para proteger” tanto a defensores de derechos humanos como a periodistas.

“El diagnóstico que hemos recibido de organizaciones que han trabajado con el Mecanismo es que hay un retraso fuerte en las evaluaciones de riesgo, en la implementación de las medidas, lo cual coincide con lo que nosotros hemos visto, así que no creemos que haya condiciones para participar en la Junta de Gobierno. Esto no quiere decir que nos estemos retirando del Mecanismo, que no reconozcamos la necesidad del mismo, pues seguimos participando en él y seguimos buscando opciones para que realmente cumpla con su mandato”, explicó Jorge Israel Hernández, también integrante del Consejo Consultivo.

Los representantes de la sociedad civil en el Mecanismo resaltaron en la carta entregada este lunes a la Junta de Gobierno y dirigida a Lía Limón tres puntos prioritarios:

1.- Que en la elección del próximo Coordinador Ejecutivo del Mecanismo se asegure que la persona designada tenga probada experiencia en derechos humanos, tal y como lo han manifestado organizaciones civiles nacionales e internacionales y periodistas en días recientes.

2.- Que pueda establecer una política laboral para quienes trabajan en el Mecanismo que sea respetuosa de sus derechos.

3.- Que de manera urgente trabaje en la elaboración de un programa de atención prioritaria a los problemas del mecanismo con acciones definidas, plazos y resultados a obtener.

“Las garantías para que haya ciertas condiciones para el funcionamiento del Mecanismo no son para nosotros como consejeros, sino para las personas defensores, defensoras y periodistas que se acercan para solicitar protección, para aquellos que ya cuentan con protección y para quienes están en riesgo hoy en día y que podrían acercarse. Quienes han enviado una solicitud se encuentran en una situación de vulnerabilidad y lo menos que merecen es que haya condiciones para estudiar sus casos y darles una respuesta en el marco de la ley”, resaltó Jorge Israel Hernández.

WOLA destacó que los cambios en el área de derechos humanos de Gobernación se dan en un clima de vulnerabilidad para defensores, pues según la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, entre noviembre de 2010 y diciembre de 2012 en México se registraron 89 agresiones contra ellos, además de que 22 más han sido asesinados desde 2006.

Por otro lado, la organización Artículo 19 ha documentado que 18 periodistas han desaparecido en los últimos once años y sólo en 2013 hubo 330 agresiones contra integrantes de medios de comunicación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La revolucionaria prueba de saliva que podría ponerle fin a la pandemia de COVID

El corresponsal de medicina de la BBC explora cómo una prueba de saliva semanal -rápida, ágil y confiable- podría ser el camino para regresar a la normalidad.
18 de julio, 2020
Comparte

¿Que pasaría se hubiese una manera de retornar a como se vivía antes del coronavirus? No más distanciamiento social, no más mascarillas, no más temor de infección de covid-19. Obviamente la razón de todas las restricciones tienen el objetivo de repeler el virus y minimizar el contagio. Lo que necesitamos es una manera rápida y confiable de detectar aquellos en nuestro entorno que están infectados.

El primer problema es que menos de una en cuatro personas que dan positivo en la prueba de coronavirus manifiesta síntomas el día en que hacen la prueba.

Eso crea el riesgo de que el virus se propague por personas que no están conscientes de que están infectadas.

Un segundo problema es la prueba misma. La mejor manera actual de detectar el coronavirus implica tomar una muestra de mucosa introduciendo un hisopo en el fondo de la garganta y dentro de la nariz. Es posible que yo sea excesivamente sensible, pero encuentro la idea que me metan un hisopo hasta las amígdalas y luego arriba por las fosas nasales un tanto desagradable y me da ansias de vomitar. El procedimiento sólo dura unos segundos, pero no estoy seguro de que quiera hacerlo cada semana, como propone el NHS (el sistema de salud pública de Reino Unido).

Una prueba de mucosa con hisopo

Getty Images

Un tercer factor es el tiempo. La muestra tomada con el hisopo, o prueba de reacción en cadena de la polimerasa (RCP) tiene que ser enviada a un laboratorio que se demora unas horas en procesarla. Nueve de cada 10 personas que asisten en auto a uno de los centros de pruebas reciben los resultados dentro de 24 horas. Pero todavía no es un servicio instantáneo.

Así que lo que necesitamos es una manera rápida, ágil y confiable de hacer la prueba de coronavirus.

Ya se están haciendo experimentos con pruebas con hisopos de rápido resultado, que sería un gran paso adelante.

Pero la prueba de saliva podría ser revolucionaria.

Imagínate que todo lo que tuvieras que hacer es escupir en una probeta para ver si tienes el coronavirus.

Está bien, no es así de sencillo. La muestra de saliva tiene que ser enviada a un laboratorio, pero el resultado pude salir mucho más rápido que el del hisopo.

Jayne Lees y su familia están tomando parte en un ensayo de prueba de saliva que se realiza en Southampton (una ciudad portuaria en el sur de Inglaterra).

family test

BBC

Observé cómo Jayne y sus tres hijos adolescentes, Sam, Meg y Billy, sentados alrededor de una mesa, escupían en una cuchara y vertían la saliva en una probeta.

Un hisopo puede ser muy invasivo, especialmente si no te estás sintiendo muy bien”, dice Jayne. “La prueba de saliva es mucho más fácil”.

Más de 10.000 médicos de cabecera y otros trabajadores clave con sus familias en esa ciudad están participando en el proyecto.

Mujer escupiendo en una cuchara

BBC

“Creemos que la saliva es un fluido muy importante para analizar”, comenta Keith Godfrey, uno de los coordinadores del experimento en la Universidad de Southampton.

La glándulas salivares son el primer lugar del cuerpo que infecta el virus. Parece ser que las personas registran positivo en su saliva antes de en el resto de los ductos respiratorios.”, señala.

“Si lo que buscamos es detectar a las personas en los estados primarios de la infección, este bien puede ser el camino hacia adelante”.

El éxito del ensayo depende de qué tan exacta sea la prueba de saliva para detectar coronavirus.

Procesando saliva

BBC

Las muestras del ensayo en Southampton están siendo procesadas en los laboratorios gubernamentales de la Agencia de Salud de Animales y Plantas, en el condado de Surrey. Las muestras se mezclan en una solución que se calienta para que suelten el material genético del virus. El método, conocido como RT-Lamp (amplificación isotérmica mediada por bucle), toma unos 20 minutos, comparado a las varias horas que toma la prueba de RCP.

“Estamos muy entusiasmados”, declara el profesor Ian Brown, jefe de virología. “Hemos logrado importantes avances en las últimas semanas, en términos de superar los desafíos técnicos del uso de una prueba de saliva”.

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. Si el ensayo piloto funciona, toda la ciudad de Southampton, más de 250.000 personas, podría tener acceso a pruebas de saliva semanales.

“Si estamos dispuestos a reabrir la sociedad y la economía, esta podría ser la manera de monitorear la presencia del virus en comunidades y detectar los brotes antes de tener que necesitar confinamientos”, afirma el profesor Godfrey.

Mapa de Reino Unido con imágenes gráficas de gotículas

Emma Russell
Si el ensayo de Southampton funciona, todo Reino Unido podría tener acceso a la prueba semanal de saliva.

A algunas personas les gustaría ir más lejos. Un grupo de científicos liderados por el profesor Julian Peto, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, sugiere que toda la población en Reino Unido debería tener acceso semanal a las pruebas de saliva para coronavirus.

Arguyen que la epidemia de covid-19 podría “acabarse y restaurar la vida normal” si se lleva a cabo una vigilancia en masa. Eso significaría un enorme aumento en las pruebas de laboratorio. Actualmente, el gobierno dice que puede realizar 300.000 pruebas diarias, pero esa cifra tendría que aumentar a 10 millones al día.

La manera como funcionaría sería así: haces tu prueba de saliva y la envías. En el lapso de 24 horas recibes el resultado. Si es positivo, tú y tu familia tendrían que entrar en aislamiento. Los restaurantes y otros sitios públicos podrían solicitar evidencia de resultados negativos recientes antes de permitir la entrada de clientes. La esperanza es que la identificación temprana de los infectados terminaría rápidamente con la epidemia.

Mensaje de texto

BBC
Un mensaje de texto confirmaría si la prueba es negativa o positiva.

Naturalmente el programa sería costoso, tal vez hasta US$1.250 millones al mes. Pero esta es una pequeña fracción del impacto del coronavirus en la economía británica. El ente encargado de responsabilidad presupuestaria indica que la crisis probablemente costará a Reino Unido unos US$400.000 millones este año fiscal, y posiblemente más.

Uno de los problemas sería el cumplimiento. ¿Cuántos de nosotros estarían dispuestos a escupir en una probeta todas las semanas? Podría parecer una pérdida de tiempo. Pero la otra cara de la moneda es que se podría ser el completo fin del distanciamiento social. ¿No aprovecharías esa oportunidad?

Si funcionase significaría el fin de las mascarillas, los pasillos de una sola vía en las tiendas, el fin del aislamiento de millones de personas ancianas y vulnerables. Podrías volver a abrazar otra vez a tus amistades y abuelos.

Algo menos ambiciosos pero más dirigido a objetivos específicos también podría tener un impacto importante. Las escuelas podrían hacer pruebas semanales a los estudiantes y al personal. Las pruebas frecuentes de saliva también podrían realizarse en hogares de cuidado o áreas de brotes. Se podrían instalar laboratorios en aeropuertos para que los pasajeros que llegan y salen puedan ser sometidos a pruebas mientras esperan el vuelo.

Hay mucho que está en juego con el ensayo de Southampton. Una situación que podría complicar las cosas es que la incidencia de coronavirus en esa ciudad está bajando. Jayne Lees y su familia han tenido dos resultados negativos hasta ahora. Sospecho que lo mismo se podría decir de todos o casi todos los que están tomando parte en el ensayo.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Para que ese estudio funcione, se deben poder identificar tanto muestras positivas como negativas.

Pero los hijos de Jayne se encuentran entre aquellos que esperan que esos obstáculos se puedan librar y que las pruebas de saliva a nivel masivo se conviertan en la solución.

“Sería estupendo, nos libraríamos de la pandemia de una vez por todas”, expresa Sam, de 19 años. “Cambiaría la vida de la gente”.

* Como corresponsal de Medicina de la BBC desde 2004, Fergus Walsh ha reportado sobre la amenaza de enfermedades globales como la gripe aviar, gripe porcina, SARS, MERS y ébola.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0

https://www.youtube.com/watch?v=7BDFWi95rm8&t=13s

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8&t=11s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.