Papa anuncia comisión para estudiar abusos sexuales de sacerdotes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Papa anuncia comisión para estudiar abusos sexuales de sacerdotes

Los ocho miembros de la comisión —cuatro de ellos mujeres— fueron anunciados después que grupos de víctimas criticaron a Francisco por una supuesta falta de atención sobre el escándalo de abusos por parte de religiosos.
22 de marzo, 2014
Comparte

El Papa Francisco anunció el sábado los primeros nombres de una comisión que lo asesorará en la política sobre abuso sexual por parte de sacerdotes, que incluirá expertos laicos y religiosos —además de una irlandesa que fue objeto de agresión sexual por parte de un sacerdote cuando era niña— para empezar a delinear las tareas y prioridades de la comisión.

Los ocho miembros —cuatro de ellos mujeres— fueron anunciados después que grupos de víctimas criticaron a Francisco por una supuesta falta de atención sobre el escándalo de abusos por parte de religiosos, que ha dañado seriamente la reputación de la iglesia católica y ha costado a las diócesis miles de millones de dólares en gastos legales y arreglos extrajudiciales.

El Vaticano anunció en diciembre que Francisco había decidido crear la comisión para asesorar a la iglesia sobre las mejores políticas para defender a los niños, capacitar al personal y eliminar del clero a los abusadores. No se sabe si la comisión lidiará con la cuestión crítica de disciplinar a los obispos que encubrieron a los abusadores.

En una declaración el sábado, la Santa Sede dijo que la comisión examinará tanto “deberes y responsabilidades civiles y canónicas” para los miembros de la iglesia. El derecho canónico dispone sanciones si un obispo incurre en negligencia en el cumplimiento de sus deberes, pero rara vez, si acaso, se han impuesto castigos en el caso de obispos que no denunciaron a la policía a los curas pederastas.

Entre los ocho miembros iniciales se encuentra Marie Collins, que fue agredida a los 13 años por un capellán de hospital en Irlanda y ha hecho campaña para demandar responsabilidad a la iglesia.

También está el cardenal Sean O’Malley, uno de los principales asesores de Francisco y arzobispo de Boston, donde estalló el escándalo en la iglesia estadounidense en 2002.

Otros dos miembros son profesores en la Universidad Pontificia Gregoriana de los jesuitas, que en 2012 organizó un seminario de obispos de todo el mundo para instruirlos en las mejores prácticas para proteger a los niños. Varios participantes de esa conferencia son miembros fundadores de la comisión de Francisco, incluso Collins y la baronesa Sheila Hollins, una siquiatra británica.

Durante esa conferencia, Collins contó su odisea a los obispos, las hospitalizaciones, ansiedad y depresión que padeció cuando las autoridades eclesiásticas irlandesas no le creyeron cuando denunció a su agresor y además la culparon a ella misma.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que la creación del grupo era evidencia de que Francisco cree que la iglesia “debe tener entre sus máximas prioridades la protección de los menores”.

El grupo inicial definirá los alcances, estatutos y prioridades de la comisión y propondrá otros miembros para reflejar mejor la diversidad geográfica de la iglesia.

Los otros miembros son:

—Catherine Bonnet, asesora francesa sobre siquiatría de niños y adolescentes.

—Claudio Papale, experto italiano en derecho canónico y funcionario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el Vaticano, que maneja los casos de abuso sexual.

—Una exembajadora de Polonia en el Vaticano, Hanna Suchocka, abogada constitucionalista.

—El jesuita argentino Humberto Miguel Yáñez, que estudió con Francisco como seminarista y es director de teología moral en el Gregoriano.

—El reverendo Hans Zollner, vicerrector del Gregoriano, sicólogo y sicoterapeuta que organizó el seminario Gregoriano y también participa en una mesa redonda del gobierno alemán sobre abuso de menores.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Home Office: 3 formas de moverte más mientras trabajas desde tu casa

La pandemia ha forzado a muchas personas a trabajar desde casa. Eso no sólo aumenta el aislamiento sino que nos hace más sedentarios, en detrimento de nuestra salud. Aquí hay unos consejos para reincorporar la actividad a tus días.
28 de enero, 2021
Comparte

Aunque las personas que trabajan en oficinas están sentadas hasta un 80% de la jornada laboral, muchas todavía logran caminar un promedio de 3.616 pasos diarios, en gran parte gracias a varias pequeñas oportunidades de actividad durante el día.

Pero con tantos de nosotros obligados a trabajar desde casa durante la pandemia, esto significa que cualquier tipo de ejercicio que hubiéramos podido hacer durante el día -ya sea yendo en bicicleta al trabajo o caminando para conseguir el almuerzo- es posible que ya se dé.

A pesar de que la manera en la que trabajamos ha cambiado, eso no quiere decir que no podamos encontrar fácilmente formas de ser más activos durante la jornada laboral.

Aquí hay unas maneras en las que puedes tratar más actividad física mientras trabajas desde casa:

1. Trabaja de pie y muévete

Mantenerse de pie prolongadamente quema más calorías que sentarse. Aunque esto no se suficiente para rebajar de peso, reemplazar dos horas sentado al día con estar parado puede consumir hasta 130 calorías a la semana y podría mejorar la concentración.

Hombre trabajando de pie

Getty Images
Intenta trabajar dos horas de pie y, si puedes, llega hasta cuatro horas.

Pararse más frecuentemente durante el día también puede mejorar a largo plazo los niveles de glucosa e insulina, así como regular la presión arterial.

Te podría sorprender saber que estar inquieto también es bueno. Estos movimientos pequeños y regulares (como zapatear con el pie o cambiar de posición) mientras se está sentado también queman más calorías al aumentar el consumo de energía de 5% a 10%.

Los expertos recomiendan a los trabajadores de oficina que incluyan al menos dos horas de estar de pie o en movimiento durante la jornada laboral, que deberían aumentarse hasta cuatro horas, si es posible.

Para empezar, trata de añadir por lo menos de 30 a 60 minutos de pie durante el trabajo, tal vez alternando cada 15 minutos entre ponerte de pie y sentarte. O tal vez ensaya responder a todas tus llamadas o hacer todas las reuniones de pie.

Una mujer habla por teléfono parada

Getty Images
Cuando recibas una llamada telefónica, párate de tu puesto.

2. Toma “tentempiés de ejercicio”

Pequeñas actividades súbitas de ejercicio -o “tentempiés de ejercicio”- son beneficiosas para tu salud.

Con anterioridad, se creía que las sesiones de ejercicio tenían que durar más de diez minutos para tener algún beneficio para nuestra salud.

Sin embargo, investigaciones recientes indican que la actividad de cualquier duración es buena para la salud.

Una mujer de espaldas frente a una pantalla estira sus brazos.

Getty Images
Cualquier actividad es buena, pero entre más hagas es mejor.

El ejercicio regular tiene efectos que benefician al cerebro, mejorando la memoria y reduciendo la inflamación cerebral (que puede generar condiciones como el Alzheimer).

Toma recesos regulares de actividad o de tentempiés de ejercicio durante el día. Por ejemplo, tomar las escaleras puede ser un ejercicio útil, con estudios que demuestran que diez minutos de subir las escaleras pueden tener un efecto en los niveles de energía similares a los que una taza de café tiene en las personas que no han dormido mucho.

Subir vigorosamente tres tramos de escaleras (60 escalones) por lo menos tres veces al día -intercalado con entre una y cuatro horas de descanso- puede mejorar tu condición física.

Una mujer sube las escaleras rápidamente y un hombre la sigue detrás

Getty Images
Cuando termines de subir las escaleras ya no vas a necesitar esa taza de café que buscas para darte ánimo.

Una opción de menor impacto sería dar unas cuantas vueltas caminando alrededor de tu casa. Cosas tan simples como ir de un cuarto a otro para tomar un vaso de agua o una taza de té puede ayudarte a acumular ese movimiento adicional.

3. Haz ejercicio a la hora de almuerzo (al aire libre si es posible)

Está emergiendo evidencia que indica que hacer ejercicio durante el día en ambientes naturales (como parques, campos abiertos, ríos y costas) puede ser beneficioso para nuestra salud mental y habilidad cognitiva.

Muchas personas no tienen la suerte de vivir cerca de ambientes naturales. Afortunadamente, los estudios señalan que salir al aire libre a caminar o correr mejora la salud.

Una mujer camina por un parque

Getty Images
No hay nada mejor que una refrescante caminata al aire libre.

Recuerda, cualquier movimiento es mejor que nada, cuanto más hagas mejor.

Cuando estés trabajando desde casa, haz un esfuerzo especial para reincorporar la actividad a tu vida diaria, tanto para tu salud mental como física.

*Julie Broderick es profesora asistente de fisioterapia en la universidad Trinity College Dublin, Irlanda. Su artículo original fue publicado en The Conversation, cuya versión en inglés puedes leeraquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.