Los cargos del Chapo en caso de extradición
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los cargos del Chapo en caso de extradición

Joaquín Guzmán Loera acumula demandas por diversos delitos en Cortes de los estados de Arizona, California, Texas, Illinois, Florida, Nueva York y New Hampshire.
Por Tania L. Montalvo
3 de marzo, 2014
Comparte

chapoEn caso de que Estados Unidos logre la extradición de Joaquín, El Chapo, Guzmán Loera, el hombre que en la última década catalogó como el narcotraficante más importante del mundo, distintas cortes en ese país desempolvarán las demandas que comenzaron a emitir contra el sinaloense desde hace casi veinte años para juzgarlo por diversos delitos como posesión de cocaína, lavado de dinero y manufactura y distribución de droga.

Aunque El Chapo acumula demandas en cortes de siete estados —Arizona, California, Texas, Illinois, Florida, Nueva York y New Hampshire—; el Departamento de Justicia de Estados Unidos destaca que las emitidas en 2009 en Chicago y Brooklyn y en 2012 en El Paso son las más amplias; ésta última por señalar las violaciones a la Ley sobre Organizaciones Corruptas e influidas por la Extorsión, (The Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act, en inglés).

La empresa del Cártel de Sinaloa

En la Corte de El Paso, en el Distrito Oeste de Texas, se presentó en abril de 2012 una demanda con catorce cargos en contra de “la empresa” del Cártel de Sinaloa por diversas violaciones a la Ley sobre Organizaciones Corruptas.

Esta organización criminal fue definida como una empresa por la “forma de asociación” con la que realiza sus actividades de comercio al interior y exterior tanto de Texas como de Estados Unidos.

Según el documento de la demanda, Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo2 Zambada dirigen la empresa que tiene como objetivos  principales “el enriquecimiento de sus miembros e integrantes asociados a través de actividades de conspiración para la importación y distribución de sustancias ilegales; lavado de dinero, tráfico de armas y la comisión de asesinato”.

Según el estado de Texas, la empresa de El Chapo busca “preservar y proteger el poder, territorio y los beneficios de la firma a través de la intimidación, la violencia, amenazas, secuestro, tortura y asesinato”.

En los cargos contra “El Chapo”, “El Mayo” y otras 22 personas identificadas como integrantes del Cártel de Sinaloa se incluyen actividades violentas para mantener a los traficantes rivales, informantes, testigos, policías, medios de comunicación y público en general “aterrados con la Empresa y con temor hacia sus miembros”.

“El objetivo principal del Cártel de Sinaloa es el contrabando de grandes cantidades de cocaína y mariguana, así como de otras drogas, en Estados Unidos (…) El éxito del cártel depende del aseguramiento de las rutas de transporte de drogas hacia y desde México. Con el fin de asegurar y mantener estos corredores los miembros y asociados del Cártel de Sinaloa cometen diversos actos de violencia”.

El texto hace referencia a dos hechos violentos en los que presuntamente participaron integrantes del Cártel de Sinaloa tras un mandato de Guzmán Loera.

El primero, cuando se reportó el secuestro y asesinato de una persona en la ciudad de Horizon City, Texas. El delito fue cometido para que la víctima respondiera por la pérdida de un cargamento de casi 400 kilogramos de marihuana que fue incautado por la Patrulla Fronteriza en agosto de 2009.

Uno más señala que en mayo de 2010 un ciudadano estadounidense y dos integrantes de su familia fueron secuestrados y asesinados cuando acudieron a una boda en Ciudad Juárez, Chihuahua, en México. Las víctimas fueron el novio, su hermano y su tío, quienes antes de morir fueron torturados.

Tráfico de cocaína, heroína y una red de corrupción

En 2009, Joaquín El Chapo Guzmán sumó quince cargos en su contra tras la publicación de dos demandas en Chicago y Brooklyn en las que se hace hincapié en la fortaleza que tiene la organización del Cártel de Sinaloa para la distribución de cocaína por Estados Unidos.

En la denuncia de Chicago —en la que se agrega un cargo por distribución de heroína— se incluye a Ismael “El Mayo” Zambada, el hijo de éste, Jesús Vicente Zambada —detenido en marzo de 2009 y extraditado en febrero del siguiente año—, y a 12 personas más.

El documento refiere que la facción del Cártel a cargo de Guzmán Loera y la de Zambada coordinan las actividades principales de la organización que en ese entonces lideraba una asociación de narcotráficantes llamada “La Federación”.

Éste grupo, denuncia el estado de Illinois, está a cargo del tráfico de toneladas de cocaína desde Centro y Sudamérica; pero también dirigen cargamentos de heroína desde México y hacia Estados Unidos.

“El Chapo” y “El Mayo” también son señalados en esta demanda por tener diversos medios para el tráfico de drogas que van desde el uso de un Boeing 747, aviones privados, submarinos y otro tipo de embarcaciones sumergibles; además de barcos con contenedores, lanchas rápidas, embarcaciones pesqueras, autobuses, vagones de ferrocarril, remolques y automóviles.

El alcance de los cargos por conspiración y posesión de droga se da por la capacidad de venta del Cártel de Sinaloa no sólo en Chicago, si no en otros sitios de Estados Unidos como la región de Detroit, Michigan; Cincinnati, Ohio; Filadelphia, Pennsylvania; Washington, D.C.; Nueva York, Nueva York; Vancouver, Columbia Británica; y Columbus, Ohio.

La Corte asume que al menos mil 985 kilogramos de droga —tanto cocaína como heroína— incautada entre 2005 y 2008 pertenece a Guzmán Loera y a “El Mayo” Zambada.

Finalmente, la demanda de Chicago indica que para mantener sus actividades el Cártel de Sinaloa es responsable de la obtención ilícita de armas, sobornos a funcionarios públicos, amenazas y ataques violentos.

En Brooklyn, son nueve cargos en los que se responsabiliza a Joaquín Guzmán por ser cabecilla de un grupo criminal que ha contrabandeado casi 130 mil kilos de cocaína a Estados Unidos.

Esta demanda también señala como responsables del tráfico de droga a los hermanos Beltrán Leyva —Arturo Beltrán murió en un enfrentamiento con la Marina en diciembre de 2009— y a Ignacio Coronel, abatido en julio de 2010.

Según el documento, el trabajo del Cártel de Sinaloa se sostiene “a través de una red de policías corruptos y de contactos políticos que les permite dirigir una red de transporte de estupefacientes a gran escala que implica el uso de transporte terrestre, aéreo y marítimo, en el que se hace el envío de múltiples toneladas de cocaína desde América del Sur, a través de América Central y México, para llegar finalmente a Estados Unidos”.

Las otras demandas

-Distrito de Arizona. En 1993, El Chapo Guzmán fue acusado de tráfico de drogas, lavado de dinero y crimen organizado.

-Distrito del Sur de California, en San Diego. Se presentó en 1995 con cuatro cargos por conspiración para la importación de hasta ocho toneladas de cocaína y posesión de esa droga con el objetivo de distribuirla.

-Distrito Oeste de Texas, en Del Río. Esta demanda es de 2001 por la importación y posesión de narcóticos.

-Distrito Sur de Florida, en Miami. En 2010 esta corte demandó a Guzmán Loera por conspiración para fabricar y distribuir cocaína.

-Distrito de New Hampshire. En esta región fue demandado en 2011 por conspiración para distribuir y poseer cocaína con la intención de comercializarla. El documento indica que el delito comenzó en 2009 y que la intención era distribuir 1,000 o más kilogramos de la droga.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Secuestran a grupo de misioneros cristianos estadounidenses en Haití

De acuerdo a varios reportes locales, al menos 15 mujeres, hombres y niños fueron retenidos por una banda armada cerca de la capital haitiana.
18 de octubre, 2021
Comparte

Un grupo de misioneros estadounidenses y sus familiares, entre ellos algunos menores de edad, fueron secuestrados este fin de semana por un comando armado en Puerto Príncipe, la capital de Haití.

De acuerdo con el informe dado por funcionarios haitianos a medios locales, al menos 15 personas fueron tomadas cautivas de un bus en el que se transportaban los misioneros y sus familias después de una visita a un orfanato.

Aunque no se conocen más detalles, funcionarios del gobierno de EE.UU. señalaron que habían recibido los reportes del secuestro.

Haití tiene una de las mayores tasas de secuestros en el mundo, con poderosos grupos armados que explotan la frágil institucionalidad que hay en el país para exigir dinero de rescate.

Desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el pasado mes de julio, bandas rivales han intentado ganar el control de territorios, en una escalada de violencia que, sumada a la débil seguridad estatal, ha aumentado la inestabilidad en la vida de muchos de los habitantes del país.

Los misionarios cristianos fueron retenidos poco después de abandonar la localidad de Croix-des-Bouquets y todavía no han sido liberados, de acuerdo con una fuente de una entidad de seguridad de Haití en conversación con la agencia de noticias AFP.

El Ministerio de Justicia de Haití y la Policía Nacional no han hecho comentarios al respecto.

Asimismo, se espera que el gobierno de EE.UU. emita una declaración, pero funcionarios de la secretaría de Estado por el momento solo han declarado a AFP que habían recibido los reportes y que la “seguridad de los ciudadanos estadounidenses fuera del país es una de sus principales prioridades”.

Personas caminando por la calle.

Getty Images
La violencia en Haití se ha recrudecido debido al asesinato del presidente Jovenel Moïse y al terremoto del pasado mes de agosto.

Mensaje de oración

Por su parte, la agencia de noticias AP señaló que la organización Christian Aid Ministrie envió un mensaje de voz a varios grupos religiosos en Haití como una “alerta especia de oración”.

El mensaje dice que el grupo está trabajando con la embajada de EE.UU. en Haití para “ver qué se puede hacer” para ayudar a los secuestrados.

Christian Aid Ministrie es una organización que trabaja mediante donaciones, construcción de refugios, comida y ropa y también la financiación de programas de capacitación para los niños.

Por su parte, pandillas armadas tienen el control de los distritos más pobres de Puerto Príncipe. Y recientemente han extendido su dominio hacia otras partes del país.

Más de 600 secuestros han sido registrados en lo que va de 2021, que superan ampliamente los 231 que ocurrieron en el mismo periodo durante 2020, de acuerdo a una empresa de análisis de datos local.

La violencia en Haití -el país más pobre del continente- se ha agravado después del asesinato de Moïse y el terremoto en el mes de agosto que dejó más de 2.000 personas muertas.

De acuerdo al diario New York Times, diversos sectores en Haití le han pedido a EE.UU. que envíe tropas al país para ayudar a calmar la situación, pero por ahora el presidente estadounidense Joe Biden no ha cedido a las peticiones.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/AYPKTw46nZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.