Ciudadanos rechazan acusaciones de PGR contra maestro acusado de secuestro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ciudadanos rechazan acusaciones de PGR contra maestro acusado de secuestro

30 de abril, 2014
Comparte

maestros

En mayo pasado, la Procuraduría General de la República detuvo y procesó a Enrique Guerrero Aviña y otras 12 personas por su presunto involucramiento en el secuestro de dos sobrinos de Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Guerrero Aviña, un joven que daba clases de ajedrez a niños, fue detenido por policías federales cuando circulaba en su Pointer por las inmediaciones del Estadio Azteca. Fue el único de los 13 acusados que fue ubicado en el Distrito Federal, incluso pensó que sería secuestrado cuando los agentes le cerraron el paso con una camioneta blanca y descendió de su auto para pedir apoyo a policías preventivos que patrullaban por la zona. Según el relato que familiares le ofrecieron al abogado, los policías federales dispararon hacia el automóvil de Guerrero Aviña, a quien detuvieron después de identificarse ante los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública con los que se había resguardado.

El Comité Enrique Guerrero, agrupación de amigos y compañeros del detenido, solicitó a Animal Político el derecho de réplica en torno a una nota publicada en nuestro portal sobre el caso. Reproducimos aquí la carta enviada a nuestra redacción:

México, D.F., a 28 de abril de 2014

A los Estudiantes de la UNAM,

A los Defensores de Derechos Humanos,
A la Sociedad Civil,
A la Población en General:

Por este conducto queremos hablar de nuestro amigo y compañero Enrique Guerrero Aviña, quien fue desaparecido el pasado 17 de mayo de 2013 por más de 30hrs, mismas en las que sufrió tortura y que actualmente se encuentra en el CEFERESO de Puente Grande, Jalisco.

Enrique Guerrero Aviña es estudiante de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, ha sido instructor del INEA en campañas de alfabetización, es profesor y jugador profesional de ajedrez, es activista del Colectivo Liquidámbar en el cual fungía como defensor de derechos humanos y del Taller Universitario Carlos Montemayor en la facultad mencionada.

Los compañeros, amigos y familiares de Enrique estamos indignados por la serie de agravios, libelo y daño moral que su detención ha generado. Es importante señalar que se le acusa de delincuencia organizada y privación ilegal de la libertad, y que pese a que ha sido sometido a tortura física y psicológica y ha sufrido amenazas contra su integridad y la de sus familiares, Enrique ha reiterado su inocencia.

Con respecto a los medios de comunicación que han afirmado o insinuado, sin ninguna prueba, la pertenencia de Enrique al Ejército Popular Revolucionario (EPR). Nos parece necesario aclarar que Enrique Guerrero Aviña jamás ha comulgado ni participado con organizaciones que actúen de forma violenta y fuera del marco legal.

Enrique tiene una formación católica, marista y humanitaria basada en fuertes valores éticos y morales. Los que lo conocemos damos cuenta de sus actividades filantrópicas que siempre fueron de apoyo hacia los demás, de respeto y cordialidad. Podemos afirmar que, en todo momento, Enrique ha demostrado ser una persona honesta, un buen compañero, hermano e hijo. Es por ello que condenamos dichas afirmaciones carentes de sustento.

Exigimos a las autoridades competentes que se garanticen la integridad, los derechos humanos, civiles e individuales de Enrique y de los abajo firmantes, así como que se lleve a cabo un juicio justo y que se respete el debido proceso penal.

A los medios que han divulgado estas difamaciones, sin ninguna prueba, les exigimos el derecho de réplica y reafirmamos nuestro compromiso para obtener justicia y la liberación inmediata de Enrique Guerrero Aviña.

Hacemos nuestro el llamado de Enrique “De manera franca y humilde pido el apoyo y la solidaridad de quienes creen en la justicia difundiendo mi caso y uniendo esfuerzos, alzando la voz contra la injusticia en cualquier medio, o rincón posible, caminemos juntos hacia un país mejor donde la injusticia, la tortura y la mentira no prevalezcan. “

¡LIBERTAD INMEDIATA A ENRIQUE GUERRERO AVIÑA!
¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA!

ATENTAMENTE,
Colectivo Liquidámbar, Taller Universitario Carlos Montemayor, Comité Enrique Guerrero Aviña, Blanca Aviña Valencia, Lénica Morales Zavaleta, Manuel González López, Emilio Anguiano Romero, Illari Alderete Cruz, Ayla Vélez French, Armando Chávez Rodríguez, Ricardo Flores Cuevas, Edahi Castillo Malvaez.

La información publicada por el reportero Luis Brito en mayo de 2013 deriva de dos boletines de la Procuraduría General de la República generados el 22 de mayo del 2013.

En ambos dicha dependencia explica que los 13 detenidos incluidos  Enrique Guerrero Aviña son presuntos responsables de Secuestro, Portación de armas de fuego y posesión de cartuchos, ambos del uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea. 

Además de lo anterior nunca publicamos que los detenidos pudiesen pertenecer a un grupo armado como lo es el EPR, ya que incluso la PGR detalló en un comunicado que hasta ese momento no se contaba “con algún elemento que indique que la conducta de estas personas haya sido instigada o dirigida por alguna organización de cualquier índole, -incluso a las que los probables responsables se encuentran afiliados- por lo que las especulaciones al respecto carecen de fundamento”.

La referencia que hace el reportero de Enrique Guerrero Aviña, incluso es tomada de su abogado, quien detalla que la detención de su cliente tiene irregularidades.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Texas: 4 contradicciones de la policía sobre el tiroteo que cuestiona la actuación de los agentes

Las autoridades de Texas han revelado detalles que contradicen declaraciones anteriores.
28 de mayo, 2022
Comparte

La policía de Texas ha corregido detalles clave sobre el tiroteo en una escuela de Uvalde a medida que aumentan las críticas por parte de algunos padres sobre el recuento inicial de los hechos.

El pasado martes, la pequeña y normalmente tranquila localidad, en el estado de Texas, se convirtió en el escenario de la peor masacre ocurrida en una escuela de Estados Unidos en casi una década.

Al menos 21 personas murieron (19 de ellas niños y dos maestras) cuando Salvador Ramos, un adolescente de 18 años, irrumpió en la primaria Robb con una pistola de mano y un rifle AR-15, se atrincheró en un salón de clases y comenzó a disparar.

Desde entonces se han ido revelando detalles de cómo transcurrió la jornada que cambió para siempre la vida de este pueblo fronterizo.

Pero en sus últimas declaraciones, la policía se ha retractado de otras hechas anteriormente.

1. Entró sin mayor esfuerzo

Las autoridades informaron inicialmente que Ramos intercambió disparos con un agente policial de la escuela antes de ingresar al edificio.

Poco después, durante una sesión informativa el miércoles, Steven C. McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública (DPS), aseguró que un agente policial de la escuela “atacó” al tirador pero que no hubo intercambio de disparos.

Gente llorando tras la masacre.

Getty Images
Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

Pero este jueves la policía reveló que el atacante deambuló afuera de la escuela durante 12 minutos antes de entrar sin ser cuestionado.

“Se informó (inicialmente) que un agente policial del distrito escolar confrontó al sospechoso cuando ingresaba. No es correcto. Entró sin obstáculos”, reveló Victor Escalon director regional del DPS.

2. La “rapidez” de la respuesta

Inicialmente, varios funcionarios estadounidenses celebraron la respuesta “rápida” de las autoridades.

Steven C. McCraw, el director del DPS, aseguró el miércoles que un agente actuó rápidamente cuando Ramos se acercaba a la escuela tras estrellar su vehículo.

El gobernador estatal Greg Abbott, por su parte, elogió la “respuesta rápida” de los “valientes funcionarios locales” que, según dijo, se habían enfrentado al pistolero antes de que ingresara a la escuela.

“Mostraron un coraje increíble”, agregó

Aula de la escuela.

Getty Images
Ramos entró libremente a la escuela por una puerta que estaba abierta a las 11:40am

Pero este jueves, Escalon reveló que la policía llegó después de que el hombre armado entrara y que fue muerto 90 minutos luego de su llegada.

La respuesta ahora es considerada como tardía y una serie de videos que muestran a padres frustrados siendo abordados y esposados ​​por la policía mientras el atacante aún estaba dentro de la escuela, ha provocado una creciente ira en Estados Unidos.

3. No ingresaron de inmediato

Este jueves, Escalón detalló que Ramos estrelló su vehículo cerca a las 11:28am, y la primera llamada de emergencia llegó dos minutos después cuando algunos testigos reportaron que habían visto a un hombre con un arma de fuego.

Ramos disparó a transeúntes, recorrió las instalaciones de la escuela y entró libremente por una puerta que estaba abierta a las 11:40am.

La policía llegó al lugar cuatro minutos después, según Escalon.

Inicialmente, la policía dijo que los oficiales estaban “adentro” tratando de actuar y se cubrieron después de ser atacados.

Pero Escalon contradijo el jueves esta versión.

Dolientes visitan el monumento a las víctimas del tiroteo en la escuela de Texas.

Getty Images

“Ellos (no) entraron de inmediato debido a los disparos que estaban recibiendo”, precisó.

A las 12:45, el pistolero fue muerto a tiros no por agentes locales. sino por una unidad táctica dirigida por agentes fronterizos estadounidenses.

Escalon restó importancia a las declaraciones anteriores de la policía de que hubo intercambios de disparos en curso durante la hora en la que Ramos estuvo en el lugar.

“La mayoría de los disparos fueron al principio”.

4. Chaleco antibalas

Inicialmente, las autoridades locales afirmaron que el hombre armado tenía un chaleco antibalas, pero luego cambiaron el discurso.

El sargento Erick Estrada, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, aseguró el miércoles que Ramon tenía “un rifle y un chaleco antibalas“.

“Después del choque (de su vehículo) salió un hombre armado, con un chaleco antibalas. Entró por una puerta en el sur (del plantel), donde se encontró con un policía y empezaron a dispararse entre ellos”, detalló.

Pero más tarde, el teniente Christopher Olivarez, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que el atacante no llevaba chaleco antibalas, sino un chaleco para guardar cargadores adicionales.

Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

La investigación no ha encontrado indicios de que tuviera antecedentes de enfermedad mental o penales.

Pese a la línea de tiempo ofrecida por el director regional del DPS, Victor Escalon, este jueves, aún quedan muchas dudas sobre los hechos.

Escalon se negó a responder varias preguntas sobre por qué el pistolero no había sido abatido antes. Pero afirmó que había “tomado en consideración todas las preguntas” y que pronto ofrecería una actualización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.