Cuando el trabajo y la familia sí son compatibles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cuando el trabajo y la familia sí son compatibles

¿Cómo disfrutar de la familia y del trabajo a la vez? La relaciones públicas de María Sharapova, Merideth Gilmor, cuenta cómo logró conservar un trabajo que ama sin renunciar a llevar a su hijo al colegio cada mañana.
26 de abril, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

Hubo un momento en que Merideth Gilmor viajaba tanto por cuestiones de trabajo que se despertaba y se olvidaba en qué hotel estaba, o lo que es peor, en qué ciudad.

Gilmor, quien entonces trabajaba como relacionista pública para la marca de moda Cole Haan, pasó un tiempo considerable en Asia, donde la compañía se estaba expandiendo desde hacía cuatro años.

Al final de uno de esos viajes, durante un vuelo de regreso a su casa en Connecticut, Gilmor se dio cuenta de la cruda realidad. Tenía el trabajo que siempre había imaginado tener, tenía éxito, pero no estaría allí para ver a su hijo de 5 años de edad comenzar en el jardín de infancia.

“Amaba mi trabajo, pero amaba más a mi familia”, reflexiona Gilmor.

Por eso, decidió renunciar. Entonces, a sus 30 años de edad, dio un aviso de dos meses, terminó algunos grandes proyectos y se fue para abrir su propia compañía de mercadeo y relaciones públicas.

Un mes después, estaba allí para el primer día de su hijo en la escuela.

Un golpe de suerte le sonrió después de su renuncia. En Cole Haan había trabajado con la estrella del tenis Maria Sharapova y ahora Sharapova necesitaba a alguien que le hiciera el trabajo de promoción.

Asociar su nueva firma con un nombre tan internacional ayudó sin duda a Gilmor a captar otros atletas, entre ellos varias estrellas profesionales de fútbol americano. Había encontrado una manera de ser mamá y de mantenerse en lo alto de su negocio.

La experiencia de Gilmor destaca un cambio sutil, pero muy real, de cómo los padres ahora dirigen la vida familiar y sus carreras. Muchos países occidentales solían ver el éxito y la crianza de los hijos como esfuerzos separados. Las familias tenían que elegir entre la hora del baño o la sala de juntas.

Sin embargo, cada vez más, los padres de alto nivel profesional están encontrando maneras de equilibrar la vida en casa con una carrera exitosa.

Delegar de manera inteligente

Sin duda alguna, cuando los padres tratan de conciliar su paternidad con sus carreras, tienen que hacer una serie de sacrificios, dijo Ellen Kossek , profesora de gestión y directora de investigación del Centro para el Liderazgo en la Universidad de Purdue.

Lo más probable es que dependa de usted concretar y pedir lo que necesita, como por ejemplo una cierta flexibilidad en los viajes o en las horas laborables.

“Para los altos ejecutivos, parte de ello es descubrir cómo usar su máxima energía para realizar un trabajo de alta calidad”, dijo Kossek . “¿Cuáles son esas cosas que su empresa cree que hace bien? Dedique la mayor parte de su tiempo a realizar esas actividades y delegue el resto”.

Si su empleador actual no valora la necesidad de que un gerente pase tiempo con sus hijos, váyase.

¿Suena exagerado? Considere que pocas personas hoy en día permanecen en un solo lugar en el transcurso de sus carreras. Como existe la posibilidad de que, de todos modos, deba irse en algún momento, hágalo ahora, antes de que su vida en el hogar se vuelva un suplicio.

Incluso aunque esto afecte a su salario o posición, trabajar en una empresa que sea flexible con las necesidades de una familia significa una mejor oportunidad de éxito a largo plazo.

La buena noticia es que existen compañías más amigables con las familias. Northern Trust Bank, con sede en Chicago, permite a los empleados tener horarios flexibles, incluso para algunos altos ejecutivos. Aplican prácticas como por ejemplo trabajar desde casa un día a la semana.

Los fabricantes de bocadillos Kraft Foods de Estados Unidos, permiten que algunos empleados ajusten su semana laboral a cuatro días de 10 horas.

La influencia se expande

Pero no sólo los empleados se benefician de estos cambios. Estas reformas también ayudan a las empresas y quizás sea la razón por la cual estas prácticas se están extendiendo lentamente en algunas industrias.

Por ejemplo, la cadena estadounidense de supermercados Spartan Stores en Michigan se dio cuenta de que los empleados a los que se les dio una mayor flexibilidad de horario para que pudieran pasar tiempo con sus familias, eran más colaboradores, seguían los procedimientos de seguridad más estrechamente y estaban más dedicados a la empresa.

Esto es algo que ya es bien conocido por los empleadores en los países escandinavos y del norte de Europa, donde las empresas tienen más probabilidades de dar cabida a las necesidades de los padres, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, con sede en París.

Pero es mucho más grande la lista de los países que no hacen casi nada para reconocer la necesidad de equilibrar la vida familiar.

Se incluyen los países en desarrollo como Turquía y México, los países asiáticos, como Japón y Corea, y en los países anglosajones: Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos.

“Para aquellos padres profesionales que se encuentran en naciones que no ponen énfasis en la vida familiar, tengan una conversación con su jefe acerca de cómo les gustaría que las cosas cambien”, dice Armin Brott , que ha escrito siete libros sobre paternidad.

Romper con la filosofía de la empresa

En primer lugar, tendrá que averiguar si realmente puede manejar su departamento, ejecutar las actividades necesarias o gestionar los viajes de trabajo si labora en un horario más flexible.

Si la respuesta es un no absoluto, averigüe cómo puede recortar sus responsabilidades de gestión antes de acercarse a su jefe para solicitarle un entorno de trabajo flexible o diferente.

De esa manera tendrá un plan en marcha para que su control sobre los empleados o clientes no se vea disminuido, simplemente porque todos los martes hay que cortar antes de tiempo para que usted pueda cenar con su familia.

La clave es tener un plan de gestión ya dispuesto tanto para su tiempo como de sus responsabilidades en el trabajo antes de pedir cualquier tipo de cambio a los supervisores.

Ese podría ser el comienzo del mayor desafío de liderazgo de todos, ya que puede dar lugar a algunas conversaciones difíciles. “Es una cuestión de si usted está dispuesto a tomar el riesgo de romper con la filosofía de la empresa”, dijo Brott .

“Es difícil ser realmente eficiente, tanto en la crianza como en el trabajo sin plantearse que hay que aprender formas novedosas de hacer lo mismo”.

Después de que Gilmor dejó su trabajo para pasar más tiempo con su hijo, se dio cuenta de que había estado perdiendo algunas alegrías simples.

Como su propio empleador, ahora puede organizar su tiempo para asegurarse de estar en la parada de autobús cada mañana mientras sigue respondiendo a las necesidades de sus clientes.

Por ejemplo, recientemente Gilmor respondió una llamada de un periodista en busca de una entrevista con Sharapova mientras llevaba a su hijo a la clase de karate, algo que no podría haber hecho hace cuatro años.

La lección para los gerentes en el mundo empresarial: encuentre la manera de equilibrar su papel como jefe y como padre antes de que esos dos mundos se vuelvan difíciles de controlar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La Federación Internacional de Natación refuerza restricciones para las nadadoras transgénero en torneos de élite femeninos

Las nadadoras transgénero no podrán participar en competiciones femeninas de élite si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina.
19 de junio, 2022
Comparte

La Federación Internacional de Natación (FINA) prohibió que nadadoras transgénero compitan en las pruebas élite de mujeres si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina.

La nueva política requiere que las competidoras transgénero hayan completado su transición antes de los 12 años para poder participar en competencias femeninas.

Además, la organización buscará establecer una categoría “abierta” para las competencias de natación de participantes cuyas identidades de género son diferentes a las que se les asignó al nacer.

La medida, que fue aprobada por un 71% de los votos de los 152 miembros de FINA, fue descrita como “solo un primer paso hacia la completa inclusión” de atletas transgénero.

La decisión se tomó durante un congreso general extraordinario en el marco del Campeonato Mundial en Budapest, Hungría.

Con anterioridad, los miembros de FINA escucharon el informe de un grupo de trabajo compuesto por figuras del mundo de la medicina, la ley y el deporte.

“La testosterona durante la pubertad masculina altera los factores fisiológicos determinantes del rendimiento humano y explica las diferencias de rendimiento humano basadas en el sexo, que se consideran claramente evidentes a la edad de 12 años”, dijo el doctor Michael Joyner, fisiólogo y experto en rendimiento humano y miembro del panel.

“Aun si la testosterona se suprime, los efectos que alteran el rendimiento se retienen”.

La doctora Sandra Hunter, una especialista en las diferencias de sexo y edad en el rendimiento atlético, coincidió, indicando que esas ventajas son de origen estructural, como la altura, longitud de extremidades, tamaño del corazón, tamaño de los pulmones y son retenidos.

“El enfoque de FINA en la formulación de esta política fue amplio, basado en la ciencia e inclusivo, y, muy importante, el enfoque de FINA hizo énfasis en competitividad justa”, alegó Brent Nowicki, director ejecutivo del ente regulador.

La decisión de FINA viene después de la medida tomada en jueves por la UCI, que regula el ciclismo, de duplicar el período de tiempo antes de que una ciclista haciendo su transición pueda competir en carreras femeninas.

Lia Thomas compitiendo para la Universidad de Pennsylvania

Getty Images
La nadadora Lia Thomas compitió como hombre durante tres temporadas antes de iniciar su transición. Su caso ha sido central en el debate del derecho de mujeres transgénero de competir.

El tema en la natación se convirtió en el centro de atención por las experiencias de la nadadora estadounidense Lia Thomas.

En marzo, Thomas se convirtió en la primera nadadora transgénero -de quien se sabe- en ganar el principal título universitario nacional en EE.UU. con su victoria en las 500 yardas (457,2 metros) femeninas estilo libre.

Thomas había nadado para el equipo masculino de Pennsylvania durante tres temporadas antes de iniciar un tratamiento de reemplazo de hormonas en la primavera de 2019.

Desde entonces ha roto varios récords para su equipo universitario de natación.

Más de 300 nadadores universitarios, del equipo nacional y de equipos olímpicos firmaron una carta abierta en apoyo a Thomas y todas las nadadoras y nadadores transgénero y no binarios, pero otros atletas y organizaciones han manifestado dudas sobre la inclusión trans.

Algunas de las compañeras de equipo de Thomas y sus padres escribieron cartas anónimas apoyando su derecho a la transición, pero señalaron que era injusto que compitiera en las categorías femeninas.

La federación de natación de Estados Unidos actualizó su política para nadadores élite en febrero, para permitir a atletas transgénero competir en eventos élite pero con miras a reducir cualquier ventaja injusta, incluyendo la imposición de pruebas de testosterona 36 meses antes de competencia.

Uno de los debates más acalorados en el deporte

La discusión sobre la inclusión de mujeres transgénero en los deportes femeninos ha dividido las opiniones tanto dentro como por fuera de los círculos deportivos.

Muchos alegan que las mujeres transgénero no deberían competir en deportes femeninos por las supuestas ventajas que podrían retener -pero otros insisten en que el deporte debería ser más inclusivo.

El presidente de World Athletics (el ente de atletismo internacional) Sebastian Coe dijo que la “integridad” y el “futuro” de los deportes femeninos quedarían muy “frágiles” si las organizaciones deportivas no atinan bien con sus regulaciones para atletas transgénero.

El meollo del debate sobre si las atletas transgénero deberían o no competir en deportes femeninos involucra un complejo equilibrio de inclusión, justicia deportiva y seguridad -en esencia, si las mujeres trans pueden competir en categorías femeninas sin tener una ventaja injusta o presentando una amenaza de lesión a sus competidoras.

Las mujeres trans tienen que seguir una serie de reglas para competir en deportes específicos, incluyendo en muchos casos bajar sus niveles de testosterona por cierta cantidad, durante un período establecido de tiempo, antes de competir.

Hay preocupación, sin embargo, como lo resalta la decisión de FINA, que las atletas retienen una ventaja al pasar por la pubertad masculina sin que se hayan bajado los niveles de testosterona.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bjntTyBEu24

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.