El uso del "Big Data": ¿revolución para el futbol?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El uso del "Big Data": ¿revolución para el futbol?

El análisis de datos en el futbol está ganando adeptos y algunos creen que, en un futuro, su uso tendrá casi tanta importancia como el mismo director técnico de un equipo.
Por Dave Lee/BBC Mundo
7 de abril, 2014
Comparte
Foto: Especial.

Foto: Especial.

Charles Reep era un comandante retirado de las Fuerzas Aéreas británicas y amante del futbol.

Más que eso: era un fanático.

La pasión por su equipo local, el Swindon Town, venía acompañada de sufrimiento cada vez que lo veía perder. Y eso, en la temporada del 1949-1950, era casi un hábito.

Reep se sentía tan frustrado que sacó su libreta y empezó a tomar notas sobre todos los jugadores: sus movimientos, posiciones y forma de juego.

Así identificó pequeños cambios que pensó podrían ayudar al equipo a marcar más goles. Estaba décadas por delante de lo que la tecnología traería luego.

Lea: ¿Estamos listos para la revolución de los “grandes datos”?

El “Big Data” y el futbol

Hoy en día, detrás de los grandes equipos de futbol del mundo hay un sofisticado sistema de recopilación de datos, métricas, análisis y estadísticas.

El éxito en el campo, y en la hoja de cálculos, tiene que ver cada vez más con los algoritmos.

Según la firma consultora Deloitte, los 20 clubes más ricos del mundo generan ingresos de US$7.400 millones.

Y la cada vez mayor cantidad de datos es crucial para maximizar el potencial de ingresos sacando el máximo partido de la mayor inversión que se hace en el futbol: los jugadores.

Así es que los datos en grandes volúmenes y el deporte más popular del mundo han tenido una estrecha relación en los últimos años.

Vea también: Cómo los grandes equipos de futbol aprovechan los datos

Mala fama

En los años 50, el Swindon Town no tenía mucho tiempo para hacer caso de las anotaciones de Reep, pero otro equipo, el Brentford, sí decidió prestarle atención.

El club estaba luchando por no irse al descenso. Reep se convirtió en su consejero y, bajo su tutela, el equipo cambió su fortuna y al final de la temporada se había salvado de caer a la división inferior.

¿Qué es el “Big Data”?

Se llama así a la gestión y análisis de enormes volúmenes de datos que superan los límites y capacidades de las herramientas habitualmente utilizadas para revisar información.

Laurie Miles, jefa de análisis de la empresa especializada en el tema SAS, explica: “El concepto de grandes datos existe desde hace décadas y hemos estado haciendo análisis durante todo este tiempo. Pero ahora no es grande (big), es enorme”.

En efecto, lo que hizo que se acuñara este término es la velocidad, la variedad y el volumen que ahora tienen los datos.

Un triunfo, a todas luces. Pero curiosamente su táctica, pese a que había sido un éxito cuantificable, generó bastante desprecio entre los fans de la época.

El análisis de sus datos sugirió que muchos de los goles se marcaban con menos de tres pases directos y que por lo tanto convenía adoptar el criticado estilo de juego de “balón largo”. Sin pases cortos.

En otras palabras, el tipo de futbol más feo que se pueda imaginar. Patear la pelota hacia adelante, contar con que la suerte abrirá un hueco y ahí tirar la pelota hacia la red.

“Desafortunadamente, ello hizo que las estadísticas en el fútbol se hicieran una muy mala fama”, dice Chris Anderson, autor de The Numbers Game, una mirada analítica e histórica al uso de datos en futbol.

“Porque la gente critica la idea del juego de balón largo en futbol y lo considera responsable de que la selección inglesa haya tenido un peor desempeño del que debía en todos estos años”.

Sensores en piernas

Reep falleció en 2002. Si siguiera vivo, hoy posiblemente sería bien recibido por el club alemán TSG Hoffenheim, donde la revolución del “Big Data” está cambiando radicalmente la preparación que antecede a cada partido.

En colaboración con la firma SAP, que se especializa en el manejo de grandes volúmenes de datos para uso empresarial, el club ha incorporado datos de medición en tiempo real en sus rutinas de entrenamiento.

“Es una forma muy nueva de entrenar”, dice Stefan Lacher, jefe de tecnología en SAP.

La información que se genera en las prácticas puede ser analizada al instante por expertos en datos, y las rutinas de entrenamiento se pueden adaptar en consecuencia.

“El área de entrenamiento entera es accesible virtualmente, colocando sensores y rastreadores en todo lo que es importante: en la portería, en los palos, en los laterales”, revela Lacher.

Cada jugador tiene varios -uno en cada espinillera o canillera, por ejemplo- y por supuesto la pelota también tiene el propio.

“Si entrenas sólo diez minutos con diez jugadores y tres pelotas, generas más de siete millones de puntos de datos, que entonces se pueden procesar en tiempo real”, cuenta el experto.

El programa de SAP es capaz de procesar estos datos y sugerir cambios o adaptaciones en la rutina de cada jugador.

“Se trata de entender mejor las fortalezas y debilidades de los jugadores -dice Lacher- e invertir más tiempo trabajando en las debilidades y sacando provecho de las fortalezas”.

La revolución que está en marcha es una transición, dicen los expertos, de la intuición al uso analítico de números.

Lesiones

Pero es en la mesa de dirección de los clubes donde los datos del futbol tienen un papel más crítico en el éxito del equipo, dice Paul Neilson, de la firma especialista en tecnología del fútbol Prozone.

“Una de las cosas más importantes en el deporte de élite es asegurarse que los jugadores estén disponibles para entrenamientos y partidos tanto como sea posible. Los cambios que trae la tecnología apuntan a mitigar los riesgos de lesiones”, cuenta el especialista.

“Si haces esto (del análisis de datos) seguramente serás capaz de reducir la sobrecarga física y reducir el riesgo de una lesión”.

Y agrega: “Cuando a los jugadores les pagas tanto como se les paga hoy en día en el futbol de grandes ligas, es muy importante asegurarse que estén en el campo de juego el mayor tiempo posible”.

Los jugadores que tienen que quedarse fuera de un campeonato por baja médica son una fuente de preocupación financiera para los clubes de futbol. Un famoso ejemplo es el caso de Jonathan Woodgate, que dejó Newcastle United en 2004 para unirse al Real Madrid por unos US$22 millones.

Debido a varias lesiones, Woodgate jugó para el Real Madrid sólo nueve partidos antes de dejar el club en 2007. Lo que representó un costo de casi US$2,5 millones por partido para el club, y eso sin tener en cuenta su salario semanal.

Análisis de movimientos

Los estudios de Prozone pretenden reducir este riesgo para los clubes, usando las técnicas del “Big Data” para analizar los movimientos del cuerpo e identificar, antes que pueda percibirlo un médico o un fisioterapeuta, dónde pueden darse futuras lesiones.

En jugadores jóvenes, los análisis de movimiento pueden proporcionar una alerta temprana para aquellos propensos a desarrollar lesiones que afecten su carrera.

Recopilar estos datos es una labor sofisticada. Prozone se basa en una compleja red de cámaras alrededor del estadio, registrando movimientos de los jugadores desde varios ángulos a la vez.

A los representantes de futbolistas y entrenadores les gusta pensar que es su instinto, y no los datos, lo que da resultados. Y por lo tanto la adopción de sistemas de análisis de datos ha sido lenta y no ha gozado de buena recepción entre todos los que participan del negocio del futbol.

Futbol conservador

“El futbol, particularmente en Reino Unido, puede ser un poco conservador”, dice Neilson.

“Si miras el rugby, el entrenador a menudo está rodeado de datos, tecnología y análisis durante todo el partido”.

“Comparemos eso con el futbol y los entrenadores todavía están a oscuras, tratando de influir en los jugadores personalmente, a través de instrucciones y gritando y mayormente formando parte de la algunas veces caótica naturaleza del futbol”.

Este choque de culturas supone que no hay muchos entrenadores que se paseen por el campo con una tableta… todavía. Pero tras bambalinas hay una realidad muy distinta.

Prozone proporciona datos complejos a más de 300 clubes de futbol en todo el mundo, incluyendo todos los equipos de la lucrativa Liga Premier inglesa.

Tan importantes como el entrenador

Pero para que los datos tengan algún sentido es necesario talento en su utilización y Neilson cree que pronto llegará la hora de los científicos de datos en los clubes, que los aficionados del club admirarán o detestarán con la misma pasión con que hoy en día tratan a los directores técnicos.

“En un típico club de futbol tienes gente técnica, como los analistas deportivos, que muestran un perfil muy técnico, son objetivos y minuciosos. Y del otro lado tienes a los que toman decisiones: el presidente ejecutivo que firma los cheques, el entrenador que toma las decisiones semanales sobre los jugadores”.

“El reto es conectar estos dos mundos, para que los que toman las decisiones confíen en esos datos”, sugiere el experto.

Tristemente, Reep no vivió para ver cómo su habilidad de registrarlo todo era apreciada en una cancha de futbol.

Hasta hoy, su filosofía del balón largo es criticada por muchos que dicen que su recopilación de datos era muy primitiva como para establecer conclusiones certeras.

Sin embargo, su trabajo fue pionero y se ha convertido en un hito del bello juego moderno.

En algún lugar, en un futuro no tan distante, en un partido que se pierda de local por 3-0, los hinchas proferirán insultos y cantarán “que te despidan ya”.

Pero el destinatario de su furia no será el entrenador, sino el hombre que maneja los datos.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Francia: Macron gana por segunda vez a Le Pen y es el primer presidente francés reelecto en 20 años

El presidente Emmanuel Macron repetirá por otros cinco años en el cargo tras ganar este domingo la segunda vuelta de las elecciones en Francia.
25 de abril, 2022
Comparte

El presidente Emmanuel Macron permanecerá otros cinco años en El Elíseo tras ser reelegido este domingo la segunda vuelta de las elecciones en Francia.

Con el 58,55%% de los votos, Macron se impuso otra vez a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen, quien obtuvo el 41,45%, una cantidad que representa el apoyo más fuerte recibido por su partido en su historia.

por ciento

BBC

Macron se convierte así en el primer presidente que revalida en el cargo en los últimos 20 años, después de Jacques Chirac en 2002.

En un emotivo discurso de celebración, el mandatario aseguró que agradecía a todos los que le dieron su apoyo y reconoció que su victoria se debía no solo a los que seguían sus ideas, sino también a aquellos que habían votado por él para evitar que la extrema derecha obtuviera el poder.

“Yo entiendo los deberes que vienen con esa confianza por los próximos años”, dijo.

Aseguró, además, que tratará de gobernar con un nuevo método y que tratará de atender las preocupaciones de los que votaron en su contra.

“A los que votaron por la extrema derecha les digo que mi responsabilidad y la de mi equipo será atender sus inquietudes”, dijo desde el Campo de Marte.

Pictures of candidates Emmanuel Macron (L) and Marine Le Pen are displayed during the second round of voting in the French presidential elections at the French Embassy in Beijing on April 24

Getty Images

Tras darse a conocer las primeras estimaciones, Le Pen reconoció la derrota, aunque aseguró que los resultados eran una victoria para su partido, Agrupación Nacional (RN).

“Pudo haber soplado una gran viento de libertad en el país. Los resultados de la votación, los cuales respeto, quisieron otra cosa. A pesar de dos semanas de métodos (de campaña) desleales (…), las ideas que representamos alcanzaron su punto máximo en la noche de las elecciones presidenciales. Con más del 43% de los votos, los resultados de esta noche representan, en sí mismos, una brillante victoria”, dijo.

Indicó, además, que el objetivo de su partido ahora son las elecciones parlamentarias de junio.

“Más que nunca continuaré mi trabajo por los franceses. El paisaje de la política francesa se está recomponiendo”, dijo.

El porcentaje de participación se situó por debajo del 72%, la más baja desde 1969.

Aunque Macron llegó a la segunda vuelta con una ventaja estable en las encuestas de opinión, los analistas alertaron que no se debía dar por segura su victoria.

Sin embargo, su posición mejoró en los últimos días de campaña, principalmente tras el debate preelectoral del miércoles.

Televisoras locales mostraban a miles de partidarios de Macron celebrando en las calles y alrededor de lugares emblemáticos de la capital francesa, como la Torre Eiffel.

macron

Getty Images

De acuerdo con el periodista de la BBC, Hugh Schofield, quien se encuentra en París, “la amenaza de la extrema derecha resultó exagerada en las encuestas”.”Sin embargo, sigue siendo la mayor votación jamás obtenida por los nacionalistas. Combinado con la altísima tasa de abstenciones y votos nulos, se confirma la impresión de un país dividido e infeliz”, indica.

La segunda vuelta de esto domingo mostró una diferencia más estrecha entre los candidatos que los resultados obtenidos en 2017, cuando el centrista obtuvo el 66% de los votos, frente al 33.9 % de la candidata de ultraderecha.

En la primera vuelta de hace dos semanas, Macron obtuvo el 27,6% de los votos, mientras que su oponente se llevó el 23,4%.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y numerosos líderes europeos felicitaron a Macron por su victoria.

Y es que los resultados han sido vistos como un respiro para el bloque regional por la posición pro-europea de Macron y los comentarios críticos de Le Pen hacia el bloque.

Aunque la candidata se retractó de sus ideas iniciales de buscar la salida de Francia del bloque, existía el temor de que sus políticas afectaran la unidad de la UE, sacudida en los últimos años por la salida de Reino Unido, la elección en 2016 de Donald Trump y el ascenso de una nueva generación de líderes nacionalistas.

“El mayor suspiro de alivio ha venido de los líderes de la UE. Como presidente, Le Pen habría sido vista como una amenaza existencial para la Unión, ya que es una euroescéptica abierta, mientras que es difícil encontrar a alguien más entusiasta de la UE que Emmanuel Macron”, escribe desde París la periodista de la BBC Katya Adler.

No obsante, la preocupación por los resultados de la extrema derecha llegó incluso del propio gobierno de Macron.

El ministro de Salud, Olivier Véran, aseguró que no quería “estropear la victoria”, pero que estaba preocupado por el número de votos obtenidos por Le Pen. “También hemos escuchado el mensaje del pueblo francés. Habrá un cambio de método, se consultará al pueblo francés”, dijo.

La nueva victoria

Cuando hace cinco años se convirtió en el líder francés más joven en llegar al poder desde Napoleón, bajo el partido En Marche! (¡En marcha!), Macrón prometió alejarse de los espectros políticos, fortalecer los lazos con Europa e implementar importantes reformas en materia social y económica.

El descontento contra las élites políticas que, por años, habían administrado el país europeo hizo que el electorado se volcara a favor de aquel joven exbanquero que participaba en su primera elección.

Cuando venció a Le Pen en segunda vuelta en esa ocasión, su única experiencia en el gobierno había sido como asesor económico y ministro de Economía del expresidente socialista François Hollande.

Emmanuel Macron

Getty Images

Sin embargo, el mandatario vio su popularidad caer en los últimos tiempos, principalente por su posición frente las protestas de los llamados “chalecos amarillos”, sus políticas y algunas de las medidas para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Algunos sectores lo criticaron por considerarlo un “presidente de los ricos” y de no estar en contacto con los sectores más desfavorecidos de la sociedad francesa.

Proyectos y desafíos

El nuevo período de gobierno de Macron comenzará el 13 de mayo.

El mandatario ha prometido pleno empleo dentro de cinco años, un recorte de impuestos de US$16.000 millones al año para los hogares y las empresas, lo que planea financiar aumentando gradualmente la edad de jubilación de 62 a 65 años.

En términos de defensa, afirmó que aumentaría el gasto militar con miras a una mayor soberanía francesa, sobre todo en el contexto de la invasión rusa a Ucrania.

En cuanto a la energía, propone crear seis reactores nucleares, mientras que en la educación buscará darles mayor independencia a las universidades.

macron

AFP

Sin embargo, su primer gran reto serán las elecciones parlamentarias de junio, dado que otros rivales, desde Le Pen hasta el izquierdista Jean-Luc Mélenchon (quien pidió ahora a sus seguidores votar por Macron para impedir el triunfo de Le Pen), han llamado a no darle una mayoría legislativa.

El candidato de extrema derecha Eric Zemmour (eliminado en primera vuelta) también ha pedido una alianza de agrupaciones derechistas de cara a las elecciones legislativas de junio.

“Lucharemos por nuestras ideas en todos los pueblos y aldeas de Francia, en Internet y en los medios. Pero no habrá victoria sin alianzas. Hago un llamado a la unión nacional para las elecciones legislativas de junio”, dijo.


Macron aleja otra vez la extrema derecha

Por Paul Kirby, desde París

Esta es una victoria dramática e histórica para el presidente francés.No nos equivoquemos: esta era la mejor oportunidad de victoria de Marine Le Pen y, sin embargo, no sucedió.

Su campaña fue hábil, su enfoque en el costo de la vida resonó con los votantes y se desempeñó bien en el gran duelo televisivo hace unos días.Macron ni siquiera se presentó a la campaña electoral sino hasta ocho días antes de la primera vuelta, lo que provocó acusaciones de arrogancia.

Pero lo hizo, los votantes escucharon con claridad.

Aunque Le Pen ofreció recortes de impuestos y no aumentar la edad de jubilación, los franceses decidieron que las propuestas de Macron eran más realistas y rechazaron las de ella. En 20 años, Francia no había respaldado a un presidente por dos mandatos y nunca antes un presidente había sido reelegido con una mayoría en el parlamento.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gyrC55QhAPA&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.