close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
"Somos soldados caídos, esperamos que EPN nos reciba": migrantes mutilados
Tras diez días esperando en Tapachula una visa humanitaria que no llega, el grupo de 15 hondureños con diversas mutilaciones que pretende marchar hasta el DF para exponer a Peña Nieto los riesgos de la migración en México, valora subir de nuevo a La Bestia para conseguir su cometido.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
4 de abril, 2014
Comparte
Migrantes a su paso por Las Choapas, en el estado de Veracruz. //Foto: Cuartoscuro

Migrantes a su paso por Las Choapas, en el estado de Veracruz. //Foto: Cuartoscuro

“¿Y por qué va a ser imposible que nos reciba Peña Nieto? –la voz al otro lado de la línea telefónica suena pausada; con el cansancio propio de quien ha recorrido durante días los cientos de kilómetros que separan Honduras de la ciudad fronteriza de Tapachula, pero con una determinación fuera de lo común-. Yo les digo a mis compañeros migrantes que lo verdaderamente imposible es que me crezca de nuevo la mano que me quitó La Bestia, o la pierna que perdí, o los tres dedos que me faltan de la otra mano. Pero ver y hablar con otro ser humano que es igual que nosotros… ¿por qué va a ser imposible?”.

José Luis Hernández es quien reitera la pregunta al otro lado del hilo telefónico. Él dirige, junto a Norman Saúl Varela, la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (Amiredis); una ONG que el pasado 20 de marzo salió de Honduras con un grupo de 15 personas que marcha a la ciudad de México en representación de los migrantes que han padecido alguna mutilación, y que desde hace 10 días se encuentra varada en Tapachula en espera de una visa humanitaria que no llega. 

El objetivo de la caravana, repite varias veces el hondureño en entrevista con Animal Político, no es entrar a México y quedarse ilegalmente en el país, sino hablar en persona con Enrique Peña Nieto. Quieren que los reciba, que dialogue con ellos. Y que el mandatario observe con sus propios ojos lo que hace el acero de las ruedas del ferrocarril en los cuerpos de quienes son arrojados del convoy por el crimen organizado, se accidentan tratando de escapar de los agentes que los persiguen en busca de una extorsión, o simplemente se quedan dormidos por el cansancio y caen a las vías.

“Mi accidente fue en el 2005, llegando a una ciudad que se llama Delicias, en Chihuahua –recuerda a colación Hernández-. Llevaba 20 días sufriendo en el tren; escondiéndome de migración y tratando de evitar los asaltos. Y debido a este cansancio mi cuerpo ya no aguantó más -hace una pausa, traga saliva y exhala una respiración que distorsiona el eco del teléfono-. El cansancio me venció y me desmayé. Caí debajo de las ruedas del tren y me cortó una pierna, un brazo y tres dedos de mi otra mano”.

A pesar de la tragedia, el centroamericano admite que tuvo suerte: de haber caído en un lugar despoblado se hubiera desangrado en cuestión de minutos. Sin embargo, una ambulancia lo atendió rápidamente y salvó su vida. Tiempo después, ya de regreso a su país de origen, comenzó a dirigir la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad.

“Al ver que en Honduras somos 452 mutilados por el tren nos dijimos: ‘hay que hacer algo para que esto cambie’. No puede ser que seamos tantos mutilados en nuestro país por el tren. Creo que en Estados Unidos hay menos soldados mutilados por la guerra de Irak, que migrantes mutilados en Honduras por La Bestia -plantea Hernández-. Nosotros también nos consideramos soldados caídos, y por eso decidimos salir en representación de los mutilados de Honduras y de toda Centroamérica, para que nos reciban las autoridades mexicanas y Peña Nieto en especial, porque él es quien puede hacer algo para que haya un cambio”.

En este sentido, el presidente de Amiredis resalta que el otro gran objetivo de la marcha es llamar la atención de las autoridades de su propio país, a las que acusa de ignorar el problema de la migración mientras millones de dólares fluyen desde Estados Unidos en remesas que mandan miles de connacionales que arriesgaron su vida para entrar de manera irregular a la Unión Americana.

“En el tema de migración hay un gran desinterés de Honduras. Y a pesar de que somos 452 mutilados por el tren, esto es algo que no les importa –el tono de voz suave y sereno del migrante se torna golpeado, molesto-. Lo único que ven las autoridades son los 3 mil millones de dólares en remesas que llegan cada año al país, gracias al trabajo de los hondureños que están en Estados Unidos. ¡Eso sí que les importa! Pero las consecuencias que implica el tener que ir hasta ese país a buscar un empleo no las tienen en cuenta. Por eso estamos haciendo esto: para que Peña Nieto presione a Honduras y a Centroamérica, y así estos países se preocupen de esta realidad, ya que en México se da la migración más peligrosa del mundo”.

Tras esperar visa humanitaria, analizan subir de nuevo a La Bestia

Sin embargo, por ahora las autoridades migratorias de México no están facilitando las cosas. Tras 10 días esperando en Tapachula, el grupo de 15 personas aún no ha obtenido una visa humanitaria para poder transitar libremente por México y evitar así el ferrocarril y las rutas de migrantes controladas por el crimen organizado. Por lo que, ante esta situación, José Luis Hernández admite que están valorando dejar en las próximas horas la ciudad fronteriza para dirigirse a Arriaga, en Chiapas, y de ahí subir de nuevo al tren.

“Lo estamos pensando mucho todos, porque subir de nuevo a La Bestia era algo que no habíamos pensado ni en sueños”, comenta también vía telefónica Normal Saúl Varela, vocero de Amiredis.

“La Bestia me amputó una pierna y no quiero ni recordarla. Pero es una necesidad subir de nuevo, para poder lograr el propósito que tenemos, que es hablar con el presidente de México y que él vea con sus ojos lo que provoca este tren a las personas”, añade el centroamericano.

“Cuando veamos el tren de nuevo y recordemos todo lo que vivimos… va a ser algo muy difícil -vuelve a retomar la conversación José Luis-. Pero nosotros somos guerreros. Y aunque esa maldita Bestia nos arruinó la vida físicamente, la seguimos mirando de frente. Porque el corazón sigue ahí, latiendo. Y las ganas de salir adelante siempre están. Por eso -concluye el centroamericano-, aunque hemos tenido muchas trabas en el camino, esperamos llegar a nuestro destino en el DF. Queremos hablar con el presidente Peña Nieto”. 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Las palabras más hermosas que el maya le regaló al español (y cuáles se usan cotidianamente)
Lo que se conoce como "lengua maya" es en realidad una familia lingüística de 30 idiomas diferentes. Comprenden el extenso territorio del mundo maya que abarca del sureste de México a Honduras. BBC Mundo recoge una lista de palabras de origen maya que se usan comúnmente en español.
Getty Images
14 de mayo, 2019
Comparte

“Mi palabra favorita del maya que se usa en español y que me parece la más linda es chamaco”, cuenta Fidencio Briceño Chel, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, donde coordina la sección de lingüística.

Chan en maya peninsular significa pequeño. Maák significa persona, continúa con la explicación Briceño.

Y así “chamaco”, es una forma muy linda de llamar a los muchachitos, a las personas pequeñas en México, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Lo que la mayoría conoce como “lengua maya” es en realidad una familia lingüística de alrededor de 30 lenguas diferentes.

Son las que se usan en el extenso territorio del mundo maya, que abarca el sureste de México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador.

Vienen de la familia lingüística llamada protomaya y aunque tienen algunas características afines, son completamente distintas entre sí. Algunos de los hablantes de las diferentes lenguas se pueden entender entre ellos, pero no la mayoría.

Pizza.

Getty Images
Un cachito es una parte de algo.

Mayismos lindos

BBC Mundo habló con distintos expertos en lingüística maya para que nos compartieran mayismos, o vocablos de esa lengua que son usados comúnmente por los hablantes del español.

Para Briceño, otro de sus mayismos favoritos es cachito. Es un pedacito, a una parte pequeña de algo.

“Es una onomatopeya. Cuando se rompe algo, por ejemplo un pedazo de madera, suena cach, que es un clasificador de lengua maya para cosas partidas y de ahí se formó la palabra cachito”, dice Briceño.

“Y una vez me sorprendí cuando en argentina oía que a alguien dijo que le iba a dar un patatús“, cuenta.

Explica que es una oración que dicen mucho los mayas.

Patatús es un conjunto de palabras mayas que significa una muerte fingida, un desmayo.

Campeche, es el nombre de un estado en el sureste de México. Pero en maya significa cuatro garrapatas.

“La región era conocida como la de los cuatro reinos de los Peech, que significa garrapata y era un apellido”, explica el lingüista maya.

Ahora, según el diccionario de la lengua española, campechanosignifica “afable, sencillo, que no muestra interés alguno por las ceremonias y formulismos”, que proviene del mismo gentilicio y que es como se definen a si mismos los oriundos de Campeche.

Además, les gusta hacer mezclas, por lo que en la práctica, y según el diccionario, se puede pedir un plato campechano, compuesto por diversos alimentos, o una bebida campechana, que implica que tendrá la mezcla de distintos licores.

El cacao es maya

Para Miguel Güémez, autor del Diccionario breve del español yucateco, el mayismo que más le gusta es cacao.

Cuenta que es una voz de origen maya, que por mucho tiempo se pensó que era náhuatl.

“Gracias a trabajos arqueológicos en distintos lugares de México y Guatemala se encontró el glifo de la palabra cacao. Así muchos expertos tuvieron que aceptar su origen maya”, dice quien es también miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Además, dice, hace sentido porque esta planta se da en zonas tropicales.

Cacao.

Getty Images
La palabra cacao es de origen maya. Es en zona tropical que se da esta planta, dice Güémez.

Es su favorita porque, además de sus valores nutricionales y que se le conoce como “el alimento de los dioses”, es una voz que se ha utilizado en casi todos los idiomas del mundo con pocas variaciones fonéticas.

Siguiendo con la comida, el experto nombra al pibil. En México se relaciona inmediatamente con la “cochinita pibil”, un guiso de cerdo. Pero en realidad significa “asar bajo tierra y puede ser cualquier alimento”, dice el académico.

Explica que es una manera prehispánica para preparar alimentos y también para conservarlos, que se sigue usando hasta hoy.

También lo es cenote, que es ahora una palabra mundialmente conocida por todos los turistas que visitan la península de Yucatán, donde abundan estas formaciones.

El nombre viene del maya tz’onot que significa pozo o caverna con agua.

Chacmool, como en distintas partes del mundo se le conoce a la figura de una deidad acostada con las rodillas dobladas y una vasija sobre el vientre, viene del maya “aunque en realidad significa jaguar de garra roja”, explica Güemez.

un desmayo.

Getty Images
Patatús para los mayas es una muerte fingida, un desmayo.

Anolar significa disolver algo lentamente en la boca, por ejemplo un dulce o una pastilla. Se diferencia de chupar en que no se usan los dientes.

“En Yucatán es un verbo muy especifico y es una aportación maya al mundo porque es el único verbo y es una de la primeras voces mayas que incorpora el diccionario de la lengua española, hace como 50 años”, cuenta el autor.

“Lengua dulce”

La lengua maya es muy bonita, muy dulce, explica Fidencio Briceño Chel, que también dirige el Centro de capacitación, investigación y difusión humanística de Yucatán.

Dice que la acentuación propia de los yucatecos viene de la maya, que es una lengua tonal.

Chacmol.

Getty Images
Chacmool signfica “jaguar de garra” roja, pero ahora es como se conoce a la figura de una deidad reclinada que porta una vasija.

“Para nosotros es muy importante el tono y puede cambiar mucho”

Por ejemplo cach significa que algo se rompió y caach que se rompió solo.

“Implica que nadie es culpable. Es algo que los lingüistas llamamos voz medio pasiva. Así sucedió o así lo quiso el destino. No eres culpable, ni tu, ni yo, ni nadie”.

Es propio de la cultura maya buscar que las cosas estén tranquilas, en paz. Está en la lengua y en la cultura.


Este artículo fue elaborado para la versión digital de Centroamérica Cuenta, un festival literario que se celebra en San José de Costa Rica entre el 13y el 17 de mayo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=HT9u-MOrhXU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.