Los dramáticos mensajes enviados desde el barco hundido
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los dramáticos mensajes enviados desde el barco hundido

"Esta debe ser mi última oportunidad para decirte que te quiero", escribió un estudiante que viajaba en el ferry surcoreano a su madre. Casi 300 personas siguen desaparecidas.
18 de abril, 2014
Comparte
korea ferry ap

Familiares esperan noticias de sus seres queridos después de que un ferry zozobrara en las costas de Corea del Sur, el miércoles 16 de abril de 2014. Foto AP

Con casi 300 personas todavía desaparecidas, tras el hundimiento de un ferry lleno de estudiantes frente a la costa de Corea del Sur, empiezan a surgir los primeros reportes de mensajes de texto enviados por los que quedaron atrapados.

“Esta debe ser mi última oportunidad para decirte que te quiero”, escribió el estudiante Shin Young-Jin a su madre desde el buque.

“Yo también te quiero”, le respondió su madre, claramente ajena a la crisis desatada en el barco en el que viajaba su hijo.

Según el diario Korea Herald, Shin Young-Jin figura entre las 179 personas rescatadas del barco que transportaba a un total de 462 pasajeros, hasta el momento se han reportado un total de 20 fallecidos.

Lea también: Investigan hundimiento de ferry

“El barco está muy inclinado”

Pero muchos otros padres que recibieron este tipo de mensajes no han tenido la misma suerte.

La agencia AFP reportó otro intercambio de mensajes con estudiantes a bordo.

Estudiante: “Papá, no te preocupes. Estoy llevando un chaleco salvavidas y estoy con otras chicas. Estamos dentro del barco, todavía en el vestíbulo”.

Padre: “Sé que el rescate está en camino. ¿Pero no tendrías que estar esperando fuera en la barandilla? Trata de ir si puedes”.

Estudiante: “El barco está demasiado inclinado. El vestíbulo está lleno de gente”.

La estudiante que envió estos mensajes sigue desaparecida.

“Haz lo que te digan”

Otro intercambio publicado en los medios surcoreanos fue entre un estudiante y su hermano cuando el barco empezó a tener problemas.

Estudiante: “El barco chocó contra algo y no se está moviendo. Dicen que la guardia costera acaba de llegar”.

Hermano: “No entres en pánico. Tan sólo haz lo que te digan y todo estará bien”.

Pero no se volvió a dar ninguna comunicación.

Un superviviente dijo que “hubo un anuncio ordenándonos permanecer quietos, pero el ferry ya se estaba hundiendo”.

Algunos padres permanecieron en contacto con sus hijos por teléfono hasta que las líneas se cortaron.

Park Yu-Shin, cuya hija se encuentra entre los desaparecidos, le dijo a AFP que habló con su hija mientras ésta lidiaba con la emergencia.

“Me decía: nos estamos poniendo los chalecos salvavidas. Nos dicen que esperemos y nos quedemos quietos, así que estamos esperando. Puedo ver un helicóptero”, dijo Park, cuya hija todavía está entre los desaparecidos.

“Quería vivir”

Todavía no está claro que provocó el hundimiento del ferry, que transportaba en su mayoría a estudiantes, pero los supervivientes aportaron testimonios similares sobre lo que pasó este miércoles, así como las escenas de caos que se vivieron a bordo.

“Hubo un fuerte ruido y el bote empezó a hundirse inmediatamente por un lado”, dijo Kim Song-Muk, uno de los pasajeros rescatados.

“La gente se amontonó para alcanzar la escotilla exterior, pero era difícil con el barco volcado hacia un lado”.

El estudiante Lim Hyung-min narró cómo saltó al océano con otros jóvenes llevando un chaleco salvavidas y nadó hacia un bote de rescate cercano.

“Como el ferry estaba temblando e inclinándose, tropezábamos y chocábamos unos contra los otros”, dijo Lim, añadiendo que algunas personas estaban sangrando.

Una vez saltó al océano “estaba tan frío.. Me apuré, pensando que quería vivir”.

Críticas al rescate

Imágenes de la escena mostraron a equipos de rescate en el ferry accidentado sacando a adolescentes por las ventanas de las cabinas, mientras que otros saltaban al mar a medida que el barco se hundía.

El pasajero Koo Bon-Hee, de 36 años, contó a la agencia AP que mucha gente quedó atrapada dentro porque las ventanas eran muy difíciles de romper.

Él quería escapar antes pero el anuncio pidió a los pasajeros que se quedaran quietos. Ko Bon-Hee criticó el rescate, alegando que hubo tiempo suficiente para evacuar a los pasajeros y que muchos habrían sobrevivido tan sólo saltando al mar y esperar ser rescatados.

Otro superviviente dijo a la televisión local: “El anuncio nos dijo que nos quedáramos quietos, pero el barco ya se estaba hundiendo y habían muchos estudiantes que todavía no habían salido del barco”.

Kim Seong-mok dijo a la televisora coreana YTN que estaba “seguro” de que mucha gente estaba atrapada dentro del barco cuando el agua se empezó a filtrar rápidamente y la inclinación del barco les impidió llegar a las salidas.

Heroína

También se han dado reportes de actos heroicos a bordo.

Se ha dicho que una integrante de la tripulación, Park Ji-young, de 22 años, perdió su vida cuando trataba de asegurarse de que todos los pasajeros de los pisos superiores llevaran chalecos salvavidas y encontraran la salida.

“Le pregunté varias veces por qué no llevaba primero un chaleco salvavidas. Park sólo dijo que saldría del barco después de asegurarse de que todos los pasajeros estaban fuera”, dijo un superviviente a medios locales.

“Park empujó a los conmocionados pasajeros hacia la salida incluso cuando el agua le llegaba al pecho”.

Según reportó el Korea Herald, la joven empezó a trabajar para la compañía en 2012, para apoyar a su familia con su sueldo.

Cuando su cuerpo llegó al hospital, dijo el medio, su madre gritó: “No puedo creer que nos hayas dejado”.

Contenido relacionado

**Nota publicada el 17 de abril de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tan lento como sea posible: 'la pieza musical más larga del mundo' planeada para sonar hasta 2640

Una obra experimental del compositor John Cage comenzó a sonar en 2001 y, si todo sale según lo planeado, deberá poder escucharse durante más de 600 años.
15 de septiembre, 2020
Comparte
El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
El órgano está ubicado en una iglesia de Alemania.

Tan lento como sea posible.

Ese es el título una obra musical avant-garde del compositor estadounidense John Cage (Los Ángeles 1912 – Nueva York, 1992).

El título de la melodía no es una metáfora, por el contrario, el objetivo es que sea “la pieza musical más larga y más lenta del mundo”.

Desde 2001, un órgano especialmente diseñado para esta melodía comenzó a interpretar la obra en la iglesia San Burchardi, en Halberstadt, Alemania.

Tuvo una pausa de 17 meses y, desde entonces, el sonido del incesante del órgano retumba entre las paredes de la iglesia.

Aquí puedes escuchar cómo suena Tan lento como sea posible:

Pueden pasar años entre un cambio de acorde y otro. Desde que comenzó el concierto, solo ha habido 14 cambios de acordes.

El más reciente fue el pasado 5 de septiembre. Antes de eso, el órgano había sostenido la misma nota desde 2013.

El próximo cambio de “Tan lento como sea posible” está programado para el 5 de febrero de 2022.

A ese ritmo de interpretación, el concierto terminará en 2640.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
Los operarios del órgano utilizan bolsas de arena para sostener los arcordes.

¿De qué se trata la pieza?

Tan lento como sea posible es parte del Órgano John Cage, un proyecto artístico que tiene la misión de interpretar la melodía que el artista compuso en 1985.

Rainer Neugebauer, director del proyecto, dice con esta obra Cage buscaba liberar los sonidos de cualquier intención, retórica o moralidad.

“Es un proyecto de arte a la vez radical, irritante, abierto y extremadamente delicado”, le dice Neugebauer a BBC Mundo.

Según Neugebauer, el hecho de tener acordes sostenidos produce la sensación de que “el tiempo está detenido” o de que surge la noción de eternidad.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
La partitura está planeada para interpretarse durante más de 600 años.

La obra, según los encargados del proyecto, también es un “símbolo de confianza en el futuro”.

Música en medio de la pandemia

Para cada cambio de acorde, un grupo de operarios intercambian los tubos metálicos del órgano y añaden bolsas de arena para lograr y mantener lo que dicta la partitura.

Muchos de los fanáticos que llevaban siete años esperando este momento, tuvieron que conformarse con ver el cambio de acorde a través de una pantalla gigante, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Iglesia

Reuters
Cientos de fanáticos llegaron a ver el cambio de acorde, pero debido a las restricciones por el coronavirus no todos pudieron entrar a la iglesia.

Según Neugebauer, la pandemia ha reducido significativamente el número de visitantes que reciben, por lo que también reciben menos donaciones.

Aun así, Neugebauer es optimista con el futuro del proyecto.

“Quizás en 2620, 20 años de que termine la interpretación según lo planeado, alguien diga: ‘Oh, esto no es lo más lento posible, vamos a tocarlo un poco más lento y le añadiremos algunos años o siglos’”, concluye Neugebauer.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6kQ0oCfV43I

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&t=47s

https://www.youtube.com/watch?v=jizwCrw_WEU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.