Pese a bloqueos, logran Cadena Humana Vs Ley Telecom
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Pese a bloqueos, logran Cadena Humana Vs Ley Telecom

Pese a los obstáculos que significaron la Policía del Distrito Federal y el Estado Mayor Presidencial para la manifestación, se logró una cadena humana y una marcha improvisada contra la Ley Telecom.
Por Tania L. Montalvo
27 de abril, 2014
Comparte

El primer obstáculo para que este sábado siete mil ciudadanos y el Frente por la Comunicación Democrática lograran formar una cadena humana en contra de la legislación secundaria en materia de Telecomunicaciones fue el Estado Mayor Presidencial y la policía del Distrito Federal, quienes bloquearon los accesos peatonales y vehiculares hacia la Residencia Oficial de Los Pinos, punto desde el que arrancó la protesta.

A Los Pinos apenas pudieron llegar diez ciudadanos, el senador panista Javier Corral —uno de los principales promotores de esta manifestación— y algunos medios de comunicación. El resto se quedó en las inmediaciones, sobre la calle de Chivatito o Parque Lira, en donde con el argumento de que el área es zona federal “y no se permiten protestas”, policías y elementos del Estado Mayor Presidencial cerraron el paso.

El pequeño grupo de manifestantes que aseguró protestar porque “la iniciativa enviada por Enrique Peña Nieto al Senado (en materia de telecomunicaciones) beneficia a Televisa, atenta contra derechos fundamentales, no promueve competencia efectiva, está trazada bajo un propósito de control gubernamental, establece la censura de Internet y debilita a medios públicos”; se vio obligado a abandonar Los Pinos para buscar otro sitio para iniciar su protesta.

“No nos dejaron llegar hasta la puerta 4 de Los Pinos, una manifestación pacífica que se encuentra con este operativo violatorio a nuestro derecho al libre tránsito”, dijo el senador Javier Corral.

Por más de una hora, los manifestantes buscaron la manera de iniciar la cadena humana desde Los Pinos, pero los bloqueos los obligaron a caminar hasta Paseo de la Reforma, a la altura del metro Auditorio para comenzar a tomarse de las manos.

En ese punto, a la protesta se unió el fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas —que también es parte del Frente por la Comunicación Democrática— y la politóloga y analista, Denisse Dresser, quien acusó que el presidente Enrique Peña Nieto quiere adueñarse de las calles colindantes a su residencia.

“Ganamos tiempo”

Al mediodía del sábado, los organizadores reportaban que en cada uno de los siete puntos restantes de reunión —Metro Auditorio, Museo de Antropología, Estela de Luz, Ángel de la Independencia, La Palma, Avenida Chapultepec y Televisa— ya se había reunido un contingente de al menos 200 personas y que estaban listos para tomarse de las manos e intentar completar la Cadena Humana contra la legislación en materia de Telecomunicaciones.

Cárdenas decía a medios que la Cadena serviría para manifestar el malestar de la ciudadanía a que le quiten “el derecho al ejercicio de derechos básicos como es el de expresión e información”.

“Estamos porque no haya censura, estamos porque las leyes secundarias sean acordes, congruentes con la legislación (…) se evite la concentración de medios (…)”

Según el fundador del PRD el hecho de que la discusión del dictamen sobre telecomunicaciones se haya retrasado en el Senado a un periodo extraordinario que posiblemente se celebre en junio, es tiempo para “realmente trabajar” en el proyecto.

Corral, por su parte, consideró que “se ganó tiempo” para que la sociedad se informe y opté por participar y rechazar una legislación que va en contra de los derechos de la ciudadanía.

“Se logró la cadena humana”

Tras esquivar el bloqueo del Estado Mayor Presidencial y de la policía capitalina, finalmente la Cadena Humana comenzó a formarse cerca de las 12:15 de la tarde sobre Paseo de la Reforma.

Gritos de “no a la censura”, “fuera Televisa”, “yo sí leo, no veo Televisa”, no pararon. La gente se tomó de las manos o entrelazó los brazos para manifestar su oposición a la legislación en materia de telecomunicaciones que está pendiente de discutir en el Senado y que, al menos en la iniciativa entregada por el presidente Peña Nieto, contempla que Gobernación tenga control sobre los contenidos o el bloqueo de la señal de Internet durante eventos masivos.

Pero la Cadena Humana duró poco: en cuanto Corral y Cárdenas comenzaron a caminar por Paseo de la Reforma para ver la protesta, la gente decidió marchar en bloque detrás de ellos. Hubo muchos esfuerzos por intentar organizarlos, pero casi todos fallidos; largos tramos de esa avenida lucieron vacíos hasta que organizaciones juveniles que estaban frente al Museo de Antropología pidieron a los políticos que avanzaran tomados de las manos.

A las 13:10, el contingente que marchó con los dos políticos se unió con el grupo liderado por el poeta Javier Sicilia en la Estela de Luz, por lo que se anunció que se había completado la cadena humana con 7,000 personas participando desde Televisa hasta la Residencia Oficial de Los Pinos, un tramo aproximado de siete kilómetros.

Algunos de los participantes decidieron continuar en manifestación hacia la sede del Senado de la República, en donde se instaló un templete y equipo de sonido para un mensaje final. A éste se unieron los principales promotores de la protesta: el senador Javier Corral, Cuauhtémoc Cárdenas, el senador perredista Alejandro Encinas y el actor Daniel Giménez Cacho.

Reiteraron su rechazo a la legislación secundaria en materia de Telecomunicaciones que, dicen, atenta sobre los derechos de comunicación y de información de los mexicanos.

Mientras daban su mensaje final tras casi cuatro horas de protesta, el contingente estaba formado en su mayoría por integrantes del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, que aseguraron oponerse a la legislación porque atentaría contra sus derechos laborales.

Líderes del sindicato que se identificaron como delegados, pasaron lista a los agremiados que gritaban porras para su líder Francisco Hernández. Algunos escuchaban el mensaje de oposición a la legislación de telecomunicaciones, pero otros optaron por dispersarse en las inmediaciones del Senado en la plaza Louis Pasteur para consumir bebidas alcohólicas como cervezas o vodka.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Una explosión en el hotel Saratoga de La Habana, Cuba, deja al menos 22 muertos y 70 heridos

La Presidencia de la isla dijo que "investigaciones preliminares indican que la explosión la provocó un escape de gas".
6 de mayo, 2022
Comparte

Varias personas murieron y decenas más resultaron heridas este viernes tras una fuerte explosión que provocó grandes daños al hotel Saratoga, uno de los más caros y exclusivos de La Habana, la capital de Cuba, según confirmaron las autoridades.

De acuerdo con la Presidencia de la isla, “investigaciones preliminares indican que la explosión la provocó un escape de gas”.

El primer secretario del Partido Comunista en La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, en principio indicó al diario Granma que se había podido confirmar la muerte de cuatro personas y al menos 15 heridos.

Más tarde, se reportó que el saldó subió a 22 personas fallecidas y 70 lesionadas.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, estuvo en el lugar de la explosión, acompañado del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y el presidente de la Asamblea, Esteban Lazo.

 

 

Sulma Rodríguez, una residente de Centro Habana, cercana al lugar de los hechos, contó a BBC Mundo que poco antes de las 11:00 AM (hora local) se sintió un “estruendo muy fuerte” y luego vio una “bola de humo” hacia la zona del Capitolio.

El sitio oficialista Cubadebate informó que los equipos de emergencia se dirigieron al lugar y cerraron varios accesos en calles aledañas, “pues hay peligro de que colapse la estructura”.

“Hay mucha gente que está reunida allí, pero la policía está cerrando el lugar, se oyen muchas ambulancias y carros de policía pasar”, contó Rodríguez.

Construido originalmente en 1880 para almacenes, viviendas y casa de huéspedes, el Saratoga pasó a ser hotel en 1933 y luego, como muchos edificios de La Habana, quedó abandonado y en ruinas.

Estuvo así por años antes de ser restaurado. Se volvió a utilizar como hotel de cinco estrellas a partir de 2005.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-Vto6Gt3SeI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.